Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Aprovechen de postular, aún hay tiempo

jueves, 18 de diciembre de 2014

 Hasta el 22 de diciembre a las 16 horas hay plazo en la web de mercadopublico.cl para postular a la licitación 776-21-LE14 Asesoría Planificación Estratégica para la Presidencia de la República de Chile. No es una broma, la Presidencia efectivamente va a contratar una asesoría estratégica, según leo en las bases técnicas de la licitación:

La dirección administrativa de la presidencia de la república requiere de la contratación de un servicio que permita construir, desarrollar y desplegar una visión estratégica común la cual sea compartida por el equipo directivo y sea capaz de traducirse en una carta de navegación focalizada y concreta, que permita orientar los esfuerzos y las acciones futuras de la institución con una sola visión.

Yo he participado en el desarrollo de un par de estrategias corporativas y siempre han sido en situaciones en que las empresas están en problemas por causa de desorden y falta de dirección, espero que este no sea el caso de la Presidencia de la República porque ahí si que estaríamos en problemas.

Bueno, lo insólito de todo esto es que la Presidencia de la República es el organismo estratégico por excelencia del país y está contratando a una empresa para que les defina la misión y la visión ¿les definirán también los valores?, recuerden que ese es el otro pilar de la estrategia. Creo que esta licitación muestra el grado de improvisación y mediocridad al que ha llegado este segundo gobierno de Bachelet.

Durante el primer período los partidos de la Concertación que tenían cierta unidad ideológica, se las arreglaron para pautear a la presidenta y mantenerla alejada de cualquier conflicto relacionado con la toma de deisiones, la presidenta era una especie de elemento decorativo que actuaba por inercia aprovechando su popularidad entre los votantes, el problema fue que en este segundo período se creyó capaz de actuar por su cuenta y ejercer un liderazgo.

Hubo dos señales que debieron prender las alarmas en ese primer período. Uno cuando decidió dar la partida al cambio del Transantiago en las peores condiciones posibles, lo que produjo el monumental fracaso que ya conocemos con un costo que todavía nadie ha evaluado completamente. La otra fue su desastrosa actuación frente al terremoto a fines de su mandato con vacilaciones y decisiones equivocadas que costaron vidas y dejaron bien claro que no tenía condiciones personales para liderar ni menos para tomar decisiones por si misma.

Pero la premiaron con la presidencia de la ONU Mujer, donde tuvo un desempeño mediocre pero lo peor es que parece que de tanto hablar en foros  y andar en limosina se creyó el cuento que era una líder y que era capaz de conducir un proyecto país según sus propias ideas.

No es capaz, eso es evidente desde que empezó su segundo período, no tiene ni la inteligencia ni el carácter para liderar nada, su popularidad es similar a la de Homero Simpson, se basa en sus defectos "alguien como tu y yo" no por capacidades ni cualidades especiales.

La gente sin talento especial siempre se rodea de favoritos, antes les llamaban "orejeros" y resulta muy difícil desvincularlos porque están ligados principalmente por relaciones de afecto, es el problema exactamente contrario al de Sebastian Piñera que no tenía problema es sacrificar a cualquier cercano para salvarse el mismo, lo que le dejó esa imagen de desleal y como resultado nadie era muy leal con él tampoco.

Por el contrario a la presidenta Bachelet, que eligió sus favoritos por simpatías y vínculos personales, le cuesta mucho más sacrificar a sus cercanos, los que por su parte le profesan una lealtad ciega, así es como están hoy corriendo juntos al abismo de la impopularidad, la presidenta no tiene fusibles que la salven.

Creo que es insólito que la presidencia de un gobierno contrate la confección de un plan estratégico, también es vergonzoso porque -para bien o para mal- la persona que llega a la presidencia debe tener una misión, visión y valores muy claros, además del liderazgo necesario para que el país -y por supuesto sus empleados inmediatos- lo acepten. Si el presidente de la república no es líder del gobierno, no tiene una visión estratégica, o no tiene el liderazgo para conseguir que acepten su visión voluntariamente, entonces no sirve para nada.

En el mejor de los escenarios, es posible que la presidenta tenga una visión estratégica, pero esté enfrentando un problema interno de personal: falta de unidad, coordinación, que no tengan una visión conjunta y estén actuando cada cual para su lado. Al menos ese es el problema que se describe en las bases de la licitación. Pero la verdad es que no se que puede ser peor: que no tenga idea como conducir al país o que no sea capaz de dirigir a sus colaboradores más inmediatos. Ambas son manifestaciones de un mismo problema: incapacidad para liderar por si misma.

Yo creo que esto no lo va a resolver una asesoría por más clases de coaching ontológico que hagan, ni aunque les escriban un ingenioso texto con misión, visión, valores, análisis FODA, factores claves del éxito y todas esas payasadas con que se ganan la vida los consultores, porque no se trata de un mero problema organizacional, el problema es de incapacidad personal y la solución no es fácil.

Como quedan tres años de gobierno, en ese tiempo seguro que va a aparecer alguna solución porque la imagen y la capacidad de gestión no pueden seguir cayendo indefinidamente, en algún momento tiene que tocar fondo y rebotar tal como le pasó a Sebastian Piñera. Tal vez la solución sea que los partidos de gobierno vuelvan a tomar las riendas y la presidenta vuelva a tomar su papel decorativo, tal como en el primer gobierno. Aunque cuando la popularidad cae es difícil remontarla.

Es curioso, los gobiernos de Bachelet y Piñera siendo opuestos en casi todo comparten algo fundamental: los defectos personales de carácter y personalidad. Bachelet es incapaz, ineficiente, leal y simpática, Piñera es capaz, eficiente, desleal e insoportable, tal vez la solución sea traer al doctor Frankestein para que haga una especie de mutante con lo poco rescatable que tienen ambos. Claro que la solución ideal sería que alguien íntegro, capaz y simpático llegue a conseguir apoyo popular como para llegar a la presidencia, pero como en política funciona el darwinismo reverso, lo veo harto difícil.

22 Comments:

Anonymous Renzo G. said...

Yo creo, Tomás, que el problema de Chile es ese Presidencialismo que pone al Presidente como una especie de Rey civil sin corona a cargo de los destinos del país. Es un problema porque se termina dependiendo de las cualidades del Rey civil que ocupa el trono. Asi como puede tocar un Pinochet capaz de asesorarse bien y de conducir un proceso con visión y liderazgo, puede tocar una Bachelet buena para nada. Lo que dices al cierre confirma que todo termina dependiendo de las cualidades personales de un sujeto. No se me ocurre nada peor que eso. Preferiría mil veces un sistema de gobierno parlamentario donde hay un Rey pero solo de adorno y es el primer ministro el que conduce todo pero sin el halo de monarca que tiene la Presidencia de la república de Chile.

18 de diciembre de 2014, 02:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que pasa es que siempre, en culquier caso o sistema llegamos a un problema de depender de las cualidades personales. Buenas leyes no pueden arreglar la gestión de malas personas.

Fíjate lo que pasó con la descentralización, que en teoría debería ser el sistema ideal en cualquier parte porque acerca el poder de decisión a los afectados por ellas, sin embargo en la práctica al descentralizar, solo cambias a los corruptos centrales por muchos corruptos locales.

Al final la política depende mucho de las cualidades o defectos personales, porque es un reflejo de ellos, no solo de los políticos sino principalmente de los votantes que los eligen.

Chile tuvo república parlamentaria y fue un caos completo porque el poder se fragmentaba y se cumplía al pie de la letra ese sabio dicho de "muchas manos matan la guagua", se producían vacios de poder y anarquía pese a que en teoría las decisiones debieran ser mejores y más impersonales.

Portales era un acérrimo centralizador, no porque creyera que el centralismo es mejor, sino porque pensaba que la gente es tan idiota y deshonesta que mientras menos manos tuvieran poder iba a ser mucho mejor. Esa idea del presidente-rey es una invención portaliana, que la justificaba por los "innumerables vicios" del pueblo. Si bien no siempre resulta bien, en el largo plazo parece que da más estabilidad y orden, por eso el desempeño ordenado, aunque muchas veces mediocre, de Chile frente a otros países menos centralizadores.

Al final la ingeniería electoral o de organización política no puede superar algo que es fundamental: que existen buenos y malos políticos. Bulnes, Portales, Montt-Varas, Pinochet fueron buenos políticos con vision estratégica propia y todo eso.

Otros como los radicales y la concertación han sido mediocres, uno los puede ver muy malos si los mide según estándares actuales pero fueron aceptables comparando la época y los gobiernos en otros países de LA.

Los gobiernos revolucionarios siempre han sido pésimos: Balmaceda, Allende han llevado al país al hoyo económico y la guerra civil.

Otro caso interesante han sido los caudillos más o menos apolíticos como los dos grandes ejemplos del siglo XX: Alessandri e Ibañez, mediocres pero aceptables pensando en la época y el contexto.

Por eso yo creo que lo más importante es la calidad personal de los votantes y luego la de los candidatos, en ese orden.

18 de diciembre de 2014, 02:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y otra cosa Renzo ¿que pasaría en un sistema parlamentarista donde todos o casi todos los parlamentarios no sirven para nada?

Esta no es una posibilidad ficticia sino que basta con mirar a nuestros actuales papanatas, es la realidad, si en el Reino Unido o Escandinavia el parlamentarismo funciona biern,probablemente no es por el sistema sino porque simplemente tienen un mejor electorado y en consecuencia una mejor clase política

18 de diciembre de 2014, 02:38

 
Anonymous pipiolo liberal said...

"Los gobiernos revolucionarios siempre han sido pésimos: Balmaceda, Allende han llevado al país al hoyo económico y la guerra civil."

Balmaceda revolucionario??? pero si los que iniciaron la revolucion del 91 eran los reaccionarios ultramontanos aliados con los sectores anarcoides del liberalismo....Balmaceda era todo un "conservador" para esa epoca, ya que a finales del siglo xix el liberalismo paso a ser un movimiento revolucionario a ser practicamente "lo establecido"

http://en.m.wikipedia.org/wiki/Gladstonian_liberalism

y renzo esta en lo correcto, nada bueno puede salir de esa idea de portales (una especie de robespierre al servicio de la oligarquia santiaguiana) de un estado centralizador con un "presidente-rey" a la cabeza, solo miren a evito y a fidelito manejando sus paises como si fueran sus feudos privados donde hacen y deshacen como se le da la gana, por eso el liberalismo siempre fue del parlamentarismo y de tener a la figura del presidente como nada mas que un simple burocrata apuntado para firmar lo que dicta el congreso.

18 de diciembre de 2014, 06:30

 
Anonymous Wilson said...

Me temo, si soy un poco pesimista, que el mutante proximo que gobierne puede ser tan ineficaz e ineficiente como la Gordi y tan desleal e insoportable como Tatan. La capacidad de nuestros compatriotas de picar con miguitas de pan se ha incrementado y el campo esta abierto para que un populo-mentirosito se encarame como la "nueva esperanza".
¿Alguien dijo Meo?

18 de diciembre de 2014, 07:19

 
Anonymous Anónimo said...

Debe ser algo más burdo. Tipo pagar favores pendientes a alguna empresa de "comunicación estratégica" cuyos dueños son miembros de los de siempre.

El otro dia la gordi lo volvió a hacer. Su instinto nunca se equivoca. El problema es que siempre hace lo contrario a lo que su instinto aconseja. El otro problema es que los tontos le siguen creyendo.

18 de diciembre de 2014, 08:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Wilson, me parece que los "carismáticos" en Chile -por el momento- no tienen muchas posibilidades, especialmente MEO. El que tenía muchas posibilidades era Parisi, pero igual se chingó afortunadamente. Los últimos carismáticos que tuvimos fueron Alessandri e Ibañez, no veo ningún probable sucesor.

Anónimo, si solo se tratara de sacar unas lucas (esta licitación es la nada misma) habrían caminos mucho más fáciles y expeditos. Yo creo que en verdad tienen un problema y lo están enfrentando de manera insólita, tanto que no había ni un solo convenio marco previo para esa clase de trabajos ¡a que gobierno se le ocurriría contratar una asesoría para plan estratégico!

18 de diciembre de 2014, 09:29

 
Blogger Jose Cornejo said...

hablando de frankestein y mutaciones afines, Bachelet (los que han visto las ultimas de star wars lo entenderan) es una mezcla entre la estupidez de Jar Jar Binks y la peligrosidad y siniestralidad de Lord Palpatine.

18 de diciembre de 2014, 10:39

 
Blogger Frx said...

Me pregunto si para las futuras elecciones habrán tantos candidatos como en las últimas. Yo creo que dependiendo de cómo se den las cosas, podría aparece un verdadero Palpatine, aunque lo más probable es que veamos a Darth Vader primero, pues en las anteriores vimos al Conde Dooku XD.

18 de diciembre de 2014, 11:05

 
Anonymous Anónimo said...

"su popularidad es similar a la de Homero Simpson, se basa en sus defectos" jaja, medio a medio. Pero eso es lo que en Chile causa simpatia. Nadie quiere que te digan vaca o similar..jaja

Que terrible esto, y como lo hará Codelco..?
Nada lo resuelve...porque es un tema conductual.
ivanr

18 de diciembre de 2014, 11:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es un tema de personalidad, son defectos de caracter serios en Bachelet como en Piñera. A Piñera le dejo el beneficio de la duda, se podría reinventar -a lo Alan García por ejemplo- porque no es tonto, pero de Bachelet lo dudo muchísimo.

18 de diciembre de 2014, 11:15

 
Blogger Jose Cornejo said...

si alguien hiciera un sondeo (serio) acerca del porqué votan... mas de alguno se llevará una sorpresa.

18 de diciembre de 2014, 11:23

 
Blogger EDO said...

Nahhh....lo mas probable es que esta licitacion este cocinada y se la gane el hijo o algun pariente de la gorda para asi engrosar sus billeteras. Pero lo que me emputece aun mas es que llevamos un año perdido en reformas que ya debieron estar elaboradas antes de llegar al gobierno, esto de pedir una asesoria en estrategia ya me parece de lo mas mediocre....o sea a los tipos del gobierno que les pagan millones y tienen PHD y masters no se les ocurre nada...pfff.

PD: Miren la pagina de la licitacion la presidencia tiene 2 reclamos por no pago de servicios....o sea hasta el presidente es ladron en este pais.

18 de diciembre de 2014, 11:35

 
Anonymous Renzo G. said...

Pipiolo liberal tiene razón en que el liberalismo prefiere el parlamentarismo como sistema de gobierno. Basta leer el segundo tratado del gobierno civil de Locke. No veo ningún problema en que se produzcan vacíos de poder y anarquía sino todo lo contrario. Si se parte de la base de que es un país de inútiles y corruptos es mucho mejor fragmentar el poder y radicarlo en muchos que concentrarlo y radicarlo en muy pocos. Si el poder se fragmenta a un punto tal que es insignificante a nivel individual entonces el daño que pueden hacer los inútiles y corruptos es poco, pero en cambio si se concentra en manos de muy pocos inútiles y corruptos el daño se multiplica y puede ser muy alto. "El mejor gobierno es el que menos gobierna" dijo Henry David Thoreau, un libertario norteamericano del siglo XIX. Además en la teoría política del liberalismo el gobierno no cumple un rol de "gobernar" como lo entendemos usualmente en Chile sino que es una especie de guardían pasivo e insignificante. Me extraña que haya liberales que se confundan con eso y les gusten los gobiernos fuertes y centralizadores que "gobiernen" en el sentido usual que se le da en Chile a esa palabra. El mejor Presidente que tuvo Chile en ese sentido fue Ramón Barros Luco que decía que habían dos clases de problemas, los que se solucionan solos y los que no tienen solución, y se dedicaba a dormir siestas en el sillón Presidencial. Ese es el Presidente liberal ideal. Pero es mejor no depender de que aparezca alguien asi y en cambio tener un sistema de gobierno tal que el poder ejecutivo y el poder legislativo se anulen mutuamente de forma tal que no haya gobierno y la sociedad civil siga funcionando por si misma.

18 de diciembre de 2014, 14:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, es que una cosa es la teoría y otra la realidad. Siempre que exista gobierno hay alguien que manda y toma las decisiones y cuando hay anarquía política eso no significa que "nadie manda" o que "se anulen" como se podría creen en teoría, en la vida real lo que pasa es que mandan los oportunistas, los pequeños robespieres ambiciosos e iluminados. Esa fue la historia de la infame revolución francesa.

A la idea del gobierno fuerte y centralizador de Portales encarnó algo que venía desde siempre en nuestra manera de ser, la preferencia por el orden y la estabilidad política, es lo que nos ha dado ventajas sobre los demás países latinoamericanos que fueron "liberales" en el sentido que tu dices y al final terminaban con caudillos cual de todos más idiota y sanguinario.

Para mi el liberalismo en lo que importa que es en la economía, que me afecta directamente. En la repartición del poder una buena dictadura o una buena democracia me dan lo mismo, al final las diferencias son solo formales. Es algo que se puede ver en cualquier negosio o empresa: donde mandan muchos al final todo queda en manos de sinverguenzas que se las arreglan para obtener el favor de los idiotas. Eso es más antiguo que sentarse en el poto, lo tenían claro desde los griegos.

¿Gobierno parlamentario en Chile? claro, para que Girardi y Navarro manejen al país según su conveniencia, está la papa.

18 de diciembre de 2014, 14:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

ah, los negosios

18 de diciembre de 2014, 14:35

 
Blogger Jose Cornejo said...

Estaba leyendo el documento en cuestion y chileproveedores, así como chilecompra se han convertido en "organizaciones de fachada" para "transparentar" a ojo de ignorante las postulaciones a licitaciones. lo cómico son los requisitos... ¿"cohecho"? para empezar, los máximos exponentes del cohecho y corrupción es precisamente el estado... aparte de permitir la subcontratacion...

vamos a ver que clase de asesores se postulan

18 de diciembre de 2014, 15:02

 
Anonymous Renzo G. said...

"Liberalismo en lo que importa que es en la economía, que me afecta directamente"? La pérdida de libertades civiles, la censura, la falta de debido proceso no te afectan directamente? Que raro. A mi si. Reducir el liberalismo a la economía como si fuera lo único que importa es muy miope. Sin libertades civiles la economía vale hongo y viceversa. Más que decir que no te afectan yo creo que no te importa. A mi me importa y por cierto que puede afectarme también. No me interesan gobiernos que "gobiernen" y hagan cosas y que "manden". Lo que me interesa es que se gobierne lo menos posible y que ojalá nadie mande mucho.

18 de diciembre de 2014, 16:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Valparaíso, diciembre 6 de 1834.

Mi don Antonio:

A propósito de una consulta que hice a don Mariano relativa al derecho que asegura la Constitución sobre prisión de individuos sin orden competente de juez, pero en los cuales pueden recaer fuertes motivos de que traman oposiciones violentas al gobierno, como ocurre en un caso que sigo con mucho interés y prudencia en este puerto, el bueno de don Mariano me ha contestado no una carta sino un informe, no un informe sino un tratado, sobre la ninguna facultad que puede tener el gobierno para detener sospechosos por sus movimientos políticos. Me ha hecho una historia tan larga, con tantas citas, que he quedado en la mayor confusión y, como si el papelote que me ha remitido fuera poco, me ha facilitado un libro sobre el Habeas Corpus. En resumen, de seguir el criterio del jurisperito Egaña, frente a la amenaza de un individuo para derribar la autoridad, el gobierno debe cruzarse de brazos, mientras como dice él, no sea sorprendido infraganti.

Con los hombres de ley no puede uno entenderse; y así ¿para qué ¡carajo! sirven las constituciones y papeles, si son incapaces de poner remedio a un mal que se sabe existe, que se va a producir y que no puede conjurarse de antemano, tomando las medidas que pueden cortarlo? Pues es preciso que el delito sea infraganti.


En Chile la ley no sirve para otra cosa que no sea para producir la anarquía, la ausencia de sanciones, el libertinaje, el pleito eterno, el compadrazgo y la amistad.

Si yo, por ejemplo, apreso a un individuo que sé que está urdiendo una conspiración, violo la ley. ¡Maldita ley, entonces, si no deja al brazo del Gobierno proceder libremente en el momento oportuno.

Para proceder, llegado el caso del delito infraganti, se agotan las pruebas y las contrapruebas, se reciben testigos, que muchas veces no saben lo que van a declarar, se complica la causa y el juez queda perplejo.

Este respeto por el delincuente, o presunto delincuente, acabará con el país en poco tiempo. El gobierno parece dispuesto a perpetuar una orientación de esta especie, enseñando una consideración a la ley que me parece sencillamente indigna.

Los jóvenes aprenden que el delincuente merece más consideración que el hombre probo; por eso los abogados que he conocido son cabezas dispuestas a la conmiseración en un grado que los hace ridículos. De mí se decirle que con ley o sin ella, esa señora que llaman la Constitución, hay que violarla cuando las circunstancias son extremas. Y ¡qué importa que lo sea, cuando en un año la parvulita lo ha sido tantas veces por su perfecta inutilidad.

Escribí a Tocornal sobre este mismo asunto, y dígale Ud., ahora lo que pienso. A Egaña que se vaya al carajo con sus citas y demostraciones legales. Que la ley la hace uno, procediendo con honradez y sin espíritu de favor. A los tontos les caerá bien la defensa del delincuente; a mí me parece mal el que se les pueda amparar en nombre de la Constitución, cuya majestad no es otra cosa que una burla ridícula de la monarquía de nuestros días.

Hable con Tocornal, porque él ya está en autos de lo que pienso hacer. Pero a Egaña, dígale que sus filosofías no venían al caso ¡Pobre diablo!.

Hasta mañana. Suyo

D. Portales."

Portales lo dijo mucho más claro de lo que yo podría explicarlo, hay gran diferencia entre onanismo intelectual y mundo real

18 de diciembre de 2014, 16:37

 
Blogger Jose Cornejo said...

Portales lo dijo con vision de futuro... y es precisamente lo que está ocurriendo ahora!

18 de diciembre de 2014, 18:33

 
Blogger Ale said...

Excelente carta y splica perfectamente a lo que ocurre en Chile, se puede ver en los juicios viciados y falsos procesos que tienen presos a los militares que salvaron a nuestra patria del comunismo soviético y en otros casos existen funcionarios en retiro esperando su "indebido" proceso.
Mucha razón tenía don Diego Portales!

19 de diciembre de 2014, 18:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es Ale, la historia chilena es bien cíclica

19 de diciembre de 2014, 18:37

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas