Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Las dos derechas en Chile

viernes, 10 de noviembre de 2017


Cuando los militares llegaron al poder, en 1973, "la derecha" estaba compuesta por dos grandes grupos: la derecha tradicional, latifundista y la derecha comercial e industrial ambos convivían dentro de la derecha política de esos años. Eso no era por el contexto histórico del momento, sino que es algo antiguo, que siempre ha existido en Chile.

La derecha latifundista era mayormente hereditaria y desde antes de los años cincuenta venía en decadencia acelerada, porque el modelo del latifundio en que se basaba cayó en profunda crisis. Yo alcancé a conocer el latifundio de un tío mío en Buin, cuando era chico íbamos a veranear allá y era una hacienda enorme, la mayoría de su terreno era improductivo, esos fundos estaban en la familia desde la Colonia y tenían fachadas con un portón colonial enorme y había que pasar por una larga alameda de eucaliptus antes de llegar a la casa patronal. Nada de eso existe hoy aunque todavía quedan unos pocos latifundistas.

En esos años eran igual que los señores feudales, sus trabajadores de más confianza eran los "inquilinos" que ocupaban un pedazo pequeño de tierra que cultivaban para ellos, a cambio de esa mediería trabajaban en el fundo, los inquilinos o peones vivían por generaciones donde mismo, y normalmente eran muy leales con el dueño, entre otras cosas porque se criaban en convivencia con los hijos de los patrones, y estos cuando crecían, a veces embarazaban a hijas de inquilinos, que, si salían avispados, terminaban convertidos en capataces. Todo el mundo lo sabía pero hacían como que lo ignoraban, eran cosas sobreentedidas.

A partir de los años cincuenta los latifundistas pese a ser riquísimos en tierras, estaban arruinados porque no tenían capital líquido para trabajarlas eficazmente, el campo era una actividad enormemente riesgosa y estaba de baja en esos años. Mi tío que ya mencioné antes, era un tipo de rancia aristocracia, pero no tenía donde caerse muerto y se abrochaba los pantalones con un alfiler de gancho porque no tenía plata para mandarlos a una costurera, pese a tener tierras y muchos trabajadores su negocio de frutos del país apenas le daba para pagar los sueldos.

En esa situación se basó la idea de la Reforma Agraria, el diagnóstico del capital ocioso de Pedro Vuskovic era correcto, pero la solución propuesta fue desastrosa. Cambiaron a los latifundistas con poco capital por inquilinos sin un centavo ni los conocimientos más básicos para hacerse cargo del negocio. Por un breve tiempo vivieron en caos, muertos de hambre y añorando la época de los patrones, hasta que llegaron los militares y junto con ellos las agroindustrias y la profesionalización de las actividades del campo.

Pero también había otra clase de millonarios, a diferencia de los latifundistas, los comerciantes y empresarios enriquecidos eran fortunas de primera o segunda generación, en los años sesenta en Santiago las mayores fortunas eran de inmigrantes palestinos que habían llegado a Chile sin nada, se establecieron casi todos en el barrio Recoleta donde tenían la fábrica o la tienda en el primer piso y vivían en el segundo. Yo viví allí y eran mis vecinos.

Cuando se enriquecieron fueron los primeros en moverse al barrio alto: Las familias Yarur, Sumar, Irmas, Said, Manzur y tantas otras, en su casi totalidad los grandes comerciantes e industriales eran inmigrantes o sus hijos, con mucha prevalencia de los palestinos. También habían inmigrantes de otros países: italianos dedicados a los almacenes, panaderos españoles, croatas dedicados a minería y pesca, etc. Pero en los sesentas los palestinos la llevaban.

En la derecha política, es decir el Partido Nacional, estaban principalmente los latifundistas, conservadores y muy allegados a la Iglesia Católica. La derecha industrial y comerciante casi no participaba en política o distribuían sus simpatías en todo el espectro. Entrando a los setentas todo empezó a cambiar,

Allende y su gente -contagiados con la revolución cubana- empezaron a amenazar con expropiaciones, con lo que se echaron encima a los comerciantes e industriales. Cuando Allende llega al poder muchas de esas expropiaciones se hicieron por vía espontánea, eran grupos de sindicalistas ambiciosos que organizaba la "toma" de una empresa, el gobierno primero hacía la vista gorda y luego nombraba un interventor para, supuestamente, normalizar la continuidad de giro. Hubo miles de esas expropiaciones ad-hoc en esos años.

Algunos pocos de la derecha comercial e industrial se aggiornaron y arreglaron con el gobierno de Allende la entrega negociada de sus activos, los más notables fueron Andrónico Lukcic padre y varios empresarios palestinos encabezados por Hirmas y Tuma: Luksic entregó varias empresas industriales que solo generaban problemas, mientras que Hirmas y Tuma regalaron a Allende la Radio Portales -el medio más importante de esos años- a cambio de conservar sus industrias. Mientras Luksic hizo excelente negocio, para Hirmas y Tuma esto resultó pésimo.

Pero el efecto neto fue que la mayoría de la derecha comercial se unió con la derecha hereditaria contra Allende en esos años. Para los que nos gusta la historia resultan asombrosas las similitudes con lo que pasó en los años de Diego Portales, cuando los estanquero se unieron a los pelucones, apoyando al ejército contra los pandilleros que tenían al país en el caos, la situación fue muy parecida pese a la diferencia en el tiempo.

Las dos derechas se desprecian profundamente entre sí, Portales, que es el icono de la derecha comerciante, hablaba así de los aristócratas hereditarios:

"... las familias de rango de la capital, todas jodidas, beatas y malas, obran con un peso enorme para la buena marcha de la administración. dígales que si en mala hora se me antoja volver al gobierno, colgaré de un coco a los huevones y a las putas les sacaré la chucha. ¡hasta cuando… estos mierdas!"

Los millonarios hereditarios por su parte siempre vieron el comercio y la industria como ocupaciones indignas y odiaban con toda el alma a los comerciante enriquecidos que les compraban sus fundos y se casaban con sus hijas, especialmente a aquellos que no eran beatos de la iglesia. Esta antipaatía mutua sigue viva hasta hoy y casi nadie la toma en cuenta, hablan de "la derecha" imaginaria, como un grupo compacto cruzado por intereses comunes.

La derecha política siempre ha tenido estos dos grupos en profundo conflicto. En un principio fueron los pelucones contra los estanqueros, conservadores contra el Partido Nacional, conservadores contra liberales, Renovación Nacional contra UDI, claro que hoy esos partidos están completamente desperfilados y no representan a ninguna derecha del mismo modo que el PPD no representa a ninguna idea de centro izquierda, excepto las que son funcionales a sus intereses inmediatos.

La diferencia entre estas dos derechas viene desde principios de la República, lo único que las une es su repulsión hacia un gobierno grande, lo hereditarios por miedo a la expropiación y los comerciantes por el deseo de que los dejen trabajar tranquilos.

Hoy esa diferencia permanece, aunque la derecha comercial e industrial ha crecido nunca volvió a tener la capacidad de expresarse políticamente como en los años de los estanqueros de Portales o el Partido Nacional de Manuel Montt, la mayoría han tratado de acomodarse a los gobiernos de turno, lo que a la larga ha sido desastroso para todos. Yo creo que José Antonio Kast en cierto modo representa a esa derecha, diferente a la de los beatos y latifundistas y es una gran oportunidad para que en el futuro se vuelva a articular lo que en su tiempo fueron los estanqueros, que están entre lo mejor que ha tenido Chile en su historia. Antes de las elecciones creo que escribiré algo sobre Kast.

Estas dos derechas que tienen profundas diferencias, se juntan en convivencia precaria en la llamada "derecha política", los ricos hereditarios son menos, más beatos y tradicionalistas, pero tienen redes y tradición política que les permite manejar a los partidos y hacerse elegir en el parlamento: Carlos Larraín u Ossandón por ejemplo. La derecha comercial e industrial es más numerosa, de allí salieron Jorge Alessandri, Sebastián Piñera o el propio Kast. Los Chicago Boys son la expresión más auténtica de esta derecha ligada al comercio y la producción, pero nunca han tenido una expresión política que los identifique.

En fin, igual como me gustaría que vuelva los bailes lentos y apretados, me encantaría si se volviese a articular un partido político o movimiento similar a lo que fueron los estanqueros, allí está el verdadero potencial de grandeza de Chile, la miseria está desparramada en todo el sistema político actual, creo que ya hemos tenido bastante de eso.


Lo acabo de leer en Twitter: la belleza de la foto se llama Heidy Lamar, fue actriz de cine en los años treinta pero le aburrió la actuación y se retiró en la mitad de su carrera, en pleno éxito. Luego se dedicó a la ingeniería y en los años cuarenta trabajó en investigación sobre propagación electromagnética para los Aliados, durante la Segunda Guerra Mundial. Tiene el crédito muy poco conocido de haber desarrollado la tecnología de saltos de frecuencia, que hoy se usa en telefonía celular, Wifi y Bluetooth, ¿que me dicen? Rica e inteligente...

18 Comments:

Anonymous Anónimo said...

..Hizo uno de los primeros desnudos muy eróticos del cine, y captó la atención de Mandl un contratista de armas que proveía a los nazis y que terminaría en la Argentina en la posguera. Mandl la vio en el cine y la persiguió hasta que se casó con él pero luego la encerró celosamente del mundo. En esos tiempos parece que se dedicó a la ingeniería, para distraerse. Sedujo a su asistenta, que la ayudó a escapar de los guardaespaldas de su marido, y huyó a América. Ahí patentó su invento pero retomó su carrera de cine en Hollywood. Antes tuvo tiempo de decirle a los americanos todo lo que sabía de la producción de armas de su esposo para los nazis. Uls

9 de noviembre de 2017, 21:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Pero que mujer! Me enamoré jaja
Notable doña Heidy, gran información Ulschmidt!

9 de noviembre de 2017, 21:48

 
Blogger EDO said...

Ojo que muchos hijos de la derecha latifundista luego fueron los que fundaron las empresas de servicios de los 80s en chile. Se valieron de su muy buena educacion y contactos para hacerlo.

PD: Que seca la Heidy Lamar pero casarme con una mujer ingeniero ni loco.

9 de noviembre de 2017, 22:39

 
Anonymous Wilson said...

La derecha latifundista estaba desaparecida en la epoca de Frei padre, solo quedaban algunos parlamentarios de ese origen. EL llamado latifundio/minifundio fue un invento del proyecto CIDA, tipicamente estudiaban unos pocos casos, armaban cifras sobre concentracion de la propiedad y la supuesta inelasticidad del sector agricola a los precios. Chivas las tres bases de la reforma, como se probo a poco andar del GM, que revento la estructura propietaria, las restricciones legales, y la actividad de todo lo agricola. Asi, en el peor de los casos, la derecha terrateniente era cero a mitad de los 70'.
Creo que hay una derecha catolica, otra mas laica y una tercera liberal. Y las tres se extienden en toda la nacion, siendo la laica y la liberal mas un fenomeno de grandes concentraciones urbanas. Pero no creo que su origen sea el viejisimo asunto de la propiedad de la tierra.
Otra forma de caracterizar a la derecha es una avergonzada y temerosa, siempre lista a "moderar " a los adversarios y a los enemigos tranzando y otra mas principista y que trata de estar a la altura de sus valores. La primera seria parte de RN y la Udi , y la segunda seria mas o menos la linea de J.A.Kast. Piñera seria DC, un centro izquierdista con la fantasia de ser "ecuanime"

9 de noviembre de 2017, 22:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, las familias Ossandon, Larraín, Edwards, Matte, Ruiz-TAgle (el tío rico/pobre) y otras tienen su fortuna de la tierra, muchos desde la Colonia ¡algunos todavía tienen! El latifundio yo lo conocí personalmente y no er raro a mediados de los sesentas, aunque ya venían en extinción por décadas. Me acuerdo de las deliciosas "galletas" que se repartían a los inquilinos y lo cariñosos que eran, residuos de esa sociedad feudal -que en los setentas tal como dices desapareció- quedaron por muchos años en la primera mitad del Siglo XX y algunos sobrevivían en los cincuentas.

Esas fortunas históricas asociadas a esos apellidos y otros coloniales como los Irarrazabal, Ureta, Marques de la Plata, etc. y su clientela, los Oneofre Jarpa y otros por el estilo tenían y todavía tienen una caracterización bien clara, lo que pasa es que son la industrialización del campo muchos salieron del mapa, pero todavía existe esa derecha en política, solo mira a Carlos Larraín, a Ossandon o los Matte. Todos muy adscritos a la parte más conservadora del catolicismo.

También en eso hay diferencias, otros católicos de derecha son cercanos a Shoenstat (Kast seguramente) o a los propios jesuitas que no se pierden una.

Pero el asunto "valórico" en la derecha es -a mi modo de ver- solo una moda, principalmente una reacción a la agresividad del progresismo, lo valórico nunca ha sido gran tema en la derecha por las características con que en América Latina enfrentamos la religión (acá prácticamente nadie cree en el castigo divino o irse al infierno como los gringos, ese es otro tema largo). Lo valórico creo que es un asunto 100% artificial, más que nada una reacción.

9 de noviembre de 2017, 23:13

 
Anonymous Wilson said...

Lo que habia era concentracion de la propiedad, el informe CIDA se dedico casi solo a eso; pero esa concentracion solo era solo fruto de los precios politicos de los productos, del estanco de la importaciones, (solo el estado importaba), no una cualidad de una clase social. Dicho mas claro; sus herederos tenian propiedades que nadie queria comprar, su poder politicos (el control sobre la masa de campesinos) murio con la cedula unica en 1958 y las reformas electorales, aunque sin duda tuvo un pequeño resabio que duro hasta Frei padre. Pero poder politico, votacion asociada a la propiedad de la tierra murio, quedo el nombre, el habito, algunos, como los que nombras, mantuvieron mucha plata comparados con cualquiera de nosotros, por ej, pero nada comparado con el valor actual.
De ahi nace el malentendido, un perico tenia 2000 has, pero que valian hongo, con suerte le alcanzaba para tener una casona y era tan pobre que pagaba buena parte en tierras a sus inquilinos y medieros. Claro eso es una cantidad increible de tierra...desde el GM adelante.

10 de noviembre de 2017, 00:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda,los terrateniente dejaron de tener el voto de los inquilinos a principios del siglo pasado tal como dices, pero siguieron caracterizando a la derecha conservadora, hasta el día de hoy.

Eso del terrateniente empobrecido me consta, así era.

10 de noviembre de 2017, 03:03

 
Anonymous er lusho said...

Hay un blog que habla de cuicos y que dice mas menos tu tesis. El cuico fundacional y original es de la 1era oleada de españoles rancios llegados en la colonia (quiza hasta 1750). Luego vienen la segunda oleada de inmigrantes europeos (mas industriales como alemanes, croatas, en fin) y que son los cuicos de apellidos raros. buen post Tomas.

10 de noviembre de 2017, 09:38

 
Blogger Jose Cornejo said...

Bastante interesante y educativa la columna de hoy, Tomas. El tema de las dos derechas quedó bien explicito, pero hay, en mi opinion, una tercera derecha que es la del clase media y que tiene sus origenes en la derecha más industrializada. Es a la que el zurderío carroñero ignorante nos llama "fachos pobres". Esta tercera derecha es la que está cargandose para el lado de Kast como nunca antes lo ha hecho por candidato de la derecha alguno.

La Derecha tradicional es ahora la llamada "centro derecha".

10 de noviembre de 2017, 10:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy buena observación José, en la entrada hablaba de lo que se conoce como "la derecha económica" en Chile, es decir la derecha de gente rica, también existe una masa que es mucho mayor, somos lo de derecha por ideas y prefecrencia, no por defender bienes o intereses económicos (que está perfectamente bien). Esa derecha no existía hasta que Jaime Guzman formó la UDI, antes existía el concepto de clases sociales que en Chile desapareció en los ochentas y la gente mayormente se identificaba con partidos de clase, eso ya prácticamente no existe en Chile ni en el mundo.

Me faltó colocar la derecha por ideas y preferencias, que es la que tiene más gente y la que irrita tanto a los fiambre que todavía tienen sueños húmedos con la "lucha de clases".

10 de noviembre de 2017, 10:53

 
Blogger Frx said...

Vaya, cosas que uno cree más de ahora siempre suelen tener un origen más remoto. En parte es lo mismo que ocurre con la derecha alternativa, en el fondo todos están unidos más por su animadversión a los progres que por amor a la libertad u otra cosa.

10 de noviembre de 2017, 12:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Los motivos por los que la gente vota son muchas veces los más absurdos. La mayoría ni saben lo que están haciendo

10 de noviembre de 2017, 13:00

 
Blogger Jose Cornejo said...

Me quitaste las palabras del teclado, tomás. iba precisamente a citar eso, ya que fue Jaime Guzman el que comenzó a encantar a la gente que sin tener capital o pertenecer a las familias mas pechoñas y acomodadas, se sintieron agradecidas del gobierno militar y de sus beneficios. Fue cuando la derecha y su agenda valórica y económica se acercó al chileno comun y corriente al punto de ganarle territorios que eran "propiedad" de los zurdocarroñas. Esto es lo que a dia de hoy no le perdonan ni a Guzman ni a Yevenes (asesinado por el FPMR antes de terminar el GM).

10 de noviembre de 2017, 17:01

 
Blogger Jose Cornejo said...

Sobre el voto, una de las ideas por las cuales la gente no votará por Piñera y si por JAK es la venganza contra el primero por haberlos traicionado. es el voto de castigo que se les dio primero con el "plan ahora" que destruyó la candidatura de Matthei tras las bajas de Golborne primero y Longueira después y que ahora se lo comerá calladito, bracitos cortos. Eso explica el porqué quiere tambien ganarse el voto del zurderío ofreciendo lo mismo que sus contendores de izquierda.

10 de noviembre de 2017, 17:03

 
Anonymous Anónimo said...

Estimado Tomás, sólo como un humilde (y disperso) aporte, Heddy Lamarr era el nombre de esta famosa damisela.
Un abrazo!
Eugenio

13 de noviembre de 2017, 12:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahhh Eugenio, me hiciste acordar de nuevo ¡otra vez voy a tener problemas de sueño jajaja!

Saluti!

13 de noviembre de 2017, 12:50

 
Anonymous Anónimo said...

Jajajaja nooo amigo, tranquilo si no pasa ná... !!!
Saludos!!

14 de noviembre de 2017, 11:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja no, si lo decía por Heddy Lamarr esta vez, cada vez que me acuerdo de ella se me quita el sueño!!!

14 de noviembre de 2017, 13:31

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas