Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

No hay peor espina que la del mismo palo

viernes, 25 de febrero de 2011


Quería escribir algo sobre la revolución de 1891 -más bien guerra civil- en nuestro país. Me puse a leer sobre esta revolución olvidada que tuvo tantos paralelos con la época de la Unidad Popular, como el propio Allende acostumbraba a resaltar. Una cosa lleva a la otra y de link en link llegué a nuestro viejo conocido Jerry Pournelle que escribía sobre el gobierno de las calles, que ocurre cuando una parte de la gente decide patear la mesa e imponer sus ideas con la presión social y protestas callejeras.

Resulta que Jerry escribía acerca de una huelga de profesores en el estado de Wisconsin porque no aceptaban una nueva ley que según ellos, los perjudicaba. A muchos lectores esto les puede sonar familiar, Jerry llamaba a esto "gobernar por medio de la calle". Luego llegué a otro artículo impresionante que en su versión completa (en inglés) la pueden leer AQUI, a continuación coloco la parte más interesante traducida:

"En los Estados Unidos estamos experimentando con los límites de la democracia liberal. Las elecciones ya no son importantes: si el partido que pierde simplemente se niega a aceptar la derrota, o si el que gana no limita sus acciones, la aplicabilidad del término "democracia" se vuelve cuestionable. Entonces llega la transición usual de la democracia a la tiranía: un partido se niega a aceptar los resultados, emerge el caos, y aparece un amigo del pueblo para restaurar el orden. Adquiere poderes temporales. Luego de esto las historias se dividen. Cesar fue asesinado. Mustapha Kemal formó a su Juventud Turca en una hermandad que protegería el estado secular que el había fundado pero no gobernaría. Cromwell gobernó hasta su muerte, pero no pudo transferir el poder, y su New Model Army no pudo gobernar sin el, así fue como los ingleses trajeron de vuelta al Rey. Napoleon surgió de las cenizas de la Revolución, y ganó el poder dos veces por voluntad popular, manteniéndolo hasta ser derrocado por ejércitos extranjeros. Mexico tuvo a Santa Ana. Zimbabwe a Mugabe. Uganda tuvo a Idi Amin Dada...".

Es un ciclo que se ha repetido tantas veces en la historia que a estas alturas ya cualquiera lo podría predecir, pero la memoria social es corta y está distorsionada por ideologías e intereses. Evo Morales con sus partidarios rodeando el congreso para imponer su constitución. Allende patrocinando la toma de 40.000 empresas en todo Chile. Cristina Kirchner gastando por decreto cuando no le aprobaron el presupuesto, para que hablamos de Chavez.

Estamos llenos de malos perdedores que cuando las formalidades no satisfacen sus deseos simplemente patean el tablero.Y no solo los políticos, grupos de presión de toda clase tratan de gobernar desde la calle: mapuches, profesores, empleados fiscales, han hecho de la calle y la presión violenta un método mucho más expedito que los canales formales de la democracia.

Eso mismo pasó con Balmaceda justo después que Chile ganó la Guerra del Pacífico. Tenía grandes gastos en mente y le echó el ojo a las salitreras, su famosa frase "No podemos permitir que esta vasta y rica región quede en poder de manos extranjeras" era su justificación para meter la mano y sacar plata sin haber gastado un peso, por su sola decisión soberana.

El congreso, que representaba a las regiones con los intereses que iban a ser esquilmados, se opuso con viuolencia y no le aprobó la ley de presupuesto a la Kirchner, a las provincias no les hizo maldita gracia el autoritarismo de el champudo -como le decían- lo declaró fuera de la Ley y se armó la guerra civil.

En Chile, para que una guerra civil resulte se tienen que dividir las Fuerzas Armadas y así ocurrió esta vez: la Marina se fue para el congreso y buena parte del Ejército se quedó con Balmaceda. El resultado fue la guerra civil o revolución de 1891. Pero miren estas cifras:

Guerra del Pacífico 1979-1884: Batallas de Calama, Pisagua, Germania, Dolores, Tarapacá, Tacna, Arica, Chorrillos, Miraflores. Muertos chilenos 3.027

Revolución 1891: Combates de Concon, Placilla y otras escaramuzas a lo largo del país. Muertos aproximadamente 4.000 en un solo año, de una población de 2 millones y medio de habitantes.

Se me ocurrió buscar la cantidad de muertos a raíz de un comentario de Armando donde me hablaba de los buenos sentimientos que hay entre peruanos y los habitantes de Arica e Iquique. Resulta que las guerras fraticidas, donde pelean familias con familias son las más sangrientas de todas. Gettysburg por ejemplo, fue la batalla donde han muerto más soldados norteamericanos en la historia: guerra civil y dio tema para el famoso discurso de Lincoln.

Eso también me convence más que no son meros intereses económicos los que deciden las brutalidades de la guerra. Claro que hay esos intereses, pero yo creo que el detonante va mucho más allá de la ambición de una persona o un grupo, las guerras normalmente obedecen a causas irracionales que parten cuando alguien patea el tablero y se produce la escalada de violencia.

Los historiadores new age y muchos políticos acostumbran a explicar el derrocamiento de Allende en base a los problemas de la economía: un presidente "idealista" que trató de imponer sus reformas pero fue aplastado por los malvados ricos.Pero los que vivimos en esa época, e incluso fuimos partidarios de Allende, sabemos que esa explicación no tiene nada que ver con la realidad, son racionalizaciones ex-post y las verdaderas causas fueron una escalada de rencores que partieron cuando a algunos se les ocurrió patear la mesa e imponerse por la fuerza.

Yo creo que tuvimos una tremenda suerte el 11 de septiembre de 1973 en que no se dividieran las Fuerzas Armadas. En ese caso los muertos seguramente no habrían sido 4.000 sino 100 veces esa cantidad, y esa fue la única diferencia importante entre los gobiernos de Balmaceda y Allende, que en todo lo demás fueron increíblemente parecidos.

Cuando alguien bota el tablero y se olvida de las reglas del juego, tratando de imponerse por la fuerza, siempre aparece la reacción y la ecalada de violencia porque, como escribió Maquiavelo un hombre olvida antes el asesinato de su padre que el despojo de sus bienes. Se nota que Maquiavelo sabía de que estaba hablando.

En fin, la escalada de violencia no es siempre inmediata, normalmente se toma su tiempo pero a la larga siempre aparece: es la ley del karma donde toda acción tiene su reacción, y pensar que hay tantos estúpidos incapaces de comprender algo tan simple a pesar de los miles de ejemplos que nos sigue mostrando la historia. Pero en fin, el hombre es el único animal capaz de tropezar muchas veces con la misma piedra. Hasta mañana.

Etiquetas: , ,

21 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

ah tuvieron muy pocas guerras civiles ustedes! Aquí duraron unos sesenta años, mas o menos. Así se fomentan las rivalidades que luego dan lugar a interesantes otrneos de futbol.

25 de febrero de 2011, 09:19

 
Blogger Sergio Meza C. said...

De alguna manera pateas tus propios tableros atribuyendo las guerras a causas "desconocidas", "misteriosas", "irracionales".

Tu no piensas así por lo general; siempre encuentras respuestas simples, directas y de sentido común par las cosas, pero cuando hablas de irracionalidad es como decir que fue "por algo" que ocurrió que no es de explicación coherente.

25 de febrero de 2011, 09:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Ulschmidt, no quiero imaginarme esos partidos !!!

Patadas vienen, patadas van en la cancha y galería jaja.

Sergio, yo no creo que las causas de las guerran sean misteriosas, sino que son irracionales: resentimiento, envidia, antipatías. Y que las motivaciones económicas que se dicen ex-post son secundarias.

25 de febrero de 2011, 10:55

 
Blogger Nervio said...

que la jackye van ni olvide eso cuando obliga a la gente a firmar expropiaciones a precios viles

25 de febrero de 2011, 13:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Oye Nervio ¿pero las expropiaciones no van a juicio cuando el expropiado considera que no le ofrecen el justiprecio?

Tengo entendido que el fisco siempre ofrece una miseria para empezar, es una política institucional en todos los pagos fiscales

25 de febrero de 2011, 14:45

 
Anonymous fernando sanchez said...

no confundamos el explosivo con el detonador, la guerra siempre ha sido un problema de recursos o de influencias, que se publicite en otros terminos es para darle una justificacion politica, el interes de algunos se disfraza como simbolo para otros, mal que mal emprender una guerra -en terminos bien crudos- es una gran inversion de vidas para una posible mayor ganancia de influencias y recursos, mas que un problema de politica me parece economico

25 de febrero de 2011, 15:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo lo veo distinto, pienso como dijo Von Clausewitz (o como se escriba) que la guerra es la continuación de la política, por otros medios. O sea guerra y política son esencialmente lo mismo, la única diferencia son los medios en este caso el grado de violencia.

Y como el grado de violencia es lo único distintivo de la guerra, pienso que lo que decide a usarla son generalmente factores irracionales, o emocionales si prefieren decirlo así.

La racionalidad se caracteriza por su aversión al riesgo y la guerra es el riesgo más grande de todos los posibles. Creo que lo de los astutos financistas urdiendo guerras es uno más de los muchos mitos de nuestra cultura popular. Hay cientos similares en la "sabiduría convencional" como que los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres más pobres, etc. la mayoría de estas patrañas no soportan una confrontación seria con la realidad observada.

25 de febrero de 2011, 15:47

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Obviamente estas son ideas tremendamente opinables y lo que yo digo son solo mis ideas respecto del asunto, pueden haber muchas otras igual de válidas

25 de febrero de 2011, 15:49

 
Blogger Sergio Meza C. said...

"...la guerra es la continuación de la política"; guena oh; con esa lógica el ateo es la continuación del creyente, y así ad-infinitum.

25 de febrero de 2011, 16:58

 
Blogger Ulschmidt said...

A propósito de este post pero más del anterior, que es pariente, acabo de terminar "Yo, El Supremo" de Roa Bastos, un novela biográfica sobre el doctor Francia, Dictador Perpetuo del Paraguay (Bastante bueno sus 2/3 primera parte). Francia aisló al Paraguay desde la Independencia, no envió ni medio soldado a pelear contra los españoles, equilibró entre portugueses/brasileros por un lado y argentino/uruguayos por el otro, sin tomar partido y formó un gran ejército que heredó a su sobrino, que lo heredó a su hijo Francisco López, tras medio siglo de paz y prosperidad era un poderoso ejército frente a sus desgajados vecinos - hasta que Francisco, enfurecido de que los brasileros colonizaran el Matto Grosso los atacó, y pidió permiso para pasar su ejército por Argentina y ante la negativa la invadió también - y durante un minuto le pareció que todos sus sueños se cumplian pero no, fue derrotado por la alianza de todos ellos. Los paraguayos sí eran heroícos para pelear pero no les alcanzó para evitar la ruina de su país. Si hubieran tenido una pequeña fuerza defensiva jamás lo hubieran pensado...

25 de febrero de 2011, 17:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En eso los suizos han sido los más vivos de todos: armados hasta los dientes, han tenido la prudente idea de no meterse en guerras, y para no perder la práctica han peleado como mercenarios en todas partes.

25 de febrero de 2011, 18:10

 
Anonymous Anónimo said...

Oclocracia, el gobierno de la calle, los huelguistas, los ayunadores, las bombas molotov, los piqueteros, los tomadores de predios, etc.,que suelen torcerle las manos a los gobiernos.
Estamos llenos de ejemplos de esa tendencia, y nunca faltan politicos demagogos listos a prestarles su voz.
Hoy estan de moda las redes sociales y las luminarias de la tele opinando de asuntos, que a juzgar por sus opinones ,apenas pispan.

25 de febrero de 2011, 22:40

 
Anonymous Wilson said...

Se me olvido un detalle sobre el paralelo entre los dos presidentes suicidas. En el regimen del Chicho, la influencia directa, en dolares/rublos y hombres, e indirecta en teorias y proyectos de las dos potencias fue determinante en el desarrollo de la situacion.
Claro que nos gusta creer que tanto la UP como la contra UP, dependiendo de las simpatias propias, es made in Chile.

25 de febrero de 2011, 22:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, como decía un amigo mío, es más viejo que sentarse en el poto nada de esto es nuevo.

25 de febrero de 2011, 23:22

 
Anonymous Anónimo said...

leete "el arte de la guerra" porfa, ¿acaso quieres negar el hecho de que cada guerra ha cambiado los mapas?
incluso Hitler -el mayor xenofobo del mundo- comenzo su invasion en reclamacion del "espacio vital", utilizando el odio como justificacion,
ningun politico inteligente impulsaria una guerra por causas "irracionales" y a estas alturas tendriamos que ser muy ingenuos para pensar asi tomando en consideracion que una guerra debe ser financiada con algo mas que banderas y consignas

25 de febrero de 2011, 23:44

 
Anonymous EDO said...

Hola hace algunos dias por aqui alguien habia inventado un desalinizador y queria ver forma de poder patentarlo y poder comercializar su invencion.....dejo aqui un link intersante.

http://www.otrichile.cl/

26 de febrero de 2011, 00:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No solo lo leí, lo tengo publicado http://bradanovic.cl/3stpral.htm
Creo que lo entiendo y no veo ninguna relación entre el libro y lo que dices. A menos que conozcas algún capítulo adicional ;)

26 de febrero de 2011, 00:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Edo, si posteas links desde fuera del blog es muy probable que te marquen como spam y tus comentarios después se pierdan

26 de febrero de 2011, 00:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A todo esto lo del financiamiento de las guerras, otro mito de la cultura pop. Las guerras las financia el tesoro público, siempre y uno que otro encendido que pone su fortuna a disposición "de la patria" como hizo Alfonso Ugarte para el Perú o Jose Francisco Vergara para Chile en su época.

Es un hecho económico básico que muchas guerras resultan ruinosas incluso para los países que las ganaron ç(que mejor ejemplo que la primera guerra mundial y sus consecuencias).

No se puede pensar en guerras con la mentalidad de un contador, no tiene sentido.

26 de febrero de 2011, 00:24

 
Anonymous Anónimo said...

La guerra del pacifico o guerra del salitre si fue por una razón ECONOMICA justamente por el salitre y el guano, y a eso se agrega el resentimiento creado por DIEGO PORTALES (a partir de la "pobre" capitanía de Chile versus el Virreynato peruano) sobre los peruanos y el postulado en que Valparaiso debería tener la supremacía en el Pacífico.

27 de febrero de 2011, 13:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno, mi opinión basada en mis lecturas y las conclusiones que he sacado de ellas es obviamente distinta. Esa es una explicación muy simplista y -a mi modo de ver- bullshit, como son todas las explicaciones sencillas y totalizadoras acerca de cualquier cosa.

Con eso no quiero decir que las situaciones económicas y sociales que mencionas no existieran, a lo que me refiero es que no fueron determinantes de nada. Siempre han existido intereses y conflictos económicos, incluso hoy mismo, pero las guerras son eventos bastante excepcionales.

De ser cierto eso de que los conflictos económicos causan las guerras viviríamos en un estado de guerra permanente.Cosa que no ocurre en la realidad.

27 de febrero de 2011, 13:55

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas