Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Las características de un empresario

sábado, 2 de febrero de 2013



Y tenía que pasar de la teoría a la práctica. Voy a hacer el Manual del Pequeño Empresario en formato de curso online. Ese texto se usó hace años en el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile para los cursos de emprendimiento y con Daniel hicimos un par de cursos basados en eso. Creo que ahora tengo material para enriquecerlo un poco. Estaba viendo que convertir un texto en un video no es tan sencillo como parece, cuando uno escribe para que lo lean, va creando -por medio de una serie de trucos- un cierto ambiente que hace funcionar la imaginación del lector, pero el video es otra cosa.

De partida se basa en dos cosas en las que tengo serios problemas, que es la voz hablada y la facilidad para expresarse delante de una cámara. Pero aunque contrate a un actor, o algún amigo sería más factible, para que haga toda esa parte desagradable, todavía tengo el problema que el texto debe escribirse para hablarlo, y está escrito para leerlo: hay cosas que se leen perfectamente bien pero sonarían ridículas habladas. Dicho sea de paso ese es el defecto fundamental de casi todas las películas y telenovelas chilenas, los guionistas no saben escribir "para hablarlo".

Pero tengo un arma secreta: Internet está repleto de buenos videos acerca de casi todo, y puedo referirlos a las direcciones de Youtube sin afectar posibles copyrigths ni nada, simplemente les puedo dar como tarea "vean el video en ....  y hagan un resumen de su opinión", por poner un ejemplo. Esa es una forma de educación online que no he visto muy explotada, todos los cursos que he hecho se basan solo en contenido original, pero no tiene por que ser así. Yo creo que es más efectivo colocar contenido original como base y guía y después referir a los alumnos a otros contenidos como ejemplo.

Por ejemplo el primer capítulo del curso trata de como se llega a ser empresario y que características se encuentran frecuentemente en los que hacen empresa. Encontré varias cosas interesantes que enriquecen el tema. Por ejemplo respondan a esta simple pregunta "¿les encanta vender? ¿les apasiona convencer a la gente para que le compren algo?". Si te gusta vender ya tienes una de las características importantes para ser empresario. La personalidad del Willy Loman es sumamente útil en la actividad empresarial. Yo por supuesto no la tengo y cuando tuve negocio me deprimía con las ventas bajas. Y cuando las ventas estaban buenas, me preocupaba cuanto tiempo eso iba a durar. El empresario neto casi siempre es optimista a todo evento, se motiva solo.

Otra característica común de los empresarios es que nunca se dan por vencidos, el fracaso no los bota. Si alguien se queda en el suelo y no se levanta después de tres o cuatro fracasos, probablemente nunca será empresario. Cuando yo tuve la gran catástrofe con mi negocio en 1991 me hice el propósito de nunca más volver a pensar en abrir otro negocio. Los empresarios por el contrario después de caer se vuelven a levantar furiosos y con mucha más fuerza. Nunca se desaniman y si se desaniman eso no impide que sigan en la pelea.

Y la tercera es que los empresarios no esperan que las cosas pasen, sino que hacen que las cosas pasen. Son lo contrario de mi que vivo esperando que alguien deje un saco lleno de barras de oro en mi puerta, porque "si Dios quiere darme, ya sabe donde vivo". El empresario es cazador, no se conforma con esperar con paciencia sino que sale detrás de la presa, hasta que la mata.

Lo más divertido es que esas son tres características que se encuentran mucho entre los empresarios, pero que no los ayudan casi nada a tener éxito. Hay muchos empresarios con esas características que siempre fracasan y se mueren sin haber conseguido lo que querían. En cambio otros que son tímidos, pesimistas y flojos simplemente encuentran su momento y ganan el premio gordo. Porque la empresa, como otras cosas en la vida, tiene mucho de ruleta. Lo que pasa es que a la gente que tiene esas características son los que les gusta hacer empresas, por eso se ven mucho más.

Pero bueno, finalmente lo que me gustaría trasmitir es que lo más bonito de todo es que ni siquiera se necesita ser inteligente, tener ideas claras o expresarse bien para ser empresario. Eso es muy difícil de explicar pero si ven el video que puse en esta entrada y lo estudian con atención, verán que el tipo es un empresario neto, sin ser un Einstein ni nada parecido. Muchas veces por el contrario, la inteligencia perjudica más que ayuda al que quiere hacer empresa. Eso es difícil explicarlo en teoría, pero basta ver el video para darse cuenta de que caracteriza a un empreario neto.

5 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Hombre, está hiperactivo. Si hace un rato nomás estaba con el Python !
El del video es un "emprendedor" de tiempos modernos, un poco hijo de la crisis española actual. Hay muchos emprendedores en las crisis y luego disminuyen en los recuperos: evidentemente mucha gente prefiere un puesto que ser empresario en cuanto hay trabajo y sueldos decentes.
El que Ud. describe es un emprendedor más natural, uno que se supone que se hará empresario en las buenas y en las malas.
En las Universidades mas bien nos entrenamos para ser funcionarios de grandes organizaciones, tanto en las carreras orientadas a negocios como en las de ingeniería u otras especialidades. Salvo el tipo que pasa por ahí para darse un lustre y conocimientos pero ya viene elucubrando el emprendimiento, los demás en general preferiríamos hacer una burocrática carrera.

2 de febrero de 2013, 13:13

 
Anonymous Anónimo said...

Las tales caracteristicas de los empresarios son generalizables a casi cualquier actividad humana. Un siglo atras Santiago Ramon y Cajal, el padre de la neurociencia, escribio un librito muy simpatico: consejos a un jone cientificos. Basicamente desarrollar cuero de chancho contra el fracaso, optimismo y confinza en si mismo, condimentado con un minimo de inteligencia y vision critica(basta con un minimo.
La suerte ayuda, pero no es tan crucial. Crick, refiriendose al descubriemento de la doble helice del ADN declaro: "It's true that by blundering about we stumbled on gold, but the fact remains that we were looking for gold"

2 de febrero de 2013, 18:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Ulschmidt, ya terminé con el Python y ahora voy con el pequeño empresario, creo que lo de producir clases online perfectamente se podría convertir en una pequeña empresa y por algo hay que empezar ¿no?.

Yo creo que los mejores empresarios son muchas veces charlatanes como el del video, también tiene esa capacidad de auto alimentarse de entusiasmo que es típica de la personalidad del vendedor, pero en realidad hay de todo: arriesgados y cobardes, gastadores y austeros, no hay un estandar. Y claro, los colegios y universidades nos preparan y nos concentizan para ser asalariados, lo que no tiene nada de malo siempre y cuando uno se de cuenta de eso y no crea el cuento chino de que las universidades "enseñan emprendimiento".

Anónimo, claro, es obvio que alguien que es tenaz, entusiasta y activo le va mejor que uno que se desanima con facilidad, sin entusiasmo y abúlico en muchas actividades, sin embargo no en todas ni mucho menos. Para muchas actividades teóricas y rutinarias son muy diferentes las cualidades que se necesitan, por ejemplo un empleado público. un pedagogo o un contador se verán perjudicados si tienen las características que favorecen a los empresarios, he visto varios casos de personas con "personalidad empresarial" que sufren y les va muy mal porque trabajan en un ambiente o en un trabajo donde estas características son altamente indeseables.

Yo creo que la suerte es el requisito más importante para el "exito" en cualquier actividad, aunque la egolatría de las personas les impide reconocerlo y cuando les va bien lo atribuyen a su sabiduría y su carácter.

Resulta que las cosas no funcionan porque alguien "hace las cosas bien" ni fallan porque "hace las cosas mal", esa es una visión mecanicista que no tiene nada que ver con la vida real. Alguien puede hacer todas las cosas "bien", le viene un cancer y se le va todo al diablo. El mundo es muy probabilistico y tremendamente incierto, las decisiones acertadas solo son ex-post, nunca ex-ante.

Claro que se puede bajar la incerteza minimizando los riesgos, pero el que busca los riesgos mínimos está condenado a una vida mediocre porque solo lo improbable da premio. Muchos que han tenido éxito en algo niegan el papel de la suerte, pero eso es principalmente debido a la natural egolatría que todos tenemos.

2 de febrero de 2013, 21:14

 
Anonymous Anónimo said...

Si, la suerte es un factor importante y nadie esta a salvo. Pero aun asi, la fortuna es asimetrica. Doña fortuna prefiere funar un ingenioso a premiar un incompetente.
Muchos tontos han ganado la loteria, ninguno el premio nobel.
Depende de las metas tambien. Si te motiva tenerla mas grande que Gates o Carlitos Slim, entonces necesitas mil toneladas de suerte. Pero si te interesa vivir despreocupado por la cuenta de la luz, laburando cosas entretenidas y estimulantes; entonces es relativamente facil. Y no hace falta vivir en un barril.

2 de febrero de 2013, 22:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que el éxito no es una medida de valor, simplemente significa que alguien cumplió sus objetivos, por eso muchas veces coloco la palaba "éxito" entre comillas.

El éxito de un premio nobel, o el de un millonario, o el de un mujeriego, dan más o menos lo mismo, al final son solo distintas preferencias y no es bueno ponerse uno mismo como medida de lo bueno o lo malo. O sea se puede hacer pero es un poco ridículo.

También existe el éxito social, o sea lo que otros consideran deseable, ya sea ganar premios nobel, hacerce millonario, ser de la farándula o lo que sea, pero esas solo son convenciones, no tienen ningún valor objetivo. Al final todos al hoyo nomás.

A propósito de la suerte este buen párrafo del gran MAquiavelo:

"Es mejor ser impetuoso que circunspecto, porque la fortuna es mujer y, si se quiere dominarla, hay que maltratarla y tenerla a freno. La experiencia enseña que se deja vencer por quienes proceden fríamente; pero, como mujer que es, gusta de los jóvenes, que tienen menos miramientos, son más brutales y la someten con más audacia" (El Príncipe c. XXV p. 118).

2 de febrero de 2013, 23:02

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas