Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Dia de resaca y la muela

domingo, 1 de enero de 2017



Todavía me dura la resaca, tengo que revisar una tesis, preparar el esquema de un proyecto y otras mil pequeñas molestias, pero no me he podido hacer ánimos para levantarme de la cama, en la casa están todos igual, hay un desorden espantoso y nadie se ha tomado la molestia de tratar de arreglarlo.

No me queda otra alternativa que poner un par de videos del año nuevo, los mejores me los tengo que guardar por la procacidad del lenguaje y las muchas cosas desatinadas que dije y prefiero que queden en el rincón oscuro del más perfecto olvido. La cosa es que -como pueden ver- la pasamos bastante bien, yo cuando tomo alcohol me pongo siempre alegre y payaso, como éramos solo cuatro personas de gran confianza me sentía especialmente contento y creo que esta fue una de las mejores celebraciones que recuerdo, aunque todo fue improvisado, porque ni siquiera alcancé a instalar una luz en el patio. Comprobé una vez más algo que sabía hacer rato, que se necesita muy poco para sentirse feliz: algo de alcohol, buena compañía y ya está.

Viendo los videos puedo comprobar como me llegó el viejazo, ese momento tan temido cuando uno no se reconoce y cuesta aceptar el deterioro físico y moral (ja-ja) de la edad avanzada, solo puedo decir igual que mi viejo amigo el Pepe Drago después de su primera operación "pensé que no lo iba a soportar, pero ahora ni me importa, es como si nada". Lo mismo puedo decir y creo que cuando quede pelado va a pasar la misma cosa, igualito.

Claro que entre mis determinaciones de año nuevo, he decidido ponerme las muelas que me faltan, porque cada vez que me río me puede pasar un elefante por los espacios que me quedan en la boca, aunque eso será solo si llego a vencer mi terror irrefrenable de ir al dentista y en el muy improbable caso que me sobre plata. Como creo que ninguna de esas condiciones se van a cumplir, el doctor Lostanau de Tacna tendrá que seguir esperándome, fuí hace como dos años y quedé de volver la semana siguiente... nunca más.

Me da la impresión que el doctor Juan Lostaneau no es ni la sombra de su hermano, Gonzalo, que fue el único dentista al que le he tenido confianza en mi vida ¡que gran profesional era Gonzalo Lostaneau! Lástima que no trabaja hace muchos años pero nunca volví a conocer otro igual, hasta le escribí una pequeña nota en mi antiguo sitio web, en los años noventa, la pueden leer aquí

Don Gonzalo era un solucionador nato de problemas, en comparación cuando fui donde su hermano me hizo una limpieza y me mandó a sacar una radiografía panorámica, por supuesto que no me saqué nada, su hermano tenía una pequeña maquinita y sacaba la radiografía de inmediato, uno iba a su consulta y salía con el presupuesto en la mano. Un día para el presupuesto y otro para el trabajo: chao doctor, hasta 15 años más.

Los doctores modernos en cambio son de otro estilo, tienden a crear clientes dependientes que vayan una y otra y otra vez a la consulta, además ni se les ocurre preguntar que es lo que uno quiere, son ellos en su posición de sabelotodos que ordenan al "paciente" lo que debe hacerse, que diablos ¡si el cliente soy yo, si me equivoco que sea por mi culpa y no por una mala decisión del doctor!. Bueno, mejor me olvido de las muelas que me faltan, tal vez vaya donde un mecánico dental para que me ponga unas de madera y listo, total, solo quiero tapar el espacio.

Bueno, bueno, no quiero escribir mucho hoy porque maté demasiadas neuronas anoche, hay que dejar descansar a las pocas que sobrevivieron, por lo tanto mejor los dejo con otro video, aquí va:

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ah buena salsa...salsa dura el gran Hector Lavoe.

2 de enero de 2017, 00:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Gran música, Héctor Lavoe "El Cantante" y Willy Colón

2 de enero de 2017, 01:03

 
Blogger Frx said...

Hoy cuando uno va al doctor este pide demasiados exámenes. En cambio cuando era más chico, recuerdo que a uno lo miraban, le apretaban por aquí y por acá y listo, ya se sabía qué hacer. Los exámenes eran más por si las dudas.

2 de enero de 2017, 15:44

 
Anonymous Elias said...

Es verdad eso de los doctores, antiguamente el doctor veia solo un par de cosas y te daba el diagnostico. Hoy te hace una pila de examenes.....

Y hablando de medicos, propongo que a los nutricionistas los hagamos callar un buen tiempo. Por culpa de ellos, uno no puede comer tranquilo sin que aparezcan para hablar sandeces, y amparados por politicos nefastos como girardi y demases...MATENLOS

2 de enero de 2017, 19:46

 
Blogger Frx said...

Elias, los nutricionistas a veces no se ponen de acuerdo ni entre ellos. Por mucho tiempo he oído de lo nefasto que es el chocolate y de repente salen con que es saludable, que luego igual hace mal o que es sólo el cacao lo bueno. También he escuchado a algunos decir que el mate da cáncer entre otras tonteras que preferiría no recordar.

2 de enero de 2017, 22:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, los exámenes son toda una industria aparte, muchas veces alimentada por seguros de salud mal diseñados, hipocondriacos y todo eso. Es una mina de oro.

Elías, si, estoy de acuerdo en que la idea de "nutrición" está pésimamente enfocada, se enseña mal y llegamos a esta situación en que un año dicen que comer alfalfa cura el cáncer mientras que al año siguiente aseguran que comer alfalfa produce cáncer, todo respaldado por estudios más que chantas y truculentos. También hay toda una industria detrás de esa obsesión por "la buena salud"

2 de enero de 2017, 22:45

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas