Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El hipódromo de Arica

martes, 3 de febrero de 2009


El Hipódromo de Arica es una de esas cosas que uno se pregunta si existieron realmente o solo las imaginamos. Tengo un recuerdo muy vivo de un sábado del año 1969 cuando mi cuñado me llevó a ver los pingos y pude conocer el pequeño mundo que existía entonces enfrente a la playa Las Machas, algo muy difícil de creer ahora, que solo queda un terreno tan ruinoso que incluso con el Google Earth cuesta ubicarlo.

El hipódromo fue representativo de Arica en los sesentas, como una pequeña ciudad adonde llegaban micros, habían restaurantes y cuadras con los caballos, que eran cientos, el personal que los cuidaba, preparadores, jinetes, todos los que vivían de esa actividad, muchos  en pequeñas casas cerca de la pista, que para su época tenía de todo: cómodas tribunas, partidores, meta con equipo fotográfico y la sala de propietarios donde los macucos hacían la vida social y veían como los trataba la suerte.

Durante esos años era una moda entre los comerciantes tener uno o varios purasangre, que llegaban desde Santiago en unos destartalados aviones C-47 de la empresa LASA, las apuestas eran fuertes y los fines de semana una fiesta donde el hipódromo se repletaba de ariqueños que iban a poner unos escudos en las patas de su caballo favorito. El Hipódromo de Arica era una de las grandes atracciones turísticas de la ciudad.

¿Que pasó después? se acabaron los subsidios, fin de la la plata dulce y todo se fue al diablo. El Hipódromo Arica S.A. todavía existe tras una enmarañada red de movidas del directorio y hoy operan una agencia de apuestas en Patricio Linch, el gran terreno de Las Machas está allí, hay directores que han tratado de avivarse y algunos ya han pegado su mordisco, todo está allí en ruinas mientras de a poco le van sacando porciones al terreno, tal como se sacan las tajadas a un salami.

Arica en los sesentas, fue como otro planeta, tengo dudas si habrá sido como yo recuerdo o las cosas son exageradas por mi imaginación. Vine a acordarme mientras veía un programa en la tele donde hablaban de esto mismo, luego me llegó un mail de Lilian también referido a los años de la plata dulce. los astros se alinearon. Dicen que la historia es cíclica pero no creo que esos años se vuelva a repetir, pese a lo que digan los políticos oportunistas -como Zaldivar- que hoy anda cazando giles con el cuento de las políticas de estado. Pero si de a poco nos vamos consolidando como ciudad turística puede que algún día aparezca un loco o visionario que resucite el hipódromo, le pegue el palo al gato, se hinche de plata y tengamos de nuevo una de las joyas que perdimos con el tiempo.

La foto es de 1976 y aparece el versátil doctor Renato Aguirre a caballo en el hipódromo, está publicada en el extraordinario sitio Arica a Caballo que una vez más les recomiendo visitarlo, vale la pena.

Etiquetas: ,

9 Comments:

Blogger Lilian said...

Que bueno que leiste la nota en que te etiquete. La escribio alguien a quien no conozco y me parecio bastante emotivo lo de "somos de la banda de Arica..." [por lo menos para los que vivimos afuera, lo es] aludiendo a los musicos y a la ciudad en general en realidad y su cultura.
Saludos!

3 de febrero de 2009, 18:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Lilian, me gustó mucho la nota y la mención de "la banda del litro", esas bandas hay en todo el norte de Chile pero especialmente en Iquique y Arica, acompañan a los funerales y animan las fiestas, tienen muchos vientos y a veces se desperdigan tocando para los bailes religiosos y después se vuelven a juntar. Espero que cuando yo estire la pata vaya precedido por la banda del litro tocando "ese pollito que tu me regalaste" a ritmo fúnebre, después que me tiren a la fosa común nomás no hay problema jaja

3 de febrero de 2009, 19:16

 
Blogger Lilian said...

No me perdere tu funeral Tomas! Suena muy divertido; con musica y me imagino que tambien corresponde para una celebridad con tu reputacion algo rico y con contenido alcoholico, no?
:-)

3 de febrero de 2009, 19:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Una vez ví un entierro en Tacna que me encantó: iban unos 15 amigos, no más y una banda de bronce con 4 músicos y una caja. Borrachos como cuba y llevaban el cajón en hombros, con cervezas en la mano y ¡tirando fuegos artificiales!, es el funeral más genial y escandaloso que he visto en mi vida y lo mejor es que era un grupo chiquito de personas, cuatro gatos nomás.

Yo seguremente estiraré la pata sin pena ni gloria, me aseguraré que me saquen el hígado, córneas, corazón, todo lo que pueda servir para algo, aunque sea para lecciones de anatomía, así no me pasará como en ese cuento de E. Allan Peo donde el tipo despierta adentro del cajón arañando. Dono todas mis presas a la ciencia y el resto a la fosa común.

3 de febrero de 2009, 19:47

 
Blogger Lilian said...

Ese cuento que mencionas me dejo traumatizada para el resto de mi vida... Este Poe!

3 de febrero de 2009, 20:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Premature buried

¡No te lo puedes perder!

sweet dreams muajajaja!

3 de febrero de 2009, 20:42

 
Blogger Lilian said...

He admirado a Poe desde mi ninhez. Creerias que me encantaba leer sus historias mas tenebrosas, nada de historias de hadas :-) Asi es que te imaginaras la emocion que senti cuando ya a los muchos anhos de vivir en Baltimore, pude visitar las catacumbas donde esta enterrado. Y mas encima, lo hice en un tour especial, alrededor de las 10 de la noche, donde solo eramos tres personas mas la guia. Alli, ella nos mostro la catacumba de la primera historia de Poe en el cuento que citas. El cadaver que quedo parado... buajajaja... Mientras nosotros haciamos el recorrido por estas catacumbas, localizadas abajo de un edificio re'antiguo donde en esos momentos se desarrollaba una fiesta (de mi empresa), nosotros subiamos y bajabamos escaleritas de piedra estrechas y veiamos las tumbas; todo bien hasta ahi, nada de miedo ni similares. Hasta que la guia seriamente comenzo a hablar de que habian fantasmas en ese lugar y que algunas personas sentian y veian; estaba diciendo eso cuando un objeto (no recuerdo que era) en una de las criptas cayo e hizo un ruido con eco... Nos dio un poco de susto! pero lo racionalice como que tanta gente arriba en el piso principal del edificio pudiera haber producido algunas vibraciones al resto de la estructura; pero lo dudaba porque es un edificio inmenso! En fin, enseguida, subimos casi corriendo las estrechas escaleras y dejamos a Poe y sus amigos alli abajo. Mi admiracion por E.A.Poe no era para tanto...
:-)

3 de febrero de 2009, 22:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

De veras que Poe era de por esos lados! hay una novela de él que me impresionó mucho se llama (creo) Las Aventuras de "Arturo Gordon Pym" y se trata de unos tipos que van a la Antártida y se encuentran con un montón de aventuras espeluznantes, está muy bien contada es lo que más me ha gustado de él.

Jajaja! ya me imagino como habrás arrancado por las catatumbas, ten cuidado que no se te vaya a aparecer en sueños porque ahí si que no vas a poder despertar "nevermore!"

3 de febrero de 2009, 22:58

 
Blogger Lilian said...

No, no arranque, solo camine un poco mas apresuradamente... :-)

Poe es buenisimo y la verdad es que no se como comenze a leerlo a tan temprana edad (creo que fue a traves de una tia a quien le fascinaba todo lo misterioso o tenebroso, tambien leia a Agatha Christie)

3 de febrero de 2009, 23:57

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas