Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Sacar a mil, sacar a mil

domingo, 15 de septiembre de 2013


Unos cuantos días atrás, en una reunión de la Agecnia de Desarrollo, una niña me dice que yo le había hecho clases en la Universidad Contemporánea. Distraído y malo para las caras que soy no me acordé enseguida, porque habían sido hace muchos años. Después me vine a acordar de Jacqueline, la estudiante de periodismo que se casó con su compañero Ricardo como una humorada post fiesta, creo que fue una apuesta o algo asi. Nadie daba más de un mes por ese matrimonio, a pesar de eso llevan como 20 años casados -con hijos y todo eso- me contó que había sido de su vida vividiendo y trabajando en Estados Unidos y España, hasta que volvieron a Arica.

Pero las sorpresas no terminaron allí porque anteayer me llego un mail invitando para que nos juntáramos en su casa con otros dos profesores y amigos muy queridos de esos años. En fin, fue la previa perfecta para el dieciocho, me emborraché como corresponde y ahora ando con un dolor de cabeza y de estómago espantosos, me siento como si me hubiera atropellado un camión.

No hay mayor riqueza que los amigos, lo pasé espectacular y ahora si que no tomo nunca más. Dejar el trago es fácil, yo lo he dejado cientos de veces, pero el malvado se las arregla para encontrarme de nuevo. No tomo más, pero tampoco menos. Que alegría más grande, esos son los unicos momentos que me voy a llevar con gusto cuando estire la pata.

Si alguien no cree que vivimos en el paraíso, que revise la página 10 de La Estrella de Arica de hoy y verá que en el Terminal Agropecuario están vendiendo el cajón de tomates (17 kilos) en mil pesos (unos dos dólares), si consideramos que el valor del cajón son 700 pesos entonces tenemos que los 17 kilos valen solamente 300 pesos, unos sesenta centavos de dólar. El precio normal de los tomates en esta temporada es cinco mil pesos los 17 kilos, es decir uno 10 dólares.

Esta es una situación anormal pero se ve casi todos los años, mientras que en invierno un kilo de tomates llega a costar mil pesos o más, me gustaría que esta enorme fluctuación de precios me la explicara el profesor José Vazquez Cognet que hace el curso Microeconomics Principles. Con lo que he visto del curso, me hice la idea que la microeconomía matemática es una extrema simplificación de la realidad y solo sirve para dar explicaciones ex-post a lo que está pasando.

Es fácil hablar de los costos de oportunidad y de las ganancias económicas versus las ganancias contables, sin embargo esas explicaciones solo sirven después que pasan las cosas. Si alguna ecuación o cálculo matemático pudiese decir cu que fecha exacta  los tomates llegarán a este precio el próximo año, se podría hacer un ngocio estupendo.

Mientras la microeconomía no sirva para predecir los precios con exactitud en el tiempo, creo que su única finalidad será presentar cosas obvias (como que lo escaso es caro y lo abundante barato) por medio de curvas, ecuaciones y derivadas. Realmente no le veo otra utilidad que presentar de manera enredada asuntos que son simples y torturar a los estudiantes con una jerga y métodos artificiosos y poco útiles. Realmente me extraña que todos acepten la microeconomía sin ninguna crítica, cuando parece un asunto poco útil y muy impreciso. ¿Curva de la demanda, curvas de indiferencia? Mis polainas.

Bueno, como quedé bastante herido con el simposium de anoche, lo dejar´çe hasta aquí nomás. Hasta mañanan.

15 Comments:

Anonymous Wilson said...

Esta pidiendo hacer salsa. Quiza una sugerencia indirecta pueda resultar, siempre alguna mina siempre pica...

Por mi parte no moveria un dedo, si la vida te da limones: hay que exigir tequila y sal.

15 de septiembre de 2013, 14:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Salsa!que buena idea, claro que después que apareció en el diario el cajón subio s mil quinientos. NAda bueno dura para siempre

15 de septiembre de 2013, 14:47

 
Anonymous Anónimo said...

y cuál es el precio "normal" del mismo cajón de tomates?

15 de septiembre de 2013, 18:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Depende de la temporada, en esta época son 5 mil pesos los 17 kilos

15 de septiembre de 2013, 18:26

 
Anonymous Anónimo said...

en santiago compro a precio mayorista, el que aplican desde 1 cajón (20 kilos). seguramente vienen desde arica. el precio normal en esta época es 7500. como se viene el 18 lo subieron a 15 mil. pero el viernes 20 vuelven a la normalidad los precios. los 2500 adicionales van a transporte y al paso quizás por cuántas manos adicionales. el transporte debe ser muy barato. pensé que eso subía el precio en santiago.

15 de septiembre de 2013, 19:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No es tanta la diferencia de precio, supongo que la ganancia la sacan acá en invierno (se hacen a lo menos 2 o 3 cosechas en el año) .

Algunos de los más notorios narcotraficantes del Valle producen tomates así es que les debe dar lo mismo si ganan o pierden plata, cuando yo pituteaba en los tribunales los veía pasar todas las semanas. Además el transporte de tomates al sur debe ser el medio perfectop para pasar los paquetones.

Creo que hay un solo tipo de Lo Valledor que compra casi todo, el tiene el sistema además para entregar a crédito alos feriantes, a los agricultores les da para abono,pesticidas y semillas a principio de año y después les compra a precio de huevo. Parece que es una solamano pero pesada...

15 de septiembre de 2013, 20:03

 
Anonymous Anónimo said...

Los 7500 que te comento son comprados al por mayor en la vega. En lo valledor los mismos 20 kilos cuestan entre 5500 y 6300. No voy a lo valledor salvo para compras muy grandes. Debes pagar peaje (no estoy seguro si 2300 o 2800) por derecho a ingresar. También puedes dejar el auto en las calles de los alrededores, pero en ellas pasa algo similar al triangulo de las bermudas con cualquier auto que ose usarlas de estacionamiento. Seguro los poderosos tienen una empresa de transporte y otra de reciclaje de cartón. Esas cajas tan elegantes que muestra tu foto nunca les he visto en tomates.

Hace años me acostumbré a comprar por mayor. La plata me rinde entre 2 y 3 veces más. También me dieron un dato para comprar carne tipo V, la mejor que viene de temuco u osorno, a 2 lucas el kilo. Eso para el animal completo. Deben ser unos 100 kilos por animal, huesos y grasa incluida. En teoría es muy barato.

15 de septiembre de 2013, 21:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Interesante, Me entró la duda ¿y como mantienes esos volúmenes de comida? ¿en una hielera?

15 de septiembre de 2013, 21:16

 
Blogger Ulschmidt said...

Que barato el tomate! Claro, un fruto perecedero y estacional, debe ser de los más variable en la economía.
El que adaptase su gastronomía a los ·frutos de estación" ahorraría toneladas. Y por cierto en los Andes tenemos toda una industria de preservación - los frutos secos, que incluyen los tomates secos - que a mi juicio es la mejor industria solar conocida, todo ello destinado preservar a bajo costo un tomate que no encuentra demanda en el momento.
Lo gracioso es que luego la gente se acostumbra a las formas preservadas por su gusto, y hay quien busca frutos deshidratados o chacinados o pikles o conservas de todo tipo por su sabor y no como una forma degradada del fruto original. Eso es creación de valor !
En otro orden, yo sí se cómo predecir la microeconomía. Pero no puedo decirle, Tomás. Ando buscando una curva del precio del cobre - tiene que ser un archivo excell - para poder pronosticar el precio futuro.

15 de septiembre de 2013, 21:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Acá en Arica un amigo intentó preservar los tomates, le fue pésimo, parece que eso funciona en economías normales, es lugares raros como el nuestro no funcionó. Primero trató con solar pero era muy ineficiente, luego construyó una caldera y ahi se fue a pique. En teoría debiera haber funcionado, pero quien sabe que cosa rara hay en todo esto, el negocio de Arica son supuestamente los primores en invierno, que se venden a muy buen precio en Santiago. Además supongo que más de algún paquetico de la buena se va entremedio.

Los precios del cobre, harina de pescado y celulosa en excel aparecen en la web del Banco Central de Chile, googleando "precio del cobre excel" me apareció en primer lugar, claro que eso sirva para saber el precio futiro... hum :D

15 de septiembre de 2013, 21:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y claro, nosotros comemos todo de estación, gastamos la nada misma y todo es fresquisimo. A veces también aparece pescado baratísimo (el dorado en verano es boom)

15 de septiembre de 2013, 21:38

 
Anonymous Anónimo said...

tengo 2 congeladores, y estoy necesitando un tercero. sólo cocino 2 o 3 veces al año lo que se puede congelar (por ejemplo, las papas no se pueden congelar, así es que no se puede almacenar el exquisito charquicán). de esta temporada ya se me acabaron los porotos con mazamorra (30 kilos de porotos frescos en verano cuestan 7 mil, comprarlos por kilo entre 1200 y 2 mil, el zapallo entero cuesta entre 150 y 200 pesos el kilo, la albahaca son 200 o algo así de matas por 5 mil, el choclo lo venden por ciento). la salsa de tomate también se me acabó. tengo casi 200 frascos para hacer salsa, le doy mucho a la albondiga y a todo lo que se pueda inundar con salsa de tomate. este año regalé muchos frascos y ya se me acabaron. los frascos comprados por mayor en la cristalería toro en cerrillos son baratísimos. me van quedando lentejas con carne, garbanzos con arroz (poco recomendable congelar el arroz) y porotos negros. sin salsa ya no puedo darle al tallarín. ahora me toca duro a la legumbre hasta diciembre. lo otro que suelo consumir mucho es el queso argentino. en la calle cuevas, al sur de avenida matta, está la importadora que lo trae de argentina. queso exquisito a 3500 el kilo por mayor, ese mismo en el supermercado del elefante verde se consigue a 15 lucas el kilo. es locura el precio de los alimentos en santiago, pero si uno busca puede ahorrar enormemente.

15 de septiembre de 2013, 22:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Interesantísimo, como se ve que eres metódico podrías sacar la cuenta detallada de los gastos (incluyendo la electricidad de los congeladores) y podrías hacer un curso online "como ahorrar en alimentarse", creo que podría ser bestseller :D

15 de septiembre de 2013, 22:47

 
Blogger Ulschmidt said...

.. es que yo necesito largas series diarias, de años, para ajustar mi modelo. Pero aún el site de metales de Londres publica series mensuales, como el banco central de Chile.

Yo me refería al secado por insolación a campo abierto, algo que se aplica con la uva y muchas frutas, el tomate también. Quizás no a la altura de Arica pero en la Puna seguro que se utiliza.
http://www.google.com.ar/imgres?safe=off&biw=1920&bih=979&tbm=isch&tbnid=zJnwSHsSy9WNFM:&imgrefurl=http://www.eltribuno.info/salta/311400-Buscan-optimizar-la-produccion-de-pimiento-.note.aspx&docid=3cVRaQflWdrTkM&imgurl=http://www.eltribuno.info/salta/Multimedios/imgs/295717_620.jpg%253Fv%253D3&w=620&h=464&ei=QHU2UtfoB4PW9ASOwYGYBw&zoom=1&ved=1t:3588,r:19,s:0,i:132&iact=rc&page=1&tbnh=173&tbnw=222&start=0&ndsp=32&tx=61&ty=109

16 de septiembre de 2013, 00:06

 
Anonymous Anónimo said...

He pensado cómo ganar plata con lo de la comida, pero cuando veo que por todos lados tengo que lidiar con el gobierno y los impuestos se me quitan las ganas. Cuando se tiene al gobierno como socio a la fuerza todo se pudre. Tendré que hacer el curso de microempresario para saber mejor cómo hacerlo. Un curso de cómo evadir al gobierno completamente de la vida sería algo útil también.

Y no quiero sacar los cálculos, prefiero confiar en mi instinto que dice que ahorro mucho. Abrir un envase congelado de porotos en un día gélido de invierno y que el olor a albahaca inunde el ambiente es algo impagable.

16 de septiembre de 2013, 10:42

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas