Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás



Dos orígenes
Las ideas que sustentan la reforma universitaria que se propone desde el gobierno en Chile tienen dos vertientes: la primera es la reforma de 1981 durante el Gobierno Militar, que terminó con el concepto de universidades académicas o elitistas como modelo único en Chile, la otra son ideas de igualitaristas modernos como John Rawls, Amantia Sen, John Roemer y otros por el estilo, que se basan en el concepto de "social fairness" que por estos lados se traducen con expresiones como "equidad" o "emparejar la cancha".

El reemplazo de la justicia social redistribuidora
Una vez desacreditadas las antiguas ideas de justicia social -al menos en la academia, porque para efectos electorales se siguen usando generosamente- la izquierda intelectual las reemplzó por un nuevao concepto que ataca lo que llaman "desigualdades de origen" o "cancha dispareja". Hasta los años setenta más o menos, la sola existencia de desigualdad se consideraba mala y el remedio era redistribuir. El fracaso de los socialismos reales mostró que la redistribución simple empeoraba las cosas y todos terminaban más empobrecidos, entonces pasaron a atacar las diferencias de origen y a enarbolar el discurso de la desigualdad de oportunidades.

No nacemos iguales
Resulta que al nacer todos traemos una carga muy desigual de recursos, algunos nacen más inteligentes, otros con padres mejor nutridos, algunos tienen familias estimulantes y mejores relaciones sociales que otros, etc. Estas desigualdades de origen según la nueva izquierda son lo que debe corregirse, no las que surgen después que serían responsabilidad de cada individuo.Esta idea que parece simple y lógica tiene varias consecuencias inesperadas.

La meritocracia segrega
Primero que nada ataca todo tipo de meritocracia que segregue a los mejores. Por eso a los colegios se debe ingresar por sorteo, no por mérito académico y debe ser la casualidad la que dicte si alguien va a una escuela mejor o peor (pues la diferente calidad es inevitable). Si todos se mezclan -dicen estos teóricos- se producirá un "efecto pares" donde los peores tenderán a igualarse con los de mejor rendimiento. Esa es una idea muy extraña, porque la tendencia natural del ser humano es minimizar el esfuerzo, así es que el "efecto pares" debería ser exactamente contrario: que los de mejor rendimiento lo bajen. Pero igual, esa es su teoría.

Como dije en un comentario anterior, la igualdad de oportunidades supone que el mérito académico es injusto porque los pobres estadísticamente presentan menor rendimiento. Además nadie tiene la culpa de haber nacido tonto, no lo dicen así pero ese es el fondo del argumento igualitarista que tienen. De allí sale todo eso de la "affirmative action", los cupos para el negrito de Harvard etc.

La excelencia académica tampoco interesa
El modelo de universidad irrestricta o credencialista, es la consecuencia de esta idea de igualar oportunidades. Interesa mucho menos la excelencia académica que la movilidad social que -supuestamente- producirá el hecho de tener un diploma universitario. La universidad es vista como una herramienta de movilidad social y una escuela de pensamiento político que supuestamente formará mejores ciudadanos.

Universidad gratis para los más pobres
Entonces tenemos este modelo de universidad credencialista que el gobierno pretende para si de manera exclusiva, financiada con los impuestos de todos nosotros. Ya que es concebida  como una herramienta para la superación de la pobreza y de entrenamiento político, así es que debe tener un ingreso irrestricto y gratuiíto (o sea financiado por todos) para los más pobres. Así los pobres se convertirán en médicos, ingenieros y dejarán de ser pobres, además que tendrán ideas afines a las que le conviene propagar al gobierno para mantenerse en el poder. Eso es al menos, lo que dice la teoría, pero

El diablo está en los detalles: cesantes ilustrados
El problema es que al masificarse aparecen los cesantes ilustrados, este modelo, en los lugares donde se ha implementado como Cuba o Bolivia se llenan de filologos, médicos e ingenieros nucleares, que terminan trabajando de camareros, choferes o cuidando vacas en el campo. Porque solo lo escaso y lo útil tiene valor, las universidades credencialistas no producen escasez porque son masivas ni utilidad porque la excelencia no es su prioridad.

La sobredemanda
Entre las muchas consecuencias negativas que aparecen de este modelo, una de las peores es la sobredemanda que produce toda actividad subsidiada por el gobierno, con el derroche de recursos fiscales y el impacto negativo sobre el crecimiento. ¿Quien va a querer dedicarse a arreglar autos o destapar cañerías, cuando puede estudiar ingeniería civil gratis? Sobre todo si tiene exigencias mínimas de rendimiento académico, que es la característica de las universidades credencialistas. Será la estocada final -al corazón- de nuestra ya debilitada educación técnica. Ahora si que los estuidios técnicos no van a valer nada.

La pérdida de mística
Esto es algo que se ve en Chile desde hace varios años: las universidades ya no tienen mística, no creen en lo que están haciendo y un ambiente de cinismo y total desmotivación se expande ntre profesores y alumnos. La señal es que el esfuerzo no vale, ser mejor que otros no se premia sino todo lo contrario. Hoy cualquier idiota puede ser profesional o profesor universitario, lo que antes era gran orgullo hoy pasó a ser símbolo de mediocridad e hipocresía. Porque los discursos sobre la "excelencia" siguen tal cual como antes, el problema es que nadie los cree. Nadie, mucho menos quienes los redactan.

Conclusión
Son solo tres ejemplos de consecuencias inesperadas del modelo de universidad credencialista o irrestricta, que se han visto en la realidad cada vez que estas se han tratado de implementar. En Perú y Argentina, que son casos que conozco, las universidades nacionales (estatales) han caído a niveles que se van acercando a los de Cuba y Bolivia. Son gratis, pero los que pueden estudian en universidades privadas, porque los títulos de una universidad estatal están igual de desprestigiados como los papeles de deuda argentinos, muy pocos los quieren, si es que alguno. El simil en Chile son las escuelas y liceos municipalizados: solo quedan para los que no pueden pagar algo mejor.

Además que es un modelo tan anacrónico, con los rápidos cambios tecnológicos este modelo será el primero en quebrar. La educación y las posibilidades de acreditación global están avanzando a la carrera en todo el mundo, mientras los políticos de gobierno siguen soñando que con construir grandes edificios y gastar mucho enpropaganda podrán seguir haciendo cholitos a la gente. En fin, como siempre lo "gratis" será carísimo cuando finalmente saquen la cuenta, universidad gratis para los más pobres nunca se implementará en la realidad porque no hay dinero en el mundo para eso, excepto que se vuelva al antiguo modelo de universidad elitista que, a mi modo de ver, podría ser una opción válida para las universidades del estado.

¿Los estudiantes? los hacen cholitos como quieren, yo también era incapaz de razonar en mis veintes, hablaba estupideces con una seguridad envidiable etc. Ellos no tienen la culpa, ser joven y tonto va de la mano, pero lo que es imperdonable es que gente grande les crea, repita y amplifique las estupideces que dicen. Bueno, algunos se están forrando con eso, pero los que no ganan nada son unos pelotudos sin remedio

17 Comments:

Anonymous Anónimo said...

El mayor beneficiado (la legión de funcionarios académicos y no académicos al mando de las U'es del CRUCH, usufructando del Estado de por medio) son los fat cats y no los que reciben el servicio.

Ahora, esto no tiene remedio en el corto plazo, ya que un pueblo entero se compra todo el cuento de la eduación gratis y de calidad avalada por el Estado.

Señor Bradanovic, ya que usted tiene conocimientos avanzados de informática (en particular el desarrollo de software), infórmese de cómo potencialmente esta área del conocimiento será una de las pioneras en nuevas tendencias de la educación (tecnica, superior, a distancia y otras modalidades). Ya que al no ser una carrera tradicional de 'tiza y pizarrón',y por ser un area del conocimiento eminentemente práctica y autodidacta, la intuición me dice que será un interesante escenario en cuanto a popularizar nuevas tendencias, y mas aún, en cuanto a destacar competencias sobre credenciales.

Yo como estudiante de ingeniería en computación me doy cuenta del potencial de demostrarle al mundo desde este punto de vista (el informático) como el modelo tradicional y credencialista que la Universidad se está quedando obsoleto. Sobre todo en cuanto a que la obtención de un grado académic y/o títulos como garante de competencias. El problema es que tanto empleadores como candidatos a puesto de trabajos se creen el antiguo modelo (que las estatales son mejores que las privadas, etc).

Falta mucho camino por recorrer, y no sólo en Chile, en el ambito de la educación.

Cuestión que llevará generaciones, sino siglos resolver para hacerlas útil al ser humano (niños y educandos), y no al revés (sindicatos, corporaciones tipo CRUCH, grupos de presión etc).

29 de octubre de 2015, 14:25

 
Blogger Frx said...

Bueno, muchas cosas que menciona ya las hemos comentado en otras entradas, así que aquí me quedo más con lo último que es con esa desmotivación que se propaga entre alumnos y profesores. No es tan exactamente lo que siento, pero sí me he quedado con la sensación de que efectivamente esta sociedad premia la mediocridad y castiga a los que sobresalen, sea de un modo u otro.

29 de octubre de 2015, 14:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, hay cosas que pueden tomas siglos en cambiar o que probablemente no cambiarán nunca, había gente más capaz e incapaces desde antes de Egipto por ejemplo, en cosas así hemos avanzadio poco y nada, seguramente seguiremos igual con el carrusel de los demagogos, tiranos, dictadores benevolentes y todo eso.

Sin embargo en las cosas donde tiene que ver la tecnología los cambios pueden ser increíblemente rápidos e independientes de lo que piensen las personas, normalmente nos sorprenden, ni nos damos cuenta cuando todo ha cambiado. Yo pienso que la irrupción de la tecnología va a cambiar la educación mucho más rápido de lo que se piensa y nos va a pillar a todos por sorpresa. Es un tema que me interesa mucho y he estudiado y producido montón de material online que es por donde pienso que viene inevitablemente el cambio.

FRX, claro, esta vez estoy tratando de resumir cuales son las visiones en que se sustentan las cosas que existen y las que se proponen, antes más bien opinaba, ahora opino menos y trato de describir un poco más. Esa es la problemática y creo que falta una entrada con la solucionática que es lo que pretendo escribir mañana o pasado, o el año que viene jaja

29 de octubre de 2015, 15:06

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Concordando con lo planteado, no me calza que las universidades gratuitas de Buenos Aires y Sao Paulo estén tan bien rankeadas.
Y acerca de fomentar la igualdad social, creo que las antiguas Ues elitistas logran mejor este objetivo, pues con ellas el pobre inteligente consigue un título escaso, que el hijo del dueño de la gran empresa no obtuvo. Con las Ues igualitarias, en cambio, hasta con C.I. 90 se consigue ser ingeniero, y los buenos puestos siguen entregados a los ricos en familia y pitutos, dejando a los desposeídos afuera otra vez.

29 de octubre de 2015, 15:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mi idea de solucionática va en una entrada más adelante

29 de octubre de 2015, 15:20

 
Blogger Jose Cornejo said...

El tema de la gratuidad en la educacion, no es más que un mero asunto ideológico, promovido precisamente por idiotas de tiza y pizarron que jamás en su vida han sabido de lo que es la vida real. Son los "eternos profes" los que de no ser por la docencia, se cagarian de hambre a la primera.

De acuerdo a lo que mencionas en tu punto, el "cesante ilustrado" es el resultado del endiosamiento de la educacion universitaria, a tal punto de volverlo una especie de Mecca para quienes creen que solo los universitarios por el solo hecho de serlo, tienen el futuro asegurado. En Argentina es muy común ver profesionales ya sea cesantes o trabajando en actividades que distan mucho de su formación, algo similar a lo que pasa acá. y eso que la educación allá es gratuita.

Me acordé, de un ejemplo que hicieron en un hospital rural (este fue un relato en un curso que tomé hace unos años atrás) en el que creyeron que solo los profesionales UNIVERSITARIOS podían hacer funcionar el hospital, deshaciendose de los mal llamados "servicios menores" (paramedicos, administrativos y auxiliares). al final el hospital se fue literalmente a la mierda, bajó su calidad de atención y casi le costó el cierre, precisamente porque los profesionales no eran capaces de limpiar pasillos, hacer ingresos, tomar exámenes o asistir pacientes, porque su formación no se los permitía.


Los rankings ¿quien los elabora? ¿de donde sacan los estudios y como se elabora dicho ranking? Son como el "Balon de Oro", Como diría Johan Cryuff "no me interesa el Balón de Oro por que es un montaje de los periodistas". En este caso, sería un montaje de las mismas universidades y quienes las acreditan.

29 de octubre de 2015, 15:42

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

José, hay muchos interesados en mantener el satu-quo porque se están forrando, la cosa se convirti´´o en un negocio mejor que la política a partir de los cambios que se empezaron a aplicar a partir de 1990. Existe una industria de desinformación donde los "ranking" son parte importante, también están las publicaciones científicas, la acreditación y todo ese yaba-daba

29 de octubre de 2015, 15:48

 
Anonymous Anónimo said...

Gastón, se tendría que analizar qué es lo que miden los rankings. Mi intuición me dice que pesa lo que hacen en investigación, que no tiene directa relación con su labor en la formación de estudiantes.
Tomas no me calza que los estudios técnicos no tendrían valor en el futuro, ya que justamente seria escasos.
Anónimo, creo que todo depende de que labor vaya a desempeñar el Ingeniero en Computación. Si bien un montón de trabajos se trata de aplicar bibliotecas y técnicas que se pueden aprender de forma autodidacta, es muy difícil de forma autónoma tener una formación integral (que debiera tener todo profesional). Como sabes qué necesitas aprender?, como puedes discriminar qué material escoger para aprender algo?. Concuerdo si en que las Universidades tendrán que repensar el tema. Una prueba es los requisitos que normalmente se le piden a los Ing. en Computación, sobre conocer tales bibliotecas, bases de datos, etc. Siendo que en la Universidad no les enseñaron nada de eso, aunque si las bases sobre las que están implementadas. Saludos. Leo.

29 de octubre de 2015, 16:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Leo buen punto y casi me pillas. Claro que los trabajos no profesionales serán escasos y bien pagados pero esos serán AUTODIDACTAS o con aprendizaje basado en experiencia, los títulos de albañil, gasfiter, peluquero hoy valen poco, mañana van a valer nada porque no van a existir, a nadie le va a interesar certificarse en oficios, ese es un problema en el que llevo hartos años investigando, la enseñanza "académica" de oficios es 100% inútil, esos se deben aprender en el mismo trabajo, con programas de perfecionamiento, los CFT no tienen pito que tocar allí

29 de octubre de 2015, 16:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Leo, dos detalles adicionales. es muy cierto que es difícil saber que se necesita aprender para el futuro desempeño profesional y justamente ESA ES LA PEOR DEBILIDAD del actual sistema, en las universidades, quienes diseñan y deciden el curriculum y las mallas simplemente no tienen la menor idea sobre eso y diseñan según intereses y recursos que tienen más a mano. Muchos cursos se incluyen en los curriculum porque alguien se beneficia personalmente con eso, me cosnta. Incluso hay asignaturas estandar que se enseñan solo por tradición y no tienen la más mínima utilidad en el desempeño profesional.

Lo otro, cuando yo estudié era casi un dogma eso de "la formación ingenieril" que supuestamente nos permitía pensar mejor a los que habíamos aprobado un curso -digamos. de variable compleja o de química, que a los que no lo habían aprobado, se partía de la base que eso permitiría tomar mejores decisiones por una especie de "inteligencia general" que esos cursos supuestamente desarrollarían. Eso es una enorme mentira, jamás se ha intentado siquiera medir y solo se basa en un prejuicio, muy conveniente para los que desean mantener el statu quo

29 de octubre de 2015, 16:39

 
Anonymous Anónimo said...

Sobre eso de que los estudios técnicos valen poco me quedan dudas. Me costó un kilo conseguir un gásfiter acreditado por la SEC que me instalara un calefont (todos estaban muy ocupados y me daban hora para 15 días más). El tipo me cobró 50 lucas y se demoró tres horas. En un día tranquilamente hace tres pegas de esas. ¿Cuántos profesionales universitarios ganan 150 lucas diarias?

29 de octubre de 2015, 19:18

 
Anonymous Anónimo said...

Leo, lo de estudiante de Ingeniería en Computación solo lo mencionaba con respecto al tema cultural, qué es lo que valora la sociedad como profesional competente. Lo que quise decir en particular a la Ingeniería en Computación, (se puede extrapolar a la valoración de otras carreras) es la creencia de muchos empleadores que el Ingeniero es más competente que el Técnico (FALSO!!)

Aunque yo soy de los que cree que la formación teórica en Ciencias de esta area en particular es beneficioso para la formación profesional (Matemáticas Discretas, Análisis de Algoritmos, Teoría de Autómatas, Ingeniería de Software), pienso que el esfuerzo invertido en dicha formación no necesariamente refleja haber adquirido conocimientos aplicables para el mercado laboral(pero no por eso potencialmente útiles). Por su puesto que los profesores defenderán con diente y muelas que un profesional más completo es más competente. Pero estoy de acuerdo con Tomás que para los profesores es parte de su negocio defender el valor de sus conocimientos impartidos, aunque varias asignaturas honestamente hablando sean challa, no todas por supuesto,.

Aún así, por más que las mallas curriculares parezcan completas en cuanto a tópicos y areas de conocimiento de la Computación, la universidad y las escuelas generalmente no se encargan de verificar que los planes de asi, sino que básicamente se dedican a impartir (pasar materia y chao) y algunos profesores con más vocación por ejemplo imparten asignaturas con horas de laboratorio.

Sin ir más lejos, me atrevería a apostar que los programas profesionales DUOC e INACAP son la cuna potenciales desarrolladores talentosos.

De hecho, si tú me plantearas como preguntas ¿qué título es el profesional apto?, me atrevería a contestarte que para mí un profesional competente para un típico cargo de Analista Programador (Desarrollador) bastaría un alumno egresado de una carrera técnica de nivel Superior (2-3 años).

Ojo que en la gran mayoría del mercado laboral en este caso para los profesionales de Computación e Informática en Chile, no hay correlación estricta entre el cargo y el título(No hay marco regulatorio al respecto,y soy de los que creo que es contraproducente). Por ejemplo, para el cargo de Analista Programador (carrera 2 años de INACAP) los empleadores prefieren contratar típicamente Ingenieros de Ejecución (4 años sin licenciatura), Ingenieros (5 años con lic en Cs de la Computación) o Ingenieros Civiles en Computación y/o Informática (6 años con Lic en CS. DE LA INGENIERÍA!). No me atrevo a decir a cargos más específicos, pero hablo dado que la gran torta de los trabajos más especializados (Desarrollo de Software Web y Móviles, desarrollo Base de Datos, o bien profesionales Full Stack) los cuales son perfiles mas bien técnicos y que los empleadores lo asocian como los perfiles más aptos para dichas vacantes. (¿será por que creerán que ?)

Mi observación es que el currículum de una Ingeniería en Computación y/o Informática en Chile, de perfil universitario (equivalente a un típico Bachelor en Computing Sciences de 3/4 años máximo internacional según recomendaciones de la ACM) sobrepasa su utilidad formativa, y con la típica duración real de los programas (los alumnos reprueban y estan 1 o 2 años más en la univeresidad) sin experiencia dura o laboral, se pierde el potencial formativo de los alumnos en habilidades realmente productivas y requeridas por el mercado laboral.

Pues mi duda la podemos reducir a: que si una carrera mientras más larga es, ¿realmente enseña más? ¿o es una vendida de pomada para algun incauto crea que saldrá ganando 1 millon por sólo tener título?


https://teamtreehouse.com/

Saludos

29 de octubre de 2015, 19:22

 
Anonymous Anónimo said...

Este link https://teamtreehouse.com/ , esta academia online (USA) se propone que un desarrollador en una tecnología en particular puede ser formado en ¡6 meses! sin desmerecer el valor formativo de una carrera de 3-4 años.

29 de octubre de 2015, 19:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo 1, creo que tienes un error de percepción de escala con los técnicos certificados en DUOC y similares. Resulta que es un nicho de mercado pequeñísimo, solo para ciertas compañías y servicios públicos muy especializados donde se requiere alguien certificado en un oficio, es algo que he estudiado por hartos años, de hecho he trabajado en a lo menos 4 proyectos de "escuelas de oficios" una al menos fue un estudio grande por encargo del Ministerio de Educación, he hecho estudios de mercado, focus, entrevistado muchas empresas y -a pesar que los proyecos los he debido hacer rentables a la fuerza- siempre he quedado con la idea que los números y los hechos no cuadran, al final se trata de un engaño que gracias a Dios unca se ha implementado. Creo que he escrito mucho sobre eso en este mismo blog y francamente a estas alturas me arrepiento de muchas cosas equivocadas que he puesto.

A estas alturas estoy convencido que la formación técnica y de oficios ya no pasa por "escuelas de oficios" ni por cerificaciones de ninguna clase, sino más bien por especialización dentro del mismo trabajo.

Anónimo 2, claro que se puede aprender a programar practicamente en cualquier lnguaje o tecnología específica en 6 meses, siempre y cuando no se pase por la cantidad de relleno inútil de las universidades, la tecnología está cambiando todo eso aceleradamente

29 de octubre de 2015, 19:37

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás me referría a las carreras Técnicas de Nivel superior (2 años) y las Profesionales sin licenciatura (4 años) que imparten. No me refería a los certificados técnicos, ya que DUOC e INACAP están completamente en el modelo de universidad de mercado que describes en esta entrada. Es decir, los intstitutos DUOC y Inacap compiten en el mismo nicho con las Universidades privadas y estatales; lo que sí no pueden es entregar grados académicos (Carreras de Pregrado con Licenciatura)

29 de octubre de 2015, 21:45

 
Anonymous Anónimo said...

Por lo que generalmente DUOC e INACAP se restringen a impartir carreras profesionales de máximo 4 años, sin Licenciatura.

29 de octubre de 2015, 21:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Recuerdo perfectamente la discusión que se produjo en los años 80 con el asunto de las 14 carreras (o algo por el estilo) "exclusivamente universitarias", los grados de licenciatura y todo eso. Fue un error garrafal en el diseño de la reforma y no duró nada porque se estrelló con la realidad, que era que nadie aceptó ese modelo. Al poco tiempo las universidades abandonaron la idea de volcarse hacia las carreras "exclusivamente universitarias" que era una estupidez mayúscula que no les permitía adaptarse a las demandas del mercado de profesionales.

Seguramente eso se debió al lobby que todavía hacían los colegios profesionales, menos mal que prácticamente todo eso duró nada, hoy es solo un mal recuerdo y lo más probable es que todas las carreras profesionales duren 4 años, la tecnología y la globalización tendrán mucho que ver con eso.

29 de octubre de 2015, 22:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas