Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El dilema de la coordinación

miércoles, 24 de julio de 2013


Y siguen los asquerosos días grises en nuestra ciudad, todavía nos queda agosto y parte de septiembre. Nada me pone de tan mal humor como estos malditos días sin sol, donde me da por acordarme de todo lo malo que me puede pasar. Arica es la ciudad con más luz de todo Chile exepto en estos meses donde hay días en que el sol ni se asoma.

El dilema de la coordinación es diferente de la tragedia de los comunes. En esta última los actores individuales maximizan sus ganancias de corto plazo, sin pensar que en el largo plazo se van a perjudicar. Pero existe otra situación en la que ni siquiera existen ganancias de corto plazo y la mayoría termina perjudicandose, yo lo llamaría el problema -o dilema suena mejor- de coordinación.

Este problema es muy común en la política en un sistema democrático. Solo piensen cuantas personas -del universo electoral- son las que toman las decisiones políticas relevantes y cuantos militan en un partido político. En Chile los números redondeados son más o menos así (para la elección presidencial 2009):

Votantes : 7.000.000
Abstención: 840.000 (12%)
Militantes: 840.000 (11%)

Hay que considerar que el número de militantes está muy inflado por las inscripciones fraudulentas, para simplificar el asunto podríamos considerar un 10% de militantes asociados a algún partido político. Con un 90% de los votantes que no militan, no están asociados a ningún partido y son acarreados de un bando para otro en época de elecciones.

La Teoría Leninista de la Organización se da cuenta perfectamente de la importancia de la vanguardia organizada del pueblo, como factor fundamental de la dirección de los movimientos políticos. Los Bolcheviques nunca fueron mayoría en Rusia pero aprovecharon su condición de organizados para imponerse a una mayoría descoordinada.

La incapacidad de organizarse, o incluso de actuar coordinadamente, salvo circunstancias muy especiales, es característica de cualquier sociedad y es normal por las diferencias personales, ideológicas, económicas, morales y de toda clase que existen entre las personas. Es imposible conseguir que un grupo grande de personas se coordine, excepto en catástrofes, guerras o situaciones por el estilo. Es cuestión de leer nomás en el moderno Hyde Park que es Twitter, como incluso entre las personas con ideas muy parecidas aparecen los diferentes intereses. Tendemos naturalmente a la disgregación, la coordinación solo es posible a un nivel muy superficial.

¿Por que existen entonces los partidos políticos? Supongo que pueden mantenerse gracias a que la posibilidad de acceder a los privilegios del poder -que son muchos- lo que es suficientemente fuerte como para que las personas sacrifiquen otros intereses menos importantes. El problema es que esos privilegios alcanzan para muy pocos, por eso los partidos se deben mantener oligarquicos, cerrados y tratando de engañar (encantar dicen ellos) a la gente dándoles un sucedaneo de la real participación: unas elecciones donde los electores no deciden nada porque las oligarquías colocaron las alternativas.

La coordinación es un dilema, como el dilema del prisionero o la tragedia de los comunes porque no tiene solución. Es imposible que las personas se gobiernen a si mismos en asuntos públicos porque no pueden coordinarse, siempre aparecerán vanguardias, que se convierten en oligarquías y que gobernarán para sus propios intereses alegando que lo hacen por el bien de la sociedad, cosa que es imposible. El bien de la sociedad es tan diverso que no puede existir, ni siquiera su sucedaneo -que es el bien de la mayoría- puede existir porque la mayoría no tiene intereses comunes suficientes como para coordinarse.

Como es un dilema sin solución posible, solo puede tratar de mitigarse, minimizando el poder del estado. Uno de los mitos más ignorantes es creer que el estado hace el papel de Robin Hood quitándole a los ricos para darle a los pobres. Lo que en realidad hacía el legendario personaje era quitarle al recaudador de impuestos para devolverle a las personas lo que el estado les despojaba. Habiendo estado habrán ladrones amparados por la ley, lo único que se puede hacer es que tengan muy poco que robar. Pensar que pueden existir servidores públicos que sean honrados y que pensarán en los intereses de los demás antes del suyo propio es desconocer la naturaleza humana y ser tonto de remate.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

nunca hubiera podido estar mas de acuerdo.Así y todo, ¿crees que vale jugar ese juego? ¿Crees que hay otro camino?.

24 de julio de 2013, 21:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay que entenderlo como un juego donde nosotros somos solo peones "masa influenciable y vendible" como en la frase que le atribuyen a Eduardo Matte Pérez.

Todos tenemos opiniones políticas y eso está muy bien, el problema es con los que buscan participar en política, para eso o hay que ser ladrón o un tonto útil. No existe una tercera alternativa.

25 de julio de 2013, 01:06

 
Blogger Ulschmidt said...

Lo que más recuerdo de un libro de uno de esos gurúes de la globalización - Sachs, u otro de la estirpe - es la reflexión acerca de que la libertad es un invento moderno.
El tipo tribal del neolítico no variaba en nada de su vecino, tenía su lugar en el clan no más libre que una banda de chimpancés. Cuando se formaron las ciudades-Estado controladas por castas sacerdotales fueron dominados por estas. Los vencidos fueron esclavos, las mujeres casi lo mismo, etc...
Además al individuo promedio le aterraría, en esos milenios, ser distinto, verse distinto, opinar distinto que su grupo. Sería la mejor forma de ser expulsado o lapidado por hereje.
La "natural" condición de libre es un invento de los últimos siglos, absolutamente artificial, nunca fuimos libres.

25 de julio de 2013, 09:17

 
Anonymous Anónimo said...

En relación a lo que comenta Ulschmidt con respecto a la libertad de las personas a lo largo de la historia, pensé, mientras leía, que los libres de pensamiento, independientes de acción y de opinión fueron (o habrían sido) los que abrieron los nuevos caminos. El gregario no aporta nada sino la utilidad de su acción instantánea, pero el gregario no planifica, no transforma, no proyecta; no idea, no propone; el gregario sólo sigue al resto y todos así, recíprocamente.

Puede ser que de la condición gregaria a la condición social y paulatina individualidad nuestra haya existido una manera, también paulatina, de irle dando cabida a los creativos (a parte de que la masa, en bloque, va transformando el mundo a golpes de extensos y sucesivos errores y correcciones).

La paulatina instauración de las culturas "civilizadas" habrían ido "liberando espacio mental" para "ver" más allá de las propias narices.

25 de julio de 2013, 15:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, Anónimo, he leído muchas veces eso de que la libertad es un inevnto moderno y que la libertad no existe, casi siempre a gente que de alguna manera defiende el colectivismo.

Creo que es una majadería, la libertad es nun concepto que existe desde los tiempos más remotos, es cuestión de leer un poco, en los papiros de Egipto que deben ser de lo más antiguo que existe se discutía por más o menos libertad.

Lo que si es un invento moderno es cierto concepto -totalmente absurdo a mi modo de ver- de la libertad como "la facultad o derecho de hacer lo que se me de la gana". No hay que pensar mucho ni ser muy intelectual para darse cuenta que esa es una idea bien tonta, Si a mi se me da la gana saltar hasta la luna obviamente que no voy a poder hacerlo, existen millones de millones de limitaciones y esa clase de libertas como todas las que se "consagran en derechos" o tonteras parecidas claro que no existe.

La libertad que sin ninguna duda existe es la de cada uno para hacer lo que pueda, dentro de sus medios, según sus preferencias siempre y cuando afronte las consecuencias.

Yo puedo pensar lo que se me antoje ¿que mayor libertad que esa? Los límites a la libertad son siempre violentos y como tal pueden ser suprimidos por una violencia mayor y contraria. Al final es un juego de fuerza nomás.

25 de julio de 2013, 19:26

 
Anonymous Anónimo said...

Los manuscritos egipcios fueron redactados bajo el alero de la civilización egipcia, guachito. debes ir (Yu jav tu gou) muchísimo más atrás (Nicolás), hacia las cavernas, hacia la escena de "2001, Una Odisea Espacial" con toda la vaina de los pre-hombres acurrucaditos, haciendo cucharita en la cueva, de noche, muertos de miedo intentando dormir a saltos (¡que haya que estar en todo, por Dios").

Atet: J&1/2

26 de julio de 2013, 11:13

 
Anonymous Anónimo said...

Pero se nos va un factor ("gregarios"); el líder de los gregarios seguramente no era gregario; puede que los "cachi lupi" del pensamiento, de la creatividad y todas esas cosas eran los líderes, cuando eran algo más que "matones" que mantenían al lote a raya.

J&1/2

26 de julio de 2013, 11:16

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas