Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Historia del Estado de Bienestar 1: Bismark

miércoles, 13 de septiembre de 2017


Del siglo diecinueve
Muchas de las ideas que hoy se presentan como nuevas, del futuro, etc. especialmente desde los sectores políticos del progresismo, son una repetición casi mecánica de ideas antiguas, que han sido probadas en la práctica muchas veces y sus efectos son bien conocidos. Pero el Estado de Bienestar es una idea relativamente nueva en términos históricos, se puede datar exactamente en el Siglo XIX en Alemania en las leyes dictadas por el gobierno de Otto Von Bismark: la Ley de Enfermedad, en 1883; de Accidentes de Trabajo, en 1884; y de Seguros de Invalidez y Vejez, en 1889. En 1911, todo eso se fusionó en el Código de Servicios Sociales.

Algunos invocan leyes inglesas mucho más antiguas, como la Ley de Pobres de 1601 y otras de beneficencia a los trabajadores a principios de la Revolución Industrial, pero esas obedecían a una lógica distinta al Estado de Bienestar de Bismark, que planteaba que el reino, con cargo a impuestos, se haría responsable de las prestaciones de salud y vejez de los trabajadores. El estado se haría cargo de un bienestar mínimo para todos los ciudadanos, desde la cuna hasta la tumba.

Y también en Chile
Una idea que se hizo rápidamente muy popular. Leyes similares fueron aprobadas en Chile muy poco después del Código Alemán de Servicios Sociales, en el año 1920 (apenas nueve años después) por presión de los militares y su "ruido de sables" el Estado de Bienestar fue instalado en nuestro país, iniciando el ciclo de lo que yo he llamado la República Socialista de Chile, entre 1920 y 1973, período del que he escrito latamente acá mismo.

Los modernos sociólogos pasados a historiadores, reescritores de la historia según sus intereses políticos, han armado un cuento de los movimientos sociales y su lucha. La verdad es que los llamados "movimientos sociales" siempre fueron muy pocos, divididos al extremo, y tuvieron nula participación en la creación de leyes sociales. Fueron los militares de los años veinte quienes las instalaron, amenazando al gobierno con el arrastrar de sus sables.

Bismark, de militar a presidente y padre de la patria
Otto von Bismark era un militar prusiano que se había convertido en diplomático y luego político, cuando Alemania no existía y solo había un conjunto de ciudades-estado, Bismark fue nombrado por el rey de Prusia como presidente de ese estado, era principalmente prusiano y no le gustaba para nada el nacionalismo alemán, pero irónicamente fue uno de los principales artífices de la unidad de los estados hanseaticos, con lo que se convirtió en una especie de padre de la patria alemana.

Fue el primer canciller de Alemania (bundeskanzler) en 1871, provenía de la aristocracia de los junkers prusianos y sus ideas de gobierno eran las de un autócrata al servicio del emperador,  como tal despreciaba profundamente la democracia y el socialismo. En 1917 se produce la Revolución Rusa que termina con los bolcheviques en el poder.

Años de turbulencia
Los que piensan que pasamos por tiempos difíciles debieran estudiar la primera mitad del Siglo XX. Fueron años muy turbulentos en el mundo, entre 1914 y 1918 se produjo la Primera Guerra Mundial, donde Alemania fue derrotada y el Kaiser acusado de genocidio, Alemania iba junto con Austria en la Triple Alianza, la guerra dejó a estos países, así como al Imperio Ruso, desvastados y con una tremenda miseria. La agitación política fue lo que llevó a los Bolcheviques al poder en Rusia y en Alemania provocó la Revolución de 1918, que terminó con la monarquía e instaló la República social demócrata de Weimar.

Así, la primera implementación de un Estado de Bienestar en el mundo en Alemania, se enfrentó a condiciones desastrosas y terminó en un completo desastre. La Republica de Weimar fue creada para contrarrestar el comunismo -que era un peligro inminente- y al tratar de implementar las políticas de bienestar social, el colapso económico de Alemania se aceleró.

Entre 1918 y 1923 fueron cinco años de crisis, una tras otra, golpes de derecha y de izquierda, caos total, su política de mantener beneficios sociales emitiendo moneda los llevó a la primera hiper inflación de la historia
Leo en Wikipedia:
Las elecciones parlamentarias de 1930 catapultaron al Partido Nazi de ser el noveno partido en el Reichstag, a convertirse en el segundo, superando incluso las expectativas de Hitler.​ En la última elección parlamentaria, los nazis habían obtenido unos 810.000 votos, que equivalían a 12 asientos, pero el 14 de septiembre consiguieron 107 asientos al obtener 6.409.600 votos.​ Los comunistas también ganaron votantes, y los partidos moderados se vieron debilitados al verse abandonados por la clase media. (...) y aunque Hitler no contaba con el apoyo mayoritario del pueblo​ sus opositores estaban tan divididos que una victoria del líder nazi parecía inminente. 

Así fue como terminó el primer Estado de Bienestar, con el incendio del Reichstag y, como todos sabemos, la llegada de Hitler a la cancillería. Para los que no creen que la historia tiene sus constantes y que muchas situaciones se repiten una y otra vez, ahí tienen el ejemplo de como terminó el primer Estado de Bienestar de la historia: con Hitler y la Segunda Guerra Mundial

14 Comments:

Anonymous Milton freedman said...

herbert spencer,famoso escritor liberal (de verdad) de finales del siglo xix, en "el hombre contra el estado" describe a los progresistas como traidores al liberalismo y como "los nuevos conservadores", que abandonaron el laissez faire en pos de un enfoque mas estatista del estilo de los conservadores como bismark. es bien sabido que todos esos de la epoca progresista, como teddy roosevelt por ejemplo, eran convencidos germanofilos. incluso entre las ideas del progresismo de esa epoca, estaba la higiene racial y la eugenesia, que despues los nazis llevarian a la realidad en los años treintas.

12 de septiembre de 2017, 22:41

 
Anonymous Anónimo said...

El temor a la "amenaza roja", desde Bismark, es evidente. Por eso muchos militares y militaristas adoptaron su punto de vista: apurarse a hacer concesiones sociales antes que los marxistas ganaran. El peronismo inicial se basaba en eso. Los yankees resistieron un poco más, hasta la Gran Depresión, cuando Franklin Roosevelt lanzó el "New Deal" Ulschmidt

12 de septiembre de 2017, 23:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Milton, Ulschmit, claro que la social-democracia bació a partir del miedo al comunismo, el peronismo como dice Ulschmidt también fue otra forma de "tercera vía" apoyado por USA y la CIA en sus primeros tiempos La germanofilia en Inglaterra y USA era muy extendida, buena parte de la familia real (primos del Kaiser después de todo) pero tmbién apoyaban a Hitler en los niveles más altos de la realeza, en Estados Unidos Lindberg, Henry Ford, el nazismo tenía amplio apoyo que fue perdiendo a medida que avanzaba la guerra, hay una novela muy buena de Grahyam Greene sobre eso "El ministerio del miedo", Greene sabía de lo que hablaba porque fue espía en los años de la guerra.
lo más divertido es la rivalidad de los comunistas y social demócratas era a muerte, el propio Marx despreciaba profundamente la social democracia y todas las idea igualitarias, lo paradójico es que la URSS después de los primeros años en que Lenin se dio cuenta que el marxiso era inaplicable, tornó al capitalismo de estado y a un estado de bienestar interno, que era aborrecido por Marx, bromas de la historia

13 de septiembre de 2017, 00:10

 
Blogger lagarto said...

Pero la caída del regimen imperial de alemania, no tiene que ver con los comunachos (estaban dando vuelta; pero no hay que obsesionarse de que ellos fueron los causantes) ¡¡¡

Tiene que ver con que no había mas recursos para pelear la I guerra mundial, con una poblacion civil que vivia con muchas restricciones por lo mismo; y que la marina alemana ( no los oficiales), que ya veía el fin de la guerra, no quiso suicidarse en un ataque final ante la marina britanica.


Por otro lado, los devenires de la Republica de Weimar, se deben principalmente porque se les impusieron impuestos de guerra altisimos, practicamente impagables ( los alemanes pensaron que emitiendo papel moneda, podian engañar al sistema, y de ahi la inflacion).

Como aun así, no podían pagar las compensaciones de guerra, incluso los franceses iban a las minas de carbon alemanas y les quitaban toda la produccion; algo impensado para nuestra época.

Fueron esos actos, junto con la verborrea de Hitler que fomentaba el orgullo aleman, que hicieron que muchos tuvieran simpatia por los nazis

Si uno lo ve en perspectiva, fue el militarismo alemán lo que produjo la I guerra mundial ; en consecuencia ("en el segundo tiempo") , la ascension nazi y la segunda guerra mundial.

13 de septiembre de 2017, 01:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lagarto, el comunismo nació en Alemania, era muy poderoso allí y solo la intuición de Lenin de salir a Rusia desde Zurich gatilló que la revolución fuese en Rusia y no en Alemania. Las condiciones objetivas para una revolución eran muy parecidas en ambos países, en Rusia fueron los bolcheviques y en Alemania los nazis, en ambos casos vanguardias pequeñas que se tomaron el poder y crecieron desde él.

Las causas de las guerras y revoluciones son complejas, después los historiadores las simplifican y dan explicaciones digeribles para el público. Yo supongo que gran parte de las cosas que desatan guerras y revoluciones son una cadena de casualidades, que ex-post las transforman en causalidades, lugares comunes y explicaciones estandard

13 de septiembre de 2017, 20:23

 
Anonymous Anónimo said...

Lo interesante de Bismarck , era su pragmatismo total, no dudaba en aliarse con el un país a quien despreciaba, con tal de aislar o atacar a otro.

Osea un sentido de la diplomacia bastante a los codazos, que después le pasaría la cuenta.

Así se alió con Austria y tuvo una relación fría pero cordial con Rusia y Francia, mientras atacaba a Dinamarca.

Despues hizo lo mismo con Rusia y Francia, para atacar a Austria, repitio la misma fórmula con Rusia, Austria y UK, para atacar a Francia.

Lo mismo hacia con sus adversarios internos, no dudo aliarse a los socialistas alemanes y aplico , varias reformas como las mencionadas por Tomas, para quitarle piso o apoyo a los Democratas o los DC, de la epoca.

El tipo se podría decir que era una contradicción política viviente, uso el militarismo prusiano como brazo político, para su programa externo e interno, pero despreciaba a la oficialidad., el ante todo se veia como político y aristócrata, y como tal se veia a 20 metros sobre el Ejercito y sus Generales, pero no dudaba en usar uniforme del Ejercito.

Era un conservador acerrimo, pero no dudaba en aplicar reformas sociales pioneras en el mundo, no por buen corazón, si no para dividir a sus enemigos politicos.

Era un agnostico o no muy creyente religioso, pero se caso una mujer muy católica, de esas que iban a misa todos los domingos.

No sentía, ningún respecto por sus aliados (entonces) rusos y austriacos, pero sentía respeto por sus enemigos a futuro UK.

En el fondo el se tenia como concepto, un buen padre de Familia, al Kaiser lo veia como el abuelo "chocho" inútil, pero que había que respetar como figura, y a Prusia y despues Alemania como sus hijos.

Marcelo

14 de septiembre de 2017, 08:58

 
Blogger Ulschmidt said...

Alemania, como nación moderna, apareció recién a fines del XIX y por lo tanto llegó tarde al reparto imperial que UK y Francia hegemonizaron en todo el mundo. Le tocaron las sobras: Namibia, un desierto de arena, Tanganika, Togo, unas islas en el Pacífico que le manotearon a los españoles.
Hubiese sido tremenda ventaja no tener esas rémoras. En el siglo XX sólo iban a aportar rebeliones, guerras independentistas y déficit fiscales, independencias apresuradas y a la larga migración "de color" de las ex-colonias a las metrópolis. Todas cosas que a las metrópolis no les gustaron.
Tras las dos guerras, sin colonia ninguna y con el territorio achicado y dividido en el caso alemán, tanto Japón como Alemania fueron para arriba como tiro con una base industrial mientras UK y Francia se pasaron dos décadas peleando en Malasia, Kenya, India, Burma, Indochina y Argelia y media docena de infiernos más, sólo para otorgar una independencia tras otra y traer de vuelta a los "pies negros" y a un montón de islámicos cuyos hijos y nietos ahora salen a paser por el puente de Londres acuchillando gente.

14 de septiembre de 2017, 09:45

 
Anonymous Anónimo said...

Trágica ironía....pero Alemania y su progresismo (lo mismo Suecia), esta asumiendo la culpas de los países colonialistas.

saludos

_Marcelo

14 de septiembre de 2017, 10:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Marcelo, tanto así fueron las contradicciones de Bismark que odiaba a Austria y la consideraba enemiga histórica, sin embargo en la Primera Guerra Mundial Alemania fue con Austro Hungría, ambas juntas, lo que significó la ruina para esos países por muchos años. Todos los grandes políticos están llenos de contradicciones: Portales, Arturo Alessandri, Ibañez, etc.

Ulschmidt, la pérdida de India por parte de Inglaterra debe haber sido la más dolorosa, hay una historia picaresca en eso, con el bisexualismo de Lord Mountbatten, su mujer, Nehru, etc. esa corte virreinal debe haber sido una de las más partuseras de la historia, y a mi me late que el santón Ghandi debe haber sido el que presidía las orgías. Se habla re poco de eso aunque es históricamente conocido.

LAs colonias que pasan de ser fuente de riqueza a ser una carga ruinosa también se do con los países satélites de la URSS, que es lo que voy a publicar en mi entrada de hoy y mañana

14 de septiembre de 2017, 10:31

 
Blogger EDO said...

Lagarto: Tienes toda la razon. Alemania sufrio no por su estado de bienestar sino que por las sanciones usureras que le impusieron los paises "ganadores" de la primera guerra mundial. Ojo que Alemania pudo haber seguido luchando y la primera guerra mundial tal vez no hubuera acabado nunca.

Luego Hitler que no era capitalista ni libremercadista impuso feroz estado de bienestar incluso les pagaban las vacaciones a los alemanes y alemania siguio su rumbo como potencia industrial.

14 de septiembre de 2017, 10:36

 
Blogger Ulschmidt said...

...yo leí un libro "Y mañana la libertad" de dos periodistas franceses, sobre la independencia de la India. Apenas se bosqueja que Lady Mountbatten era flor de fiestera y lo adornaba al Virrey más que la corona. Incluyendo a Nehrú entre sus amante, el mismo tipo con el que el Virrey tenía que negociar la independencia.

14 de septiembre de 2017, 12:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lord Mountbatten era bixesual, Edwina era más caliente que piedra de curanto, mejor ni me imagino las negociaciones, me da cosa

http://www.dailymail.co.uk/femail/article-1216186/The-shocking-love-triangle-Lord-Mountbatten-wife-founder-modern-India.html

14 de septiembre de 2017, 12:39

 
Anonymous Wilson said...

Ghandi se acostaba con adolescentes, "para poner a prueba su castidad"

14 de septiembre de 2017, 22:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese si que era un payaso, ídolo de Mountbatenn, algo habran tenido esos jaja.

A propósito, Louis Mountbatten fue uno de los comandantes más destacados en la Segunda Guerra Mundial, un fuerte argumento a favor de la aceptación de homosexuales en las FFAA

14 de septiembre de 2017, 22:13

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas