Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La verdad de los derechos sociales

domingo, 30 de noviembre de 2014


Un interesante artículo de mi coterraneo ariqueño Gustavo Soto de la Plaza, llamado La Mentira del Derecho a la Educación, me ha recordado de algo que quería comentar desde hace tiempo que son los llamados "derechos sociales".

Trataré de no hacer juicios de valor y mantenerme lo más descriptivo que pueda. A diferencia de otras entradas voy a empezar por la conclusión y luego trataré de fundamentarla, y aquí va mi conclusión: es que a partir del siglo XX hemos visto una avalancha de derechos sociales y su efecto ha sido principalmente retórico porque es imposibe asegurar estos derechos en la práctica.

El concepto de "derechos" es ampliamente usado, pero muy pocos tienen idea de lo que están hablando, partamos por eso:

Un derecho es básicamente una concesión, se nos concede algo que esta respaldado por la violencia o la amenaza de su uso. Generalmente quien nos concede derechos es el estado,por medio de la constitución y las leyes, para asegurar su cumplimiento se encargan los jueces, fiscales y policía, esa es la violencia.

Hay derechos entre privados, donde el estado solo se encarga de asegurarlos con su aparato represivo, por ejemplo si el banco me presta plata, mi casa queda hipotecada y después no pago, el banco tendrá derecho a rematarla. Si un ladrón entra en mi casa a robar tengo el derecho a llamar a la policía, etc. Otros derechos son directamente del estado con sus ciudadanos, por ejemplo el derecho a voto o el derecho de libre paso en ciertas áreas, entre muchos otros. Todos los derechos tienen en común que nos dan la posibilidad de exigir algo apoyados en la violencia del estado.

Hay derechos muy antiguos, como el derecho divino de reyes (ya casi desaparecido) y otros como las garantías individuales que siempre han estado más o menos protegidas por las leyes, muchas leyes nos otorgan derechos frente a privados o frente al propio estado.

Muchos derechos constitucionales nacieron para proteger a los ciudadanos de los abusos del estado, especialmente en la constitución de los Estados Unidos que fue la primera democracia moderna y funcional que existió. Estos derechos eran principalmente individuales, para proteger a los individuos de la arbitrariedad del aparato del estado.

Los derechos sociales aparecieron a principios del siglo XX, según leo en Wikipedia en las constituciones de México (1917); la URSS (1918); Alemania (1919); España (1931) consagrando derecho a huelga (no en la URSS obviamente), a la educación, al trabajo y otros por el estilo.

La mayoría de los derechos sociales tienen el problema que el estado no puede obligar a su cumplimiento. Consideremos un ejemplo de reducción al absurdo: es sabido que los terremotos causan mucho daño y sufrimientos, entonces un benevolo gobernante puede declarar el derecho a vivir sin terremotos. Todos lo considerarían una estupidez, porque es fácil darse cuenta que el estado no tiene forma de impedir los terremotos, sin embargo mucha gente acepta sin chistar la idea que el estado les puede garantizar una buena salud, un buen trabajo o una buena educación, cundo es evidente que eso está fuera del alcance de cualquier gobierno. Ningún estado en la historia ha tenido el poder o los medios suficientes para garantizar tales cosas.

Claro que los gobiernos pueden hacer campañas de vacunación, crear algunos miles de empleos públicos o abrir escuelas, pero eso es muy distinto a la idea de garantizar a cualquier persona que no se va a enfermar, que va a tener trabajo y se va a convertir en persona educada gracias al gobierno, eso es un engaño evidente: ofrecer algo que nadie puede dar garantizado.

Porque los derechos sociales no pueden ser concedidos, el estado se puede comprometer a no cometer abusos de poder por ejemplo, puede conceder eso porque está dentro de sus posibilidades, pero si ofrece eliminar constitucionalmente los terremotos, el desempleo, las enfermedades o la ignorancia simplemente está mintiendo. 

Si se fijan bien, los países que consagraron constitucionalmente los derechos sociales a principios del siglo XX, fueron todos estados fallidos: Mexico, URSS, Alemania, España. Algunos son fallidos hasta el día de hoy y yo pienso -aquí incluiré alguna opinología- que algo tiene que ver el fracaso de un estado con las constituciones que "consagran" derechos sociales. Cuando existe cierta cantidad de gente convencidos que el estado les puede garantizar que no habrán terremotos, tenemos países como Mexico, URSS, Alemania y España a principios del siglo XX. Algunos -como Alemania- aprendieron de la experiencia, otros no, siguen brutos hasta el día de hoy.

20 Comments:

Anonymous Wilson said...

El que ofrezca una Jhendelyn para cada uno y un Onur para cada mina, sera el proximo presidente.
Exijo mi Jhendelyn de calidad, gratuita y estatal.
Dejando el chiste fome, la politica en nuestro pais se degrada cada dia, el nivel de disputas es adolescentes.

Una pregunta, desde hace un tiempo el captcha de tu blog usa numeros, ¿es que los bots no pueden leerlos?

30 de noviembre de 2014, 18:59

 
Anonymous Anónimo said...

el c3 franquista ejerce su impajaritable derecho a decir tonterias.

30 de noviembre de 2014, 19:00

 
Anonymous Anónimo said...

Disneylandia, la primera democracia?
eso si los negros y las mujeres no cuentan

30 de noviembre de 2014, 19:51

 
Blogger Christian Pomar Rodríguez said...

Aunque el Estado pueda conceder una serie de derechos como; la salud, educación, trabajo, etc. Para hacerlo irá requiriendo cada vez más recursos, de manera tal que, aunque "la fórmula" resulte por determinado espacio de tiempo, a la larga no es sostenible. El problema es que cuando se abren las compuertas del gasto fiscal vía derechos sociales, intentar cerrar la llave al momento del colapso del sistema se hace imposible. Grecia y España deberían ser un buen ejemplo del fenómeno anterior.

30 de noviembre de 2014, 21:58

 
Blogger Nervio said...

Todo chileno tiene derecho a ser un huevon... y además de huevon... inocente

30 de noviembre de 2014, 22:18

 
Anonymous Anónimo said...

Relacionado: hoy por la noche vi como la Evelyn "golpeó" a Fernando Paulsen.

Él construyendo silogismos de que la gente que escogío la actual presidenta votó informada (y también la que votó por Evelyn) y por lo tanto déjenla hacer su programa... Matthei le dijo que la gente no leyó ningún programa, y si acaso a la gente le informaron que se cerrarían colegios, que no hay nada de calidad en la reforma, etc.

ivanr

30 de noviembre de 2014, 23:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, son un caza-giles nomás "tienes derecho a ser felíz" jaja. Los captcha son la peor plaga, los inventó alguien de Mexico o Centroamérica creo, sirven para parar el spam pero ¡pucha que son molestos! como a nadie se le ha ocurrido una forma mejor, ni idea por que ahora son números.

Christian, ojalá fuese solo un problema de recursos, creo que es mucho más profundo el engaño, nadie puede garantizar esas cosas -independiente de cuantos recursos destines a eso- por eso es un fraude ofrecer como "derecho" la salud, la educación, el trabajo, etc. es imposible garantizarlo ni con todos los recursos del mundo, tal como es imposible garantizarle la felicidad a alguien o garantizarle cualquier otra cosa que no se puede controlar, eso es simplemente un engaño, tan burdo que asombra que la gente lo acepte sin darse cuenta.

Nervio, ¡esos si que son derechos! Nervio for president for 2017

Anónimo, Matthei parece que se está colocando bien en la política, es la primera política que veo que se ha dado cuenta que lo que conviene en estos momentos es la confrontación de frente, es mucho más fácil ganar confrontando francamente que con hipócritas políticas de concenso.

Yo creo que la polarización en estos momentos es muy buena y deseable, hace falta un buen remezón.

30 de noviembre de 2014, 23:58

 
Anonymous Anónimo said...

http://es.wikipedia.org/wiki/ReCAPTCHA

1 de diciembre de 2014, 01:09

 
Blogger AleK said...

Pienso que la educación sí es un derecho. Todos los niños tienen derecho a educarse como tienen derecho a vacunarse en sus primeros años de vida. Con el pasar de los años, el niño ya puede optar por educarse, trabajar o vagar.
Deber de los padres es inculcar a los niños que deben educarse para que traten de ganarse la vida porque, evidentemente si no se educan, que harán?

1 de diciembre de 2014, 01:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ale eso es un espejismo, un cuento que los políticos le vienen vendiendo con bastante éxito a las personbas desde hace algunos años.

La educación es un hecho, no un derecho, los seres vivos -particularmente los humanos- nos educamos desde que nacemos hasta estirar la pata.

La instrucción formal por otra parte es un proceso creado por la tradición y que está pasando por una tremenda crisis, a estas alturas sirve bastante poco y a futuro si no se transforma completamente no va a servir para nada.

Ningún estado del mundo puede garantizar la educación de la gente, entonces en subsidio tratan de garantizr ciertos años de instrucción formal en su mayor parte inútiles y perdidos: los doce años de educación básica y media se pueden hacer en cuatro o menos años sin perder absolutamente nada, es el proceso más absurdo que existe y me asombra como la gente lo acepta mansamente y piensa que eso le garantizará alguna clase de felicidad futura. Eso es una pura ilusión, un engaño.

Si los niños no van a la escuela seguramente buscaran manera de ganar unos pesos, así es como se forma la mayoría de los millonarios, las escuelas son fábricas de pobres diablos y el "derecho a la educación" es simplemente una estafa, una apariencia, doce años de vida botados entre profesores malos que enseñan cosas inútiles.

1 de diciembre de 2014, 02:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo buen dato, yo había visto la charla TED esa donde el guatemalteco explicaba como los captchas estaban mejorando los traductores automáticos, no entendí nada. Tampoco entiendo como podrán mejorar el Google Street View, en verdad no me lo explico.

1 de diciembre de 2014, 02:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahora que leo bien veo que el asunto era para ayudar a crear mejores OCR, eso si tiene más sentido aunque lo encuentro bien contradictorio: a mejores OCR menos protección darán los captchas, es como aserruchar la rama donde están parados.

1 de diciembre de 2014, 02:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

P.D. para Ale: lo que pasa es que no hay que confundir las cosas que son buenas o deseables con los derechos. Por supuesto es muy deseable que las personas sean muy educadas, también es muy deseable que no se enfermen nunca o que no existan los terremotos pero ningún gobierno del mundo puede GARANTI)ZAR ninguna de esas cosas a sus ciudadanos, hay muchas cosas deseables pero garantizarlas a la gente es un de las mentiras más burdas que pueden existir.

Si alguien llega a tu casa y dice "vote por mí y le garantizo que va a ser felíz por el resto de su vida" ¿le creerías? ¡me imagino que no!, lo mismo deberías pensar cuando te dicen "vote por mi y sus hijos seran muy bien educados", eso no lo puede garantizar ningún estado del mundo.

1 de diciembre de 2014, 02:49

 
Blogger Competencia Perfecta said...

Los Derechos se mantienen hasta que no tengas como pagarlos.

1 de diciembre de 2014, 11:12

 
Anonymous Anónimo said...

Don Tomàs, es genial lo del recaptcha, en el sentido de que una persona "humana" o mas bien miles, pueden ayudar a mejorar un escaneo de texto antiguo o a ubicar con precision una direccion en Street View. Claro que para uno es una lata y para Google es una ayuda incalculable y ademas les ayudamos a que ganen mas billetito y a que controlen mejor el mundo.
:-)

1 de diciembre de 2014, 13:38

 
Blogger AleK said...

Entonces es una falacia de los gobiernos el hecho de garantizar la educación porque finalmente eso depende de factores que no dependen del gobierno de turno? Así como no se puede garantizar la salud! Pero en este caso sería un problema semántico pues no se garantiza la salud como tal, pero sí pueden garantizar que un pobre pueda acceder a tratarse una enfermedad X

Sabes, me enredé completamente, creo que garantizar no se puede, la demagogia es propia de estos políticos corruptos. Pero tener derecho a mejorarse de una enfermedad podría ser un "derecho humano" (no soporto a la vieja Fríes, pero esa iñora supongo lo diría).

A mis hijos los chicoteo si no estudian, y que me vengan a hablar de libertad, cuando tengan edad hablarán de eso, mientras tanto los "chicoteo como caracoles" (Bachelet).

1 de diciembre de 2014, 14:30

 
Blogger Omar Requena said...

La fiesta constituyente en la Venezuela de 1999 (para legitimar el desastre chavista que vendría) produjo un texto repleto de "derechos sociales". Derecho a la vivienda, a la salud, al empleo, a la vida, y sobre todo el derecho al voto para reelegir indefinidamente. Éste último es el que se cumple, y eso porque sirve descaradamente a la mafia de turno para seguir parrandeándose lo que queda de país. Cualquiera que se informe un poco se enterará de las ruinas que son los hospitales públicos venezolanos; de que las casas o departamentos que el gobierno "regala" no son gratis; de que el estado es el gran empleador, con una burocracia que ha crecido como la mala hierba y que se ha informalizado porque no hay manera de garantizar derechos laborales a todos por igual; y del derecho a la vida, bueno, Venezuela tiene una de las tasas de asesinato más altas del mundo, y la impunidad llega a extremos imposibles de superar. La constitución venezolana de 1999 "garantiza" inclusive los derechos sociales de los pueblos indígenas, que siguen absolutamente marginados y olvidados como siempre.

1 de diciembre de 2014, 15:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

COmpetencia PErfecta, los derechos sociales no hay como pagarlos, no existe plata en el mundo. Es fácil garantizar que todos los que cumplan ciertas condiciones puedan votar, es imposible garantizar que alguien tenga buena salud, ni con toda la plata del mundo.

Ale, ese es el gran engaño, los derechos significan una garantía del estado, te ofrecen algo que no se puede garantizar os ea te están engañando. Eso no tiene nada que ver con que tu consideres bueno o malo, necesario o innecesario algo, el estado debe garantizar tus derechos y lo que te ofrecen es una garantía ficticia, falsa.

Omar, existe una especie de "indice de mediocridad" que permite medir lo populista, mediocre y poco inteligente que es en promedio una comunidad, de acuerdo a los derechos sociales que tiene su constitución, nunca falla, mientras más mediocre y populista es una sociedad más "derechos sociales" tieen consagrados.

1 de diciembre de 2014, 15:53

 
Blogger Competencia Perfecta said...

Hola.

Dice el refrán que " todo hombre tiene su precio".

Lo mismo ocurre con esto. Un ejemplo:

Los derechos del niño. Abarca una serie de declaraciones de buena fe, sobre como hay que tratar a los niños en múltiples tópicos .

Un ejemplo de estas declaraciones que si se puede pagar con dinero es : Los niños menores de xxx años no pueden trabajar.

Mientras mas desarrollado ( el país económicamente), la sociedad en su conjunto solventara el que los niños no trabajen; a si lo comparamos por ejemplo con Vietnam; donde los niños son parte del engranaje productivo del país.

También es claro que otro tipos de derechos, son mas bien deseos, metas, y declaraciones de como llegar a un objetivo sin importancia práctica.

2 de diciembre de 2014, 01:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Javier, las prohibiciones no son derechos, son leyes aunque se pueden basar en la protección de algún derecho. Gran parte de los derechos sociales, si no todos, tienen dos propósitos políticos importantes:

a) ganar votos mediante el engaño, ofreciendo cosas imposibles (derecho a vivir sin terremotos y cosas así)

b) tener una justificación para establecer prohibiciones, que ayuden a incrementar el poder del estado, esta es una de las principales utilidades políticas de establecer derechos sociales: acrecentar el poder represivo del estado.

2 de diciembre de 2014, 02:09

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas