Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Control mental

jueves, 2 de noviembre de 2017

Linux
Pocas cosas deben ser más frustrantes que trabajar con Linux. No es que sea complicado ni mucho menos, es un sistema simple, limpio y bastante lógico, pero por su diseño, instalar cualquier cosa fuera de lo más básico involucra descargar, descomprimir e instalar cientos, o a veces miles de archivos, uno por uno.

Acabo de intentar el arranque de la Raspberry desde un pendrive, estuve toda la tarde en eso y en la noche, cuando terminé, el maldito bicho se queda pegado en las pantallas iniciales. Son tantas las cosas que pueden fallar que cualquier detalle puede hacernos perder horas o días.  La vida en el mundo Linux consiste en estar sentado frente a una pantalla, con los ojos enrojecidos durante horas, viendo miles de líneas de texto correr frente a nuestros ojos, hasta que aparece el fatídico aviso que algo salió mal, o simplemente todo se congela. A propósito, me acaba de aparecer "error processing package raspberrypi-kernel", son la 1:22AM y mañana me tengo que levantar temprano.

Pensaba mandar todo al diablo para ir a acostarme, pero Ruperto no se rinde, formatearé la tarjeta y partiré con todo de nuevo otra vez, desde cero, total, un día sin dormir no mata a nadie. Acabo de formatear la tarjeta y estoy escribiendo el ISO: retroceder nunca, rendirse jamás.
Estoy preparando un "howto" para los que quieran configurar la Raspberri, lo que llevo escrito se puede ver aquí

Pensamientos
Leía unos artículos del Greater Good Science Center sobre la importancia y los efectos sobre la felicidad de controlar nuestros pensamientos. Hace tiempo tomé un curso de este instituto, que depende de la Universidad de Berkeley y a decir verdad me pareció un poco charlatanesco, pero me siguen llegando mail con links a sus estudios y a veces los leo.

Hay dos artículos que me llamaron la atención. Uno correlacionaba la sensación de bienestar con el hecho de ser agradecido. Hicieron un experimento con estudiantes de la universidad donde un grupo tenía que escribir todos los días una lista con las cosas afortunadas que le habían pasado, dando gracias por eso, otro grupo no hizo nada y un tercero -me parece- escribía todas las cosas malas reclamando contra los culpables. Encontraron correlación entre los que agradecían, los neutros y los que se quejaban con el grado de satisfacción e insatisfacción con su vida. Bueno, eso era más o menos esperable, lo raro fue que incluso los que no creían en lo que escribían, o sea colocaban mentiras a sabiendas, igual resultaban beneficiados con una mayor satisfacción.

Eso yo lo había notado hace años, más o menos en los años ochenta, cuando mi vida era muy miserable y tenía problemas espantosos, me dí cuenta que agradecer a Dios por no tener cáncer, alguna enfermedad dolorosa y cosas así, me hacía sentir mucho mejor, pese a que no tenía ni un miligramo de fe y a que creo que la existencia de Dios es tan probable como la de los platillos voladores, o sea muy cerca de cero.

Desde esos años yo tengo la fe del carbonero y me ha servido mucho, tal vez a los que tienen verdadera fe les debe servir más, aunque no estoy muy seguro. Recuerdo una tía muy querida y beatísima, muy creyente, resulta que me tocó estar a su lado cuando se estaba muriendo y la pobre señora estaba aterrorizada, yo pensaba ¿pero de que se asusta? ¡debería estar feliz que se va a ir al cielo! La fe no siempre ayuda, por eso yo me quedo con la fe del carbonero.

Los que pueden controlar sus pensamientos son poderosos, si alguien tuviera completo control sobre lo que piensa  sería una especie de omnipotente. La locura, la depresión y todo eso se produce cuando los pensamientos se desbocan y nos controlan a nosotros

Otro artículo de ese mismo instituto decía que imaginarse cosas agradables durante 15 minutos cada día tenía un efecto muy beneficioso para la salud mental. Podía ser cualquier cosa que nos cause bienestar o placer, también hicieron un experimento con eso y los que imaginaban cosas agradables mejoraron su satisfacción, mientras que los que imaginaban cosas desagradables la empeoraban. En este caso el experimento consistía en escribir una lista de cosas -buenas o malas- con que iban a fantasear.

Creo que los resultados eran bastante esperables, pero son cosas que uno rara vez piensa. Incluso los que somos aficionados a la introspección, pocas veces nos acordamos del poder de controlar los pensamientos. Nosotros somos lo que pensamos, el mundo es nuestros pensamientos, cuando nos morimos dejamos de pensar y , para todos los efectos prácticos, se termina el mundo. Yo al menos no tengo ninguna necesidad de trascendencia.

En fin, pasan las horas y como no pensé de que iba a escribir, coloco lo primero que se me pasa por la cabeza. Acabo de ir a la cocina en una expedición depredadora, me llené un buen vaso de cola de mono -nuestro Baileys criollo, hecho con café, leche y aguardiente- además encontré unos pastelitos, así es que hoy es mi día de suerte. Ya son las 2:19 AM y no creo que me vaya a dormir, mejor me quedaré leyendo, tengo harto material en lista de espera.

Volviendo al control mental, pensar no siempre es bueno. Cuando no podemos controlar los pensamientos pueden causarnos un montón de sufrimiento, los que sufren de depresión o bipolaridad saben esto de primera mano. No cuesta nada que los pensamientos se apoderen de nosotros, porque vivimos en la ilusión de que existe cierta "realidad" que no controlamos, entonces nos gana el miedo. La realidad la creamos nosotros, o bien la controlamos o nos controla, la realidad es lo que pensamos, no hay nada fuera de eso.

A veces las personas para no pensar se embrutecen con la televisión. Por eso ven telenovelas o programas basura, eso los mantiene por horas sin tener que pensar. El teléfono celular con juegos es otro recurso, los videojuegos son otra forma efectiva de anestesia mental. Antes las mujeres tejían, bordaban o hacían crochet, lo que les mantenía la cabeza limpia de pensamientos.

Según como pensemos, las peores cosas que nos pasan pueden ser buenas o viceversa, yo siempre me acuerdo del caso de Marilyn Monroe, que tenía todo para la felicidad: belleza física, encanto, adoradores, talento, tenía todo, pero debía vivir drogada para soportar su miserable vida. Que cosa más rara, hace años escribí una entrada sobre eso.

En fin, parece que el cola de mono estaba muy suave porque generalmente con trago en el cuerpo se me ocurren cosas más interesantes, esta vez no fue el caso. Mejor me pongo a leer un rato.

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Recuerdo, hace muchos años atrás, haber vivido un largo período lleno de problemas que parecían insolubles. Y de ese modo pasé un buen tiempo con mucho estrés, hasta que un buen día me hice una pregunta simple y básica, pero clave: "¿qué me pasaría si todo se fuera al diablo?".

Santo remedio, porque me di cuenta de que, incluso en el peor escenario, finalmente nada era tan terrible como parecía. Claro que había consecuencias, pero mucho de lo que las hacía parecer tan horrorosas era más bien el temor a caer en ellas, más que las consecuencias en sí.

Desde ahí comencé a tomarme la vida de otra manera: ahora muy pocas cosas me preocupan demasiado, veo las cosas de manera mucho más estratégica (y fría y racional, lo que a muchos les llama la atención aunque a mí me parece de lo más normal: eso de "mantener la cabeza fría cuando a todos los demás les hierve") y ciertamente vivo mucho mejor.

Creo que es algo parecido a lo que describes.

Saludos,
El triministro.

2 de noviembre de 2017, 09:36

 
Anonymous Anónimo said...

Uno puede estar en strees, rodeado de angustias, o tomarlo con filosofía. Monod ("el azar y la necesidad") tiene razón: vivimos en el mundo que nos representamos, todo está en la mente... pero sobrevivimos porque nuestro sistema de representación es bueno!. Lo que nos imaginamos del mundo se parece al mundo (si eso nos ayuda a sobrevivir y prosperar). Si uno llega a una representación de la realidad caótica y abrumadora... ya no sirve. Uls

2 de noviembre de 2017, 09:51

 
Blogger Jose Cornejo said...

Durante un buen tiempo, tras romper una relacion tóxica de 2 años, un accidente con consecuencias casi fatales para quien suscribe, una noche en un calabozo de una comisaría y el largo y tedioso camino con la aseguradora para recuperar mi inversion, estuve cuestionandome un poco acerca de como estaba enfrentando las cosas. Dormia preguntandome si al día siguiente iba a despertar o no y por culpa de eso a veces llegaba al insomnio. Fue entonces cuando comencé a "anestesiar el cerebro" con licor del bueno y dedicarme a hacer cosas que me gustan, con tal de impedir que esos "pensamientos negativos" me hicieran más daño. Pero más que nada es ese "instinto de preservacion" el que me tiene vivo, a dia de hoy con mis 41 años recien cumplidos celebrados con un JW de 12 años y su buen habano.

vivir el presente es la mejor manera, en mi opinion, de ignorar o minimizar los pensamientos negativos. no se pueden eliminar del todo, porque son parte de uno mismo, pero si puedes hacer que la mente trabaje menos y se desgaste uno estresandose por cosas que no sabes si ocurrirán o no.

2 de noviembre de 2017, 10:43

 
Blogger Jose Cornejo said...

En cuanto a Linux, muchas veces depende del desarrollador aunque coincido en que la mayoría cae en casi lo mismo. Yo operé Linux durante un buen tiempo pensando en la idea de migrar definitivamente a esa plataforma, pero cuando quise levantar mis servidores de streaming, se me fue todo al carajo.

Es un sistema estable y gratuito, no lo pongo en duda, pero hay cosas en las que windows todavía puede ganar.

2 de noviembre de 2017, 10:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triminitro, José1, cuando uno ha pasado por problemas peludos siempre pierde parte del miedo a lo que pueda pasar en el futuro, por eso tener problemas a veces es una suerte, curiosamente a veces es bueno que nos vaya mal. Mucha gente hace tremendos sacrificios y nunca se arriesga a nada, solo por miedo.

Ulschmidt, exactamente, yo creo que el mundo son nuestras percepciones, no hay nada más que eso, el miedo es un instinto que nos permite mantenernos vivos pero muchas veces se nos desboca y nos domina. NMo vale la pena. Yo prefiero no pensar en nada malo que pueda venir en el futuro, si va a pasar que pase y cuando llegue voy a llorar, pero no antes.

José 2, para servidores creo que Linux es insuperable, pese a que Windows ha hecho grandes esfuerzos y hoy es igual de seguro y estable, tiene el problema de ser cerrado lo que afecta un montón a la flexibilidad. Con Linux hay acceso a muchas más alternativas. Claro que la desventaja es que hay que ir armando cientos de pequeñas partes que en Windows ya vienen integradas en una solución. Cada sistema tiene su enfoque, sus ventajas y desventajas, pero es muy frustrante hacer instalaciones en Linux, toman demasiado tiempo y mucha atención. No se si habrá algún lenguaje de batch como en el antiguo MS-DOS -tengo entendido que si hay- pero no mee xplico por que no se hacen batchs de comandos para que hagan todo de manera automática y con una sola orden

2 de noviembre de 2017, 11:03

 
Blogger Jose Cornejo said...

Encontré este link en donde hablan del lenguaje batch.

2 de noviembre de 2017, 11:40

 
Blogger Frx said...

Valga la redundancia, pienso que la gente siempre encuentra una razón para quejarse y vivir amargada. He sabido y conocido a varias personas que podrían haberlo pasado de maravilla dada su situación (y no me refiero necesariamente a la económica), pero que aún así se agobian con algo. Incluso a uno mismo le pasa eso de repente.

2 de noviembre de 2017, 12:24

 
Blogger EDO said...

Un parto programas esos arduinos y raspberry. Muchas veces es perdida de tiempo y lucas por eso muchas veces conviene traer un especialista que sepa programar esos bichos. Estaba pensando en ponerle Linux a mi pc puesto que consume menos recursos pero tal vez windows me de menos problemas. Ojo que Linux es el SO mas usado puesto que esta en servidores, Smartphones, etc.

Respecto de los pensamientos esta claro que lo que pensamos muchas veces se cumple...por eso como dicen por alli....mucho cuidado con lo que se piensa.

2 de noviembre de 2017, 12:24

 
Blogger Jose Cornejo said...

Lo bueno requiere tiempo, paciencia, documentacion y mucho, pero mucho "ensayo y error", así es como la mayoría de las cosas que se han diseñado han perdurado en el tiempo.

Otros quieren triunfar a la primera, lo cual le lleva más directo al fracaso y a la ruina. "el exito es ir de fracaso en fracaso" decía Sir Churchill y eso es todo un hecho.

2 de noviembre de 2017, 15:18

 
Blogger EDO said...

O sea....si programar arduinos y raspberrys fuera un muy buen negocio con gusto lo haria pero como no lo es lo dejaria como hobby y el problema es que hay hobbies mas entretes y que brindan mayor felicidad.

2 de noviembre de 2017, 22:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas