Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La culpa no es del chancho

lunes, 6 de mayo de 2013



Recibí un par de tweets de la Asociación de Funcionarios de MIDEPLAN, felicitándome a mí y a Fernando Cabrales por los artículos que escribimos sobre el Sistema de Inversión Pública. Los entiendo y me imagino la frustración que se debe sentir cuando cada nuevo gobierno inventa cargos y contrata a gente sin trayectoria que gana el doble que funcionarios con 30 o más años de servicio.

Eso pasó durante los gobiernos de la concertación y siguió ocurriendo igual con Piñera. No digo que los nuevos contratados sean malos, muchos son excelentes (además varios son buenos amigos míos) pero eso de ingresarlos por la ventana con un sueldo notoriamente alto, es una bofetada para los funcionarios de carrera. No se puede pedir que el servicio público sea bueno si les pagan lo mismo hagan bien o mal su trabajo y encima cada gobierno les coloca a un tipo de afuera que entra ganando el doble.

El sistema público tiene todos los incentivos para ser malo. Por una equivocada apreciación de la estabilidad laboral, los sindicatos se han ido convirtiendo en defensores del inmovilismo y los mal llamados derechos adquiridos. La única forma que exista una verdadera carrera funcionaria, donde los jefes asciendan desde el personal de planta y no lleguen desde la política es terminando con la inamovilidad práctica que hoy disfrutan. Pero si les dan a elegir seguro que prefieren ser inamovibles antes de arriesgarse en una verdadera carrera funcionaria.

Un sistema así es muy hostil con los buenos funcionarios, que les gusta su trabajo y quieren hacerlo bien a pesar que saben que no ganarán nada con eso. No puedo dejar de pensar en mi amigo Fernando Tapia, que murió hace algunos meses, sectorialista de SERPLAC y uno de los mejores funcionarios públicos que he conocido. Entró a SERPLAC en comisión de servicio, se inició en el servicio público durante el gobierno de Allende y sirvió con igual lealtad a 6 presidentes distintos: Allende, Pinochet, Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet, siempre preocupado de hacer bien su trabajo antes que cualquier otra cosa.

En un sistema tan perverso es increíble pero existen muchos héroes calladitos. Y no exagero cuando digo héroes porque cualquier persona normal cae en el sistema y se convierte en un pata de vaca, administrador tiránico de su minúsculo feudo. Solo personas extraordinarias no caen en eso que es lo natural y lógico para cualquiera.

Yo me di cuenta cuando fui a hacer una frustrada asesoría a un colegio (se terminó cuando no me pagaron ni la primera cuota) y conocí varios profesores entusiasmados, haciendo cosas por su cuenta, sin ningún apoyo, solo porque les gustaba su trabajo. Claro que no eran muchos que digamos, la gente normal responde a los estímulos y en el servicio público todo incentiva a ser mediocre, minúsculos reyecitos.

Recuerdo en la Municipalidad de Arica a Benedicto Colina (gran amigo) y a Carlos Castillo. Durante años soportando generaciones de víboras y sinverguenzas traídos por cada nuevo alcalde. Entonces cuando un servicio público funciona bien los políticos hacen lo posible por destruirlo y quitarle toda la relevancia. El caso de SERPLAC y MIDEPLAN es típico.

En Arica, hasta mediados de los noventa SERPLAC era la barrera infranqueable para las sinverguenzuras políticas, pero en algún momento eso empezó a cambiar y empezaron a quitarles poder. Recuerdo perfectamente el funcionario político que autorizó para que se construyeran las viviendas sociales sobre un antiguo basural y al lado de donde se almacenaban al aire libre los residuos tóxicos de Promel, creo que allí empezó a descomponerse todo.

Hasta el día de hoy en SERPLAC Arica tratan de imponer la cordura -sin mucho éxito- contra los proyectos truchos. Se opusieron hasta el último minuto para dar el RS al maldito Parque Acuatico, la estafa estrella del ex alcalde Sankan y sus socios, pero la ex presidenta Bachelet dijo que si y apareció la vergonzosa entrevista que dio la ex subsecretaria de desarrollo regional, Sra. Serrano que se muestra en esta entrada. Si quieren ver como los políticos, ignorantes y demagogos se pasan por encima las opiniones técnicamente fundamentadas, solo escuchen con atención esta entrevista y la calidad de los fundamentos de la Sra. que entonces era subsecretaria.

Pero los proyectos truchos se siguen presionando políticamente, no les bastó hacer una población al lado de residuos tóxicos o avalar una estafa evidente, ahora presionan por embalses y una desaladora. Los políticos son la verdadera peste negra que tenemos ¿cuando diablos van a devolver las decisiones a la gente que sabe y quitarlas de manos de patanes ignorantes y deshonestos? Esos son solo unos pocos botones de muestra, hay muchos negociados más que se hacen a la vista y paciencia de todos. ¿Hasta cuando los aguantaremos? De solo pensar que bastaría con electores informados para que todo esto se terminara me hierve la sangre, la culpa no es del chancho sino del que lo alimenta.


9 Comments:

Anonymous Eugenio said...

Tomas:
La carrera funcionaria puede funcionar en algunos casos, lamentablemente, mucha gente cree que por estar en un lugar X tiempo debe seguir subiendo, estoy de acuerdo con que algunos deberian, pero la gran mayoria esta donde esta por que no les da para mas. Eso se ve tambien en el ambito privado, mucha gente cree que por llevar "años de servicio" deberia ser el jefe, cuando han pasado 3 o 4 jefes y el ha seguido donde mismo, por algo sera digo yo....

6 de mayo de 2013, 08:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si Eugenio, ese es el problema. Una verdadera carrera funcionaria debe permitir premiar a los mejores, despedir a los peores y mantener en su puesto a los que lo hacen bien sin fallar, cada quien en su lugar, la antiguedad en un puesto no tiene por que ser un mérito por si sola y si alguien quiere ascender debería partir por destacarse.

Muchas veces las personas hacen bien su trabajo pero no tienen dedos para el piano en puestos superiores, es una lástima pero la sola permanencia no les dará lo que necesitan para hacer otros trabajos, que se queden donde mismo nomás.

6 de mayo de 2013, 09:03

 
Blogger Ulschmidt said...

No se, no se. Mucha gente quiere una relación de por vida, no confrontar demasiado, ser dedicado y leal a una buena causa. A cambio, seguridad. Y no necesariamente es malo.

6 de mayo de 2013, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, no es malo para el que hace mal su trabajo ¡es EXCELENTE! pero es muy malo para los empleadores, que en el servicio público somos nosotros. Los que hacen el trabajo bien no se preocupan de que los puedan despedir.

Bueno, hay una variable no considerada en esto, es que cada gobierno -de poder- echaría a todos y traería a su propia gente. Pueden haber resguardos contra eso pero la inamovilidad no puede ser solución. El sistema está mal por todas partes.

Otra cosa es que no todos tienen la misma ambición, yo por ejemplo no soy ambicioso para nada y si alguna vez caigo en la vergonzosa depravación de trabajar, lo haría en un trabajo ínfimo donde tenga un salario diminuto, de hecho así a sido las contadas veces que he pecado ;D

6 de mayo de 2013, 12:44

 
Anonymous Javier said...

En resumen de la entrevista: Va a quedar linda la ciudad, le vamos a subir el pelo, le vamos a echar para adelante...

Frases memorables...

6 de mayo de 2013, 20:00

 
Blogger jrc said...

¿Es la misma persona? ¿Como alguien que dice tener un doctorado habla así de forma tan básica?

http://www.asesoriasparaeldesarrollo.cl/secciones/curriculums_equipo_trabajo/claudia_serrano.html

7 de mayo de 2013, 01:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es la mismísima, en http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=JQdQ_IDinhw

se puede ver un video donde aparece pontificando sobre ¡la importancia del estudio en las políticas públicas!, es hilarante el contraste entre lo que alguna gente dice y lo que hace, entre lo que dicen saber y como son en realidad. Por eso yo nunca confío a priori en los títulos académicos, hay cada pastel...

7 de mayo de 2013, 10:21

 
Blogger Nervio said...

el doctorado te garantiza especializacion en un area... saber buscar información, a diseñar mejoras en un areas...redactar papers

no mas que eso

7 de mayo de 2013, 10:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y a veces ni eso. Conozco a muchos que tienen el grado y son muy buenos pero otros -mejor ni digo- un grado académico no mejora a algunas personas, desgraciadamente.

7 de mayo de 2013, 10:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas