Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El error y el malentendido de la derecha

lunes, 1 de diciembre de 2014


La introducción
No me identifico -para nada- con la derecha política, con ninguno de sus partidos o movimientos y en general tengo más amigos de izquierda que de derecha. Sin embargo siento mucha simpatía por las ideas de derecha en general, espero que les vaya bien y me gustaría mucho ver un gobierno de derecha popular y estable, no como el fiasco que fue el gobierno de Sebastian Piñera.

Un gobierno de derecha estable solo puede existir con una coalición amplia, que reuna desde los fabianos como Ossandon y Piñera hasta los pinochetistas acérrimos como yo y varios de mis amigos. Creo que esta es la única forma que puede existir un gobierno estable de ese sector. No es un invento mío ni nuevo, esa es la razón que permitió que la Concertación fuese gobierno durante varias décadas y lo que le permite seguir gobernando.

Nadie es dueño de la verdad: izquierda y derecha son solo preferencias entre la libertad individualista versus la igualitarismo colectivista. Cada cual puede preferir lo que se le antoje y pelear por imponerse, ninguina opción es mejor que la otra en términos absolutos, por eso las coaliciones no pueden excluir ningún sector si se comparten ciertos objetivos generales o visión final.

El error de la derecha
Antes de describir el malenetendido quiero comentar el error que les ha llevado a perder tantas elecciones. Como el sistema está diseñado para favorecer las coaliciones por el arrastre de votos, el divisionismo resulta suicida. Por eso la izquierda integró -correctamente- al Partido Comunista. No solo eso, también les dio cupos protegidos en sectores donde se sabe que eran fuertes.

El conglomerado de derecha en cambio se balcaniza en discusiones internas -lo que está bien- pero además se atacan entre ellos y se excluyen al momento de presentarse a elecciones, esto muestra una estupidez táctica reflejada en la pérdida de votos en elecciones presidenciales del sector entre 2010 y 2013. Piñera perdió muchos votos de derecha, en particular los pinochetistas que en Chile tienen -según todas las estimaciones que conozco- un peso electoral mucho mayor que el de los comunistas.

Mientras no solucionen ese torpe proceder, la derecha seguirá cometiendo suicidio en cada elección que se presenten. Una derecha que integre y proteja a los pinochetistas, tal como la izquierda lo hace con los comunistas tiene votos sobrados para ganar elecciones. Ese es el error, veamos ahora

El malentendido de la derecha
Es increíble su incapacidad para comprender a sus rivales políticos, todavía viven en la lógica del siglo pasado y están convencidos que la Nueva Mayoría es "la nueva Unidad Popular". Hay muchos signos de este error fundamental de comprensión y análisis político, como el discurso de Roberto Ampuero en Enade, que fue aplaudido de pie por los asistentes, o columnas como Igualar sin Transar.

Ojo, creo que esos discursos son muy buenos para mover a la opinión poco informada hacia la derecha, espero que sigan apareciendo muchos más, pero el problema es que la opinión informada o medianamente inteligente no se debe confundir con su propia propaganda.

El gobierno de Bachelet no es igualitarista ni menos tiene sesgo ideológico ¿como va a ser igualitarista un sector tan codicioso y ladrón? ¿como podrían ser igualitaristas los que estudiaron en los colegios privados más caros y siguen mandando a sus hijos adonde mismo? ¿igualitaristas que se han llenado de privilegios y forrado en plata apenas pueden?. Esta incapacidad para entender cual es la naturaleza del izquierdismo caviar es lo que siempre ha descolocado a la derecha política.

Esa estupidez de creer que lo que mueve a los comunistas es instalar un gobierno popular ¡un gobierno popular cuando son los primeros adoradores del lucro, los más feroces clasistas y miradores en menos que hay en Chile! ¿Un gobierno popular de los que se roban las cotizaciones previsionales de sus propios trabajadores? Sóplemne este ojo.

Todas las reformas que se ven como un "giro a la izquierda" no son otra cosa que intereses corporativos de grupos para adquirir poder y privilegios, para crear nuevas castas. No existe "inconsecuencia" en que el partido comunista haya retirado utilidades de la Universidad Arcis, porque los comunistas son conservadores, retrógrados, elitistas, amantes del lujo y forrarse en plata ¿quien puede dudar de eso viendo como se comportan en la vida real?.

Toda la izquierda en Chile es igual, tienen los mismos mecanismos y valores, entonces es una tremenda estupidez creerles la retórica y no darse cuenta que la reforma educacional está diseñada para forrar a los gremios de profesores, la reforma laboral para forrar a los dirigentes sindicales y la reforma tributaria porque necesitan más plata en la caja fiscal, para pagarse espléndidos sueldos de empleado público, (están entre los mayores del mundo en niveles directivos y se los suben cada año).

La derecha en Chile está equivocada y es ciega, se dedican a cortar los pelos en cuatro y discutir de ideologías eunucas, citar filósofos como sobacos ilustrados que son, descalificarse entre ellos es su mayor placer. Además no tiene idea contra quienes está peleando, se traga toda su retórica y hace sus estrategias asumiendo motivaciones que no existen, así terminan peleando contra fantasmas.

Andan más perdidos que un mormón en un topless.

28 Comments:

Blogger Jose Cornejo said...

La derecha comete esta clase de errores debido a que renunció a su razón de ser. En conjunto con la UDI comenzaron una campaña de "transformacion" (que en realidad fue una castración) de sus principios al borrar la referencia que hacían al Gobierno militar y su obra.

Se cortaron las pelotas y quisieron irse para la izquierda, abrazando sus banderas, pensando en ser acogidos. esta movida piñerística les ha costado carísimo.

La actual derecha dista mucho de aquella que tuvo los cojones para pedir que derrocaran al borracho inepto. ha renunciado a ser lo que era por llegar a ser alguien que definitivamente no lo es.

1 de diciembre de 2014, 14:56

 
Anonymous Wilson said...

Coincido con tu analisis respecto de los intereses personales de los izquierdistas, en corto: quieren apoderarse del dinero ajeno.
Pero eso no la explica como sector politico, lo que si lo hace es su pertension de tomarse el poder, desde el Chicho, pasando por lo mirachos y terminando en los Bacheletistas y hasta el tibio Gutenberg Martinez. Todos sus cuentos apuntan a aumentar su poder y a mantenerlo. Lo nuevo, en America Latina y hay sintomas en la Nueva Pilleria (los articulos que citas son una advertencia) es que estan dispuestos a mantenerlo a cualquier costo.

1 de diciembre de 2014, 15:12

 
Blogger Frx said...

Sin duda las estrategias de la derecha política han sido de lo más desastrosas que hay, creo que ejemplos y casos se han citado mucho, y para más remate la izquierda política ha sabido hacerla, no por nada están donde están. Yo creo que si la derecha no hubiera jugado a "nunca quedas mal con nadie", tendría más posibilidades.

1 de diciembre de 2014, 15:20

 
Blogger Omar Requena said...

El revisionismo terminó por hacerle el juego a la izquierda: rasgarse las vestiduras y darse golpes de pecho por lo sucedido entre 1973-1990, los convierte en los malvados eternos de la historia. Albricias para la izquierda, que queda con la cara lavada, victimizada y haciendo alarde de una superioridad moral que está muy lejos de tener. ¿Por qué esa obsesión de ciertos sectores con los socialismos reales? si quien la lleva ahora es el populismo izquierdoso con discurso social.

1 de diciembre de 2014, 15:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, la derecha puede tener tantas divisiones y vertientes como le plazca, el problema es cuando se pone sectaria y cree que solo una de las divisiones debe existir, yo también soy pinochetista y gran admirador del gobierno militar, pero si alguien quiere renegar de él o de partes de lo que fue es su asunto, siempre que tenga mis mismos objetivos no veo problemas. Lo estúpido es cuando se ponen a vetar o excluir a uno de sus sectores más importantes como es el pinochetismo, así no llegan ni a la esquina porque aunque no parezca somo muchos.

Wilson, no creo que estén dispuestos a imponer sistemas a cualquier costo, al contrario son bastante tímidos y principalmente bocones, como los perritos esos que ladran fuerte detrás de la reja, cuando se saben protegidos. Si han avanzado es porque la derecha les ha dejado enormes espacios para hacerlo.

Frx, "nunca quedas mal con nadie" fue el desastroso síndrome de S. Piñera, por eso nadie lo pasa. A ver si aprende para el segundo período.

Omar, en verdad es solo el sector de los políticos profesionales donde sacan esas cuentas, entre la gente común hay -habemos- muchísimos admiradores del gobierno militar y pinochetistas sin ni un complejo y yo diría que somos muchos más ahora que en 1990.

El populismo con retórica de izquierda es lo que no han sabido identificar los genios de la derecha, se quedaron pegados en 1973.

1 de diciembre de 2014, 16:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Parece que le dolió al mono, bien, como siempre un placer hacer clic el el icono del basurero ;)

1 de diciembre de 2014, 17:29

 
Blogger Jose Cornejo said...

Eso es precisamente a lo que me refiero. con las nuevas declaraciones de principios, se puso sectaria y también se convirtió un "tonto útil" del zurderío manipulador emocional.

ya veremos cuando la cosa se ponga color de hormiga.

1 de diciembre de 2014, 17:30

 
Blogger AleK said...

Hace rato que la derecha perdió el rumbo, se tornaron hacia la izquierda. Piñera, es el gran culpable de mezclar los principios de los partidos. Creo que si los partidos pierden el rumbo, quedan las personas o adherentes a esos partidos. En este momento todos ellos reniegan de una historia que es única, real y que apoyaron. La hipocresía que Piñera instauró en la derecha es la que adoptaron amvis bandos de la derecha.
No son claros, ahora si no coquetean con la izquierda, dejan de ser "populares", Por eso me cargan todos estos sinvergüenzas, el otro día viendo la interpelación al ministro Eyzaguirre, la Hoffmann vestida para la noche, se reía y el ministro respondía cualquier cosa. Termina la cuestión y todos se abrazaban, se armó la fiesta de los amigos.

1 de diciembre de 2014, 17:44

 
Anonymous Anónimo said...

Sigues abusando de tu derecho a decir tonterias. Un pinochetista amante de la libertad?
Bueno, si te gusta la musica militar, la musica de ascensores, los tomates de supermercado, la universidad por correspondencia....claro ese tipo de libertad.
anda a refocilarte con el rigor de la corneta, mas mejor sera.

Estos c3 muertos de hambre y reaccionarios recapitulan a esos C3 mestizos de pelo tieso dandoselas de neonazis. Ambos ejerciendo su derecho al ridiculo

1 de diciembre de 2014, 19:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Este lo voy a dejar porque revela cada uno de los traumas de los caviares: "C3", "mestizo", "mechas tiesas", "muertos de hambre"

Que basura de gente. "Dime de lo que te jactas y te dire lo que te averguenza de ti mismo"

1 de diciembre de 2014, 19:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El monito asalariado me llama "apatronado" a mi, que no le trabajo un día a nadie, que homunculo más divertido.

1 de diciembre de 2014, 20:37

 
Blogger Pablo said...

Esa si que es ofensa..... Tratarte de asalariado..... Insinuar que trabajas....

1 de diciembre de 2014, 22:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El mono es así, un taradito, un "savant" jaja
http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_sabio

1 de diciembre de 2014, 22:51

 
Blogger Nervio said...

pobres huevones

el que insulta muestra su alma y sus miedos

asi que este pelmazo tiene miedo a ser de medio pelo, asalariado, mestizo

XD

2 de diciembre de 2014, 00:55

 
Blogger Competencia Perfecta said...

¿Que opina que las empresas paguen las campañas políticas de los ""honorables""?

2 de diciembre de 2014, 01:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nervio, tengo amigos de izquierda que pueden conversar y discutir normalmente, pero otros son un paquete de complejos, resentimintos y taras. Algunos tuvieron problemas con el papá y tienen odio a la autoridad, a los poderosos o lo que sea, es una especie de enfermedad del mate.

JAvier, creo que es lo más normal y aunque no fuese normal es completamente incontrolable, en ninguna democracia seria ponen problemas con eso, a lo más tratan de que se transparente, o sea que se sepa quien puso, a quien y cuanto. Los famosos "aportes reservados" son una cuchufleta ridícula que inventaron para cubrir -con la típica hipocresía chilena- algo que es totalmente natural: que los ricos le pasan plata a sus candidatos favoritos, como Lucksic y Paulman a Bachelet, Matte a la derecha, etc.

En verdad pienso que en las campañas hay mucho derroche y/o chanchullo, me parece que los candidatos inflan sus gastos y le cortan la cola a los "aportes" que al final terminan en sus bolsillos en una especie de derecho de pernada. En fin, cada cual decide en que gasta su plata.

2 de diciembre de 2014, 02:02

 
Blogger Ulschmidt said...

La historia se escribe todos los días. Al final, si el gobierno actual termina con una buena condición económica tiene altas probabilidades de renovarse y si no tendrá altas probabilidades la oposición.
En esos juegos la Historia no importa casi nada excepto que proporciona excusas al elector, para hacer por causas retóricas lo que en realidad quiere hacer por el bolsillo.
Es la conclusión que he arribado en años de elector. La corrupción generalizada o las matanzas del pasado no importan nada hasta que empeora la economía, en cuyo caso se le pasan al gobernante todas las facturas morales juntas.

2 de diciembre de 2014, 08:10

 
Blogger Ulschmidt said...

La historia se escribe todos los días. Al final, si el gobierno actual termina con una buena condición económica tiene altas probabilidades de renovarse y si no tendrá altas probabilidades la oposición.
En esos juegos la Historia no importa casi nada excepto que proporciona excusas al elector, para hacer por causas retóricas lo que en realidad quiere hacer por el bolsillo.
Es la conclusión que he arribado en años de elector. La corrupción generalizada o las matanzas del pasado no importan nada hasta que empeora la economía, en cuyo caso se le pasan al gobernante todas las facturas morales juntas.

2 de diciembre de 2014, 08:10

 
Blogger Jose Cornejo said...

En cuanto al personaje y de acuerdo a la epidemiologia de Treffert, ese idiot savant pertenece al 50% que no es autista... pero si retrasado mental.

2 de diciembre de 2014, 09:00

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Antes de la divisiones de la Derecha eran entorno a personas, ahora son ideológicas.

Renovación Nacional prefiere mil veces codearse con ex terroristas que con personas ligadas al Gobierno Militar.
Cuando se postuló el nieto de Pinochet como concejal y luego a diputado no lo apoyaron, ni la UDI, ni RN. Prefieren mil veces tomarse un café con la senadora Isabel Allende.

2 de diciembre de 2014, 14:30

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Además, no entendería la novela 'La Rebelión de Atlas'

2 de diciembre de 2014, 14:40

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, a propósito de eso me acuerdo que en Chile la gente se puso furiosa contra Allende cuando empezaron a escasear los cigarrillos, ni el pan ni el papel higienico ni nada causó tanta furia como la escasez de cigarrillos. La gente vota con el bolsillo y en base a la satisfacción de sus necesidades más inmediatas, por eso son tan comprables y tontos.

Javier, esa manía de exclusión es -creo yo- una expresión de la enorme egolatría que cruza a toda la derecha política: todos "puros" y dueños de la verdad, excluyendo a cualquier a que les pueda hacer sombra: Allamand, Ossandon, Piñera son ególatras al borde de la patología, esa es su gran debilidad y por eso son un tremendo daño como dirigentes. Larrain en su momento tuvo el buen gusto y el tino de hacerse a un lado, pero los demás siguen ahi agitando sus plumas, solos e escuchan a si mismos.

2 de diciembre de 2014, 14:57

 
Anonymous Renzo G. said...

Lo que no me queda claro Tomás es qué se supone que es eso que llamas "Pinochetismo". Culto a la personalidad del patriarca? Seguir las ideas de libre mercado, desregulación y estado subsidiario con políticas sociales focalizadas? Si es lo segundo, no veo por qué un conjunto de ideas en abstracto deberían ser etiquetadas con el nombre del lider porque bajo su gobierno se implementaron. Si es lo primero entonces tiene sentido, pero no veo como participaría en la política un grupo cuya razón de ser es el culto a la personalidad de un patriarca/lider que ya está fallecido. Ese culto a la personalidad llega a niveles de adoración irracionales, como cuando una "Pinochetista" destrozó con un bate de beisbol los vidrios de una oficina cerca de escuela militar en los días que estaban velando al lider en la capilla ardiente. No sé qué clase de política se puede hacer asi, con un bate de beisbol en mano. A lo mejor la cosa va más por el lado de las ideas pero a priori no veo la necesidad de etiquetar el set de ideas con el nombre del lider.

2 de diciembre de 2014, 19:41

 
Blogger Nervio said...

te puedes limpiar el popin con un diario o con un panfleto

pero no te puedes fumar un diario

2 de diciembre de 2014, 22:43

 
Blogger jrc said...

Yo pienso que es posible desarrollar una "libertad colectivista".

La pugna entre izquierda y derecha, es sólo una confrontación banal, que distrae a las personas, de informarse y participar activamente de la actividad política y económica.

Los medios masivos siempre asociaran el anarquismo con gente violenta e irracional.

Nunca será publicitado que la gente responsable, creativa y trabajadora es capaz de ponerse de acuerdo sin la necesidad de participar del proselitismo político o llevar adelante sus negocios sin venderse a los grandes grupos económicos.

No me considero pinochetista, pero existen muchos aspectos de la dictadura militar que tienen una razón histórica, que nunca he escuchado que en los medios se explique de manera objetiva y clara.
Como por ejemplo: Nunca se ha explicado como Chile al aceptar ser un laboratorio del neoliberalismo, obtuvo una serie de beneficios económicos y estratégico militares, patrocinados un sector de la "élite" de USA y Reino Unido. Sin esto el conflicto que tuvimos con Argentina, no hubiera tenido el mismo desenlace.

Así hay muchos antecedentes que "validaron" en su momento la dictadura, hoy esos antecedentes son omitidos por los medios, que se concentran sólo en la vulneración de derechos humanos, los cuales no fueron irracionales y azarosos
Fueron una "herramienta de shock social", para modificar de forma drástica los fundamentos políticos y económicos del país, que existían hasta antes del 1973.

Mi generación (nacidos después de 1980) no vivimos personalmente ese brusco quiebre institucional y social, sólo hemos percibido los beneficios de una economía creciente. Pero ¿Como valorar algo que está manchado con sangre? Hay un dilema ahí, que no es fácil de separar e hipócrita hacerlo.

Yo de la historia he aprendido que las "élites" con el tiempo, tienden a competir y ser dominadas por individuos narcisistas, por eso una sociedad justa requiere:
- Crear instrumentos e instituciones sociales capaces de distribuir y retroalimentar ágilmente el poder en los individuos capaces y motivados.
- Promover un ambiente de paz y cooperación.
- Transparentar y difundir los datos de necesidades y satisfactores desarrollados por el libre mercado.

La izquierda y derecha ideológicamente son iguales: concentradoras, competitivas y torpes.

3 de diciembre de 2014, 16:06

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No hay que confundir la izquierda y la derecha políticas en Chile, que en realidad son dos grupos de derecha muy difíciles de distinguir, con las ideas de izquierda y derecha que existen desde los tiempos más antiguos y no tienen nada de banal.

Izquierda y derecha es el conflicto entre colectivismo y libertad, no puede haber colectivismo con libertad, es imposible porque son principios contrapuestos, para que funcione uno hay que aplastar al otro, es un claro ejemplo de juego de suma cero.

Como no puede existir la sociedad sin un cierto grado de colectivismo y tampoco puede existir las libertades individuales cuando el colectivismo pasa cierto punto, ninguna de estas dos posturas puede ser absoluta.

La política se trata de preferencias, que es preferible y que se puede sacrificar hasta cierto punto, algunos prefieren sacrificar lo que se pueda del colectivo, otros lo que se pueda de libertad. Esta idea de preferencias no significa que tiene que desaparecer uno u otro sino cual es la prioridad en el momento de hacer elecciones, cual es el "bien" y cual el "mal necesario". Eso es al final el conflicto fundamental de la política.

3 de diciembre de 2014, 21:24

 
Blogger Frx said...

O sea las creencias de la derecha y la izquierda son bien distintas, las semejanzas se encuentran en el método de aplicar dichas creencias por parte de los grupos que tienden a uno o el otro lado.
Concuerdo en que lo ideal es que ambas partes pudieran llegar a un punto medio sin tanto jaleo, pero lamentablemente la realidad es distinta, un lado quiere hacer desaparecer al otro y establecer su utopía y en cierto modo es comprensible, pues hay razones personales surgidas de antecedentes que motivan dicha pretensión.

3 de diciembre de 2014, 22:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La política es conflicto: interesces y preferencias encontradas que pelean por prevalecer

3 de diciembre de 2014, 23:01

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas