Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Opinión pública y el acto estúpido

lunes, 20 de febrero de 2017


Disclaimer
Este Templo del Ocio no es un blog dedicado  la política ni ,mucho menos, lo que pasa es que el gobierno Bachelet da mucho tema para comentar. Trato de cambiar de tema pero aparece una y otra vez alguna estupidez desde el gobierno o sus partidarios -los que quedan, a estas alturas- y no me queda otra que comentarlo, creo que tendré que armar una serie (algo como La República Socialista de Chile) que se podría llamar El Gobierno Bachelet. Trato de cambiar de tema pero me aparecen tres o cuatro cosas sobre las que me urge escribir, que diablos. Mis disculpas a los lectores extranjeros, que son más o menos el 50%, pero ya volverá la normalidad, paciencia.

El efecto Twitter de sistema cerrado
Twitter es un buen termómetro de opinión pública, aunque sesgado porque nuestros contactos son normalmente afines a nuestras opiniones políticas, así es como nos crea la sensación que "todo el mundo" piensa como nosotros. Me imagino que habrá gente de izquierda convencida que "todo Chile" exige derogar la constitución actual y hacer una nueva mediante una asamblea constituyente, esa clase de alucinaciones se explican si pensamos que nuestros 3.000 o más seguidores ponen mensajes todos los días en ese sentido.

A mi también me pasa que muchas ideas políticas que comparto las veo tan repetidas que no me explico como no hay una revolución que encarcele a los actuales ladrones y coloque a otros, los que a mi me caen bien. Esta falsa sensación de consenso es lógica y se explica por los entornos cerrados que se crean entre los contactos de Twitter, donde generalmente todos se encuentran la razón.

Twitter no es para discutir 
Tampoco es posible discutir en 140 caracteres, es absurdo, así es que cuando leo algo que me parece estúpido o ignorante, simplemente lo coloco así, y después incluyo mi respuesta en este Templo del Ocio. Entremos en materia:

El falso dilema de igualdad ante la ley
Leo un twitter donde dice "Todos son iguales ante la Ley, excepto los que no entregan los mails o los borran" se refiere a los que se han negado a entregar sus mail personales cuando la Fiscalía les ha pedido que lo hagan "voluntariamente" o a los que simplemente los han borrado. ¿Que tiene que ver la igualdad ante la ley con esto? Es una idea muy tonta, ninguna ley nos obliga a entregar nuestros mail "voluntariamente", menos a una institución tan corrupta y poco transparente cono es la Fiscalía, donde cada semana aparece un escándalo de abuso o aplicación torcida de la ley.

Los fiscales politizados
El proceso de pedir información "voluntariamente", acompañados de amplia publicidad, es matonesco y anti-jurídico porque vulnera la presunción de inocencia. También es un abuso porque nadie puede ser obligado ni presionado a incriminanrse a si mismo, en el caso que los mail tuviesen algo que pueda perjudicarlos. No existe ninguna desigualdad ante la ley, lo que hay es una conducta ruin del Ministerio Público.

Sin embargo gente común y corriente apoya estas actuaciones, sin darse cuenta del mal uso que se les podría dar -de hecho se le han dado- invirtiendo el peso de la prueba y fomentando los "juicios populares" con una grosera intención política. Casualmente o no, todos los juicios donde los fiscales usan estas curiosas solicitudes "voluntarias" tienen alguna connotación política, eso es un hecho.

La opinión pública y su acto estúpido
La gente común, de manera tonta e ignorante los apoya, con el mismo grado de estupidez con que apoyaron en su momento a la Reforma Procesal Penal, al Transantiago, a la Reforma Tributaria y al mamarracho de la Gratuidad Universitaria. Después que se han visto los resultados de estas "reformas" todos abjuran y abominan de ellas pero ¿qué pasó en su momento, cuando se tuvieron que aprobar en el congreso? Hubo miles, tal vez millones de estúpidos que salieron a defenderlas, sin darse cuenta de lo que estaban haciendo.

CVA "Como voy yo ahí"
Las personas comunes -o sea los tontos- toman posición según les convenga o no a sus simpatías políticas, cualquier medida que se proponga. Por ejemplo los de oposición consideran muy justa la exigencia de entregar mails cuando se trata de un personero de gobierno, o de alguien relacionado con CAVAL, y dan razones que son un insulto a la inteligencia: "el que nada hace, nada teme" o esta otra joyita muy parecida a algo que escribió Evo Morales hace tiempo "Un delincuente es un delincuente desde el momento en que comete un delito, no después que el juez lo condena" ¿como es posible que en Chile exista ese nivel de estupidez'

Esto no es garantismo, al contrario
Yo jamás he sido defensor de los absurdos procedimientos garantistas que introdujo la Reforma Procesal Penal, pero el derecho a un juicio justo, la presunción de inocencia, el derecho a no auto inculparse, etc. son cosas que siempre han existido, en el sistema antiguo y en el nuevo. Habiendo conocido el sistema antiguo diría que antes estaban mucho mejor defendidos esos derechos.  Pero la opinión ignorante es visceral, no piensa sino que inventa argumentos para ajustarlos a las conclusiones que les gustan.

La percepción equivocada del problema
Creo que es un error pensar que existe una camarilla de "malos políticos" que se aprovechan engañando a la gente, ese no es el verdadero problema ni la solución tampoco pasa por cambiarlos por "buenos políticos", otra idea profundamente tonta y equivocada.

El problema real es que existe una opinión pública visceral, estúpida, incapaz de pensar y que toma posiciones por una especie de reflejos condicionados, ellos -es decir todos nosotros, los que votamos, o por lo menos la mayoría del universo electoral- somos los verdaderos culpables de la corrupción, los fiascos y los pésimos gobiernos que elegimos una y otra vez. Nosotros, los votantes, no otros, tenemos la culpa de ser más pobres que hace más de una década.

El acto estúpido
La estupidez -el acto estúpido- se puede definir como alguien que toma decisiones que lo van a perjudicar, pese a que es fácil darse cuenta de ello, creyendo que está en lo correcto. Si hay un incendio y alguien corre hacia las llamas creyendo que así se va a salvar, está cometiendo un acto estúpido. Bueno, millones de chilenos lo han cometido una y otra vez. Cuando apoyaron la Reforma Procesal Penal, el Transantiago, la Reforma Tributaria, esa que iban a pagar"los poderosos de siempre", el Royalty Minero y cuanta idiotez se le ha ocurrido a los políticos.

Claro, hoy nadie apoya esas políticas, pero ¿donde estaban cuando se propusieron? Estaban votando por Lagos, Bachelet y Piñera. Aunque ahora simulen amnesia y reclamen indignados, en su momento apoyaron cada una de esos mamarrachos. ¿Con que derecho hoy se quejan?. Si no me creen, solo vean las encuestas de opinión, donde queda al desnudo lo brutos y básicos que somos en términos sociales, las mismas personas contestas dos preguntas en sentido exactamente opuesto:


Yo creo que en esas dos respuestas de las mismas personas en sentido totalmente opuesto, muestran que nuestra opinión pública responde exactamente a esa frase atribuida a Eduardo Matte Pérez "Lo demás es masa influenciable y vendible; ella no pesa ni como opinión ni como prestigio".

La verdadera causa y su efecto
Los problemas de corrupción y pésimos gobiernos no son causados -como se piensa ingenuamente- por un puñado de sinvergüenzas, ellos solo son un sub producto de la verdadera causa, que es una opinión pública estúpida, con capacidad para apoyar las tonteras más grandes y de equivocarse una, y otra, y otra, y otra vez. Esa es la verdadera causa, no los políticos "corruptos" que solo sacan provecho de la estupidez de la opinión pública. Mientras la opinión pública no mejore, todo seguirá igual o más bien peor.

Por eso no queda otra opción que educar, educar y educar. Esa es la única manera de salir, poco a poco de el círculo vicioso de opiniones estúpidas en que estamos metidos y esa es la razón por la que les doy tanta lata con el gobierno Bachelet, nada personal, es solo con fines educativos.

17 Comments:

Blogger EDO said...

El problema es que tras las reformas ( especialmente tributaria) de bachelet los desastres ahora son de otro tipo: El fisco no tiene plata, la economia no crece, no hay empleo. Imaginen el oferton que viene en materia economica de los proximos candidatos.

19 de febrero de 2017, 23:13

 
Anonymous Wilson said...

Hay un articulo de Cesar Barros en el suplemento Negocios de la Tercera de este domingo. Sorry no pude linkearlo y es muy grande para pegarlo.
Sugiere lo que podemos esperar este año, dada la perdida de capital politico del gobierno y los partidos...

20 de febrero de 2017, 00:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Le daré un vistazo

20 de febrero de 2017, 00:51

 
Blogger Jose Cornejo said...

Excelente columna la de hoy, Tomás.

"el problema no es el problema, sino tu actitud frente al problema"

El tema en cuestion es que nuestra sociedad aparte de estúpida, es masoca. se siente bien, a mi juicio, torturandose al elegir a tremendos carerrajas y papanatas declarados para que gobiernen los destinos de la nacion y se sientan con derecho a dirigir nuestras vidas.

Nuestra clase politica tiene cada vez menos peso que un paquete de cabritas, los "revolucionarios", "contestatarios", "indignados" se reflejan a un estereotipo donde reflejan más bien el odio que se tienen más a si mismos que al sistema, segun un comercial de celulares, muy lejos de la realidad.

Pero seguimos eligiendo a los mismos... mientras no cerremos ese circulo, nunca saldremos de alli

20 de febrero de 2017, 12:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A las personas nos produce placer que nos mientan, aunque sepamos que es mentira. A la mina que sabe que es "fea" le encanta que le digan que es "linda" lo mismo pasa con los hombres, al viejo chuñusco con plata le gusta que le digan que es "atractivo", "tincudo" o lo que sea, aunque tenga claro que lo buscan solo por el billete. Los políticos conocen ese truco y les va muy bien usándolo.

A mi me encanta cuando me dicen que ni se me nota la panza y la pelada :((

20 de febrero de 2017, 12:11

 
Blogger Frx said...

Lo de fiscalía me recordó el juicio a Hank Rearden en La Rebelión de Atlas donde éste dejó en jaque a los jueces diciendo que no iba a ayudar a disfrazar el asalto que le estaban haciendo como algo legal y voluntario.

20 de febrero de 2017, 12:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cuando los fiscales dejan de respetar las formas y el decoro, o cuando derechamente se comportan como matones delincuentes, la confianza pública se derrumba. Eso es lo que está pasando, un crisis de desconfianza. El Ministerio Público es algo que jamás se debió implementar en Chile, es una institución fallada de origen y eso no depende de las personas sino del diseño.

Es el diseño lo que permite que haya gente como Abbot, Chong, Gajardo y otros por el estilo persiguiendo delitos. En un sistema bien diseñado no habría cabida para sus abusos y cuchufletas

20 de febrero de 2017, 12:38

 
Anonymous Anónimo said...

educar, educar, educar, claro, esa es la clave, el problema que yo veo es que al parecer nadie tiene la intención de mejorar la calidad de la educación, nadie pareciera tener la intención de que las personas realmente se eduquen les interesa más bien mantenerlas en la ignorancia y estupidez, lo peor de todo es que yo creo que no se reforma la educación no por un tema de ignorancia de las autoridades (aunque sean también ignorantes!) si no que no se mejora de adrede, claramente la intención en NO educar, no vaya a ser que las personas comiencen a razonar, a pensar, a cultivarse, y se les venga abajo todo el tinglado de engaño; no, esto no tiene vuelta, como ves soy bien pesimista en este sentido, bueno, en varios en realidad jaja pero en fin, la estupidez como dijo alguien por ahí, es infinita y en ese mundo nos movemos, rodeados! Mira Tomás, pienso que es difícil encontrar personas con que uno pueda compartir temas importantes, yo por eso soy bien antisocial, la mayoría no se cuestiona nada, es "empelotante"! perdón por el francés, a mí me interesa todo lo que pasa y trato de estar informada de lo que pasa en este país y en el resto del mundo, pero si comento algo prácticamente nadie tiene idea de nada o lo encuentran irrelevante para sus vidas, por eso me encanta tu blog, leer los comentarios, aportas y aportan mucho para la reflexión, aprendo y me entretengo muchísimo, así que muchas gracias a todos!! un abrazo, Gemma

20 de febrero de 2017, 14:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Gemma, que bueno que comentes. Resulta que la educación formal en las escuelas, liceos y universidades está en medio de una crisis enorme, no solo en Chile sino que en todas partes, entonces pensar que los niños se van a educar en la escuela es bastante idealista, lo que tenemos son alumnos que no les interesa aprender nada con profesores que les da lo mismo si enseñan algo o no, o sea, da más o menos lo mismo lo que hacen todas esas horas que pasan encerrados, resulta irrelevante.

Los niños y la gente en general se educan principalmente en Internet, todavía no se nota porque son procesos que toman su tiempo, la gente ya está pasando más tiempo en Internet que con la televisión, es un cambio que ocurre ahora y se va a notar con el tiempo.

Los comentarios son como la sal, pimienta, aceite y vinagre de la ensalada, sin comentarios las entradas serían terribles de desabridas

20 de febrero de 2017, 14:45

 
Blogger Ernesto Garcia Alexandersson said...

Se quejan de las barbaridades que hacen los políticos. Pero es sólo un grupito que parece que tiene derecho a candidatearse y nunca hay un persona idónea para el cargo entre esos candidatos. ¿Por qué? ¿Los buenos son cortos de genio? Yo creo a que gente bastante inteligente no les atrae en absoluto ponerse a vociferar en una plaza. Y, además, necesita el respaldo de un partido, que sólo nombra como candidatos a los más asentados en el partido, que por dedicarse prácticamente a eso nada más, no les cruje el seso para nada más. Y ¿qiénes votan por ellos? Separemos el universo votante entr los más o menos inteligente y los más o menos tontos. Aunque yo me inclino por una mayoría de estos últimos y seamos imparciales. Mitad y mitad. Sumando los medianamente inteligentes con los medianamente tontos y dividiendo por dos, resulta que el promedio de los votantes es mediocre. Y en una democracia que se rige por mayorías, son los mediocres los que eligen. ¿Qué esperan estos inteligentes comentaristas?

20 de febrero de 2017, 18:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Ernesto!
Es un problema que -me parece a mi- tiene dos puntas
Por un extremo los políticos han ido creando y perfeccionando un sistema monopólico, oligarquico y lleno de barreras de entrada que los pone en la envidiable posición de colocar a quien les da la gana en la papeleta del voto. Son las directivas de partidos políticos -que ni siquiera son capaces de refichar 15.000 militantes las que tienen el privilegio casi exclusivo para nombrar a los candidatos, esa es la base del problema de representatividad y legitimidad.


En el otro extremo está el problema de una opinión pública poco educada, superficial y muy fácilmente influenciable, que ha sido manipulada por las oligruias políticas de modo que les permitan mantener este sistema.

Está repleto de potenciales buenos candidatos: José Piñera, Buchi desde luego, por quienes votaría a ojos cerrados. También hay una excelente segunda línea con lcaíno y mucha gente que no ha tenido acceso a la política, pero son bloqueados y ninguneados sistemáticamente por el establishment político. Mientras más talentosos, con más furia, envidia y resentimiento los atacan.

20 de febrero de 2017, 18:28

 
Blogger Ernesto Garcia Alexandersson said...

Se necesita una dictadura. No militar porque estos saben poco y nada de política, sino civil. Claro que debe contar con un respaldo militar, si no el dictador no dura más de un par de días. Pero no propongo una dictadura como las que hay alrededor del mundo y que también hubo en Chile. Sino un dictador elegido. Antes de definir las cualidades que deben tener los candidatos voy a eliminar la mayoría de loa mediocres que van a votar. Sólo podrán votar quienes tengan un título universitario de las carreras "difíciles". Además, también podran votar solamente los mayores de 55 años (la experiencia enseña mucho). Y los oficiales generales de las Fuerzas Armadas (los equivalentes a Coronel en el Ejército-activos y retirados - la seguridad del país lo exije. Un grupo de "sabios" (mayores de 60 años) nombrará unas 20 personas que, a su juicio son los mejores. Todos los mayores de 55 años escogerán a 5 de ellos. Esos 5 serán los cantidatos. ¿Quiénes votan? Ya lo mencioné más arriba.

20 de febrero de 2017, 18:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Tal vez ni con eso Ernesto, recuerda que los chiflados como Riesco, Mesina, Sfeir y un largo etc. de orates y corruptos tienen bastante más de 55 años. Y sobre el título universitario varios de los pelotudos más grandes que he conocido en mi vida ostentan el grado de doctor, aunque pueden ser mis amigos y excelentes personas me cortaría un brazo antes de verlos actuando en política.

En fin, tal vez un "golpe" de suerte nos arregla, ha pasado antes.

20 de febrero de 2017, 18:56

 
Anonymous Claudio said...

Más que demostrar credenciales, debiera ser obligatorio cursos de economía en la educación básica y media para que se entienda mínimamente cómo funcionan los flujos monetarios en una sociedad. Para aprender que el dinero no sale de los árboles, que cuesta generar riqueza y que el Estado debe administrar bien los dineros ajenos. De esa forma se mitigarían, al menos en parte, los caudillismos populistas que venden la pomá al populacho ignorante.

20 de febrero de 2017, 21:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Claudio, el problema con esa idea es que para importantes sectores de nuestra oligarquía política, estudiar economía equivale a "adoctrinamiento neoliberalista", por ridículo que parezca es una realidad, nuestra política se mueve en una camisa de fuerza de sinverguenzas e ignorantes.

20 de febrero de 2017, 21:18

 
Anonymous Anónimo said...

Lo que comentas es la fuente del pesimismo con que veo a Chile hoy, que ya hemos comentado otras veces. Como dijo alguien por ahí, "no puede haber una buena democracia con una mala opinión pública".

Eso de los "reflejos condicionados" es muy cierto. Cosa de ver la cantidad de vociferantes anti Pinochet, defensores de la democracia y etc. que elaboran sesudos análisis para defender a ¡la dictadura cubana! Es realmente increíble. Y estamos hablando de gente educada e inteligente.

Por ejemplo, hace unas semanas, a raíz del caso del honorable diputado Boric y su paseo en barco de la Armada, un personaje del mundo Twitter, miembro de la "Red Liberal", alegaba que no había nada cuestionable (!). Otro le discutía que si no le parecía curioso que la SEREMI de Bienes Nacionales se haya demorado sólo 2 días hábiles en dar respuesta sobre la solicitud de instalar un monolito, y entonces el "liberal" respondió que de dónde sacaba que 2 días era poco, que eso habría que demostrarlo (!!).

Otro tema es la odiosidad que está tan extendida. Me puedo equivocar, pero recuerdo que hace no tanto tiempo se podía tener debates sobre temas políticos, pero ahora basta con que alguien diga algo e inmediatamente el bando contrario lo tapa a insultos de toda clase. Creo que eso ha ido en aumento desde, digamos, fines de Bachelet I.

Como siempre, estamos rodeados.


Saludos,
El triministro.

27 de febrero de 2017, 12:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, es muy cierto eso de que no es problema de incultura o falta de preparación. Hay gente con gran cultura y llenos de títulos que ostentan las opiniones más estúpidas, no es para nada un problema de falta de educación.

Con esto del twitter la gente toma una posición pública -más o menos por instinto- y luego se dedica a defenderla a todo evento a punta de ironías cuando no de descalificaciones, eso que era muy divertido en CSP, donde posteaba pura gente de bien que se daba cuenta que era una chacota, ahora es tomada en serio por los pelmazos comunes y corrientes, incapaces de darse cuenta de que se trata la cosa

27 de febrero de 2017, 12:37

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas