Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Captain my Captain!

jueves, 11 de diciembre de 2014


Aquí va mi homenaje al capitán general por el aniversario de su muerte y los 100 años de su nacimiento, para regocijo de todos los patriotas inteligentes y la eterna tortura de de rabanitos, sandías y otros especímenes podridos e hipócritas, como sepulcros blanqueados.

O Captain my Captain! our fearful trip is done;
The ship has weather’d every rack, the prize we sought is won;
The port is near, the bells I hear, the people all exulting,
While follow eyes the steady keel, the vessel grim and daring:

    But O heart! heart! heart!
    O the bleeding drops of red,
    Where on the deck my Captain lies,
    Fallen cold and dead.

O Captain! my Captain! rise up and hear the bells;
Rise up—for you the flag is flung—for you the bugle trills;
For you bouquets and ribbon’d wreaths—for you the shores a-crowding;
For you they call, the swaying mass, their eager faces turning;

    Here Captain! dear father!
    This arm beneath your head;
    It is some dream that on the deck,

        You’ve fallen cold and dead.

My Captain does not answer, his lips are pale and still;
My father does not feel my arm, he has no pulse nor will;
The ship is anchor’d safe and sound, its voyage closed and done;
From fearful trip, the victor ship, comes in with object won;

    Exult, O shores, and ring, O bells!
    But I, with mournful tread,
    Walk the deck my Captain lies,

        Fallen cold and dead.


Sufran marranos pipiolos, el capitan general, continuador de Bulnes, Portales, Montt y Varas, dejó una huella profunda en Chile, que ninguna de sus enanas revanchas ha podido alterar. He dicho.

15 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Walt Whitman ? el de las hojas de hierba?

10 de diciembre de 2014, 14:49

 
Blogger Ale said...

Hermoso poema tributo que le dedicaste al Capitan General y ex Presidente de la República de Chile Don Augusto Pinochet Ugarte.

Y que las ratas poto de mandril se laven sus fauces con cloro antes de nombrarlo.

10 de diciembre de 2014, 14:51

 
Anonymous Gracias Pinochet said...

Viva mi general

10 de diciembre de 2014, 15:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El mismísimo, Ulschmidt

10 de diciembre de 2014, 15:48

 
Anonymous Gracias Pinochet said...

Trolles izquierdistas, aunque les duela gracias a la Concertación que administró (relativamente) bien la obra heredada del GM, gracias a eso, es que ustedes, trolles básicos, gozan del pais que tenemos.

10 de diciembre de 2014, 16:15

 
Blogger jrc said...

¿Enserio? ¿El gestor de los cambios políticos y económicos en Chile fue Augusto Pinochet?

Este señor fue lo suficientemente inteligente como para aceptar lo que le ofreció "el Imperio".

Lo que ocurrió en Chile fue fruto de años de estudio, alta inversión, mucha sangre y sudor. Trabajo de mentes inteligentes y maquiavélicas con psicópatas obediente y disciplinados.

Es imposible que la figura de una sola persona, represente lo que ocurrió acá en Chile.

Ojalá las personas fueran más críticas y se informaran más, pero cuando los "marranos pipiolos" huelan la carnada de su homenaje, arderán los improperios y como siempre la verdad profunda será opacada por la superficialidad visceral del momento.

Saludos

10 de diciembre de 2014, 17:12

 
Blogger Jose Cornejo said...

oorah por mi general!
oorah por la Junta libertadora
oorah por los 17 años de libertad
oorah por que a mas de 40 años del golpe los zurdocarroñas todavía no logran poder gobernar.

Por más que traten de borrar su nombre, mas lo vamos a recordar. Nadie puede borrar la historia!

Oorah!

10 de diciembre de 2014, 17:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jrc, Arturo Prat no combatió solo, fueron 139 más que lo siguieron, pero todos recordamos a Prat y homenajeamos a los demás en su nombre, porque fue el que tomó la decisión de combatir en su momento ¿como estuvo esa ah?

Y justamente, mi intención es ofender a esos marranos, hipócritas y pipiolos jaja

10 de diciembre de 2014, 17:27

 
Blogger Maximo said...

Y el presidente se fue el dia de los DD.HH. Eso se llam una salida, "con estilo". Jajaja.

10 de diciembre de 2014, 17:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para eterna irritación de los pipiolos!

10 de diciembre de 2014, 18:26

 
Anonymous Renzo G. said...

jaja pero Tomás se te corrió al calendario. Augusto Pinochet nació el 25 de noviembre de 1915. Era porteño igual que yo.

A propósito encontré estas dos quejas muy curiosas de alguien que desde la comidad de hoy "condena" el golpe militar

https://twitter.com/vascofdez/status/542161820950482944

https://twitter.com/jorgefabrega/status/542163269541457920

Como si en 1973 se pudiera hablar de "razón pública". Son divertidos estos sobacos ilustrados como les llamas jaja

10 de diciembre de 2014, 18:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Mejor entonces! tengo tema el próximo año para los 100 años, ahi puedo contar como por segunda vez en mi vida me puse corbata para la celebración del cumpleaños Nº 80

El 25 de noviembre, no se me vaya a olvidar.

10 de diciembre de 2014, 19:02

 
Blogger Pablo said...

Un gran recuerdo para nuestro Gran Ex Presidente Augusto Pinochet, quien lideró la mayor modernización del país.
El no hizo los cambios, pero tuvo la inteligencia de poner a quien sabía en los puestos claves.
Eternamente agradecido del Presidente, la Junta y todos los colaboradores, excepto a los maracos que se dieron vuelta la chaqueta.

10 de diciembre de 2014, 20:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es Pablo, hubo muchos ratas oportunistas durante los militares, eran los más abusivos y soberbios, fueron los primeros en darse vuelta la chaqueta, estaban allí por el billete y los cargos, nada más.

10 de diciembre de 2014, 21:20

 
Anonymous Anónimo said...

Yo era un niño. Por ahí año 77. Estábamos en la estación de trenes de Puerto Montt al lado de la costanera. Algo se inauguraba en ese minuto. Dónde estará y quién tendrá mi foto con quien tiene un lugar eterno entre los grandes de nuestro país. Ya aparecerá.

11 de diciembre de 2014, 20:06

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas