Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Cien monos

domingo, 14 de diciembre de 2008


Acabo de leer que la empresa General Motors, de no recibir un rescate antes de fin de año podría ir a la quiebra. Algo desapercibido por la mayoría de la gente como pasa con todas las cosas importantes, cuando Colón volvió de descubrir América probablemente muy pocos le dieron bola. ¿Por que puede ser tan importante el problema de GM?, retrocedamos un poco al pasado.

En 1967 Jean Jacques Servan Schreiber publicó El Desafío Americano que se transformó rápidamente en el best seller más comentado de la época, yo lo leí entonces y, como a todos, me causó una enorme impresión. En ese libro se proyectaba que para la década de 1990 las cuatro quintas partes de las organizaciones manufactureras mundiales estarían en manos de quince empresas multinacionales norteamericanas, cada una de las cuales estaría en capacidad de dar trabajo a miles de personas en el mundo. Tres de estas empresas serían las principales: IBM, Boeing y General Motors.

Como en la salsa, podríamos preguntar ¡que pasoooo!. La magnitud de este error no es solo puntual, sino que muestra una manera de pensar equivocada en la mayoría de las personas, que persiste hasta el día de hoy. Es el pensamiento torpe de proyectar en línea recta, con una regla, creer que lo que crece hoy seguirá creciendo indefinidamente y que existen recetas infalibles para el éxito económico que están en manos de unos pocos privilegiados.

Las economías de escala son un ejemplo de esta clase de pensamiento, creer que el solo tamaño es una ventaja insuperable y que la plata se tiene a concentrar indefinidamente en los mismos bolsillos. La quiebra de la General Motors, el declive de IBM y Boeing muestran que esa idea es una tontera, la verdad es que existen mas deseconomías que economías de escala. En la década de 1980, las exportaciones norteamericanas casi se duplicaron. Entre el 80 y 90% de ese crecimiento correspondió a empresas pequeñas o medianas.

Hoy podemos ver el error de esas ideas que parecían lógicas en los sesentas, pero no todos pueden verlo, en verdad muy pocos se pueden sacar las anteojeras de las viejas ideas absurdas. Leí el comentario de un amigo que decía algo así como que el capitalismo consiste en "apropiar y acumular la riqueza generada por los trabajadores", esas ideas del capitalista como un Rico Mac Pato que guarda las monedas en una enorme bóveda son parte de la forma de pensar sesentera, que cree que existe un set de recetas para el crecimiento infinito y sin riesgo en manos de unos pocos afortunados, de ser cierto, hace tiempo que toda la plata del mundo estaría en un solo bolsillo.

Pero volvamos a la quiebra de General Motors ¿que es lo que falló en una economía de escala casi perfecta? es muy sencillo, el sueldo de un trabajador automotriz puede ser de 29 dólares la hora o más, mientras que en el resto del mundo un sueldo de 5 a 10 dólares para un obrero es lo normal. En los setentas los sindicatos establecieron mochilas de enormes beneficios incluyendo uno muy curioso llamado "banco de trabajo" donde le pagan sueldo a un trabajador por no hacer nada y que llegó a tener 40.000 beneficiarios ¡ese trabajo es el que yo necesito!

Peor, desde Jimmy Carter se empezó a establecer garantías cuasi estatales para que personas pobres o de bajos ingresos tuvieran acceso a préstamos para comprarse una casa, sin importar si podían o no pagar la cuota, muy parecido a las viviendas sociales que entregan a los pobres y que nadie paga en Chile, pero con una pequeña diferencia: esto subió los precios de las viviendas y hoy nadie se extraña de que una casa cueste un millón de dólares o más.

Ahora las automotrices están quebradas y a pesar de lo que hagan por rescatarlas seguirán sin poder competir con países donde se gana 5 a 10 dólares la hora, habrán cientos de miles de desempleados y otros tantos que perderán su casa por no poder pagar las cuotas de sus préstamos ¿Y que? es lógico que esto pase, cuanto antes mejor, también le pasó al Japón y Europa, la madre del asistencialismo, que vive una corrosión más lenta gracias a su menor tamaño, pero va por el mismo camino.

Es un problema de mentalidad, tal como con el asunto de los fondos de pensiones, aunque la gente se de cuenta de la realidad todavía necesita que alguien le mienta, necesitan un discurso, un relato como dicen los siúticos tal como algunas mujeres necesitan que les digan "tu eres la única" sabiendo que son engañadas. Es una necesidad psicológica.

Solo así se explica que le sigan buscando la quinta pata al gato, hablando del fracaso del capitalismo y poniendo sus esperanzas en un mítico mesías llamado "estado". Se realimentan de resentimiento echando la culpa a los ejecutivos que viajan en aviones privados y ganan grandes sueldos, como si esa fuese la causa de la quiebra. Ni aunque ganaran mil veces, como dice el dicho -sanitizado por esta vez- cien monos comen más que un elefante.

Etiquetas:

13 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

si, USA ya puede estar llegando al momento en que deje las tareas fabriles a otras gentes

14 de diciembre de 2008, 15:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, yo creo que les llegó el momento hace rato. Es un ciclo que ha pasado muchas veces antes, un ejemplo de potencia industrial y manufacturera fue Aelmania, cuando se fue enriqueciendo subieron los sueldos y beneficios sociales y entonces empezó a importar obreros inmigrantes, ahora casi ninguna empresa insignia alemana permanece competitiva como lo fué en su época Krupp o Daimler Benz, en el mejor de los casos son de nicho.

Cuando irrumpió Japón en los 80s los capitales de USA respondieron con empresas tecnológicas que dependen fuertemente de patentes y protección industrial o intelectual: software, cine, música, medicamentos, semillas, químicos. El problema es que todos esos rubros donde el valor agregado es solo intelectual son muy fáciles de copiar y países como China, Rusia, Iran, o tendrán ningún escrúpulo en aprovecharse de eso en cuanto USA no esté en posición de defender -por fuerza si es necesario- sus patentes.

La idea de basar el crecimiento en desarrollo de tecnología es muy peligrosa incluso para países grandes como USA, y en nuestros países pequeños los copiones que siempre piensan con 10 años de atraso dicen que esa es la solución para el desarrollo... si serán mensos.

14 de diciembre de 2008, 17:41

 
Blogger Lilian said...

No lo creo ...

14 de diciembre de 2008, 22:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Solo fíjate en los problemas de las industrias cinematográfica, de software y editorial, son un buen aviso de lo que viene.

En estos casos USA no puede usar la fuerza para defender sus derechos porque la copia es hormiga, imposible de controlar. En otras áreas de la tecnología todavía se necesitan instalaciones importantes y apoyo del gobierno, pero basta un gobierno hostil para que haga tecnología reversa y produzca a menos precio (solo tendrán una fracción del costo de desarrollo original).

Ni siquiera los secretos atómicos se pudieron mantener secretos por mucho tiempo.

14 de diciembre de 2008, 22:51

 
Anonymous Claudio said...

Por eso es que se habla de formar una cultura de innovación. Es decir, aceptar el hecho de que las innovaciones tienen una corta vida debido a su vulnerabilidad copiativa, pero para contrarrestar esto tener la capacidad de generar continuamente nuevas invenciones.

Sin embargo, esto es fácil de decir pero complicado de implementar. No es fácil generar invenciones periódicamente. No estamos hablando de producir papas.

Pienso que una buena solución intermedia es generar capacidades innovativas en áreas muy específicas. En el caso chileno estas capacidades debieran estar asociadas a nuestras ventajas competitivas (minería, forestal, pesquero y alimentario). No tiene caso generar en Chile capacidad innovativa para la industria automotriz, por poner un ejemplo.

15 de diciembre de 2008, 11:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claudio, sin duda, no podría estar más de acuerdo, las prioridades deberían ser:

1.-Ventajas comparativas
2.-Ventajas comparativas
3.-Ventajas comparativas

15 de diciembre de 2008, 12:22

 
Anonymous LD said...

Hi, Tom.

I received your holiday greetings. Thank you, and I wish the same for you.

I like the metaphor about the new year being like a brand new car. I just hope it doesn’t turn out like you so-called “green monster,” though.

Take care.

15 de diciembre de 2008, 12:31

 
Anonymous Anónimo said...

Ser el mejor y el más grande ya no tiene futuro, en 30 años más los más ágiles serán los sobrevivientes. El desarrollo tecnológico ira más rápido que la capacidad de las fábricas de manufacturar. Los planes de desarrollo con más de 5 años, estarán obsoletos en el último año y la globalización ira en reversa.
Me parece que el futuro, no solo estará impactado por la capacidad de copia,como dices Tomas, sino por que todos los problemas que tienen que ver con el IQ e inteligencia, estarán resueltos por las súper computadoras y sistemas robotizados asociados, mas bien el hombre pasara a tener valor agregado, según su capacidad emocional, por lo que las mujeres perfectamente podrían pasar a dominar las economías del futuro. ¿Muy loco?, no se, habría que ver esto en 100 años más.ja.

Vicente

15 de diciembre de 2008, 15:26

 
Blogger Lilian said...

Bingo! Vicente tiene toda la razon. El secreto es en la "agilidad" de una fabrica; por eso mismo es que General Motors y Ford estan en problemas porque se "entretuviero" demasiado consigo mismos en vez de servir las necesidades prontas del mundo de hoy. Mientras se busquen/encuentren estrategias para proveer procesos/respuestas rapidas, todo estara bien.

15 de diciembre de 2008, 19:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hi LD, hahaha! the green monster is just ugly, not bad at all, merry Xmas!

Vicente, Lilian, muy buen punto lo de la agilidad, pero solo las compañías chicas pueden ser ágiles y partir desde cero cada cierto tiempo. En una empresa grande la flexibilidad es imposible, mantenerla funcionando consume todo el tiempo y los recursos.

Un modelo de empresa agil y que trata de sacar primero mejores productos es Google, pero creo que no es un esquema sostenible en el tiempo. En su época Microsoft fue el equivalente de Google hasta que se consolidó.

Claro que eso vale para las empresas tecnológicas puras, hay un enorme sector de la economía que es convencional como la explotación de los recursos naturales, construcción , etc. que los "perfectos idiotas latinoamericanos" (PIL) miran con desprecio, agregar tecnología a esas empresas convencionales ha demostrado ser un excelente negocio. Igual no hay negocio que no tenga su ciclo de vida, del gorreo y de la muerte no se salva NADIE, eso vale igual para las personas y empresas, es como la Ley de Gravedad.

15 de diciembre de 2008, 21:22

 
Blogger Lilian said...

Lo de ciclos es cierto pero comparado con nuestras cortas vidas, el ciclo de un negocio puede variar entre 2 - 3 agnos buenos a un siglo o mas, depende. Tu sabes que la empresa en la cual yo trabajo es grande; tuvimos problemas de "agilizacion" pero se han solucionado. Una de las soluciones: emular el modus operandi de una empresa chica. Ejemplo: un programador reuniendose casi todos los dias con el cliente para trabajar juntos en el desarrollo de un producto, cambiando, probando, etc.
Saludos!!

16 de diciembre de 2008, 08:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, tambien el rubro de tu empresa es especial: son estratégicos, trabajan mucho a pedido, tienen productos únicos, etc. Claro que deben tener problemas, pero de distinta naturaleza.

Por otra parte es ideal eso de tener prácticas de empresas pequeñas dentro de una grande

16 de diciembre de 2008, 10:26

 
Blogger Lilian said...

Tomas--
En general, los problemas de las empresas grandes son similares, sean del rubro que sean. El principal problema -y esto no lo digo yo sino que los estudios alusivos de los cuales hemos tenido que aprender, es perder la perspectiva de uno mismo como empresa. Me refiero a pensar que uno es irremplazable. Eso es lo que "casi" nos paso a nosotros y lo que le paso a General Motors. El problema es que ellos fueron demasiado idiotas como para darse cuenta a tiempo; por eso mismo es que no quiero que los ayuden ni con un centavo de mis impuestos.

16 de diciembre de 2008, 11:32

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas