Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Nadie patea a un

martes, 29 de septiembre de 2009


Ayer me visitó una amiga que frecuenta este Templo del Ocio y andaba por Arica. Por esas coincidencias de la vida yo conocía a su mamá desde hace muchos años (¿quien no se conoce en Arica?) así es que pasamos toda la tarde conversando, cambiando recuerdos de los tiempos aquellos y sobre todo hablando de arte. Como saben uno admira más lo que carece y mi amiga es una artista muy importante en Europa, ¡saludos Momo, también nos acordamos de ti!. En fin que buen rato pasamos, les contaré más del asunto cuando sus proyectos empiecen a caminar. Recuerdos, ideas y unos pisco sour ¿qué podría ser mejor?.

Nada puede ser mejor que pasar un buen rato, el resto es puro costo, tanta gente que vive sacrificando su vida y haciendo cosas que odian para conseguir la ansiada seguridad ¿para que? si lo único realmente seguro es que vamos estirar la pata en cualquier momento, eso si que es seguro, lo demás es todo precario. Recuerden siempre, mis amigos, la Primera Ley de Bradanovic "de los cuernos y de la muerte no se salva nadie" esas son las dos únicas certezas de este cochino mundo.

Estuve viendo el blog de Alejandro Rodriguez, que es el jefe del proyecto de educación técnica que estamos haciendo y trata cuestiones bien interesantes sobre todo acerca del manejo de la energía. Ahora que se habla tanto de la matriz energética es bueno darle un vistazo porque Alejandro sabe muy bien de lo que habla, como ingeniero civil eléctrico de la U de Concepción. En cualquier caso es un eléctrico muy atípico, creo que alguna vez he comentado en este mismo blog que la electricidad de potencia debe ser la rama más árida y complicada de la ingeniería, casi todos los eléctricos que he conocido tienen problemas enormes de carácter, dos de mis amigos eléctricos, los más brillantes, murieron de cirrosis. Bueno, Alejandro es atípico porque se trata de un ingeniero eléctrico completamente normal, cuando a todos los demás les faltan uno -o varios- tornillos.

Estaba leyendo un libro que le mandaron a mi tocayo que se llama the way of Chuang Tzu, de Thomas Merton donde recopila y traduce libremente algunos escritos atribuidos a Chuang Tzu el escritor taoista más antiguo del que se sabe que efectivamente existió (la existencia histórica de Lao Tse no es segura), bueno son varios fragmentos de cuentos y conversaciones sobre el valor del no-hacer que es típico del Tao. A propósito de eso me acordé de ese dicho tan norteamericano "nadie patea a un perro muerto" y se me ocurrió una segunda lectura.

Lo convencional es decir que no es tan malo que te pateen porque significa que no estás muerto. La otra interpretación sería que es mejor estar muerto porque así nadie te patea. Seguramente a mi tocayo Thomas no le gustaría esta segunda idea por su prejuicio contra el suicidio, bah, a mi me pareció interesante claro que yo, ni muerto me suicidaría.

En fin, buenos momentos, un eléctrico atípico y el dilema del perro muerto. Nada muy entretenido que contar por hoy pero es lo que hay, un día más y un día menos en aburrilandia.

7 Comments:

Anonymous Wilson said...

Yo lo leo como una invitacion a hacerse el muerto, mantener un bajo perfil, mientras haces lo que quieres.

29 de septiembre de 2009, 22:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Excelente, me mataste el punto con esa tercera interpretación

29 de septiembre de 2009, 23:29

 
Blogger Rubencho said...

Hola Tomas,

después de leer el blog de Alejandro, quedo con esa sensación de que todo el asunto de la ETP se resume a nemotecnia, a repetir estadios. Y es difícil no caer en cuestiones complejas como "las necesidades del país" y cosas por el estilo. Me llego a imaginar a Mao Zedong planificando su "Gran Salto Adelante".

Tengo la impresión de que el asunto debiese ser abordado de manera más adaptable y flexible. Yo estudié en un Liceo TP, y fue una muy grata experiencia. Pero mejor hubiese sido si junto con la flexibilidad que se requiere en cualquier sistema educativo, se exigiera un real programa de tutoría o práctica profesional mínima durante todo el proceso educativo.

Las prácticas profesionales deben ser la PSU de las ETP, con la ventaja de que sirven de retroalimentación, habrían incentivos tripartitos y se pueden organizar en paralelo con programas relacionados como Cense o Sercotec.

Establecer un curriculum o parrilla programática base, tratando de adivinar las necesidades del mercado laboral y productivo de 5 o más años adelante, bajo las cambiantes condiciones actuales, es inconducente. Súmenle el hecho de que sólo quién enseña certifica competencias, y quien estudia sólo desea el certificado sin medir su valer.

Debería pensarse el asunto como una escuela deportiva, tipo Club de Futbol.

Instituto que se precie de tal debe garantizar práctica profesional completa certificada en forma externa.

30 de septiembre de 2009, 02:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ruben, uno de los grandes debates en estos días es si la educación técnica debe enseñar o no cosas "útiles" o "lo que pide la empresa", es un dilema que lleva a la contradicción: si enseñas lo que la empresa necesita, cuando cambian las necesidades o desaparece la empresa todo lo que enseñaste es inútil, si enseñas solo cosas generales los tipos no saben hacer nada útil y su empleabilidad es cero.

Esto se produce porque desapareció el antiguo sistema de educación en el trabajo, cuando aparecieron las "escuelas técnicas" tuvieron que imaginarse, proyectar, etc. que era lo que la empresa necesitaba, además apareció otra cosa medio absurda que es la "acreditación" donde te dan un papel que "acredita" que tu tienes ciertas calificaciones y se supone que con eso basta para certificar que eres básicamente apto en tu área.

Esas son dificultades de muy difícil solución, creo que el sistema de escuelas técnicas nunca lo podrá resolver y es mejor enfocarse en cuestiones más de forma como mejorar la calidad de los profesores, potenciar la marca, etc. que pueden solucionar en parte el problema principal que es la empleabilidad.

30 de septiembre de 2009, 08:08

 
Blogger Momo said...

Ola Tomas,

Sucede que fui precisamente a cenar ayer con la dicha persona por la noche (despues de mas o menos un anho sin verla).

Es en ese contexto que ella me reveló haberte contactado.

En efecto, hace alrededor tres años le había hablado de ti y de tu blog de manera elogiosa (yo le había sugerido incluso la idea, siempre que hubieras estado de acuerdo, de integrar tu blog en una exposición de arte contemporáneo que ella organiza en Santiago).

Personalmente, yo corté mis relaciones con esta persona, no voy a extenderme sobre el tema, pero estoy feliz de enterarme de que ayan disfrutado vuestro encuentro y que hayan pasado un bonito momento.

Te mando un saludo afectuoso

14 de noviembre de 2009, 02:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡GLUP!
No tenía idea de esa parte Momo, solo yo le mencioné que tenía un amigo y etc. etc. Bueno, cosas que pasan, yo tengo la mala suerte de "meter la pata" a veces con algún comentario, pero todo bien, efectivamente nos tomamos una cerveza y pasamos un muy buen momento. Resulta que yo era amigo de su madre desde hace muchos años.

Un abrazo y que estés muy bien, no te pierdas!

14 de noviembre de 2009, 03:14

 
Blogger Momo said...

No pasa nada, Tomas. Un abrasote

14 de noviembre de 2009, 21:33

 

Publicar un comentario

<< Home