Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

La guerra de las imagenes

martes, 3 de septiembre de 2013


Que curioso esto de la guerra de las imágenes. Creo que partió con la guerra de Vietnam y desde entonces ha escalado porque las imagenes -que explotan el morbo- son productos de buena venta. A medida que pasa el tiempo nos hemos ido aislando de las muertes sangrientas. Recuerdo cuando chico, viviendo en el barrio Recoleta vi varias veces muertos por atropello en la calle, los tapaban con un diario y los niños más atrevidos, con el pie hacían un lado el diario para echar un vistazo, mientras los mayores los retaban por "falta de respeto".

Un accidente que todavía recuerdo bien fue en Recoleta esquina Juarez, un tipo en motoneta Vespa perdió el control y azotó la cabeza en el pavimento abriéndola completamente, lo recuerdo por el color muy vivo - casi antinatural- de los sesos, mi mamá comentó que tal vez había sido "una inteligencia brillante", nos gustaba mucho bromear acerca de los muertos. Creo que vi a tres o cuatro muertos destapados cuando niño y muchos más tapados con diarios.

La foto de esta entrada es del ataque de la VOP al cuartel de investigaciones, creo que fue en 1970 o 71, yo pasé justo después del ataque, cuando los bomberos estaban limpiando con manguera los pedacitos del tipo que hizo explotar un cinturon con dinamita en la entrada. Curiosamente durante años yo pensé que nunca había visto a un muerto, los que vi cuando chico no contaban porque un verdadero muerto debe estar sobre una cama y de esos he visto dos. Lo que no he visto jamás -y espero no ver- es a un muerto dentro del cajón, eso si que me da miedo.

Toda esta larga -e inútil- disgresión para llegar a nuestra curiosa repugnancia hacia la muerte, que es explotada por los vivos de toda clase, especialmente en los medios de comunicación. La muerte debería ser lo más normal puesto que a todos nos va a llegar, incluso la muerte en un accidente violento o en una guerra debería ser preferible a una muerte incómoda y dolorosa por enfermedad, pero la mayoría de la gente tiene una gran repulsión por la muerte violenta.

Junto con la repulsión viene el morbo, el fruto prohibido es el más dulce y los medios de comunicación aprovechan de explotarlo disfrazado de compasión y sentimientos humanitarios. Como olvidar la foto de la niñita desnuda arrancando de un ataque con napalm,  los vietnamitas del norte ganaron la guerra gracias a la televisión y desde entonces las imagenes de horror andan por todas partes "creando conciencia".

No hay nada más mentiroso que las imagenes. Si Hitler no hubiese perdido la guerra o si la Unión Sovietica hubiese ganado la Guerra Fria no tengan duda que la mayoría del mundo pensaría de manera completamente diferente a como piensan hoy. Es cuestión de colocar unas cuantas imagenes habilmente escogidas para crear opinión. Pensaba en esto a propósito de las presiones que reciben USA y la OTAN para atacar a Siria, empujadas por gente impresionable que se horroriza con las fotos de muertos y heridos. En las guerras hay muertos, también en los accidentes del tránsito. Y no es eso lo que debería guíar nuestras opiniones.

4 Comments:

Blogger Leus said...

La niña se llama Kim Phuc. Lo divertido es que efectivamente la usaron como propaganda, y tuvo que dejar los estudios. Parece que no le hizo mucha gracia pues apenas pudo se escapó y pidió asilo en Canadá (se arrancó en su luna de miel, parece que también se llevó al marido, jeje).

Hoy tiene una fundación y todo, y parece que le va super bien. Es la raja la Internerd, yo cuando chico quedé super impresionado por esas fotos (en realidad vi la filmación( y nunca supe que había sido de la niña.

3 de septiembre de 2013, 20:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Increíble, se transformó en una celebridad mientras miles tuvieron tragedias mucho más horribles y a nadie le importó un pepino. El poder de una buena foto.

3 de septiembre de 2013, 23:06

 
Anonymous Sebastian said...

Así es el poder de la fotografía.

Pero en el caso de Siria es diferente, ¿ Puede alguien pensar que EEUU, se va a meter a un conflicto sólo por causas humanitarias?

Como dato, un misil tipo crucero vale entre 600 mil USD a 1,5 millones de USD, la unidad.

¿ y la logística, el transporte, los soldados, el combustible?

¿ quien paga?


Saludos.

6 de septiembre de 2013, 02:21

 
Blogger Jose Cornejo said...

Disculpa lo tarde pero habia olvidado leer tu columna. Muertos veo todos los días dada la naturaleza de mi trabajo (salud publica) y de la mas variopinta indole y causa. los más terribles son los "atropellados" o los que vienen politraumatizados a la urgencia de algun hospital. los baleados, o reos de la peni tambien.

si bien ver una foto de un muerto no me causa impresion alguna, lo que me repugna es el uso mediático (y por qué no político) que se le da.

Acá en chile la izquierda siempre ha hecho uso y abuso (mediatico, político y judicial) de sus muertitos y sus imágenes...
y

26 de septiembre de 2013, 11:56

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas