Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Que lleguen los inmigrantes

lunes, 4 de febrero de 2013


Tyler Cowen, uno de los profesores del curso Development Economics, además de ser columnista del New York Times, tiene un muy buen blog que actualiza todos los días, se llama Marginal Revolution y parece que fuera casi tan ocioso como yo, es decir parece un hombre de bien que no malgasta su tiempo en actividades inmundas, como trabajar por ejemplo.

Hace unos días publicó una entrada titulada "Will Latin American stay underpopulated for another century?", donde dice que América Latina tiene -en su mayor parte- un clima maravilloso, muchos recursos naturales y atractivos culturales. Aunque el estándar de vida es un problema -dice- inclusive Bolivia tiene un ingreso per cápita más alto que el "tigre asiatico" de Vietnam, que goza de mucha mejor prensa.

Yo agregaría que incluso en Bolivia se puede vivir mejor que en muchos lugares de los Estados Unidos con la misma cantidad de ingresos y esto se cumple para la mayoría de los países de América Latina. ¿por que entonces estos países no reciben más inmigración? Basta pensar cuanta gente vive en Asia y cuantos viven en América Latina, somos sin duda un continente con muy poca población.

La mayoría de los comentarios son bien desinformados y muestran el nivel de ignorancia y clichés de los Americanos respecto de América Latina. Uno incluso dice que ha sido muy afortunado porque puede leer en español y tuvo la oportunidad de leer "Las venas abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano. Otro tipo citaba "100 años de soledad" y a un diplomático chileno llamado Ramón Huidobro que dijo "la historia nunca ha ocurrido en el sur". En general culpan a los "malos gobiernos que no han sido capaces de generar prosperidad" y uno dice que el problema de Latinoamérica es que hay muchos latinoamericanos.

Muchas de estas opiniones parecen estúpidas o insultantes, aunque hay cosas que son ciertas: los malos gobiernos o los malos latinoamericanos no son solo exageración, hemos tenido bastante de ambos. Pero en general son opiniones superficiales, basadas en un gringo que tal vez estuvo de visita por unos días, leyó unos libros y pensó que había comprendido el problema perfectamente.

Pero volviendo a lo principal, es cierto que América Latina está sub poblada, nuestra densidad de población respecto del territorio es bajísima partiendo por Bolivia y creo que esa es una de las razones fundamentales de muchos de los problemas históricos de ese país.

Es muy probable que muchos chinos e hindues emigren a América Latina en los años que vienen. En Chile estamos viendo una inmigración notoria de españoles, acá en Arica ya han llegado algunos y siempre ha habido interés de jubilados de los Estados Unidos o Europa en moverse a Chile aunque los principales receptores son Costa Rica y Ecuador., aunque la moneda ahora les es muy desfavorable y una persona sola con mil dólares vive bastante ajustada en Arica, eso podría cambiar en el futuro para mejor o peor, nadie lo sabe.

Un amigo americano que vivía en Arequipa ahora se está moviendo hacia Bolivia donde el costo de vida en mucho más bajo y se vive bastante bien. También existe una fuerte migración económica interna y muchos miles de peruanos inmigran a Chile para aprovechar los mejores sueldos, también alguna gente de Ecuador y Colombia ha llegado, lo que antes era raró ahora es común de ver en las calles. La inmigración peruana a Chile ha sido un éxito, ambos países han ganado y después de las fricciones iniciales los peruanos ya son bien aceptados en Chile.

Hoy conocí a un amigo cubano, es médico y me contaba que el suelo de un médico en Cuba es de unos 26 dólares al mes, los que más ganan son los abogados con unos 46 dólares al mes y un ingeniero gana unos 20 dólares. De allí para abajo los sueldos caen violentamente. ¿Y como viven? le preguntaba. Bueno el gobierno prácticamente les regala un paquete de alimentos de subsistencia, que les alcanza para comer la mitad del mes, para la otra mitad tienen que comprar en el mercado negro.

Me decía que con mil dólares al mes una familia allá pueden vivir como millonarios ¿como no emigra más gente hacia Cuba? porque seguramente con una pequeña inmigración el sistema terminaría por derrumbarse, no podría soportar a inmigrantes además de lapoblación nativa, que ya está muy mermada.

Algo parecido a los problemas que tienen los países de Europa occidental y USA con la inmigración, se llenan de gente que recarga al sistema de bienesatar social que ya está colapsado y tiene a la economía en grandes apuros. Si simplemente se eliminara la seguridad social, y todas las prestaciones sociales debiesen ser pagadas en su totalidad por los beneficiarios la inmigración sería valiosa para todos los países.

A mi me gusta la idea dela inmigración, necesitamos mucha más gente de la que tenemos ahora pero con nanny states de bajo presupuesto no hay como, es imposible abrir las puertas imponiendo una carga creciente. Si no existiera la seguridad social, las frontersa de todo el mundo podrías ser abiertas al más libre tránsito entre países y los inmigrantes serían bienvenidos en todas partes. Al final la necesidad de cerrar las fronteras fue otra unintended consequence del sistema bismarkiano.

25 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

"la necesidad de cerrar las fronteras fue otra unintended consequence del sistema bismarkiano" esa fue una aguda reflexión Tomás.
De la frase "el problema de Latinoamérica es que tiene muchos latinoamericanos" yo conocía la versión "el problema de la Argentina es que está llena de argentinos" y similares. Tengo una contrateoría sobre la mítica mala información de los "gringos" e imagen en el extranjero sobre la región en general: Esos clichés se los proporcionamos nosotros. Vienen aquí y lo primero que le recitamos en una conversación es sobre nuestra corruptela, abusos políticos, etc... También se opina lo mismo cuando se sale del país. Lo que los extranjeros piensan de Sudamérica en gran medida se forjó en la propia Sudamérica, pero cuando ellos lo dicen lo tomamos como un prejuicio ajeno.

4 de febrero de 2013, 08:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exacto Ulschmidt, la leyenda negra de latinoamerica viene de nosotros mismos. Lo que pasa es que en USA y muchas partes de Europa son demasiado literales, no tienen esa capacidad nuestra del doble sentido y cuando leen algo escrito por un latinoamericano piensan que vivimos poco menos que en el infierno.

A nosotros nos gusta criticar y quejarnos pero -en América del Sur al menos- rara vez nos movemos o emigramos fuera de nuestra área porque pese a todo acá se vive sumamente bien. Y eso vale para Bolivia, Argentina, Chile, Perú y todos los demás países. Con todos los problemas igual se vive muy bien y se hablan pestes. Es al revés de USA, donde existe ese patriotismo exagerado, que tiene su parte admirable también y que creó ideas como el sueño americano y todo eso.

Acá somos opuesto, todos reclamamos por todo, lo que tiene sus ventajas y desventajas :)

4 de febrero de 2013, 09:23

 
Blogger Ulschmidt said...

Imagínese leer "Cien años de soledad" ¿cómo queda Latinoamérica? Es el libro favorito de Clinton que debe ser el único presidente yankee que leyó literatura sudamericana alguna vez. Efectivamente ese es un costado latinoamericano, no todo, pero sólo el lector latinoamericano lo entiende así. El resto puede pensar que eso es todo lo que hay.
Respecto de la migratoria: Un montón de industrias alimenticias que hoy tenemos en la región las tenemos porque colonos europeos prodjueron acá lo que les gusta comer allá. Vino, lácteos, carne de res, ciertas frutas.
El otro día vi un documental de China: tienen docenas de verduras que nosotros no conocemos. Y la mejor forma de aprender a plantarlas, estoy seguro, es trayendo agricultores asiáticas a plantar. Y que generen una nueva industria alimentaria. Y que ellos mismos le vendan a su primo en Hong Kong que se encargará de introducirlas al mercado chino.

4 de febrero de 2013, 13:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda, recuerdo que americanos más lúcidos como John Kenneth Galbraith se dieron cuenta de esa manía por encontrar malo todo lo propio y mejor lo ajeno y ponía el ejemplo de los españoles y la leyenda infame de la inquisición, que fue difundida por los propios curas de congregaciones rivales. Dice Galbraith que en Flandes o cualquier otro país protestante se torturaron y quemaron vivos muchos más judíos sin embargo los protestantes tienen una envidiable reputación de tolerantes.

También compara el relato de la batalla de Trafalgar heroico desde el punto de vista de los ingleses y vergonzoso para los españoles, creyendo que perdieron pese a una superioridad de medios enorme, pero históricamente no fue así, fue un cuento inventado después por algún enemigo envidioso de los almirantes españoles que estuvieron a cargo. Es muy curioso, eso también se ve en como se considera la colonización de los conquistadores como brutal contra los indios, cuando fue todo lo contrario, mucho más benevolente que casi todas las colonizaciones sajonas.

Y lo de los productos traídos por inmigrantes también fue así en Chile. Yo de niño jamás sospeché que era un kiwi o un berrie, ahora estamos repletos, las mermeladas de los colonos alemanes del sur, los prosciuttos de los italianos en Capitán Pastene, cada inmigrante que llega introduce una comida. Ahora Santiago está inundado de restaurantes peruanos, es una locura, igual somos los principales importadores de pisco peruano en el mundo.

En Perú dicen que el ceviche lo trajeron y adaptaron los japoneses por su costumbre de comer suchi, por eso tiene muy poco limón y mínimo macerado por lo que debe ser extremadamente fresco.

4 de febrero de 2013, 13:56

 
Blogger Ulschmidt said...

ajaja! esta buenísimo eso!. Adaptar el ceviche al sushi es marketing de primera, no importa si fuera cierto o no.
La subvaloración del belicismo hispano frente al sajón es un clásico. Cinematográficamente se manifiesta como un pirata anglo de lo más simpático saltaando las mesas en una taberna y batiendo un montón de tontos españoles con casco y espada.
La verdad es que España a punto estuvo de invadir Inglaterra un par de veces, cosa con lo que Inglaterra jamás pudo soñar. Y que las extensisimas posesiones españolas fueron mayores y duraron más que el imperio inglés. Y que las derrotas inglesas frente a los hispanos, por ejemplo en Cartagena de Indias, están prolijamente disimuladas por alguna que otra victoria.
El problema deviene y es heredado por estadounidenses y latinoamericanos luego durante la guerra Mexico-USA. A los mexicanos no les iba nada mal hasta que un mediodia en San Jacinto se pusieron a dormir la siesta antes de la Batalla de (claro) San Jacinto. Y los yankees descubrieron que estaban duurmiendo y loa atacaron, se apoderaron del generalísimo Santa Ana y los obligaron a renunciar a un tercio de Mexico. Culpa de los mexicanos por dormir tan sacralmente la siesta y por ser tan obsecuentes con el jefe de turno es que arrastramos estas malidiciones.

4 de febrero de 2013, 14:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja que buena! deben haber pensado que Mexico bien vale una siesta, pero resultó mal.

Yo creo que también hay otro factor que es la envidia y las rencillas internas que entre los latinos parecen ser mucho más abundantes que en las culturas del norte de Europa. Francia es un buen ejemplo donde todos hablan pestes de todos, solo vale lo que hace uno y lo que hacen los demás es todo basura. Yo creo que todos los latinos -por cultuta ancestral- caemos en eso (me incluyo por supuesto)

Los curas españoles estaban llenos de disputas entre congregaciones, entonces cada uno hablaba mal del otro. Los militares del Perú pese a pelear bravamente en la Guerra del PAcífico también peleaban entre ellos: pierolistas contra anti-pierolistas, llevaron dos guerras en paralelo y perdieron. HAy cientos de ejemplos. Nuestros gobernantes son malos porque todos llegan al poder "denunciando" y atacando a los que estuvieron antes, solo ellos, los mesías, tienen la verdad completa. Por eso los mesías suelen ser los peores porque la gente no vota por alguien sino CONTRA alguien.

Bueno, es una faceta mala, tenemos varias otras muy buenas para compensar.

4 de febrero de 2013, 14:49

 
Anonymous Anónimo said...

"Ahora Santiago está inundado de restaurantes peruanos.."

Y falta que hacia. La comida chilena no es muy destacada. Unas pocas cosas ricas: las humitas, las empanadas, el pastel de choclo y los porotos granados. El resto parece comida de milicos: charquican, papas con mote.

Nos dicen los ingleses de america, y yo creo que es por la comida. En manhattan hay restoranes de todas las culturas y paises, menos de chile e inglaterra. Eso si, la mejor comida china e hindu esta en londres.

4 de febrero de 2013, 15:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, Chile no tiene cultura ni mucho interés por la comida, a mi en verdad me gusta llenarme más que degustar, somos así mayoritariamente. Nuestras comidas típicas son en su mayoría pesadas, indigestas y muy abundantes, epro que diablos, a mi me encantan muchos platos chilenos como la causa, el ají de gallina y el suspiro limeño. Jaja! solo bromeo para molestar un poco a mis amigos.

De Chile me gusta el curanto, el pastel de choclo chileno lo prefiero lejos al peruano. Para mi gusto la piscola con pisco chileno, el pisco sour con pisco peruano, aunque el fernet con Coca-Cola (otro trago típico chileno jaja) se los lleva a los dos.

Aborrezco los porotos conriendas y toda clase de legumbres, excepto los porotos granados con albhaca, bien preparados. Ah de gustos y colores, nada está escrito.

4 de febrero de 2013, 15:51

 
Anonymous Anónimo said...

el curanto se me paso.
Otros inventos, como el melon con vino y el vino con chirimoyas, no sn nada de malos, miemtras el vino no sea muy malo.

Aqui en disneylandia recien estan descubriendo que la palta ennoblece el sanguche. De hecho aun se asombran de verme comer pan con palta. Si noes por la salud, les explico, es rico...y con pedazo de carne, mucho mejor.

4 de febrero de 2013, 16:11

 
Blogger Ulschmidt said...

¿conocen allá el fernet con coca-cola??

4 de febrero de 2013, 16:12

 
Anonymous Anónimo said...

ah,.... y el fanchop.
en francia mezclan vino blanco con creme de cassis, obteniendo una version rififi del fanchoh. De otro color, eso si.

4 de febrero de 2013, 16:13

 
Blogger Ulschmidt said...

el melón se come con jamón !! y se acompaña con torrontés

4 de febrero de 2013, 16:14

 
Anonymous Anónimo said...

aqui hay vino tinto con coca cola: el jote. Se discute si toma conmo aperitivo o como bajativo

4 de febrero de 2013, 16:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, la palta parece ser un aporte chileno a casi todos los sandwiches, especialemtne los que llevan carne. El famoso "completo" creo que es indigesto chorreando mayonesa y con la salchicha cocida pero de tanto comerlo me terminé acostumbrando.

Antes que se me olvide el pan amasado chileno, que se pone como piedra cuando se enfría pero que es una maravilla recién salido es muy superior al maldito pan-esponja de USA y otros países y si es con chicharrones para tapar las arterias, tanto mejor. Los franchutes tienen muchos brevajes como el fine al eau (o como se escriba) donde disuelven el cognac con agua de puro avaros que son, ah pero que le ponen color para comer y tomar!!! en eso son maestros.

Ulschmidt el fernet con coca cola es importado de Allende los Andes obviamente, para los borrachos curtidos es uno de nuestros tragos de guerra favoritos, ni se sienten los cuarenta y tantos grados.

¿Melón con jamón??? Esa si que nunca la había escuchado, nunca se termina de aprender.

Ah y el abominable "jote": vino tinto con coca cola, nunca lo he tomado, ni pienso volver a hacerlo. Que asco.



4 de febrero de 2013, 16:46

 
Anonymous Anónimo said...

"muy superior al maldito pan-esponja de USA y otros países "
Una ventaja del pan de molde ese, es bueno para adelgazar porque es incomible.
Una vez, de ocioso e inquisitivo, decidi "compactar" un Wonder Bread entero. Lo reduje a un cubito de 8 cm3 (2X2X2). Siguio igual de malo, eso si.

4 de febrero de 2013, 16:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que pasa es que es pan sin grasa, ese es su pecado capital. Los franchutes lo resolvieron de manera ingeniosa con la baguete (y la su versión chilena la marraqueta)haciendo la cácara crujiente, entonces aunque no tiene grasa la cáscara es buena y la miga más sólida.

El pan amasado lleva su buena porción de grasa empella y por eso queda la miga con vetas. Ah me dieron ganas de comer una churrasca o rescoldo cubuerta de huevos revueltos con tomate, ese es una comida bien de campo de los tiempos antiguos para la hora de once, que en Chile son como las 5 PM

4 de febrero de 2013, 17:03

 
Anonymous Anónimo said...

Sin ir muy lejos y sin ser gringos hay muchos chilenos o latinos que conocen Tacna o Puno y creen conocer todo el Perú.
Hay un error sobre el cebiche este es muy anterior a la llegada de los japoneses, quienes llegan al Perú hacia 1900, el cebiche se comía desde la colonia, incluso Ricardo Palma lo menciona en sus Tradiciones Peruanas. El que tiene influencia japonés es el TIRADITO (casi parecido al cebiche/Suchi la carne se come casi cruda). La comida peruana es producto del mestizaje de las culturas milenarias y las nuevas culturas foráneas. La pregunta es porqué Chile o Argentina con alta influencia extranjera no se da ese fenómeno o mestizaje parecido al Perú? La respuesta a mi humilde opinón es porque en Chile no existe una cultura local antigua desarrollada sino pequeñas culturas, a parte que el Estado no lo reconoce.

4 de febrero de 2013, 21:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja interesante lo del ceviche, eché una rápida ojeada y veo que hay más historias y suposiciones que pelos en mi abundante cabellera. Los peruanos son campeones para inventar historias sobre sus comidas porque es un tema que les apasiona y discuten mucho por eso. Leo que la primera referencia au ceviche es de 1820.

"De acuerdo con Jaime Ariansen, profesor de historia de la gastronomía, una de las primeras menciones de cebiche, data de 1820, al encontrar el vocablo en una canción popular, titulada "La chicha" y que era entonada por la soldadesca: "El sebiche, venga la guatia en seguida, que también convida y excita a beber (...)".

Yo creo que todas las historias sobre comidas y bebidas peruanas deben ser tomadas con un granito de sal, hay cientos y la mayoría contradictorias. Solo hay que tomarlas como anécdotas, como ocurre con el folklore de todas partes además, mezcla de fantasía e historias muy antiguas.

Probablemente en Perú se desarrolló tanto la comida por el virreinato que fue muy rico, cuando hay plata se contratan cocineros y se prepara buen bitute que con los años pasa a la cocina popular y sespués vuelve al paladar de los siuticos, que pagan un montón de plata por comer una copia de lo que se sirve en las picanterías. Una vez le dije eso a un amigo, que es uno de los gurues de la cocina en Lima y no le hizo maldita gracia. Dijo que habían hecho un tremendo esfuerzo por "dignificar" la comida popular, yo no lo veo tan así.

Creo que no es coincidencia que otro virreinato rico como MExico también desarrolló después una cocina popular muy elaborada.

En Chile nunca tuvimos corte, aristócratas ni nada de eso. Solo pobres, nuevos ricos e inmigrantes, acá rara vez pierden el gen arribista, es una buena característica de los chilenos yo creo, aunque un poco ridículo el arribismo es bien creativo.

4 de febrero de 2013, 21:20

 
Anonymous mark said...

la papa a la huancaina, el cebiche, la huatia el picante hechos en la región de Arica y Parinacota tiene su estilo y sabor especial(su identidad) por mas de 1 siglo... en el centro del país la llaman comida peruana....

4 de febrero de 2013, 22:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Mark, si fuimos peruanos antiguamente pues! Cuando digo en Tacna que el plato típico de Arica es el picante de guatas, patas y charqui se matan de la risa, creen que les estoy tomando el pelo. Y el picante en Arica es distinto al de Tacna (que es colorado!)

Las papas a la huancaína acá también son diferentes, la salsa huancaína es más espesa, tiene más maní, mi querida suegra la prepara con la receta de su abuela de Putre y es muy distinta de la peruana, además que dentro del Perú también los mismos platos no se preparan igual.

La comida peruana que hoy está de moda es la norteña. del gran chimú, el cabrito y todo eso. La comida del sur no es tan sofisticada pero igual es rica, menos las papas chuño, no las trago!

4 de febrero de 2013, 22:16

 
Blogger Ulschmidt said...

En la zona donde yo vivo las tribus eran antropófagas siquiera por cuestión ritual en las guerras con vecinos. Cuando conocieron a los españoles los incorporaron a su mesa - se comieron a Juan Díaz de Solís, Primer Adelantado del Plata - pero los europeos no supieron apreciar este intento de mestizaje culinario.
Otra cosa que hacían era incendiar la llanura cuando aparecían mangas de langustas, rostizarlas, recolectarlas y molerlas hasta hacerlas harina. ¿con qué maridar eso? ¿con una lasagna italiana?
Básicamente esta era una gran llanura sin rumiantes que se encargaran de procesar la hierba. No había una gran fuente de proteínas hasta que los hispanos perdieron unas vacas y caballos y vuala! todos, los primitivos y los recién llegados, se dedicaron a comer asado.
Un inglés que viajaba en 1820 cuenta que los gauchos sólo aceptan el zapallo en su menú, el resto todo de la vaca, y miran con la mas profunda pena y espanto a los europeos que cultivan cosas verdes para comer.
Mi tesis es pues que en las llanuras centrales - a menudo se confunde a la Argentina sólo con ellas - todo menú previo fue abandonado por el bovino hace unos cuatro siglos.
Ahora bien, junto a los Andes hay la misma gastronomía que también se encuenra en Chile, Pérú, o con muchos puntos de contacto. Hay una cantidad de consumos en base a cactáceas - quizás más que en Perú - al algarrobo, desde luego maiz. En base a la madioca y pescado de río en el nor-este. Y otras cosillas, pero nada original tuvo el éxito del ceviche. Salvo esa cocina andina (pero que ahora se considera peruana)

4 de febrero de 2013, 22:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaja! los mapuches también tenían esas delicadas recetas en su menú diario: español a la cacelorla, picunche asado, etc.

La antropofagia era bastante común en los indígenas americanos: caribes, mayas, aztecas, guaranies y antiguas cultural peruanas se servían a los enemigos.

Hay pueblos que les gusta cocinar más que a otros y también comer cosas distintas. Igual en Buenos Aires comí riquísimo en el "Dora" y en un italiano que ni me acuerdo como se llamaba. Igual en MEndoza y Bariloche, pero nada de platos típicos, lo internacional nomás aunque de muy buena calidad

4 de febrero de 2013, 22:46

 
Anonymous Anónimo said...

No Ulschmidt, la cocina peruana no es marketing es real. No sea parte de esos latinoamericanos en contra de los mismos latinoamericanos.

4 de febrero de 2013, 23:57

 
Anonymous m said...

la cocina peruana es la del carrito sanguchero servido en bolsas de plásticos que veo en Arica...no me cuente cuentos.

5 de febrero de 2013, 00:34

 
Blogger Ulschmidt said...

Anónimo, no, la cocina peruana es de una personalidad irrefutable. Sólo digo que a lo largo de todo los Andes se comparten ciertan cosas

5 de febrero de 2013, 07:17

 

Publicar un comentario

<< Home