Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. "Be yourself, but bigger"

Un problema país: la delincuencia

lunes, 5 de febrero de 2018

Existen varios problemas país, que van más allá de nuestras preferencias políticas y que hoy son los problemas más graves que tenemos como sociedad: el peor creo que es la delincuencia, pero también están las jubilaciones, los seguros de salud, la educación, el crecimiento económico y otros de menor importancia. En la Encuesta CEP de septiembre-octubre 2017 estos temas aparecen en respuesta a ¿Cuales son los tres problemas a los que debería dedicar mayor esfuerzo en resolver el gobierno?.

La delincuencia aparece desde hace varios años en el primer lugar, lo que muestra que es el peor problema que tenemos. Por algo es la principal bandera de lucha de todos los políticos. Durante muchos años lo negaron pero a estas alturas parece claro que la delincuencia se desarrolló como problema grave a partir de la implantación de la Reforma Procesal Penal, hay una correlación clara entre la reforma y el aumento de la delincuencia, que se expresa en el popular concepto de "la puerta giratoria", para graficar la impunidad asociada al delito, donde los delincuentes entran a los tribunales y salen enseguida sin cumplir ningún castigo. Es decir hoy se delinque a costo cero.

Se han dedicado años de estudios y toneladas de papel tratando de mostrar que esa correlación entre la reforma y el aumento de la delincuencia no existe, pero con estadísticas se puede "demostrar" cualquier cosa y cada día vemos que ocurren más delitos, que estos son más violentos y que más delincuentes por regla general quedan impunes, eso es sentido común, evidencia empírica y lo que explica la alta indignación popular frente a la delincuencia reflejada en las encuestas.

Gracias al negacionismo cerrado que viene desde el Ministerio Público, del Poder Judicial, de las propias policías y de prácticamente todos los políticos, este aumento de la delincuencia es atribuido a otras causas que distraen la atención de la gente del problema real. Se habla de los "jueces blandos", "fiscales deshonestos y flojos", "defensores públicos trabajando para los delincuentes y contra la sociedad", "policías corruptos", etc. Todas esas cosas existen, pero no son la causa sino efectos, síntomas de un sistema legal viciado, que incentiva las malas prácticas e impide que la administración de justicia cumpla con lo que se espera de ella.

Por eso cuando Piñera asumió la presidencia en el gobierno pasado, diciendo que "se le acabó la fiesta" a los delincuentes hizo el ridículo, porque la delincuencia siguió tal cual como si nada. Y en este gobierno va a pasar lo mismo, así como en los que vengan después, a menos que exista una modificación profunda al sistema de proceso penal, que está en la raiz del problema. Con el proceso penal actual la delincuencia seguirá escalando más y más alto, porque existen todos los incentivos para ser delincuente: el crimen está pagando y cada día mejor.

La delincuencia seguirá creciendo mientras no se modifique de manera profunda nuestro proceso penal, lo que es peor, ahora está mutando a formas mucho más avanzadas como son el crimen organizado y terrorismo, que infiltran las instituciones. La Coordinadora Arauco Malleco tiene hoy infiltrados en organismos judiciales y de inteligencia. El nacotráfico tiene infiltrados en municipalidades, donde desde el alcalde hacia abajo todos trabajan al servicio de los narcos. ¿Que les ha pasado a los culpables en estos casos? Nada, son intocables gracias a la impunidad total que disfruta actualmente el Ministerio Público, con su facultad exclusiva para dirigir, investigar o desechar investigaciones.

Esta impunidad se multiplica cuando resulta que el delincuente es alguien que trabaja en la fiscalía, o en un organismo afín a ella. Hoy los fiscales pueden cometer los crímenes y delitos que se les antoje con total impunidad siempre y cuando los ampare el Fiscal Nacional y su sindicato, la Asociación de Fiscales, no existe nadie que pueda investigarlos ni abrir una causa penal contra ellos. Eso es lo que estamos viendo hoy mismo.

Para no alargar mucho la cosa -porque esto es tema para escribir un libro- saltaré de inmediato a la conclusión: el problema de la delincuencia no tiene solución en Chile, no se va a solucionar nunca y -lo que es peor- va a empeorar cada día, porque aparecerán mafias cada vez más poderosas de crimen organizado y terrorismo, enquistadas dentro de las mismas instituciones encargadas de reprimir el crimen. No es solo un asunto de personas (aunque parcialmente lo es), aunque pongan al Padre Hurtado o cualquier otro santón de Fiscal Nacional al poco tiempo se va a corromper, porque el poder absoluto corrompe de manera absoluta. Es lo que estamos viendo ahora mismo con la pugna entre la Fiscalía y Carabineros. La Reforma Procesal Penal creo pequeños monstruos que hoy ya están completamente descontrolados. 

Creo que Piñera va a fracasar nuevamente en la lucha contra la delincuencia, tal como fracasó en su primer gobierno. Por el contrario, esta seguirá escalando y corrompiendo a las instituciones. Piñera no tiene el carácter que se necesita para hacer el cambio y no se le va a acabar el recreo a nadie, al contrario, la fiesta recién está empezando. Ojalá me equivoque, pero me parece que en esto también le voy a apuntar.

17 Comments:

Blogger EDO said...

De partida al Piñera no le interesa el tema de la delincuencia. Su objetivo sera recuperar la economia asi que estamos cagados.

Lo otro es que a muchos grandes intereses no les conviene que termine la delincuencia porque el negocio es muy grande (concesiones de carceles y demases) y no conviene que se acabe la delincuncia. Incluso hasta carabineros estarian de sobra si esta se acaba (todos sabemos como roban carabineros).

4 de febrero de 2018, 23:15

 
Anonymous Wilson said...

Asi no mas parece que va a ser la cosa...
Quiza si se autorizara la compraventa de drogas, asi se podria matar el narcotrafico y sus efectos perniciosos, y dedicar la policia y el sistema judicial a crimenes de verdad. Asi podria haber alguna esperanza.
Si no iremos en camino a lo que es centroamerica con maras y semejantes, en cuyo caso no habra mas opcion mi mantra...

5 de febrero de 2018, 00:08

 
Anonymous Anónimo said...

Hay que elegir por voto popular a los fiscales. Enseguida los veríamos en los estrados y los mitines, prometiendo ríos de sangre, linchamientos rápidos (que es lo que el pueblo de veras quiere) Basta de garantismos con los delincuentes. Uls

5 de febrero de 2018, 09:56

 
Anonymous Anónimo said...

Prenderle fuego a la ANI, desmantelando o echando a todos de esa pocilga.
Usar las mismas tácticas de la izquierda, y darle como bombo en fiesta la incompetencia de los Fiscales y los nexos terroristas/narcos en el sistema judicial y/o policial a traves de la TV.

Y llamar a plebicito para borrar esa basura de Reforma Judicial

Marcelo

5 de febrero de 2018, 11:54

 
Blogger Jose Cornejo said...

Cuando se creó la reforma procesal penal, nadie llamó a referendum ni tampoco se informó de dicha situacion. simplemente se mandaron las partes y lo modificaron.

5 de febrero de 2018, 13:03

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Delinquir tiene costo cero. Así de simple. Trabajar honradamente tiene costo.

Además de lo que describes, hay que borrar el Instituto Nacional de los Derechos Humanos, los cuales están a favor de los delincuentes, terroristas y funadores, entre otros.

5 de febrero de 2018, 13:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, el tráfico de drogas no es problema, su prohibición causa miles de problemas, por mi, como dices, que lo liberen mañana mismo.

Ulchmidt, la elección de fiscales sería infinítamente peor. De hecho muchos de los problemas que tenemos en Chile son porque los fiscales ven su trabajo como trampolín a la política.

Anónimo, José, todo pasa por la creación de un fuerte movimiento de opinión que se traduzca en mayoría parlamentaria. Con eso se puede hacer cualquier cosa, sin eso nada, aparte de un golpe de estado. Todo lo malo que nos pasa es culpa de nosotros mismos, por votar y elegir a estúpidos y demagogos en la presidencia y el parlamento.

Lo que con ley se hizo, con otra ley se deshace.

5 de febrero de 2018, 13:11

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Delinquir tiene costo cero. Así de simple. Trabajar honradamente tiene costo.

Además de lo que describes, hay que borrar el Instituto Nacional de los Derechos Humanos, los cuales están a favor de los delincuentes, terroristas y funadores, entre otros.

5 de febrero de 2018, 13:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si,el INDH es una cosa que jamás debió existir con financiamiento de impuestos, un parlamento decente no tendría problema en eliminarlo, si quieren ser ONG perfecto, pero sin plata de los impuestos, ni un cinco

5 de febrero de 2018, 13:18

 
Anonymous Anónimo said...

Perdón la ignorancia, pero cómo funciona el gobierno? Piñera o el que le maneje la billetera puede no transferir dineros a instituciones basura? Con unos 6 meses sin recursos muchas entidades tendrían que cerrar. Sería lo mejor.

5 de febrero de 2018, 13:25

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay algunas cosas que puede hacer el presidente, pero son menores. Por ejemplo cortar las subvenciones a ONGs, cada presidente regala plata a aus grupos favoritos, a Bachelet se le pasó la mano regalando miles de millones y eso se va a cortar. Pero las reformas importantes y necesarias todas pasan por el parlamento.

El INDH es un engendro estatal (corporación de derecho público), debería eliminarse por ley

5 de febrero de 2018, 13:34

 
Blogger Frx said...

Concuerdo, tampoco veo que sea algo que se vaya a solucionar nunca. Además que es necesario volcar la mesa con las leyes porque estamos llenos de leyes inútiles y perversas.

5 de febrero de 2018, 14:09

 
Anonymous Anónimo said...

Mas que nada lo del referendum, es dar "legitimidad" de la mayoría, para impedir que pasteles tipo Freres,Navarro, Harboer, etc. etc. quitarles el piso y defiendan ese engendro de justicia que tenemos

Marcelo

5 de febrero de 2018, 14:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

Piñera tiene el poder de hacerlo, pero lo que tiene de poder, le faltan en cojones. Es un DC desde la cuna y lo será hasta la tumba y más allá. Por eso es mejor potenciar a JAK como presidente.

5 de febrero de 2018, 15:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es un problema complicado, ningún político se atreve a hacer reformas audaces por miedo a perder su cuota de poder, J.A. Kast es el único parece

5 de febrero de 2018, 16:12

 
Blogger Jose Cornejo said...

Por eso lo digo. JAK no se ha casado con nadie de la clase politica (por eso se retiró de la UDI) y tiene más agallas que todos los politruchos juntos.

5 de febrero de 2018, 18:31

 
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que funciona como un negocio que se defiende a sí mismo. Me corro de lo criminal: vamos a lo laboral. Hay una justicia laboral, cada tanto alguien "simplifica el sistema", normalmente un malvado gobierno neo-liberal que flexibiliza la legislación laboral, etc... Luego el sistema se encarga de volver a complicarlo.
Aquí, por ejemplo, Menem legisló una tabla de indemnizaciones laborales e impuso un seguro obligatorio a toda empresa (antes no era obligatorio). Si alguien se accidentaba y perdía un dedo, se tipificaba su grado de incapacidad y se le pagaba ese porcentaje por todo el período de vida laboral que le quedaba. Este pago administrativo era perentorio por parte de la aseguradora, pero inhibía al trabajador de hacer juicio.
Luego, en unos años, un tipo ganó ante la Suprema Corte el derecho a litigar. No pueden ponerle un techo a su reclamo por esa vía, dijo la Corte, no puede impedirle que litigue. Los tipos cobraban el reclamo administrativo y después hacían juicios igual. Por el dedo, por el trauma, porque mi novio me dejó por culpa del dedo, etc.. etc.. Vuelta a la incertidumbre, vuelta a los litigios, vuelta a la industria del juicio.
El sistema no puede ser simple porque hay gente que pierde mucha plata. Con lo criminal es lo mismo. Uls

5 de febrero de 2018, 19:15

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas