Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Domingos de historia: OHiggins y Carrera

domingo, 16 de abril de 2017


A propósito de la broma que hicimos con mi buen amigo Gabriel, el descendiente de OHiggins en el Morro -debo aclarar que fue una especie de chiste pues nosotros no representamos a nadie aparte de nuestras personas y opiniones- me puse a averiguar un poco sobre la raíz de la enamistad entre ambos Padres de la Patria.

No hace mucho terminé de releer el libro El Conde de la Conquista, escrito por Jaime Eyzaguirre con la historia de la familia Toro y Zambrano, que parte con la llegada a Chile de Juan Bautista Pastene, capitán de buque genovés y conquistador terminando con la muerte del conde -muy oportuna, poco después de la Primera Junta de Gobierno en 1810. Es una historia entretenidísima, muy bien documentada y mejor escrita, la disfruté mucho.

Carrera era pariente del Conde de La Conquista, don Mateo, su familia era pudiente partiendo por el padre don Ignacio, coronel de las Reales Milicias españolas, participó en Europa en muchos combates de las guerras napoleónicas como oficial español, se dice que pertenecía a la logia masónica de los Caballeros Racionales de Cádiz, antes de salir a España estudió en el Colegio Carolino, donde fue compañero de curso con Manuel Rodriguez, de familia menos pudiente pero igual de la burocracia española, esa amistad duró toda la vida hasta el asesinato de Rodriguez en Til-Til. Carrera fue militar y Rodriguez se tituló de abogado.

Cuando se produce la primera Junta de Gobierno, leal a la Corona de España que estaba medio arrancada porque Napoleón tenía a ese país ocupado, Carrera fue de los primeros en poner en duda esa lealtad y pensar en la independencia. Al principio los idependentistas eran muy pocos pero fueron tomando fuerza porque Carrera llegó con mucho prestigio militar, en el fondo controlaba a los militares en Chile, lo que inclinó la balanza hacia los independentistas..

El 4 de septiembre de 1811 Carrera da un golpe de estado y se instala una nueva junta, el 15 de noviembre da un segundo golpe que instala un triunvirato con Gaspar Marín (por Coquimbo), Bernardo OHiggins (por Concepción) y Carrera por Santiago. La verdadera causa del segundo golpe, según el mismo Carrera- era neutralizar a la familia Larraín, que estaba controlando el congreso y al país. El 2 de diciembre de 1811 manda a todos al diablo y se queda con el poder total, convirtiéndose en el primer presidente de Chile.

OHiggins tuvo una historia muy diferente. Hijo natural del virrey don Ambrosio OHiggins, este sin embargo no lo desconoció, lo mandó a estudiar a Chillán, a Lima y finalmente a Londres, donde se hizo amigo de José de san Martín, en un círculo de independentistas que se juntaban alrededor de Francisco de Miranda, su profesor de matemáticas en Londres, ellos también tenían su logia masónica, la célebre Lautaro, a quien se le achacan algunas bondades y no pocas maldades, el asesinato de Manuel Rodriguez entre otras.

OHiggins no era militar de profesión y cuando empieza la esfervecencia por la independencia, él estaba dedicado a la agricultura en el sur, tenía treinta y tantos años cuando se instala la Primera Junta de Gobierno en 1810, donde el participa conspirando a favor de la independencia y se transforma en militar. Un detalle interesante es que el virrey don Ambrosio supo de los coqueteos independentistas de su hijo y le cortó todo su apoyo, muriendo al poco tiempo después, indignado con su hijo por la traición a la corona. Pero el enojo no era para tanto porque, antes de morir, el virrey había dispuesto una cuantiosa herencia para su hijo, quien se convirtió, de la noche a la mañana, de pobre a acaudalado terrateniente.

Por que se tenían mala
Dos historias completamente distintas. Mientras que Carrera era de aristocrática familia y con brillante experiencia militar, su interés principal era colocar a su propia familia a la cabeza de Chile, desplazando a los odiados larraínes, siempre miró muy en menos a OHiggins, crecido en relativa pobreza y ostracismo social, sobre todo sin experiencia militar.

En el desastre de Rancagua se consolidó este odio profundo. José Miguel Carrera era el presidente pero los ejércitos ya estaban divididos a raíz de su segundo golpe de estado, cuando llegaron las fuerzas realistas comandadas por el brigadier Mariano Osorio. Una parte del ejército era carrerista, comandado por Luis Carrera y el otro OHigginista, comandado por Bernardo OHiggins que se había convertido en militar con el grado de general. Osorio tenía sitiado a las fuerzas de OHiggins, este mandó ¡una carta! a Carrera pidiendo refuerzos quien le ordena replegarse, Carrera no le manda refuerzos ni OHiggins se repliega, se habla de un mal entendido.

Las tropas de carreristas y ohigginistas ya se habían enfrentado entre ellos, pero debido a la amenaza española tuvieron que unirse, ambos bandos no miraban con malos ojos si el otro era derrotado por los españoles. OHiggins estaba sitiado en una posición indefendible así es que tuvo que romper el cerco para salir arrancando "¡o vivir con honor, o morir con gloria", "el que sea valiente que me siga" son las frases que le atribuye la tradición histórica. Lo cierto es que lograron arrancar y se fueron para Argentina a reconstituir bajo el mando de San Martín un nuevo Ejército Libertador.

La reconquista española, con Francisco Casimiro Marco del Pont como gobernador fue durísima para los independentistas, muchos ancianos patricios fueron desterrados y abandonados cruelmente en la Isla de Juan Fernandez, lo que hizo crecer el odio entre la gente de Carrera y de OHiggins, que se culpaban mutuamente del desastre de Rancagua. Lo más probable es que ninguno quiso ceder en su posición ni OHiggins obedecer a Carrera en la lógica orden de replegarse, pero desde allí ambos se acusaron de traición.

Pese a ello, durante la reconquista española volvieron a trabajar juntos, Manuel Rodriguez, el amigo de los Carrera tuvo un brillante papel como espía, hasta que finalmente el Ejército Libertador, comandado por San Martín y OHiggins, volvieron a Chile y luego de varias escarmuzas militares vencieron definitivamente a los españoles en Maipú. Bernardo OHiggins quedó como director supremo. Tiempo después Manuel Rodriguez era apresado y asesinado en Til Til mientras que los Carrera se van para Argentina a buscar alianzas con los enemigos políticos de San Martin. Les fue muy mal, terminaron aliados con montoneros hasta que los apresaron y los fusilaron en Medoza.

Se había instalado una sede de la Logia Lautarina en Santiago y muchas personas empezaron a molestarse con la excesiva influencia argentina en los asunto públicos. OHiggins se endeudó para armar la Expedición Libertadora al Perú al mando de Lord Cochrane, quien no se llevaba nada bien con San Martín que era el comandante de la expedición. A propósito, San Martín que estaba acantonado en Chile, se enteró que en Argentina lo habían derrocado.

Entre las obras de OHiggins como gobernante estuvo la canalización del Río Maipo, donde dispuso tierras para militares en retiro, viudas y sus familias, por esa razón al sector se le llamó San Bernardo, nombre con el que lo conocemos hasta hoy.

San Martín se instaló en Perú como protector, después de liberarlo, pero dedicó no pocos esfuerzos en borrar la participación chilena en el asunto, además su enamistad con Lord Cochrane terminó en rompimiento, todo esto minó el prestigio de OHiggins en Chile y sus relaciones con el congreso se deterioraron, hasta que finalmente se tuvo que exiliar en Perú, donde murió en octubre de 1842. En Cañete estaba la hacienda Montalban, regalada por el Perú donde pasó sus últimos años dedicado a la agricultura. De su hijo reconocido Demetrio, se dice que tuvo más de 100 mujeres y esa debe ser la razón por la que el apellido OHiggins está todavía vivo en esa provincia.

En el interesante diario de Mary Graham, que estuvo en Chile y al parecer fue más que amiga de Lord Cochrane, describe a OHiggins de la siguiente manera

Es bajo y grueso, pero muy activo y ágil; sus ojos azules, sus cabellos rubios, su tez encendida y sus algo toscas facciones no desmienten su origen irlandés, al par que la pequeñez de sus pies y manos son signos de su procedencia indígena... Es modesto, abierto, de modales sencillos, sin pretensiones de ninguna clase. Si ha realizado grandes hechos, los atribuye a la influencia del amor patrio, que, como él dice, puede inspirar a un hombre vulgar los más nobles sentimientos.

12 Comments:

Blogger Frx said...

Cuando dije que habían otras personas que fueron importantes para la Independencia, me refería también a Manuel Rodríguez y a José de San Martin. Lo que no sabía era que Carrera también pertenecía a otra Logia y hablando de eso ¿Qué fue de la Logia Lautarina? Después del fusilamiento de los Carrera no se dice nada más al respecto.

16 de abril de 2017, 14:27

 
Anonymous Wilson said...

La logia no era masonica,sino un grupo, relativamente secreto, de lideres por la independencia.
Era una organizacion politica, digamos como el Comite Central del MIR o de los terrucos del frente Manuel Rodriguez. Si usaban contraseñas, toques y grados de iniciacion ( una pequeña semejanza con la Masoneria)donde se aclaraban sus objetivos a medida que avanzaban.

16 de abril de 2017, 19:09

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Algo twnía que ver con la masonería según el doctor Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Logia_Lautaro

Lo que pasa es que el término "masoneria" es amplio y difuso, hay logias, por ejemplo, en algunas compañías de bomberos que son no ordenadas", es decir no responden a la Gran Logia de Chile y así, antes debe haber sido lo mismo: eran y no eran a la vez. Años atrás unos rufianes herejes fundador una cierta "logia del pernil" donde se juntaban a comer, tomar y conspirar para eliminar a sus enemigos ¡que gente Dios mio!

Los "Caballeros Racionales" ahora se dicen "hombres libres y de buenas costumbres" jaja, un amigo masón me lo dijo después que llevaba horas despotricando contra la masonería sin saber que mi compadre era un caballero racional

16 de abril de 2017, 19:23

 
Blogger Nervio said...

a mi me llama que varios tipos de la provincia de Concepcion, más los mapuche, por no dar paso a que el rey, que estaba lejos, fuera reemplazado por los hacendados del valle central, que estaban cerca, tomaron la causa del rey.

Lantaño, los pincheira, todos emputecidos con los abusos del ejercito de carrera, pelearon décadas contra el gobierno republicano.

Salud!

17 de abril de 2017, 03:02

 
Anonymous Anónimo said...

Un interesante artículo de la revista Caretas:

http://www2.caretas.pe/Main.asp?T=3082&S=&id=12&idE=1065&idSTo=661&idA=61003#.WPSEuNTRhkh

Saludos.

17 de abril de 2017, 06:22

 
Blogger Ulschmidt said...

La Logia Lautaro - en la versión que nos enseñan escolarmente a los argentinos, mas o menos - reunía a oficiales españoles de origen americano de ideas liberales que pergeñaban ya en Europa una emancipación. Aunque se concatenaban con algo que en España se llamó el partido liberal y que Fernando VII cortó de cuajo.
Si por ellos hubiera sido, en algún momento hubieran negociado el armado de un "commenwealth", o como se escriba, con el monarca formal hispano y atribuciones reales delegadas a parlamentos latinoamericanos. Fernando era un absolutista recalcitrante y quería la sumisión total, pero eso al final la guerra se pelea hasta una independencia completa. En el camino, America Hispana se fragmenta en veintena de países.
San Martín en Perú quiere negociar con De La Serna, el último virrey, y según esa versión de esa actitud deviene su error militar mayor, no atacar a fondo tras la toma de Lima.
Tenía un rival y compañero clásico en la Logia: Carlos María de Alvear. Si San Martín fue el "general en el Oeste", operando en Chile y Perú, Alvear fue el general en el Este, operando en el Uruguay y luego en la guerra del Brasil.
Alvear y Carrera fueron aliados, junto con el incipiente partido federal, que daría lugar a una guerra civil de medio siglo entre argentinos. Carrera participó de las luchas civiles en esa región hasta que se hartó, con sus huestes inclusive se alió con Yanquetruz, un cacique pampa, y participó o toleró ataques de indios a poblaciones cristianas. Luego marchó hacia Chile, donde quería definitivamente volver, derrotó a varios ejércitos que le salieron al paso pero en Mendoza lo vencieron y fusilaron.
Al final el proyecto lautarino fracasó como tantos otros. Los países se fragmentaron, repudiaron la monarquía completamente, cayeron bajo el influjo de caudillos y hombres fuertes, sufrieron pujas civiles o guerras por delimitaciones fronterizas durante todo ese siglo. Ninguna revolución termina donde pensaban los que la comienzan.

17 de abril de 2017, 08:18

 
Anonymous Anónimo said...

Muy interesante este acopio histórico que haces, en que detallas algunos hechos bastante pocos conocidos por los chilenos en general.

Por lo visto, manejas bastante bien la genealogía de personajes históricos en la gesta libertadora de Chile, por lo mismo me gustaría consultarte acerca del segundo apellido de mi abuelo materno, Portales al que no conocí, pero siempre me ha dado vuelta. Soy consciente que en esa época había mucha "dispersión de apellidos" por "siembraduría de hijos naturales"...fuera de contexto!, pero me gustaría saber a qué rama pertenece el de mi abuelo y si algo portaliano recorre mis venas.

Saludos.

17 de abril de 2017, 09:45

 
Blogger Jose Cornejo said...

Excelente y sabrosa leccion de historia. Hasta el día de hoy se pueden ver en algunos foros de historia el odio que se tienen carreristas y o'higginistas.

17 de abril de 2017, 09:46

 
Anonymous Anónimo said...

La masonería en Chile, es fascinante, siempre hago el paralelo con Carlos Cazely, mucho autobombo de supuestos logros, pero en los momentos claves.....se cagan entero.

Marcelo

17 de abril de 2017, 16:02

 
Blogger Adelino D. said...

Interesantes comentarios de Ulschmidt acerca del papel de las logias masónicas en la independencia de Hispanoamérica. Aún a día de hoy, para el catolicismo español hablar de masonería es hablar del Demonio, literalmente.

También interesante el comentario que se hace acerca de cómo la Corona española perdió todo el contintente americano a causa de la cerrazón absolutista de Fernando VII (uno de los peores gobernantes que ha tenido España). Eso se relaciona muy bien con la política española actual. Aún hoy, los acuerdos lo las coaliciones de gobierno son vistas como un signo de debilidad. Debe haber algo en el cáracter hispano a este respecto....

17 de abril de 2017, 16:06

 
Blogger Ulschmidt said...

Adelino, debe ser el carácter hispánico. Imposible culpar a Fernando de todo !
En cuanto a la masoneria, ahora tengo entendido que es casi un club social - y hasta medio ridículo, con nombres y ritos raros, para snobs. Pero sabemos que eran círculos de real poder hasta hace siglo y tanto.

17 de abril de 2017, 16:44

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Parece que como dice Ulschmidt, la masonería es hoy una especie de club donde hay de todo, buena y mala gente, como en todas partes. Tengo muchos amigos que son masones algunos muy buenas personas, otros detestables, casi podría asegurar que pertenecer al club -por si solo- no mejora gran cosa a los socios. Lo que si me parece una porquería es esa especie de militancia ideológica de muchos masones chilenos en torno al Partido Radical, creo que eso los ensucia tanto a ellos como a la imagen de la institución

17 de abril de 2017, 18:01

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas