Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

The chilean way

jueves, 25 de julio de 2013


Esta foto -para mi- es un icono la miseria de nuestro sistema político y de la calidad de los votantes que eligen a nuestras autoridades. Repasemos un poco la historia.

Entre abril y junio del 2006 empezó una serie de protestas de los estudiantes que reclamaban -supuestamente- contra la mala calidad de la educación secundaria. Seguramente alguien de la máquina de desinformación de prensa, buscando un titular pegajoso, le puso al asunto "La revolución pinguina".

Y en la tele aparecían a cada rato adolescentes muy articulados, hablando como adultos sobre su preocupación por el futuro y la mala educación que estaban recibiendo. La opinión pública no se demoró diez minutos en simpatizar con los niños y hasta yo caí redondito, convencido que eran unos pequeños genios que se habían dado cuenta de algo que nadie había visto antes.

Era todo una completa estupidez: retórica, poesía, slogan pegajosos surgidos de una idea aun más estúpida que había sembrado varios años atrás José Joaquin Brunner y otros genios de la concertación: que la educación formal era una herramienta indispensable para escalar social y económicamente, así es que si se gastaban los suficientes millones en eso, nos convertiríamos en un país de repleto de millonarios. Solo a sociologos se les podía ocurrir semejante estupidez.

Pero la gente común, que vota y no se caracteriza por pensar demasiado, creyó en esa idea a pie juntillas. En su ignorancia, les mostraron que los países ricos tenían gran cantidad de universitarios así es que si nosotros producíamos una gran cantidad de universitarios seríamos todos ricos. No tenían idea que correlación no implica causalidad y si hay una relación causa-efecto, lo más probable es que sea al revés: hay más universitarios producto de que son ricos, no son ricos porque hayan más universitarios.

Tantos años de vender esa tonta idea produjo la explosión de universidades, la demanda por que el estado financie a todos los que van a la universidad, la absurda creencia que cualquier título debe garantizar la prosperidad económica y la canibalización de la educación técnica. En fin, todo un compendio de tonteras sintetizado en el slogan "educación universal, gratuíta y de calidad en todos los niveles". Y con "universal" lo que realmente querían decir era para los capaces y para los incapaces, nada de meter el rendimiento en el asunto.

La revolución pinguina se resolvió a la chilena, es decir por medio de la hipocresía. Lo que los estudiantes exigían realmente no era más calidad ni mayores exigencias, sino pasada universal, indefinida y gratuita a las universidades, nada de condicionarla al rendimiento. Finaciada -como no- totalmente con los impuestos.

Como la idea era absurda y los huelguistas ya se estaban aburriendo se juntaron todos los políticos e inventaron un cuento: la ley de aseguramiento de calidad de la educación. La foto muestra a Bachelet con sus asesores y ministros, junto con políticos de derecha todos tomados de la mano celebrando que por fin habían solucionado el problema de la educación en Chile.

Mas atrás los líderes estudiantiles también aplaudían: tuvieron cámara por varios meses y a los más vivos se les abrió una carrera en la política, el camino más rápido a una vida ostentosa y fácil en Chile. Todos hipócritas, que sabían perfectamente que la solición era una burda mentira, para salir de una situación que ya se estaba haciendo incómoda. La foto es un verdadero icono.

Anoche nos juntamos a comer una parrillada donde Don Floro y estaba un amigo que había trabajado en un proyecto de agencia aseguradora de calidad para educación media. Porque ¿saben en que consistió la famosa ley de aseguramiento de calidad? ¡en crear agencias acreditadoras!, idénticas a las agencias de acreditación universitarias, que ya no soportan más desprestigio porque terminaron en multitud de corrupción y engaños.

Le pregunté en que había terminado el proyecto y me dijo que nadie quería hablar del maldito asunto, que palabras como "acreditación" y "aseguramiento de calidad" no las pronunciaba nadie, se habían transformado en una especie de grosería.

Y así fue como terminó todo, a la manera chilena: hipocritas exigiendo lo que no quieren, otros hipócritas ofreciendo lo que no piensan dar y hoy por hoy nadie quiere ni siquiera mencionar el tema. Para completar the chilean way, toda la basura se ocultó bajo la alfombra. Pero la foto todavía se encuentra en Internet, es cuestión de googlear nomás.

10 Comments:

Blogger Maximo said...

Completamente de acuerdo con el tema de hoy.
Sobre la relación entre universitarios y desarrollo, en los países desarrollados de verdad (supongamos Holanda, Suiza, R.U. o USA) “fabrican” profesionales universitarios (de verdad, no de los otros) porque son necesarios para SU modelo productivo. En los países desarrollados de mentira (España, Portugal) los fabrican para lograr “cohesión social” y porque la gallada tiene derechos. Nosotros lo hacemos ya que los políticos prometieron que seríamos desarrollados como Portugal o España.

25 de julio de 2013, 21:10

 
Anonymous Claudio said...

La acreditación de calidad, sea a través de agencias o lo que sea, es algo conceptualmente erróneo para un sistema educacional universitario. El enfoque de estas agencias son los procesos formativos y no el producto. La calidad supone estándares, estos es, que existiría una forma correcta de enseñar, lo cual claramente es una idea absurda.

En vez de calidad, sería mejor hablar de competencias mínimas de formación. Algo así como el Examen Único Nacional de Conocimientos en Medicina que deben rendir los estudiantes de medicina de último año.

25 de julio de 2013, 21:32

 
Blogger Rolando el furioso said...

Yo creo que hay carreras que deberían contar con algo como lo señalado por Claudio, ya que por sus características y futuro desempeño lo hacen necesarios por ejemplo los Médicos y en general todas las del área de salud, de la Ingeniería y la construcción y otras vinculadas al área de producción y del cuidado de las personas. (me puse totalitario jajajajaja)

26 de julio de 2013, 09:25

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Al menos tengo el consuelo de que nunca, ni por un momento, dudé de que esta era una movida dirigida por el castrismo local. Hay algunos que todavía preguntan por la patente del camión, pero hay un número creciente de gente como Tomás que ya tiene clara la maniobra.

26 de julio de 2013, 14:43

 
Blogger pavezwellmann said...

Hace muuuchos años, estudiando en el colegio Aleman (la Deutsche Schule) de Puerto Montt, tuvimos ocasion de someternos a un test de competencias para determinar las aptitudes preferentes de los alumnos en las áreas científico-humanista, tecnica - manual, deportiva y artistica. Recuerdo que la distribucion fue mas o menos 1/4 de los alumnos en cada una de las áreas. Nuestros profesores postulaban que este test era indicativo que cada cual sirve para algo... lo cual fue para nosotros la mejor explicacion de como el sistema escolar germano, en su conjunto, estaba organizado para desarrollar las aptitudes de cada alumno para cada una de esas competencias, no agotándose en la "profesionalización" universitaria que hoy vemos en Chile. Nos quedó bien claro que quienes van a estudiar en una universidad no son "superiores" que los demás, que se trata que cada cual debe seguir profundizando las competencias para las que son más hábiles, en resumen, que se realizaran en la vida e hicieran lo que mas les gusta.

26 de julio de 2013, 15:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, la actividad inmunda, propia de esclavos me tenía imposibilitado de comentar, menos mal que ya estoy de nuevo libre.

Máximo, efectivamente, nunca se ha podido mostrar de manera convincente que el desarrollo siga a la educación formal, al parecer es todo lo contrario. Alemania, con esfuerzo educacional enorme desde el siglo XIX pasó pésimas épocas provocando de paso dos guerras mundiales seguidas. Otros países como el Sur de Europa y Chile es más que nada un derroche para satisfacer aspiraciones de promoción social por camino fácil. Tampoco sirve para eso.

Claudio, Rolando, ese es el tremendo error que cometieron al tratar de adaptar normas tipo ISO 9000 a la educación ¡que estupidez más grande! como si fuese algo que se pudiese normalizar. A los examenes de competencias mínimas les tengo "mínima" fe, con exámenes y carreras largas estamos repletos de médicos ignorantes y sinverguenzas, lo que muestra que las acreditaciones "ex-ante" son inútiles. Un pariente que es médico me comentaba del negocio que se está creando con la acreditación periódica obligatoria de los médicos. Yo le tengo más fe a la reputación que a ninguna otra cosa: si me van a acuchillar que sea el Doctor Aguirre, si me van a volar un lunar que sea el Doctor Sakuray y si me van a sacar una muela el Doctor Lostanau y punto. Ahora para desgracia mía el Doctor Lostaneau quedó ciego así es que esperaré que se me caigan los dientes, uno por uno.

Cardenaldo, efectivamente fue todo un ejercicio de hipocresía alimentado por el
PC y otros micropartidos por los que no vota nadie, fue su plataforma para que los tomaran en cuenta y para entrar al sistema por secretaría, sin tener votos.

Alejandro, el sistema alemán tiene sus luces y sombras, es soberbio para formar técnicos o ingenieros pero la implementación que han hecho en Chile de los "liceos" ha sido un desastre, hasta en Alemania tiene sus problemas. Lo bueno es que no produce a esos ridículos y afrancesados aspiracionales que forma nuestro sistema, lo malo es que está diseñado para formar corderos homogeneos. Alemania es uno de los pocos países del mundo donde la educación particular está prohibida.

26 de julio de 2013, 15:55

 
Anonymous Anónimo said...

bla bla bla.. tomas, deberias estar en la nasa... con todo respeto

26 de julio de 2013, 16:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y si esa es toda tu opinión sobre el maldito asunto, tu deberías seguir en el kinder del que todavía no te debes haber graduado.

Con too respeto!

26 de julio de 2013, 16:47

 
Anonymous asdf said...

Gstá lleno de 'genios' como el Anónimo, que critican a los que 'critican' pero quizás no son capaz ni de dar una opinión propiamas allá de la que muestran en los medios (TV, prensa escrita)

Para una humilde opinión mia (menos técnica en el área), por ejemplo hay otros paises en Latinoamérica como Mexico en donde la tasa de egresados de ed. superior es = o mayor que la de Chile. (allá Medicina está saturada).

En resumen, de acuerdo completamente con la entrada, en el sentido de que se confundió 'Progreso' con 'Masificación' o cobertura de la educación tradicional, en desmedro de carreras ténicas y otro tipo de educación realmente necesitara para el progreso en estas realidades

26 de julio de 2013, 21:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo lo mismo, la masificación de la universidad terminó dando títulos de mentira y canibalizando la educación técnica, de artes y muchos oficios más útiles que un montón de carreras absurdas.

Por mi si alguien quiere estudiar ingeniería en probador de microfonos no tengo ni un drama, siempre que se lo pague o tenga un rendimiento tan excelente que le amerite una beca

26 de julio de 2013, 21:56

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas