Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La fábrica de delincuentes

viernes, 10 de diciembre de 2010

El incendio de la cárcel se San Miguel, que dejó más de 80 muertos divide a la opinión pública en dos grupos. A algunos les escandaliza la inhumanidad del sistema y lo ven como una tremenda e injusta tragedia. Otros -me incluyo- lo vemos con indiferencia o incluso muchos se alegran de la justicia directa que significa que algunos criminales se hayan muerto, con lo que termina la posibilidad de que vuelvan a la calle cuando cumplan su condena.

Esto nos devuelve a un antiguo debate entre los que pensamos que la cárcel debe ser un castigo y aquellos que opinan que debería ser una especie de escuela que entregue oportunidades para que los malos se reformen y se reinserten en la sociedad.

Si pensamos en la cárcel como castigo no podemos obviar el carácter de venganza por mano del estado en sustitución de la venganza por mano propia que las víctimas o los deudos podrían tomar por reacción natural: si alguien mata a un ser querido yo me sentiría muy satisfecho matándolo, además contribuiría la seguridad general con un antisocial menos en el mundo. Claro que la venganza por mano propia podría ser bastante arbitraria y se terminaría con la ley del más fuerte con todo el mundo armado hasta los dientes. Para evitar eso las personas normales delegamos pacíficamente nuestra venganza en el aparato represivo del estado para que la tome a nombre propio.

Los que piensan en la cárcel como escuela de rehabilitación tienen un argumento económico muy atrayente: dicen que aumentar la cantidad de rehabilitados es más barato a la larga que encerrarlos a todos, también tienen un argumento de "justicia social" que atrae mucho a los igualitaristas que dice que a la cárcel solo van los pobres mientras que los ricos pueden cometer los peores crímenes y siempre salen impunes. Adicionalmente muchos relacionan el delito con la pobreza y lo que llaman injusticias sociales, que no es otra cosa que la desigualdad entre ricos y pobres.

Yo creo que ninguno de los argumentos rehabilitadores ha mostrado jamás algún grado de éxito en el mundo real: la rehabilitación es baja independientemente de lo que se invierta, no existe país en el mundo que pueda mostrar que sale más económico rehabilitar que encerrar y si muchos índices que -por el contrario-la rehabilitación es cara y muy pobre en resultados. Que los ricos sean impunes tampoco es cierto y si bien tienen mejores medios para defenderse, al menos en Chile es común ver criminales de buena situación que se van presos. Sobre la justicia social ni hablar, el delito existe igual en los países más y menos igualitarios, cero relación.

El problema es que desde hace 20 años los rehabilitadores han tenido el poder político y colocaron su posición como lo políticamente correcto. A partir de las Leyes Cumplido de 1991 y la reforma procesal penal más o menos del mismo año, la ofensiva rehabilitadora se ha tomado amplios espacios en los poderes del estado. En los casi 20 años de la concertación la Corte Suprema fue purgada, llenada con jueces ambiciosos y -como es tradición en Chile- obsecuentes a los gobiernos de turno. Las facultades de derecho formaron generaciones de abogados convencidos del garantismo y la rehabilitación que ahora trabajan en la burocracia pública creada por la reforma: defensores públicos, jueces de garantía y aún fiscales. La rehabilitación pasó a ser "in" en la burocracia del estado.

Los efectos prácticos de la ofensiva garantista y rehabilitadora se muestran en el gráfico que encabeza esta entrada. El diagnóstico en 1990 era que las cárceles estaban repletas y había que descongestionarlas. El diagnóstico típico de los rehabilitadores: que la justicia perjudicaba a los más pobres, muchos de ellos estaban encarcelados injustamente. La solución propuesta fue acortar los juicios, aumentar las medidas alternativas que no signifiquen reclusión, aumentar las garantías de los acusados. Sin embargo a partir de la reforma vemos un crecimiento enorme en la cantidad de encarcelados. Peor todavía, miren este otro gráfico que muestra como son más los encarcelados efectivamente que antes de la reforma

¿Que pasó? ¿que no se iban a descongestionar las cárceles acortando los juicios, bajando penas y aumentando las garantías? Los dos gráficos son una bofetada a esos argumentos, que muestra la terrible equivocación de los diagnósticos. Pasó algo que es lógico, al bajar los costos del delito entró más gente al sistema, la reforma fue una gran fábrica de delincuentes. Hay que tener en cuenta que con las reformas legales a muy poca gente la encierran en su primer delito, o sea los que están recluídos son en su gran mayoría reincidentes que cometieron algún delito antes y no los encerraron. No hay que ser Einstein para darse cuenta que si hay más recluidos que nunca, entonces toda la reforma fue un costoso fracaso.

Pero hay mucha gente que ya ha hecho de la reforma su medio de vida, que están en buenos puestos, especialmente en el parlamento y la corte suprema, que tienen influencia en los medios y ya han sacados sus líneas de defensa que encuentran amplia difusión en los medios. Por ejemplo dicen que "es una ilusión pensar que con leyes se van a eliminar los delitos, ninguna reforma puede bajar los delitos". Ese argumento es especialmente hipócrita porque, si bien es cierto las reformas no pueden eliminar la delincuencia, es muy claro que si pueden aumentarla exponencialmente al bajar el costo de los delitos, solo hay que mirar los gráficos.

Para variar les doy la receta, aquí va:

Primero que nada el tráfico de estupefacientes debe dejar de ser penado con cárcel, basta con que despojen de todos los bienes a los delincuentes y sus familias hasta tercer grado de consanguinidad. Igual medida para todos los delitos culposos (atropellos, mala práctica, etc.). Solo se deben castigar con cárcel delitos donde hay dolo y ofendidos, la cárcel es venganza, no reformatorio.

Segundo, todos los delitos dolosos contra la vida deben aumentar sus penas, si hay resultado de muerte la pena no puede ser menor a 10 años. Los asaltos a mano armada no pueden tener penas inferiores a 5 años cualquiera que sea la edad del delincuente. Menores de edad en cárceles segregadas, ojo "cárceles" no centros de tíos del Sename (que son una verguenza nacional).

Tercero, los delitos contra la propiedad sin ataque físico deben tener la posibilidad de conmutación alternativa de la cárcel por el despojo de los bienes en favor de las víctimas y el fisco de igual modo que con los delitos culposos.

Cuarto, desmontar el carísimo sistema de la reforma procesal penal, alias "transantiago 2" usando las instalaciones y personal actual en la vuelta del proceso antiguo, con las correspondientes actualizaciones tecnológicas (esa es la reforma que se necesitaba y jamás se hizo).

Pero todavía tenemos enquistados a supremos, políticos, jueces rehabilitadores y garantistas, que hacer. Salen todo el día en la tele exponiendo su veneno y exigiendo más de lo mismo, más de lo que demostró ser un fracaso. Más plata para rehabilitación, más plata para funcionarios de toda clase, más garantías, más medidas alternativas a la reclusión y al final, lo único que podrán hacer en la práctica: más cárceles. Han sido muy eficientes fabricando delincuentes y seguramente seguirán así por varios años.

Hasta que la cosa explote. Todo va cada día peor y la gente normal mira con furia creciente la cuatica de los familiares de los presos muertos y cada ves son más los que se alegran por que se hayan ahogado o quemado vivos. Ese es el otro resultado de los reformistas, la creciente arrogancia de los criminales ha creado una ola de odio hacia cualquiera que llega a la cárcel.

Yo no soy para nada moralista y no me creo mejor ni más puro que alguien que ha caído en cana. Por asuntos de trabajo he conocido la cárcel por dentro y tengo claro que no existe esa diferencia entre nosotros y ellos que algunos hipócritamente proclaman, llegado el momento cualquiera de nosotros puede irse preso, tengo un par de grandes amigos en la cárcel y no quisiera que les pase nada malo. Pero tampoco estoy dispuesto a apoyar que se siga botando la plata del estado -que podría gastarse en educación, seguridad o muchas otras cosas útiles- en cuidar el bienestar de los que están presos. Si fuesen poquitos ni un problema pero si la fábrica de delincuentes que está en plena producción sigue creciendo, por mi que se quemen nomás. Accidentes hay en todas partes.

Etiquetas:

27 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Es un tema complejo. Aquí el otro dia publicaron que el servicio penitenciario gasta 65000 pesos, unos 16.000 dólares, por año y por preso. Supongo que la mayoría de ellos viviría sin delinquir si se le pagase eso de sueldo. Desde luego no puede premiarseles y deben ser cstigados por sus delitos. Supongo que esas nuevas tecnologias de seguimiento satelital con tobilleras GPS seran la clave para monitorear que los liberados no vuelvan a delinquir. Mas gente con libertad vigilada que en las cárceles.

11 de diciembre de 2010, 10:53

 
Anonymous Anónimo said...

Esto choca con la retorcida opinion que una "escuela" es una escuela...la verdad es que puede ser tran represiva y claustrofobica y deformante como una "san miguel"...te sigo en tu opinion que las "san miguel " son "manejadas" mas por los "veteranos" que por nadie.
lo demas es mezclar peras con manzanas...o de introducir manzanas en donde no debieran estar gracias al politica de la "tercera vencida", que demostro su gran peligrocidad...demas esta recordarte donde puedes llegar si insistes en beber en la via publica.

11 de diciembre de 2010, 13:01

 
Anonymous Anónimo said...

a... y pueden guardarse los gps donde les parezca ....no es el origen del problema.

11 de diciembre de 2010, 13:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Uldschmidt, seguro que es un asunto complicado y no tengo dudas que no hay forma de terminar con la delincuencia por medio de leyes, eso es una ilusión, siempre van a haber delincuentes hagamos lo que hagamos.

PERO hay leyes que fomentan el delito al hacerlo más barato y eso es muy fácil de verificar, basta mirar como evoluciona la cantidad de gente encarcelada.

Creo que los dos gráficos que mostré comprueban como la reforma procesal penal terminó fomentando más delincuencia.

Creo que cuando se pierde la noción de cárcel=castigo abrimos una caja de pandora muy difícil de volver a cerrar. La cárcel debe ser castigo y venganza institucionalizada, al diablo con los malditos santurrones que alegan por una ilusoria rehabilitación.

Los brazaletes y chip subcutáneos son una buena alternativa para controlar los movimientos de los con libertad condicional, especialmente en delitos sin víctimas como el narcotráfico. Sin embargo no se puede perder la noción de "castigo" eso es lo más importante. Sin castigo solo se fomenta más y más dleito.

11 de diciembre de 2010, 13:25

 
Anonymous Anónimo said...

eso si estuviesen presos los "que corresponden" y eso es una ilusion..asi que lo unico que queda es garantizar los derechos basicos y punto....si logramos como sociedad meter presos a los de mas arriba ok te la compro....eso en esta tierra es dificilisimo.....por lo menos si fuese menos socialmente "cargada" la justicia seria algo con que contra....como lo atestigua el caso del ariqueño que se "inmolo" por no tener justicia y solo recibio prejuicio social....

11 de diciembre de 2010, 14:04

 
Blogger Ulschmidt said...

Peo anónimo, si se guardan el GPS ahí igual lo detectan !
La re-insetarción social es lo que falla, porque tras cualquier tiempo preso el que vuelve a la calle no puede competir con un desempleado común y además lo que sabe hacer es delinquir. Y vuelve a hacerlo. Aunque sea políticamente incorrectísimo las colonias penales o sociedades islas no son mala idea. Vean Australia, que se fundó con presos ingleses, lo bien que le fue.

11 de diciembre de 2010, 14:54

 
Anonymous Anónimo said...

(aca se aplica planamente eso de "rehabilitacion cara")...asi que no se hace y punto...pero esa rehab....no es nada mas que "alguna distraccion" ,que si ayuda a distender un clima endemoniado, malo para tods los involucrados.
Paradoja o no a un vecino mueblista ,expresidiario,se le quemo parte de su casa,un "karma "dificil de dejar....

11 de diciembre de 2010, 14:57

 
Anonymous Anónimo said...

y bueno, dejemonos de torpezas si lo que se nos viene con mayor crecimiento econom.. es siempre mas delitos, asi que esto recien comienza...

11 de diciembre de 2010, 16:02

 
Anonymous Montecristo said...

uff, el típico tema en que estamos tan en desacuerdo que casi no tiene sentido tirar argumentos sobre la mesa. Pero como me gusta al menos exponer la vereda opuesta, te cuento:
-las causas de la delincuencia son complejas. Nadie hasta el momento ha podido aislarlas, motivo por el cual las estrategias en un sólo sentido, como las que propones, fallan. Aquí y en la quebrá del ají.
-es cierto que la reforma atrajo un montón de zánganos y rémoras, y muchos nos hemos desilusionado pero por motivos opuestos al tuyo, es decir partió como caballo inglés y a poco andar la cambiaron entera dejando una sombra de lo que era. Sin embargo, injusto por decir lo menos, y desprolijo sobretodo, decir que por ella aumentó el delito. Tú trabajaste en el sistema antiguo y recordarás que la ley 18216 (beneficios alternativos al cumplimiento de condenas) que es el que permite beneficios para delincuentes primerizos o de delitos de poca monta, y que no vayan a la cárcel. O sea, no es efectivo que "con las reformas legales a muy poca gente la encierran en su primer delito, o sea los que están recluídos son en su gran mayoría reincidentes que cometieron algún delito antes y no los encerraron". eso es más viejo que el agua tibia.
-no andan tan perdidas algunas propuestas de resocialización desde el punto de vista económico. Como ejemplo, los tribunales de drogas muestran poco más de un 20% de reincidencia, versus más del 65%normal.
-supongo que el despojo de bienes hasta el tercer grado sólo te duraría como idea hasta que un tío tuyo se pusiera weón y tú pagaras el pato contodo lo que tienes. Que la familia sea el único umbral de contención (al menos su patrimonio) es tan incompleto como pretender que lo sea el sistema carcelario, y mucho más injuto. Me imagino la cagaíta social que quedaría si alguien lo implementara en serio. Menos mal que aquí se podemos hablar "en borrador" sin más...
sin perjuicio, cierto nuivel de involucramiento de los padres, en el caso de la delincuencia adolescente, ha demostrado buenos resultados en países escandinavos. Creo que hasta ese límite todavía podríamos conversar.
sigue...

11 de diciembre de 2010, 16:37

 
Anonymous Montecristo said...

-totalmente de acuerdo en que habría que subir las penas por delitos contra las personas. No tanto en delitos contra la propiedad sin riesgos personales, esos más bien debieran tener un sistema efectivo de atacar el patrimonio de el delincuente. si no lo tienen, tener alternativas eficaces de trabajo comunitario hasta que con su remuneración paguen, y cárcel en última instancia. No olvidemos que con nuestras leyes actuales, si salto el muro de tu casa, me sale menos pena si te mato (sin robar nada) que si me llevo tu balón de gas...
-el fenómeno de los menores es complejo, peropor lo pronto sí hay abundantes datos de países anglosajones respecto a que meterlo tempranamente al sistema carcelario (bajando las edades de responsabilidad e internándolos en centros de castigo no segregados) sólo produce mejores delincuentes a futuro, y no baja las tasas de delito ni desincentiva.
-No deja de ser irónico que plantees que esto es una pugna entre rehabilitadores y "castigadores". En Chile no hay, ni ha habido nunca (salvo las escasísimas excepciones de los CET -centro de educación y trabajo- y uno que otro taller privado en cárceles) una política rehabilitadora. lo que menos hay es eso, y por lo que claman las voces que lo alegan es porque implementen algo. No hay nada. así de simple. de verdad. Nada. Una escuela para 20 personas por un par de horas diarias y dos talleres para 40, en una cárcel de 2200 hacinados, no es nada. es menos que nada (y eso pensando en una cárcel modelo a nivel país, como la de Acha).
sigue...

11 de diciembre de 2010, 16:46

 
Anonymous Montecristo said...

sí creo que una de las peores cosas de la Reforma es que la hayan presentado como lo que no era. Un sistema procesal no puede ser demasiado relevante en un sistema completo que está mal. Lo único que podía pedírsele (juicios más rápidos, menos gente en prisión preventiva y más gente cumpliendo condena) lo ha hecho con creces. Independientemente de lo que se crea, un sistema procesal no es más que eso, procedimientos judiciales.incluso por ejemplo, si quisiéramos implementar tus propuestas de solución, lo que habría que cambiar son las leyes penales, no las procesales (obviamente lo que sí es discutible es lo que tantas veces aquí mismo hemos discutido, si valía la pena desde el punto de vista económico tanta inversión para tan magros resultados. Para mí sí, para tí no, pero por motivos distintos a los de este post...).
-por último, supongo que para quienes se alegran de que esta tragedia haya pasado, mal que mal sólo murieron "delincuentes" (que parecen ser una clase de seres humanos hechos de algo distinto que "nosotros", los no delincuentes), pasa lo tantas veces explicado sobre la cercanía de las tragedias: me muero si le pasa algo a un familiar, me afecta terriblemente si atropellan a mi vecino, me conmociona un accidente xcarretero con múltiples muertos en Arica, apenas me fijo si hubo un incendio con 80 muertos en una disco argentina, ni siquiera leo la notivia de que un terremoto mató a dos mil en singapur... en mi caso, como trabajo en defensa penal, me afecta, me caga de onda y me encabrona.

11 de diciembre de 2010, 16:54

 
Anonymous Claudio said...

Hay miles de personas que mueren a diario TRABAJANDO y nadie dice nada. ¿Porqué entonces tanto alboroto porque un montón de flaites delincuentes se muere en una carcel?. No veo en realidad dónde esté el punto como para que éste sea siquiera un tema. Como dice Tomás, accidentes hay todo el tiempo en todas partes.

11 de diciembre de 2010, 17:17

 
Blogger Anay said...

Yo creo que si las carceles no fuesen un lugar donde los presos van a holgazanear y a drogarse todo sería diferente. Es sorprende ver en los notocieros como describen los métodos con los que los reos preparan sus fermentos de frutas para emborracharse. También me sorprende como muestran videos de familiares tirándo desde los patios de casas vecinas pelotas con contrabando (que evidentemente deben ser paquetes con droga).

Yo creo que la cárcel, aparte de ser un lugar donde se prive de libertad, debería ser un lugar donde se les impongan reglas a los presos y se les enseñe a seguir una autoridad.

Natgeo tiene un programa llamado "preso en el extranjero", donde recuerdo el testimonio de una estadounidense que relataba su estadía en una cárcel en Japón luego que la descubrieran traficando drogas. Recuerdo que decía que pasaba todo el día encerrada en su habitación y que solo podía permanecer sentada a lo indio sin recostarse en el suelo. Una carcelera pasaba cada siete minutos, y si la descubrían recostada la caían las penas del infierno. También contaba que sólo podía sacar 3 cubetas pequeñas de agua para bañarse al día. Si la descubrían sacando más... las penas del infierno!. Y así, todo restringido, nada de holgazanear o sino... las penas del infierno (y que activistas de derechos humanos se vayan a *uebear a otra parte).

11 de diciembre de 2010, 17:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Montecristo, estoy de acuerdo en varias cosas que dices pero tenemos una diferencia fundamental en la conclusión: yo digo que con la reforma ha entrado más gente a delinquir y eso explica el crecimiento enorme delos encarcelados. Tu en cambio dices que más gente está presa porque -supuestamente- la reforma endureció las penas.

Creo que han habido sucesión de argumentos para cubrir los problemas de la reforma y este es el último que he escuchado y el más insólito, no toma en cuenta muchas leyes en sentido exactamente contrario al endurecimiento de las penas como:

Las leyes Cumplido que limitaron la prisión preventiva, con lo cual solo una pequeña fracción de los imputados llega a ser enjuiciado, la mayoría simplemente ni se presentan. Esto benefició principalmente a los delincuentes que no les preocupa vivir en la clandestinidad, mientras que los que no lo son se presentan al juicio y por error judicial o cualquier otra razón pueden terminar presos. Para beneficiar a unos 250 presos políticos se abrió la puerta a convertir los delitos en una actividad segura y rentable.

La cantidad de delitos que ha dejado de ser penados con cárcel es enorme partiendo por los hurtos que pasaron a ser "faltas" vistas por los JP Local, el giro doloso de cheques, los alunizajes de cajeros automáticos y en general cualquier robo en lugar no habitado, para que hablamosde los robos de vehículos y etc etc ¿adonde está el endurecimiento?

No hablemos de las posibilidades de negociar con los fiscales antes del juicio y las negociaciones de los defensores públicos ¡los imputados tienen abogados pagadospor el estado y no las víctimas! No tiene nada de raro que haya más delito pues, si el estado hasta les paga la defensa.

Recuerdo que leí en los noventas -cuando se comenzaba a implementar la reforma- a uno de los impulsores que escribió que la reforma iba necesariamente a incrementar los delitos y eso era algo que como sociedad tendríamos que aceptar a cambio de mayores garantías, eso fue exactamente lo que pasó, los números están a la vista de todos.

11 de diciembre de 2010, 17:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo malo de todo esto es que se trata de un tema sumamente ideologizado que se ha dividido entre simpatizantes de las víctimas y simpatizantes de los imputados y todo se arregla para que encaje en alguna de estas dos visiones. Algunhos consideran que es bárbaro que la cárcel sea vista como castigo o venganza, otros consideramos que quitarle ese carácter ha aumentado exponencialmente el número de delincuentes. Algo parecido pasa con la educación y varios otros temas donde el análisis de partida es muy ideologizado y permite toda clase de negaciones.

Sobre los sentimientos que puede causar las ochenta y tantas muertes a mi no me produce ninguno, es un accidente como cualquier otro seguramente causado por algún grupo de psicópatas que inició un motín, seguro que murieron inocentes, tal como en cualquier otro accidente ¿que el gobierno gaste plata en cuidarlos mejor? por mi ni muerto, ni un peso adicional para eso.

Lo peor de todo esto y uno de los frutos más podridos de la reforma es el "empoderamiento" de los flaites. Antes ser delincuente y caer preso era una verguenza pero gracias a muchas políticas que se vienen aplicando desde 1990 se ha ido creando un cierto orgullo de ser delincuente, una victimización permanente, cuando los que piensan que los delincuentes son "víctimas de la sociedad" y que "todos tenemos una deuda social con ellos" estuvieron como 20 años gobernando han creado un lumpen mucho más agresivo e insolente de lo que solían ser.

¿Vieron los funerales de los presos donde salieron a la calle como barra brava a destrozar autos y mostrar los ataudes como trofeos? eso es gracias a las ideas que estuvieron detras de la reforma procesal penal, ese es el resultado final, la delincuencia pasó a ser una actividad legítima y hasta heroica. Por otra parte entre la gente que no delinque se ha ido generando un odio muy profundo hacia cualquiera que caiga preso y los echa a todos al mismo saco "los flaites" aunque cualquiera de nosotros el día de mañana puede estar allí, pero el lumpen empoderado por años de políticos resentidos en el poder ha generado esta distinción violenta entre "nosotros y ellos", eso es algo que ya no tiene remedio a menos que un grupo termine completamente al otro viviremos en perpetuo estado de guerra como hasta ahora.

11 de diciembre de 2010, 17:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claudio, lo mismo pienso yo, too bad que se murieran algunos inocentes, que bueno que se murieran varios patos malos.

Anay, yo creo que lo que dices sobre las condiciones dentro de las cárceles es cierto, en latinoamérica en general tratamos de copiar las ideas "humanitarias" de algunos países europeos, particularmente España o Suecia, pero sin nvertir la plata que ellos invirtieron y a la manera latinoamericana, el resultado fue desastroso.

Eso pasa cuando no aceptas que la cárcel es un lugar de castigo y venganza y cuando afirmas que el hecho de privar a alguien de libertad es castigo más que suficiente y hay que hacerle la estadía adentro lo más cómoda y segura posible. Eso es una tremenda estupidez, claro que la sola privación de libertad no es castigo suficiente, eso convierte la cárcel en un hotel donde la gente entra con mucho gusto, especialmente los delincuentes peores porque saben que pueden imponer sus propias condiciones y disciplina adentro.

Al final en la cárcel mandan los presos por culpa de los que se niegan a aceptar que son lugares de castigo. Así es la papa irse preso, especialmente para los delincuentes habituales que xigen más y más "derechos".

Ahi se ve el empoderamiento del lumpen...

11 de diciembre de 2010, 17:51

 
Anonymous Montecristo said...

Ojo: noes para seguir discutiendo en aquello que no estamos de acuerdo, pero nunca dije que la reforma endureció las penas. Mal podría, porque no es derecho penal, sino derecho procesal.
de hecho las penas han ido subiendo en casi todos los delitos. Lo que ha bajado (y creo que eso es síntoma de un sistema más eficiente) es la cantidad de prisión preventiva, esto es el que está preso sin que haya ninguna sentencia que lo condene. En el sistema antiguo si mal no recuerdo la proporción en la cárcel era 80% en prisión preventiva y un 20% de condenados, cifras más o menos, lo que resulta a todas luces aberrante. Hoy la proporción es inversa, la mayoría condenada y menos presos preventivos.
Otra cosa: los hurtos siguen suiendo delitos, incluso los hurtos falta. Se ven en Juzgado de garantía, no de policía local.
Lo de los cheques, de acuetrdo. el delito de giro doloso es una estupidez, pero es el precio a pagar si se quiere que el cheque sea un medio de pago fiable (ver si no cómo es el sistema de cheques en USA), aunque hoy en día con los medios tecnológicos no se si valga la pena... lo que si está claro es que el delito económico hoy en día no recibe nada de las penas que merece, y generalmente es más dañino socialmente que cualquier hurto o robo (estafas sobre todo...). los robos de cajeros automáticos, qué se puede decir. Prefiero mil veces eso a un asalto a mano armada o que cualquier cogoteo callejero, por tanto lo lógico es que las penas sean proporcionales y éstas sean menores.
Quizás parezca que viene de cerca la opinión, ya que soy uno de esos abogados pagados por el estado para defender imputados, pero me parece un principio básico de estado de derecho. No defiendo delincuentes, defiendo personas. Cualquiera, haya o no cometido delitos, y si tiene tiene todo el estado policial en contra, me parece lo mínimo. Podría estar horas hablando de esto, pero como tema de convicción íntima creo que no vale la pena...
Las cárceles? absolutamente de acuerdo que no deben ser un paseo ni lugar de esparcimiento. Pero tampoco deben ser los salones de tortura que tenemos hoy. El canero viejo se acostumbrará a todo, es el que seguirá delinquiendo le tiren lo que le tiren, y el que mejor se ubica en las cárceles sea como sea. Que se un lugar desincentivador para el resto, y de oportunidades de rehabilitación patra el que la desee y lo merezca, debiera ser el objetivo de un estado de derecho. Un piso mínimo. si no, para eso mejor mey del talión y chao.

11 de diciembre de 2010, 18:17

 
Anonymous Montecristo said...

Ojo: no es para seguir discutiendo en aquello que no estamos de acuerdo, pero nunca dije que la reforma endureció las penas. Mal podría, porque no es derecho penal, sino derecho procesal.
de hecho las penas han ido subiendo en casi todos los delitos. Lo que ha bajado (y creo que eso es síntoma de un sistema más eficiente) es la cantidad de prisión preventiva, esto es el que está preso sin que haya ninguna sentencia que lo condene. En el sistema antiguo si mal no recuerdo la proporción en la cárcel era 80% en prisión preventiva y un 20% de condenados, cifras más o menos, lo que resulta a todas luces aberrante. Hoy la proporción es inversa, la mayoría condenada y menos presos preventivos.
Otra cosa: los hurtos siguen suiendo delitos, incluso los hurtos falta. Se ven en Juzgado de garantía, no de policía local.
Lo de los cheques, de acuetrdo. el delito de giro doloso es una estupidez, pero es el precio a pagar si se quiere que el cheque sea un medio de pago fiable (ver si no cómo es el sistema de cheques en USA), aunque hoy en día con los medios tecnológicos no se si valga la pena... lo que si está claro es que el delito económico hoy en día no recibe nada de las penas que merece, y generalmente es más dañino socialmente que cualquier hurto o robo (estafas sobre todo...). los robos de cajeros automáticos, qué se puede decir. Prefiero mil veces eso a un asalto a mano armada o que cualquier cogoteo callejero, por tanto lo lógico es que las penas sean proporcionales y éstas sean menores.
Quizás parezca que viene de cerca la opinión, ya que soy uno de esos abogados pagados por el estado para defender imputados, pero me parece un principio básico de estado de derecho. No defiendo delincuentes, defiendo personas. Cualquiera, haya o no cometido delitos, y si tiene tiene todo el estado policial en contra, me parece lo mínimo. Podría estar horas hablando de esto, pero como tema de convicción íntima creo que no vale la pena...
Las cárceles? absolutamente de acuerdo que no deben ser un paseo ni lugar de esparcimiento. Pero tampoco deben ser los salones de tortura que tenemos hoy. El canero viejo se acostumbrará a todo, es el que seguirá delinquiendo le tiren lo que le tiren, y el que mejor se ubica en las cárceles sea como sea. Que se un lugar desincentivador para el resto, y de oportunidades de rehabilitación patra el que la desee y lo merezca, debiera ser el objetivo de un estado de derecho. Un piso mínimo. si no, para eso mejor ley del talión y chao.

11 de diciembre de 2010, 18:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, mi error en lo de las penas aunque eso ha sido tema de sucesivas leyes como las Cumplido y otras que mencioné (giro doloso, etc.)

Mi punto sigue siendo que se fomentó la entrada de más personas al mundo del delito por una combinación de medidas de tipo "humanitario" que tuvieron efecto exactamente al contrario de lo que se esperaban. En teoría todas estas medidas y nuevos procedimientos DEBRIAN haber descongestionado enormemente las cárceles, en la práctica ocurrió todo lo contrario ¿la explicación? la mía es que delinquir hoy es más barato que nunca. Leo en el informe trimestral de la defensoría "Es importante hacer notar que desde que la reforma entró en vigencia
en la totalidad del país en junio de 2005, las cifras de ingreso de
imputados crecieron de manera sostenida" Ojo crecieron los INGRESOS, eso es más delitos, otra cosa es como se resuelven.

A mi no me parece aberrante en absoluto que en el antiguo sistema el 80% estuviese en prisión preventiva, simplemente porque el % de esos que salían absueltos era mínimo, algo que nadie menciona ahora, y los que salían con condena se les abonaba el tiempo que estuvieron en preventiva. Los jueces simplemente aplicaban su criterio y se evitaba la situación actual en que la mayoría de los delitos ni siquiera llegan a ser enjuiciados, eso no es "eficiencia" sino impunidad.

Veo que más del 30% de los ingresos terminan en "procedimiento simplificado" lease arreglin entre defensor y fiscal terminando en condenas más o menos simbólicas. Apenas poco más de un 3% llega a juicio oral ¿eso es eficiencia? a mi me parece impunidad. Así y todo cada día entra más gente a la cárcel, la explicación es que hay mas delitos porque el crimen es más barato. No se si interpreto bien las estadísticas pero es un hecho que la gran mayoría de los ingresos nunca llegan a juicio oral.

Yo creo que hay una diferente concepción de lo que son los derechos ¿todos tienen derecho a ser defendidos por un abogado pagado por el estado? claro que no, solo los imputados. Ojo que los defensores públicos no defienden personas sino que específicamente a los imputados, lo que produce una situación -para mí completamente absurda- de un estado que acusa (en delitos de acción pública) y a la vez le paga el abogado al acusado. ¡Y no cualquier abogado sino uno contratado por el propio estado!

Yo al menos veo un enorme conflicto de intereses en esto, el estado NO DEBERIA estar involucrado en la persecución y la defensa al mismo tiempo, por mucho que se hable de independencia y todo eso, al final son los intereses del estadoi (y sus políiticas públicas) las que predominan sin contrapeso.

Lo más aberrante de todo es que el ofendido, la víctima se queda solo frente a un imputado que cuenta con abogado fiscal y prosecutor fiscal, que tienen todas las facultades para ponerse de acuerdo según los intereses corporativos ¡del estado, o sea del gobierno de turno! Y si la víctima quiere proseguir acción penal tiene que meterse la mano al bolsillo y pagarle a un abogado pues. Si eso no es aberrante no se como podría llamarse.

En fin yo veo enormes y fundamentales fallas de diseño y a pesar que partimos de puntos de vista exactamente opuestos en lo ideológico hay muchas cosas que estamos de acuerdo como la necesidad urgente de modificar las penas y el sistema carcelario, entre otras cosas.

Yo creo que si se hace lo que dice Juica y Cia. en el sentido de "más de lo mismo" y profundizar lo que fueron los principios de la reforma podría incluso ser beneficioso porque la explosión de delincuencia llevaría a una indignación tan grande que -yo creo- obligaría a repensar toda la reforma y poner en cuestión sus supuestos básicos. Es lo que nosotros los comunistas llamamos "agudizar las contradicciones del sistema" ;D

11 de diciembre de 2010, 19:01

 
Blogger Exequiel Ulloa said...

Creo que la carcel ha perdido su caracter punitivo, OJO_ no me parece que tenga un caracter vengativo, no siento que asi sea, o que al menos debiese ser asi, si pienso que esta hecha para castigar una falta, y es precisamente la carencia del sistema punitivo chileno, no castiga, considero la rehabilitacion en ciertos casos, pero claramente no en todos, por ello la carcel debe castigar, en mi parecer los mejor son los trabajos forzados, no lo considero inhumano, ni una falta a los DDHH por sobre todo lo considero un primer paso a quien paso sobre los derechos de otros, comienze a responderle al menos a la sociedad en conjunto, es realmente indignante ver como quien lastima a otros llega a la carcel a descanzar, en el mejor de los casos se lo llegara a cuestionar, pero seguaramente como estan las cosas no temera volver hacer lo mismo.

lo de los reos quemandos, me es indiferente la verdad, es curioso lo que sucede con todo ello, y es realmente un caso para estudiar. por otro lado no gozo de vengar a quien me falta, quizas soy mas sensible en ese sentido, pero si me parece que el aparato punitivo debe hacer la entrada de forma que sea justo para ambas partes, lo que mencionas de los abogados entregados por el estado a los inculpados es estupido, o es para ambas partes o no es nada.

retomando y exponiendo mi corta experiencia, que no incluye el haber estado en la carcel, pero si ver como personas no toman el peso y lo ven como un mero paso estar en la carcel, eso es por sobre todo la madre del cordero, no es el mejor camino que el inculpado tenga mas garantias que la victima y es la principal seguridad del que delinque, por mucho que alguien sea inocente hasta que se demuestre lo contrario no justifica que la victima tenga menos garantia o defensa, es al contrario.

lo de los ricos, a las carcel y cosas por el estilo, es una discucion de que debe llevarse a cabo en sociedad y plasmarse en leyes, por ende na que ver con sistema carcelario y el proceso penal.

Subir las penas con el caracter punitivo que tienen las carceles chilenas es un chiste, van a ver mas reos y punto, mientras no genere el temor que le es propio a una carcel no se saca nada con subir penas.

A mi parecer seria casi sublime ver a reos construir carreteras, escuelas, hospitales, o por ultimo y sus propias carceles aquello si seria rehabilitacion.

11 de diciembre de 2010, 21:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una ilusión pensar que puedes obligar a trabajar a un delincuente chileno, llevan 20 años con la idea instalada que son "víctimas de una sociedad injusta" y ni con las peores torturas -cosa que tampoco sería factible- los puedes hacer trabajar, no es factible.

Subir las penas efectivamente descongestiona las cárceles, aunque parezca contraintuitivo pero la explicación es muy simple: al hacer más costoso el delito menos gente entra. Por el contrario bajar las penas repleta las cárceles porque hay muchos más delincuentes que entran y salen en estadías mucho más cortas. Es simplemente la naturaleza humana:mientras más garantías más delincuentes.

Y el carácter de venganza de la cárcel es el único que tiene cierta racionalidad, el "castigo" por infringir la ley nos pone en una posición de siervos del estado, sometidos a la voluntad y los castigos que definan los administradores del poder de turno. La venganza en cambio es la respuesta directa de resarcir al ofenbdido por mano del aparato represor del estado, que para eso existe (para protegernos). La venganza es un concepto bello y muy noble, una por otra.

11 de diciembre de 2010, 21:31

 
Anonymous Anónimo said...

Desde el día del incendio hemos escuchado que eran primerizos, condenados por delitos menores, etc, etc. Al ver hace pocos minutos en el noticiero las imágenes de sus amigos y familiares en el funeral al parecer no tenían ninguna diferencia con el indio juan, ese recordado malandra que murió en su ley en esa misma cárcel. Tan eficientes que son los bomberos. Lástima que lo fueran en este caso.

11 de diciembre de 2010, 21:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Las manifestaciones de "empoderamiento" (palabra siútica que encanta a la izquierda) no son casuales, son el efecto de muchos años de trabajo instalando la idea que los delincuentes son víctimas de la sociedad injusta. Ahi están los resultados: el roto solía ser simpático, el flaite es prepotente y atrevido.

11 de diciembre de 2010, 21:47

 
Blogger Exequiel Ulloa said...

Tomas. Efectivamente, no los haras trabajar a todos, el punto es que la sociedad sepa que hay un castigo, la privacion de libertad es un concepto que no se comprende por eso no infunde el temor que deberia, que libertad les privas si a su parecer no la tienen en sociedad, lo unico que puedes hacer es que le teman a la carcel.

No creo ni veo neceserio hacer trabajar a todos de un momento a otro, el punto es el ejemplo, primeramente usas a los dociles, los que vengan llegando "nuevos" se adaptan al sistema, los viejos, van a terminar trabajando igual, en primera instancia puede que exista escapes y todo, pero la gracias es que intenten escapar, con la idea de no querer volver, lo que sucede ahora es no se teme volver tampoco, ni llegar, ni pasar repetidas veces por hay.

y por lo de la venganza, no lo veo ni tan noble ni justo, quizas este equivocado, pero no va conmigo. es un asunto de caracteres conosco a gente que tambien gozaria viendo el castigo de un asesino o alguien que le ha faltado, creo simplemente no es mi caso, ahora si es el parecer de la mayoria, lo acepto y lo hago con la idea no de que la mayoria este en lo correcto, si no con la idea de que si las ideas son de concenso, son efectivas.

Off topic: Saludos, llevo tiempo leyendote, de hecho te escribi bajo el seudonimo de khaxo anteriormente, me has aclarado muchas ideas se agradece, y tus entredas son siempre interesante, aunque creo que siempre tendremos diferencias y esa esla gracia, nuevamente saludos.

11 de diciembre de 2010, 21:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Exequiel!

El trabajo voluntario ya existe y hay muchos más talleres que trabajadores, yo conocí bastante bien la carcel de Acha y la antigua cárcel de Arica, por dentro cuando pituteaba en tribunales. Siempre hay un pequeño grupo de gente que va al liceo (muy pocos) y otros que trabajan en confecciones, mueblería, pintura de autos, etc. Pero el delincuente normal no tiene el más mínimo interés en trabajar, si es delincuente profesional no necesita trabajar, normalmente tienen bastante plata ¿no viste las 4x4 nuevecitas en los funerales de los presos de San Miguel? no tienen ninguna razón por la que le interese trabajar.

El concepto de venganza del que hablaba no es general. Yo por ejemplo no tengo nada ccntra alguien que mató a otra persona y de hecho hice varios amigos entre presos por homicidio.

La venganza es del ofendido, si a mi me matan un hijo o me roban me sentiría muy contento matando por mano propia al criminal o quitándole todo al ladrón a punta de pistola para después darle una pateadira. Pero eso no es práctico y por eso la venganza se traspasa al estado que tiene entre sus primeros deberes el de protegernos. Para mi esa es la única razón legítima para que el estado meta presos a las personas, por eso me repugna que exista prisión sin víctimas para "delitos sociales" como el tráfico de drogas por ejemplo. Nadie debería ir preso si no es denunciado por alguien que es directamente afectado.

La violencia institucional del estado solo se justifica en la medida que nos proteja personalmente, no al bulto por razones ideológicas como es la guerra a las drogas y otras.

Y claro, la gracia es que tengamos distintas opiniones, si no sería una lata.

11 de diciembre de 2010, 22:19

 
Anonymous Anónimo said...

Que mas ideologizados que los discursos de este blog,¿como que veinte años de que cosa...?...esta grupo que se dice de derecha y que logro circunstancialmente el poder uso el discurom paranoico y ahora nada tiene que ofrecer...pedrito y el lobo surte efecto solo para temas propagandisticos...otra coa es con guitarra...

12 de diciembre de 2010, 01:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Notable aporte de ideas, argumentos sólidos y datos irrebatibles. A la próxima saco el bate y paf. Los troll no son bienvenidos.

12 de diciembre de 2010, 01:43

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas