Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

El legado de Bachelet

lunes, 8 de junio de 2015


Mientras todos se quejan y lloriquean, yo sigo pensando que tenemos un gobierno excelente. Lo mejor que nos pudo haber pasado es que llegara esta presidenta de izquierda tan incompetente. Se está cumpliendo al pie de la letra mi esperanza que Bachelet provoque un daño grave a la izquierda  y que va a durar mucho tiempo.

El legado
Creo que el gran aporte de la presidenta, será haber instalado la histeria colectiva, militante, de moralina que hoy nos sofoca. Hasta hace un par de años nadie levantaba una ceja porque un candidato pedía dinero a las empresas para financiar su campaña. Mucho menos se preocupaban cuando un político robaba al fisco, se consideraba esperable de quien llega al poder se enriqueciese en él. Una especie de derecho de pernada.

Cuando llegó la presidenta con su inepto Grupo de Amigos Personales, los G90, más algunos aspirantes a intelectuales, se les ocurrió la genial idea de instalar los temas morales en la política. Cortando los pelos en cuatro, como dicen los franchutes, todos eran sospechosos de coima, absolutamente todo era éticamente reprochable. Durante Piñera llegaron al paroxismo en esa forma de fariseismo.

Lo que no previeron, es que siendo ellos mismos más ladrones que gato de campo, todo el celo moralizador se les iba a devolver en contra ¿como no pensaron que eso iba a pasar?. Si las prostitutas deciden hacer una campaña a favor del puritanismo, lo primero que tienen que hacer es cerrar los burdeles y llevar una vida casta, al menos por un tiempo. Pero nuestros amigos siguieron con la casa abierta, 24 horas, 7 días a la semana. Que brutos, al menos nos dejaron un buen legado, yo sabía que vendría el desprestigio pero nunca me imaginé tanto.

¿Es bueno?
Todavía no se sabe, es un peligro y una oportunidad. Cruzar el Rubicon nunca ha sido sin riesgos y el peligro de un caudillo populista está a la vuelta de la esquina en estas situaciones, pero también está la oportunidad que un buen líder encauce a la masa de giles "indignados". Por lo que he leído de la historia de Chile yo lo veo con confianza, podremos ser muy brutos pero en el fondo, a la hora del peligro, reaccionamos bien como país. De otro modo hace rato tendríamos a los hermanitos Parisi instalados en la Moneda. Gracias al Pulento, tan giles no somos.

Hay mucho que comentar sobre esto pero creo que es importante, así es que lo dejo hasta aquí nomás, para que tanta palabrería si la idea ya la puse.

12 Comments:

Blogger Frx said...

Ojalá aparezca alguien competente y con pantalones, pero la verdad es que no veo a ninguno.

8 de junio de 2015, 21:08

 
Blogger Omar Requena said...


Recuerdo lo que posteó una vez sobre "el peso de la noche" de Diego Portales, como contrapeso al eterno desorden pipiolo. Lo que no quiere decir que los G90 no seguirán tratando de dar más palos a la piñata, para ver cuánto más logran sacar.

Venezuela vivió algo similar en su tiempo. Campañas electorales eran financiadas por bolsillos privados, y nadie decía nada ni se escandalizaba. También se usaban las arcas públicas para eso, Petróleos de Venezuela (PDVSA)no solamente era la chequera en blanco del gobierno de turno, sino también el sombrerito de mago de donde se sacaban ilusiones de modernidad a un país que estaba muy lejos de serlo. Es que el petróleo daba para todo. Hasta que un mal día empezó el descaro. Los partidos políticos, en mis años de niñez y adolescencia, eran sólo dos: Acción Democrática (AD)-que nació como partido de izquierda hasta volverse más de centro, por decirlo de alguna manera- y Copei, el partido social cristiano. Esas dos bancadas se turnaron al país por cuarenta años, terminaron volviéndose mafias que se pagaban y daban el vuelto entre ellos. Nuestro gilerío también empezó a sentirse ajeno a sus políticos, y rumiando descontento tras descontento, esperaba a un salvador que llegaría haciendo justicia, castigando a los malos, a los corruptos. El Chavismo se ofreció como alternativa moral y política y el país en su mayoría, compró la pomada.

La diferencia estaría, en mi opinión, en nuestra tendencia histórica a las aventuras y a los golpes de mano de cuanto caudillo carismático aparecía. Hay varios. Lamentablemente, no hay noche que pese entre nosotros.

8 de junio de 2015, 21:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, hay que ver que pasa, nunca se sabe.

Omar, yo tengo mucha confianza en la gente de Chile, tal vez me equivoque pero los de la pandilla siempre han llegado al poder por malas artes y por la ventanilla, nunca han sido fuertes electoralmente y aunque buscan y buscan -y a veces por resquicios entran- nunca duran mucho con el poder, creo que Portales fue muy lúcido con eso del "peso de la noche". LA preferencia por el orden se refleja en todas las encuestas, por eso Carabineros y las FFAA tienen un nivel altísimo de confianza en la población pese a la campaña contínua en contra, mientras más los atacan, más los apoyan. Otro dato interesante es que siempre en los primeros lugares de las preocupaciones de la gente está el combate a la delincuencia.

Creo que hay base para que seamos optimistas, aunque nunca se sabe el futuro, yo no le tengo miedo.

8 de junio de 2015, 21:21

 
Blogger Omar Requena said...


Es cierto. Yo veo a la gente hablando de corrupción como loros, cuando el problema está justamente en otra parte. Algunos compatriotas que viven en Santiago, se espantan ante la perspectiva de una segunda Unidad Popular porque se pusieron a ver videos de Tomás Mosciatti (incluso yo mismo estuve tentado a darle bola en algún momento, pero al final no me convenció) y ahora andan quejándose de que a dónde emigrarán ésta vez, etc. Los únicos cabezas calientes son dos o tres pelagatos que cuando se emborrachan empiezan a hablar de Allende (muchos no habían nacido inclusive, infantiles de izquierda. De hecho, mucha de la gente más amable y servicial que conocí llegando a Chile, eran justamente Carabineros.

8 de junio de 2015, 21:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro, yo creo que hay que terminar con esa tonta idea que todos los problemas se van a solucionar con leyes y tribunales. Eso no soluciona nada, la única manera de combatir la sinverguenzura (que hay por toneladas, siempre ha habido) es con más transparencia y con educación para que la gente aprenda a votar.

Yo no pondría ninguna restricción para que los políticos se financien como quieran, siempre y cuando SE SEPA de donde y para donde va cada peso que manejan, los tribunales no sirven para castigar a los malos políticos, ese es trabajo de los votantes. Si la gente vota mal, vota estúpidamente en contra de sus propios intereses, o por motivos estúpidos, estamos fritos. Por eso es importante educar a la gente, abrirles los ojos, lo mismo si son de derecha o de izquierda, lo importante es que no sean del partido de los estúpidos que votan por sinverguenzas, van a votar como si estuvieran jugando.

8 de junio de 2015, 21:48

 
Anonymous Renzo G. said...

"Si la gente vota mal, vota estúpidamente en contra de sus propios intereses, o por motivos estúpidos, estamos fritos". Con eso lo dijiste todo. Las votaciones son parte del problema y no de la solución. Cuando se vota lo màs racional es votar por tincadas y no tomarse la molestia de informarse o pensar el voto, porque un solo voto no cambia el resultado de una elección. Asi que no sueñes que con las elecciones de arregla algo Tomás. Por mucho que sea el peso de la noche las elecciones no van a arreglar nada. La alternativa por descarte a la ineptitud de la izquierda es Piñera y la derecha, que no sirven para nada. Qué viene entonces? Largos años de ir a la deriva, sin rumbo fijo, a ninguna parte. Ni Venezuela ni nada por el estilo, solo el regreso a la mediocridad de siempre, mientras los mismos se siguen forrando y el gilerío se sigue indignando rabiosamente. El "orden" que tanto te gusta puede tomar muchas formas. Entre 1932 y 1973 había "orden" en un país de miseria y estancado. Ya no hay vuelta al "orden" que te gusta a ti, con Chicago boys al mando y dictadura.

8 de junio de 2015, 22:34

 
Blogger Jose Cornejo said...

Me hiciste recordar una discusión que tuve con una de mis exnovias (ella apoyaba a bachelet no por su tendencia, sino porque era mujer) a raiz de las elecciones del 2005

A Bachelet la conozco desde que era ministra de salud. Durante su paso en el MINSAL no convencía ni de presencia. cuando iba a los hospitales, daba la impresion de ser mas tonta que una puerta, pero se ganaba a la gente poniendo cara de weona (ojo, esto no es ofensivo, es verdad). Manipulable a cagarse. Con mayor razón, no estriló ni hizo atado alguno cuando la sacaron de salud para pasarla a defensa, solo porque tenía un doctorado en dicha rama (regalado, segun mis fuentes). Lagos la puso "donde haiga".

El hecho de que haya salido Bachelet electa por el 26% más imbécil de chile (y precisamente es ese el % de aprobación en las encuestas) ha sido una excelente noticia. Deja claro que Chile no está para socialismos añejos y trasnochados, así como también desenmascara a quienes pontificaron contra la corrupción de la mal llamada derecha. el zapato chino de Jorrat, las reformas que chile no necesita son un claro ejemplo de la estupidez propia de un populista.

Bachelet ha sido "la vaca de troya" para el desembarco del zurderío extremo, infantilista de izquierda, que aun cree que está en la década del 60. solo que esa ceguera y la retroexcavadora, solo les sirvió para hacerse su propia tumba.

9 de junio de 2015, 10:09

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Tenías razón en lo que decías, llegando un gobierno más izquierdistas las personas iban a valorar más libertades y los beneficios del mercado.

La Izquierda convirtió un delito eso de pedir plata a un empresa, cuando ellos lo hicieron por 25 años. Además, la ese sector fue financiado por el hombre más rico del país. ¿Qué tiene de malo que una empresa financie a tal o cual candidato?

Lo malo de la nueva Ley de financiamiento, es que las personas que creemos en las libertades tengamos que financiar a los liberticidas de la Izquierda.

9 de junio de 2015, 11:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, es difícil hacer futurología de detalle, uno puede creer cualquier cosa pero lo que va a pasar en el futuro es completamente incierto. Hay muchos escenarios posibles incluido lo que tu dices, pero no es nada determinista ni inevitable. A veces basta una persona, una casualidad en el momento preciso y todo lo que uno cree se va al diablo. Como está la cosa creo que hay dos alternativas: ponerse a chillar o tratar de aprovechar las oportunidades, todas las cosas que pasan presentan oportunidades y aunque no es segro que las cosas resulten si no hacemos nada más que asustarnos, lo más probable es que -al menos para nosotros- todo nos salga mal. Bachelet fue una de esas casualidades disruptivas y yo creo que ha sido muy valiosa, aunque nada se puede asegurar.

José, si uno revisa con la cabeza fria los porcentajes de votación puede ver como la izquierda está siempre sobre representada, eso pasa en la izquierda tradicional y también en la extra-sistema. Sacan unas decenas o cientos de miles de personas a la calle y alegan que son "la voz del país" y "la inmensa mayoría" cuando en el país somos más de 9 millones y ellos no consiguen ni el 5% de los votos. Cada minúsculo avance lo multiplican y aprovechan para convertirlo en cuota de poder. Es natural porque así funcionan siempre las minorías organizadas. Bachelet en relidad funcionó como Caballo de Troya para dar entrada a sus amigos chiflados, pero afortunadamente lo hicieron tan mal que se desprestigiaron en unos pocos meses.

Javier, creo que habrá un corrimiento de poder hacia políticos del orden en Chile, sean del partido que sean y puede ser la oportunidad para que aparezca gente valiosa de derecha (porque la derecha política tradicional es un club de pobres diablos). Las ideas de los políticos hacia el financiamiento son extremadamente hipócritas, especialmente en la izquierda donde han tenido una metamorfosis notable, algún día habrá que escribir sobre eso.



9 de junio de 2015, 12:05

 
Blogger EDO said...

Nahhh con los weones qe son los chilenos no me extrañaria que saliera de presidente cualquier tipo a lo chavez en Chile....solo recuerden como fue que allende salio electo presidente y la cagada que dejo la seguimos pagando...si la gente en chile es muy weona...ahi tenemos a la gorda dos veces presidenta...

9 de junio de 2015, 12:14

 
Anonymous Anónimo said...

No deja de ser interesante ver que en Chile cada 40 años algo pasa.
1810 Guerra independencia - 1era Junta
1851 Revolución
1891 Guerra civil
1931 Crisis económica
1973 Golpe
201. XX

9 de junio de 2015, 23:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, parece que hay ciclos de 40 años igual que los terremotos, lo que parece no haber es una dirección, las crisis desembocan en casi cualquier sentido, pero generalmente convergen a un estado de orden

10 de junio de 2015, 00:04

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas