Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Refrito: se viene la ola

sábado, 10 de octubre de 2015

Hoy ando medio mal del estómago, así es que voy a limitarme a copiar un refrito de mi antigua columna en el diario local "La Estrella de Arica". Fue publicado el  11 de mayo de 2007 así es que tiene algo más de ocho años, en fin, aquí va:

Después de vivir más de 30 años en Arica tengo una especie de sintonía con las cosas que pasan en la ciudad, los cambios chiquitos que tienen grandes consecuencias, las historias que se cuentan solo entre cuatro paredes y sobre todo las muchas cosas que uno nunca llega a contar por no perjudicar a sus amigos.

Vivir tanto tiempo en un lugar relativamente chico va creando una enorme red de conocidos, amigos casuales, amigos por compromiso, relaciones de trabajo, amistades y enamistades de toda clase. Tal como cuando se vive en un cité o conventillo Arica es un poco promiscua y hay muy poca posibilidad de que alguien pase inadvertido: si no te conocen a lo menos te ubican de vista.

Son los círculos formales e informales; los clubes, masones, jugadores de pelota, viciosos del casino o las carreras del teletrack, los que se juntan en alguno de los cafés de 21 de Mayo o en el restaurant Don Floro, los bohemios que van siempre a la misma boite donde los atiende la misma amiga especial, los que simplemente se juntan en una esquina de 21 de Mayo con Colón o frente al MacDonalds, son todos mundos permeables con los que nos vamos encontrando a medida que pasa el tiempo, más viejos, más canosos o -peor todavía- más pelados.

Es muy parecido a vivir en un cité, nos juntamos dos ariqueños y sabemos perfectamente en que anda cada cual, cuanta plata está ganando, a quien le debe o quienes lo han estafado. Todo esto nos hace desarrollar una especie de sexto sentido para distinguir por donde viene la mano en una ciudad que cambia violentamente cada cierto tiempo.

Arica es históricamente la ciudad-tobogán donde la actividad económica sigue la forma de una montaña rusa. Desde su fundación, cuando llegó a ser el puerto más importante de toda América desde donde se embarcaban los enormes cargamentos de plata de Potosí para Europa, la época de las industrias y la fiebre de oro del contrabando hacia el Perú, esa que hizo tantas fortunas y que terminó antes del año 2000.

Boom y depresión se suceden a lo largo de los años, llevamos casi 10 años deprimidos y el turismo está apareciendo como la próxima actividad económica que traerá plata a la ciudad. El turismo va creciendo espontáneamente arrastrado por muchas causas: la creciente inseguridad en Norte América y Europa, la cercanía de Macchu Picchu, mayor información gracias a Internet, todo eso nos va sacando de a poco de la condición de lugar subvendido y secreto mejor guardado.

Poco y nada tienen que ver las autoridades en esto; ignorantes y preocupados de sus propios asuntos, apenas cumplen con las formas mínimas para cobrar su sueldo. Cuando quieren hacer algo normalmente resulta un fiasco como pasó con las palmeras ecuatorianas, o después de un tiempo pierden interés como ocurrió con las casas pintadas del casco viejo. El turismo crece a pesar de ellos, que se gastan la plata en contratar a expertos, imprimir miles de folletos -engañosos e inútiles- y por supuesto hacer turismo gratis con plata del estado en muy dudosas misiones comerciales.

Pero el turismo sigue llegando y crece. Más todavía, está comenzando a llegar gente desde USA a vivir a Arica, cosa que puede parecer insólita a los locales pero tiene mucho sentido para los que conocemos un poco más sobre la manera de pensar de la gente que vive en las grandes ciudades del hemisferio norte.

Tal vez lo mejor es que las autoridades queden fuera de todo este asunto, que se limiten a sus mezquinos asuntos mejor porque donde ponen la mano lo echan todo a perder. Muchos ignorantes sueñan con convertir Chinchorro en una copia de la Avenida del Mar en La Serena, y en hacer de Arica una copia de bajo presupuesto de Marbella, con españoles incluídos. Por cierto, Marbella es la ciudad más corrupta de toda España, ojalá que no se tienten para copiar también eso.

Ya hemos pasado mucho tiempo en depresión y viene el repunte, ojo que algunas cosas están cambiando en la ciudad y es probable que en la próxima década seamos el lugar más cosmopolita de Chile. Y como siempre pasa en nuestro país, los cambios importantes no ocurren por políticas de gobierno sino a pesar de estas.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

GURU....Tomas le achuntaste medio a medio con la ciudad mas corrupta y lo que paso con la muni de Arica....grande guru.

10 de octubre de 2015, 19:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah, y eso que Sankan todavía ni inventaba el Parque Acuatico pero ya se veía venir, estaba en el ambiente como el monoriel de Springfield jaja!

10 de octubre de 2015, 20:29

 
Anonymous Mark said...

...territorios insulares con escasez de todo, alejados de los centros de poder de sus respectivos países de origen, han usado estrategias económicas que hoy permiten a sus poblaciones nativas tener altos estándares de vida(PIB per capita superiores a 30.000 dolares), sus arcas locales repletas de dinero(sin esperar la mesada del gobierno central)estas son las islas Virgenes Britanicas, isla San Thomas(U.S.A), isla Barbados(comunidad inglesa), todos convertidos en paraísos turísticos y fiscales... por que no , la isla de pascua, Arica...

10 de octubre de 2015, 23:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mark, paraísos fiscales casi no quedan en el mundo, USA ni menos los países europeos los toleran, cualquier país que desee abrir un paraíso fiscal debe tener fuerza para aguantar las sanciones y represalias comerciales de casi todo el mundo, si fuera fácil estaría repleto de paraísos. Antiguamente hubo unos cuantos, hoy están todos de capa caída por culpa de la globalización se volvieron inaceptables.

EL PIB de esos lugares no es por los paraísos fiscales, que solo son santuarios para guardar la plata sin pagar impuestos, sino porque obviamente pertenecen a USA (creo que anda sobre los 40.000 euros per cápita), o sea no tiene nada de raro que uno de sus territorios tenga un pib de 30.000

No existe relación causa-efecto

10 de octubre de 2015, 23:44

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas