Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La cadena de estancamiento social

martes, 3 de abril de 2012


Estaba viendo el video de una clase de enseñanza media que los alumnos habían subido a Youtube, donde el profesor gritaba furioso, fuera de sus casillas tratando de imponer el orden y un mínimo de respeto, mientras los alumnos se reían de lo lindo del pobre tipo.

Fuera de si, el profe finalmente se puso a encarar a los más insolentes, uno por uno, diciéndoles que no valían nada, que eran unos completos estúpidos y que el mismo valía mucho más que cualquiera de ellos. Esto provocaba muchas más risas y burlas de los alumnos, fue como tratar de apagar un incendio con petróleo.

Los adolescentes empoderados, que se creen genios y miran con desprecio a todos los demás no son nada nuevo. Es una etapa de la vida que ocurre cuando alguien tiene toda la teoría que necesita, pero ninguna práctica. Cuando todavía cree que el mundo funciona con pura argumentación lógica y que la verdad es lo que a ellos les parece razonable y evidente.

El dilema del profesor para hacerse respetar no es fácil y tiene tres posibilidades, que de la más fácil a la más difícil son: a) imponerse por bondad y buena onda; b) imponerse por terror y c) imponerse por admiración.

La primera alternativa, del profe buena onda, es la peor porque los alumnos no se demoran nada en darse cuenta que en lugar de buena persona lo que el profesor siente es miedo, es un cobarde y quiere controlarlos a cambio de sobornos "yo no les pongo problemas a ustedes, no me los pongan a mi".

Esa es también la clase de formación que dan la mayoría de los padres en la casa. Consentidores, dicen que "exigen lo mejor para sus hijos, darles lo que ellos nunca tuvieron", pero eso no es verdadero cariño sino cobardía, ansias de ser aprobado y compra de amor. Los niños criados así no solo pierden el respeto a los padres sino que los consideran inferiores y se empoderan, respaldados por ellos, contra cualquier clase de autoridad que se oponga a sus caprichos.

Los mocosos insolentes son un producto formado en casa durante varios años, por padres flojos y con complejo de culpa, que empiezan comprando todo lo que piden con tal de que no lloren y terminan con un pequeño monstruo, petulante y ególatra.

La escuela es el primer golpe de realidad que reciben estos niños empoderados, ¿se han fijado como muchos padres se jactan de que sus hijos son unos pequeños genios que se sacan buenas notas sin siquiera estudiar?, esa es la proyección culpable de ellos mismos, que se saben estúpidos y limitados, jactándose de la supuesta genialidad de sus niños.

Es digno de un psiquiatra escuchar a estos padres en las reuniones de apoderados "defendiendo" a sus hijos contra las injusticias del profesor, igual que los papás de Flanders, la cantidad de traumas y frustraciones de estos padres, que llevan a sus hijos de escuela en escuela con la esperanza de encontrar alguna que los entienda es evidente.

Muchos profesores no quieren hacerse problemas y escogen el camino fácil de convertirse en buena onda. Pero al poco tiempo son sobrepasados y terminan actuando como payasos patéticos, que de tiempo en tiempo explotan como el profesor del video que estuve viendo "¿te crees mejor que yo? yo soy mucho mejor que ti, eres un estúpido" una cosa es decirlo y otra que lo crean.

Los dueños o administradores de las escuelas, de manera similarmente mediocre tampoco quieren hacerse problemas. Ellos no quieren quejas y el profesor que genera muchas quejas no les sirve. Entonces alientan a los profesores a ser buena onda siempre que mantengan la situación controlada.

Les da lo mismo la formación de los alumnos porque, siendo la educación obligatoria, saben que a muchos burros que nos les interesa estudiar tienen que ser atendidos. Y así es como ven su tarea, como una especie de administración para cumplir con un rito que saben que es inútil: dar educación a los que no la quieren ni les sirve para nada.

Esa es la realidad de la mayoría de las escuelas y liceos del estado. Como ven es una cadena que empieza en la casa con padres consentidores, sigue en la sala de clases con profesores buena onda y termina en la administración de la escuela que no quiere problemas ni reclamos. Una perfecta cadena de flojos y cobardes, se podrán imaginar el producto que están formando.

Esas son las verdaderas fábricas de estancamiento social: la cadena de malos padres, malos profesores y malas escuelas en una edad en que los niños necesitan desesperadamente modelos que admirar y que imitar ¿cuales son sus modelos entonces? los perdedores y resentidos que -por golpes de suerte o trampas- le tuercen un poquito la nariz al destino natural que los espera. Eso se ve reflejado en el éxito de Los Simpsons, Two and a half men, married with children y tantas otras series donde el héroe es un mediocre que al final se las arregla.

Esos niños son los que se toman los liceos y salen a tirar piedras o incendiar buses, mientras los más gallinas se contentan con marchar, gritar y quejarse contra el sistema injusto que no les permite tener lo mismo que los ricos, solo porque no tienen plata. El resentimiento y la envidia vienen de la impotencia de saberse limitados, flojos e incapaces de vencer las adversidades.

Para completar la escalera tenemos al gobierno y los políticos, que hace rato se dieron cuenta que estos resentidos, con derecho a voto y cobardes, les pueden arreglar la vida si los convencen que mediante alguna cuchufleta conseguirán algún favor especial. El gobierno y los políticos se comportan igual que el papá consentidor o el profesor buena onda, prometiendo lo que saben que no pueden dar y engañando a todo el mundo.

Creo que este cambio de modelo social vino de los setentas, cuando los hippies empezaron a hacerse cargo de las cosas. Bien pensado, el ideal de los hippies era harto pervertido, querer vivir en un mundo con puras ventajas sin pagar ningún costo es una estupidez, por eso el movimiento hippie duró hasta que se murieron los padres que los financiaban. De allí en adelante todos empezaron a quejarse contra las injusticias del mundo.

Las escuelas son un pequeño modelo de como es el mundo, igual que las casas y los gobiernos y aunque la mayoría son consentidores y fábricas de retroceso social, también hay una minoría, de los más vivos que escogen las otras dos estrategias.

El miedo y la amenaza es una forma de imponer respeto que, aunque no es perfecta, resulta mucho más eficaz que los profesores consentidores. Por eso la mayoría de los colegios de elite funcionan en base al miedo y estrictas normas de disciplina, casi siempre injustas y abusivas, pero aceptables mientras sean aplicadas por parejo.

Siempre existirán colegios que se enorgullezcan de su alta mortalidad, padres que se jactan de formar a sus hijos en una disciplina de hierro y gobiernos dictatoriales que después de una gran crisis sin autoridad ni poder, ponen a andar nuevamente el país y lo enderezan hasta que los cobardes y consentidores vuelven a tomar las riendas.

El miedo no es la mejor receta pero puede ser vista como un mal menor por lo que decía Maquiavelo "Surge de esto una cuestión: si vale más ser amado que temido, o temido que amado. Nada mejor que ser ambas cosas a la vez; pero puesto que es difícil reunirlas y que siempre ha de faltar una, declaro que es más seguro ser temido que amado. Porque de la generalidad de los hombres se puede decir esto: que son ingratos, volubles, simuladores, cobardes ante el peligro y ávidos de lucro. Mientras les haces bien, son completamente tuyos: te ofrecen su sangre, sus bienes, su vida y sus hijos, pues —como antes expliqué— ninguna necesidad tienes de ello; pero cuando la necesidad se presenta, se rebelan."

La última alternativa es la más difícil de todas: ganarse el respeto por admiración que equivale a lo que Maquiavelo llamaba "ser amado y temido a la vez". Es la que requiere de más trabajo y se ve muy rara vez en las casas, las salas de clase o en los gobiernos.

La mayoría de los gobiernos son consentidores y cobardes, tal como el actual de Piñera. Otros pocos han funcionado en base al temor como ocurrió durante el Gobierno Militar y no recuerdo uno solo que haya sido respetado. Ni uno.

Etiquetas: , ,

22 Comments:

Blogger Heitai said...

Me dejó sin palabras, el post es excelente, no le cabe una coma y es una lástima que solo lo leamos unos pocos. Y ahora que lo pienso, si fuera distribuido en un medio masivo ¿cuántos entenderían el mensaje? de seguro tipos cono paulsen NO.

Ahora bien, hay un problema con mandar por admiración, se necesita que los mandados tengan un mínimo de cultura, y ambición de superarse... eso es algo que en este país es imposible.

3 de abril de 2012, 12:13

 
Blogger Ulschmidt said...

Los gobiernos respetados surgen con el tiempo, es decir, pasan las décadas y se los describe como muy respetados. Mejoran, igual que mejoran los muertos en general.

3 de abril de 2012, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Heitai, es cierto que -hasta cierto punto- se necesita un cierto grado de cultura o formación para respetar a alguien. La ignorancia por lo general es atrevida y una de sus características es que no respeta nada ni nadie.Muchos simplemente ni siquiera sospechan sus limitaciones o su ignorancia.

Pero no siempre pasa eso, a veces se dan casos extraordinarios en ambientes muy pobres cuando se aplica correctamente el liderazgo, claro que es mucho más difícil y no siempre resulta.

Yo trabajé haciendo clases a muchachos del Fosis y tuve muy buena experiencia, aunque lo normal es que esos cursos no sirvan para nada en mi caso tuve la satisfacción de ver a varios profesionales o trabajando bien contra todas las expectativas.

También me acuerdo que antiguamente el Servicio Militar era un buen instrumento de promoción social para la gente pobre y del campo. Recuerdo cuando pituteaba en el "Dolores" los instructores se convertían en verdaderos maestros, porque ellos veníasn de donde mismo.

Se puede, pero es muy difícil, así es que el camino fácil siempre se impone.

Ulschmit ¡que cierto eso que dices! los gobiernos, igual que los finados, solo se reconocen con el tiempo, muchos años después. Por ejemplo cuando "gobernó" Diego Portales era treendamente resistido, igual con Manuel Montt, tuvieron que pasar muchos años para que los reconocieran. Igualito a cuando la gente se muere.

3 de abril de 2012, 12:36

 
Anonymous Anónimo said...

Está realizado el análisis, donde se muestra afectada la educación pública y privada. Ahora falta un Alcalde que diseñe e implementa la solución.
IvanR

3 de abril de 2012, 13:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ivan, yo creo que el alcalde se debería limitar a mantener la ciudad limpia y facilitar otorgamiento de patentes a todo el que las solicite. Todo lo demás es inútil, incluso dañino, especialmente los famosos proyectos de inversión pública generados por las municipalidades, son un desastre completo.

Tal vez lo mejor que podría hacerse con las municipalidades sería quitarles la mayoría de las facultades.

3 de abril de 2012, 13:09

 
Blogger Heitai said...

Lo mejor con las muncipalidades, es hacer desaparecer a la mayoría, ¿cómo se justifica que este país tenga casi 400?

Y Ud. me da la razón, las personas que educó, son personas que se quieren superar, ¿pero qué queda para los trogloditas que suben esos videos por ejemplo, de los que hay cientos, o los que tiran piedras en las autopistas, o saquean tiendas, etc.?

Una cosa más... ¿notó el detalle de las primarias de la corruptación?... así que al final, solo 300.000 tipos, son su voto duro, y apuesto, que la mayoría, son funcionarios públicos, o "trabajadores" de la teta de codelco.

3 de abril de 2012, 14:41

 
Anonymous Anónimo said...

>Esos niños son los que se toman los liceos y salen a tirar piedras o incendiar buses, mientras los más gallinas se contentan con marchar, gritar y quejarse contra el sistema injusto que no les permite tener lo mismo que los ricos, solo porque no tienen plata. El resentimiento y la envidia vienen de la impotencia de saberse limitados, flojos e incapaces >de vencer las adversidades.

Falso, completamente falso.
Es cosa de escuchar a Boric, o a Figueroa.
Te concedo la razon en casi todo lo demas, pero esa generalizacion es gratuita e infundada. Simplemente un desvario de la ideologia de derecha

3 de abril de 2012, 14:54

 
Anonymous Anónimo said...

Bueno Tomás, veo q' tienes clara tu función como Alcalde.
IvanR

3 de abril de 2012, 14:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Heitai, es un problema que trasciende lo personal, creo que son fruto de una ideología que se fue desarrollando en el tiempo a partir de los sesentas: tener todo sin poner ni uno.

Anónimo, puede ser en los ejemplos de Boric, Camila Vallejo y todos los dirigentes. Creo que ellos no caen en la definición de resentidos incapaces, sino en otra que es más complicada: la vanguardia que se aprovecha de los resentidos. Las dirigencias políticas, estudiantiles, sindicales, etc. son un subgrupo, de los que se forman para aprovechar a su favor el fenómeno. Las dirigencias no tienen nada que ver con los dirigidos, son mundos aparte.

Ivan, claro, cuando sea alcalde me dedicaré a barrer, plantar árboles y robar. Nada más que eso.

3 de abril de 2012, 16:41

 
Anonymous Wilson said...

Bueno, bueno el articulo, completamente incorrecto desde el punto de vista de la correccion politica.
Y sip, falta el sub grupo de los lideres manipuladores, probablemente la peor lacra.

3 de abril de 2012, 16:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Wilson, pero yo creo que siempre que haya una oportunidad de ganar algo, aparecerá un acomedido tratando de aprovecharla. Pueden ser nefastos (lo son) pero también son inevitables. Si yo tuviera un poquito menos de estómago también me convertiría en defensor del pueblo ¡si la están dando!

3 de abril de 2012, 17:06

 
Blogger Maximo said...

Tomas. Te felicito, es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.

3 de abril de 2012, 17:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah gracias Máximo, chas gracias!

3 de abril de 2012, 17:09

 
Blogger Nervio said...

Yo prefiero ser temido... como tengo cara de pollo eso se logra gracias a tener siempre una sonrisa... leer las reglas del juego... mandar a leer e interrogar de vuelta. Y no salirse de las reglas que se dieron en principio, si no queda la crema.

un uno con una sonrisa hace que teman mas que un uno con una buena retada.

3 de abril de 2012, 18:23

 
Anonymous Anónimo said...

Interesantes las declaraciones de camilita sobre Cuba. No vio represión policial. Si parece que fuera el paraíso aquel país.

3 de abril de 2012, 19:43

 
Blogger Nervio said...

Camilein le preguntaba en la calle

"como estan"

la gente respondia

no nos podemos quejar

3 de abril de 2012, 20:02

 
Blogger Nervio said...

Camilein le preguntaba en la calle

"como estan"

la gente respondia

no nos podemos quejar

3 de abril de 2012, 20:02

 
Anonymous Anónimo said...

>Anónimo, puede ser en los ejemplos de Boric, Camila Vallejo y todos los dirigentes. Creo que ellos no caen en la definición de resentidos incapaces, sino en otra que es más complicada: la vanguardia que se aprovecha de los resentidos. Las dirigencias políticas, estudiantiles, sindicales, etc. son un subgrupo, de los que se forman para aprovechar a su favor el fenómeno. Las dirigencias no tienen nada >que ver con los dirigidos, son mundos aparte.

Unos ven resentidos incapaces vs inteligentes responsables; otros vemos rebeldes orgullosos vs sumisos resignados.
En retrospectiva, los que tirabamos piedras fructificamos mas y mejor

3 de abril de 2012, 20:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio si, es una alternativa. Cuando he hecho clases yo lo veo así: 1) propósito, que es lo que espero como producto de los alumnos. Generalmente espero un buen curso donde los tipos tengan -en su mayoría- la sensación que no perdieron el tiempo ni les vendí la pomada. Los alumnos son clientes como en cualquier otro negocio. Eso no significa que les voy a vender lo que ellos quieren, pero les tengo que vender lo que la universidad ofrece, una buena formación en xxx (materia del curso)
2) cierto nivel de justicia, no hago pruebas de ingenio porque yo no soy ingenioso y por principio nunca hago pruebas que yo no pueda hacer
3) exijo dedicación y participación, tal como en una empresa se espera que el empleado trabaje, yo espero que el estudiante estudie. Los flojos están reprobados de antemano, mejor que ni se molesten en ir a clases.

Anónimo, los dirigentes rara vez son resentidos, el perfil casi general de un dirigente es pertenecer a lo que en Chile conocemos como "buena familia" y son educados en la cultura del depredador, como todos los que se dedican a la política. Los resentidos y que tiran piedras son los dirigidos, las ovejas.

Existe en nuestra clase dirigente un subgrupo de sanguijuelas que se dedican a la política, tienen toda una cultura de "vocación de servicio público" "justicia social" y mentiras por el estilo, parten de dirigentes estudiantiles y terminan en el parlamento o la administración pública. Es una forma de gananrse la vida como cualquier otra.

3 de abril de 2012, 21:14

 
Anonymous Anónimo said...

>Anónimo, los dirigentes rara vez son resentidos, el perfil casi general de un dirigente es pertenecer a lo que en Chile conocemos como "buena familia" y son educados en la cultura del depredador, como todos los que se dedican a la política. Los resentidos y que tiran >piedras son los dirigidos, las ovejas.

yo no me referia a los dirigentes, hablaba de los que tiraban piedras. En mi escuela, en mi generacion, les fue mejor.
te confieso que tengo una opinion completamente opuesta a las tuyas. Para mi es comprensible un multimillonario de derecha. Claro, defiende sus cosa. Pero el tipo de clase media y de derecha -ese que se autoestima ninguneando rotos-....bue...mejor no digo.

3 de abril de 2012, 21:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Distintas experiencias. Yo conocí y estuve con muchos que tiraban piedras y otras cosas y hasta donde conozco han tenido dos diferentes destinos: unos sanguijuelas se dedicaron a la política y robaron hasta reventar, ahora están tratando de volver. Otros, la mayoría, pasaron de tirar piedras a patear piedras. Claro, hay excepciones, ser de izquierda o de derecha tien poco o nada que ver con la plata que alguien consigue. Creo que eso es confundir los conceptos.

Creo que el bienestar económico no tiene mucho que ver con esto. Mucha gente de izquierda reduce todo a billete, tienen una obsesión morbosa con la plata, los pobres, los ricos y toda esa basura. A mi jamás me ha preocupado el bienestar económico y menos la seguridad que buscan desesperadamente, prefiero vivir contento y aventurero que que mascando rabia y envidia por lo que no he podido conseguir, no me gusta andar mirando para el lado o echandole la culpa a los demas de los propios fracasos. Asumo que la plata es lo menos importante de todas las cosas.

Demasiada gente vive comida por la envidia y soñando que tiene plata, venden el alma al diablo por un billete y una falsa sensación de seguridad. Se ponen hipócritas y traicioneros pero como el hombre es racional, inventa excusas y explicaciones para disfrazar eso de nobles sentimientos. Yo creo que en gran parte son racionalizaciones y excusas para vivir en paz consigo mismo.

3 de abril de 2012, 22:02

 
Anonymous Anónimo said...

>Creo que el bienestar económico no tiene mucho que ver con esto. Mucha gente de izquierda reduce todo a billete, tienen una obsesión morbosa con la plata, los >pobres, los ricos y toda esa basura.
Mucha gente de izquierda puede que sean asi. Pero nunca la mayoria en todo caso. Por otra parte, yo diria que TODOS los de derecha son asi.

3 de abril de 2012, 23:32

 

Publicar un comentario

<< Home