Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Chile y Perú: cobre, agua e impuestos

martes, 5 de junio de 2012

Para los que vivimos en Arica, ir al Perú es un viaje tan simple como para alguien de Santiago bajar desde su casa en los suburbios al centro de la ciudad. Incluso más sencillo porque solo tenemos las paradas en la aduana y si no viajamos un fin de semana, en poco más de una hora estamos en Tacna.

No es raro ir a Tacna en la mañana, solo a almorzar y a dar una vuelta para volver en la tarde, de hecho es lo que pensamos hacer con el Tomás Jr. en un par de días más. Un pasaje en bus para Tacna cuesta US$ 4, casi lo mismo que cuesta un radiotaxi dentro de Arica y en esa ciudad casi todo es más barato. Además por la televisión abierta en Arica se reciben al menos 3 canales peruanos.

Esta situación de extrema cercanía permite que nos mantengamos al día y podamos comparar problemas comunes y situaciones que ocurren en ambos países. Y tanto en Perú como en Chile tenemos en común el conflicto con las mineras del cobre y el agua. En Tacna como en otras ciudades mineras del Perú, es un tema de todos los días.

La discusión en Perú, que era originalmente entre los agricultores y las compañías mineras se ha extendido y polarizado a las ciudades, dirigida por políticos que han encontrado su cause célèbre, entre dos grupos antagónicos: los anti-mineras y los que están a favor de la minería a todo evento, casi no existen los matices o posturas intermedias.

Es lo peor que les podía pasar en estos momentos. Perú tiene una cartera de proyectos por algo más de 50.000 millones de dólares para esta década, en comparación Chile espera inversiones por el doble, cerca de 100.000 millones en los próximos 5 años. Perú cuenta con una gran ventaja, pues la energía en Chile es tres veces más cara, pero la desventaja es el clima social polarizado contra las grandes mineras y un marco tributario, si bien estable, no parece seguro. Lo más probable es que con las demandas sociales las leyes y tributos tendrán que cambiar a corto plazo.

En la mente de muchos peruanos está instalada la idea que se las pueden arreglar sin las mineras, o que por lo menos los pueden exprimir bastante más que con los actuales impuestos. Mucha gente común piensa que la inversión o falta de inversión minera no los afectará personalmente y que seguirán siendo pobres con o sin inversión. Entonces ¿por que no subirles los impuestos y obligarlos a una explotación más cara en beneficio de los agricultores de subsistencia?.

Creo que eso explica por que Chile está captando el doble o más de la inversión en nuevos proyectos. Cobre existe en todas partes: Bolivia, Lituania o Zambia seguramente tienen mucho más cobre que Chile, pero como no son lugares seguros donde invertir sus producciones se mantienen estancadas o nulas.

La guerrilla entre pro-mineros y anti-mineros en Perú les está costando a lo menos 500 mil millones de dólares en inversión y -hablando francamente- está favoreciendo enormemente a Chile, porque es plata que se viene para acá. ¿Como se explica que inviertan en Chile cuando en el país del lado la energía cuesta un tercio? Por un simple cálculo de riesgos: prefieren pagar más por la energía y menos por impuestos. La energía puede bajar de precio pero los impuestos y restricciones solo pueden subir.

Ollanta Humala -que no tiene un pelo de tonto y entiende de estrategia- se ha dado cuenta de eso y hace lo que puede por al menos mantener contenidas las "demandas sociales", es bien difícil que pueda porque en su campaña llegó al poder con un discurso antiminero. Si consigue capturar la confianza de los inversionistas habrá hecho una proeza que puede catapultar al Perú al desarrollo, si no lo logra el país seguirá en el tercer mundo con toda seguridad.

Otra ventaja que tiene Chile es el sistema de derechos de agua, que es el más liberal del mundo. Los derechos se compran y venden libremente salvo en la primera apropiación y cuando hay conflictos por uso de agua estos se resuelven en tribunales, así de simple. En Perú en cambio es el gobierno quien otorga o niega de manera discrecional "licencias" para usar el agua, entonces en cada conflicto -que son miles- el gobierno se ve involucrado y quiera o no termina favoreciendo a unos y perjudicando a otros.

Como el gobierno necesita votos tiende a favorecer a los campesinos de subsistencia, que derrochan y depredan el agua todo lo que pueden y con eso se mantienen en la miseria por toda su vida, dedicándose a cultivos de mínima rentabilidad, tal como ocurría con el minifundio en Chile de los sesentas.

¿Cual es la importancia de la inversión extranjera? Un cálculo rápido: el presupuesto total del fisco de Chile para el año pasado fue de unos 60 mil millones de dólares, eso es todo lo que gasta el fisco en un año (corrijanme si me equivoco). Imagínense que alguien llega a Chile con 100 mil millones adicionales para gastar en 5 años. La cantidad de negocios que genera esa inversión es difícil de imaginar. Y cuando llueve todos se mojan.

Países como Chile y Perú, solo pueden crecer con inversión extranjera, de otra manera estamos condenados a encogernos y ser cada día más pobres, no importa cuantos recursos naturales tengamos, solo miren a Bolivia o Venezuela.

Así es que cuando alguien diga "al diablo con las mineras, nos podemos arreglar lo más bien sin ellas" mejor que lo piense dos veces, no hay nada más fácil que decir una estupidez, no cuesta nada. Cobre, agua e impuestos es la receta para enriquecernos, al menos mientras dure el boom del alto precio de los metales. Después ya veremos, pero este es el momento de tirar las redes y sacar el pescado, mañana puede ser demasiado tarde. Seguro que va a ser tarde y una oportunidad perdida -otra más- para los bolivarianos que decidieron "ahorrar" sus recursos naturales.

Etiquetas: , , , ,

4 Comments:

Blogger Maximo said...

Tomas. Yo no me fío de mis compatriotas. Si Chile ha logrado un relativo nivel desarrollo, ha sido gracias a Allende que destruyó todo lo que había que destruir, a Pinochet que reconstruyó todo lo que pudo reconstruir, y a los senadores designados que combinados con la caída del muro de Berlín el ’89 no permitieron populismo…..hasta hoy.

Pienso que esta hemorragia de robo y derroche disfrazada de gasto social, se verá truncada cuando Europa y USA caigan, China caiga o se desacelere, el precio del cobre se caiga, y las estupideces a que haces referencia, se escuchen a diestra y siniestra. Ahí el Estado tendrá déficit fiscal, los impuestos subirán, el peso se devaluará, la deuda pública aumentará, y los lobos con piel de oveja y cerebro de paloma que nos regentan, querrán tirarle las manos al cobre. Te lo firmo. Así tratarán de mantener al populacho bárbaro tranquilo hasta que la fiesta se termine.

4 de junio de 2012, 23:50

 
Blogger Ulschmidt said...

Y la Opep del cobre para cuando?

5 de junio de 2012, 07:22

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Mmmmm, Perú tiene otro inmenso problema del cual por fortuna Arica se salva: La Coca y no me refiero a las inocuas y nunca-bien-ponderadas hojas no procesadas: me refiero al proceso que genera cocaína en sus diversas versiones. Este vuelca a los cursos de agua compuestos químicos dañinos para el ámbito selvático y el proceso parece no ser controlable. La Minería y la Coca son grandes fuentes de recursos, sean legales (Chile, en cierta medida)o informales (Perú en gran medida). Al final, por diversas y dañinas vías, la adquisición de riqueza por esas vías es una amenaza que no tardará en cobrarnos sus costos, aunque nos genere platita para desperdiciarla en demagógicas gestiones estatales...

5 de junio de 2012, 14:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Maximo, yo me acuerdo como pensaba la mayoría de la gente en Chile en los setentas (yo incluído) y creo que comparado con hoy hemos avanzado bastante. Creo que otros países son mucho más vulnerables a la demagogia porque no han tenido el crecimiento que tuvo Chile en los 80-90s pero siempre habrán personas que crean cantos de sirena, que dicen que "se merecen" más de lo que tienen.

Ulschmidt, pero si a la OPEP le fue bastante mal, creo que tratar de manipular losprecios creando carteles productores es la brutalidad más grande. Cuando la OPEP trató de hacerlo en serio crearon la crísis del petróleo de la que los países OPEP salieron mucho peor que como estaban antes. Esa fue la razón por la que Arabia Saudita fue uno de los primeros países en descolgarse de la concertación de precios, apenas empezaron a verse las "consecuencias inesperadas".

A todo esto si existió una especie de OPEP del cobre en los años sesenta entre Chile, Zambia y otros productores, tampoco fue muy exitosa que digamos.

Doc, yo anduve por Madre de Dios y el daño ambiental de los cultivos de coca casi no se nota comparado al enorme daño de la minería informal del oro. Si la producción de cocaina fuese legal el daño ambiental sería incluso menor. Otra razón para legalizar las drogas ;D

5 de junio de 2012, 14:40

 

Publicar un comentario

<< Home