Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás


Un poquito más de puritanismo y víctimas
A propósito de estas modas de puritanismo moral y victimización de las que conversábamos ayer, estaba pensando como las usan para manpular la opinión de la gente ignorante, gente de todos los pensamientos políticos que por flojera o cobardía intelectual se quedan con las consigna fácil sin imaginar como los están manejando.

Colusión y "defensa" de la libre competencia
Los últimos casos de colusión caen en esta categoría, especialmente el de colusión de las dos grandes empresas de papel tissue, donde incluso gente de derecha -que suponía capaz de pensar un poquito- ha salido golpeándose el pecho y escandalizándose con un nivel de hipocresía que me deja sin palabras. Para entender este pensamiento enfermo, sobre todo de la derecha económica, es bueno hacer un poquito de historia. Leo en un interesante artículo de Daniel Wisecarver

Hasta antes de 1970, Chile presentaba a los economistas académicos ortodoxos una fuente de un sinnúmero de ejemplos de cómo no manejar una economía. Desde los últimos años de la década de los 30, Chile volvió con bríos a una política de protección arancelaria y sustitución de importaciones, mucho antes incluso que la Cepal pudiera acreditarse semejantes avances de política económica. Se utilizaron todas las herramientas imaginables para estrangular el comercio: aranceles altos y variables (con excepciones al capital y otros insumos), cuotas, prohibiciones de importaciones, depósitos previos, controles de cambio, tipos de cambio múltiples, etc.

Es necesaro entender que estas medidas no eran -a lo menos hasta 1970- contra los empresarios privados, al contrario, la montaña de regulaciones y el crecimiento enorme del aparato estatal se hizo de acuerdo y a la medida de los empresarios Desde la creación de Corfo en 1939, los empresarios -entre ellos el propio Pedro Aguirre Cerda- aprovecharon los créditos blandos de Corfo y muchas de las empresas pasaron de manos privadas al estado no por expropiación sino que por insolvencia. Así ocurrió con Ferrocarriles, Empresas de Transportes Colectivos, Compañía de Acero del Pacífico, entre otras, que eran privadas y al irse a la quiebra las tomó el estado que era el principal acreedor a través de Corfo.

El crony socialism en Chile
Resulta que hasta 1970, la República Socialista de Chile, de la que escribí toda una serie de entradas, era de un socialismo muy sui géneris: no era contra los ricos sino para los ricos,   un crony socialism, socialismo de amigotes hecho a la medida de la derecha económica, quienes aparte de vivir pegados a las polleras de los curas se sentían muy cómodos trabajando con un estado fuertemnte intervencionista. Los ricos exigían regulaciones, tal como las exigen ahora, porque aprendieron hace siglos que las regulaciones les convienen a ellos. Pocos han notado que el gobierno de Allende no necesito hacer leyes para expropiar de hecho casi todo el aparato productivo, porque esas leyes existían desde los años 30 y todos felices.

Cuando los ricos se volvieron loquitos
Hay una historia bien buena que me contó hace tiempo mi buen amigo Gabriel Abusleme y no dudo que es cierta, porque el tuvo amistad con varios de los involucrados o sus cercanos. Resulta que al final del gobierno de Allende, se fijaban explícitamente, principalmente por Dirinco, más de 3.000 precios. El 15 de octubre de 1973 la Junta Militar de Gobierno expidió el Decreto Ley 522 -tal vez el más importante de toda nuestra historia económica- que dejó precios libres para casi 3.000 artículos, en un solo mes. Resulta que las oficinas de los ministerios de economía y hacienda se llenaron de la flor y nata de nuestra aristocrácia económica, horrorizados, pidiendo que por favor detuvieran esa locura. ¿Que pasará cuando todos los panaderos se pongan de acuerdo en un precio alto? ¿Que comerá el pueblo? Reclamaban escandalizados.

No les gusta la libertad
A la derecha económica jamás le gustó la libertad, incluso la libertad de coludirse, porque ellos funcionaban mucho mejor bajo el alero de regulaciones, precios fijados por el estado, presidentes y funcionarios corruptos, esa era su zona de confort.  Pero ni el general Pinochet ni el almirante Merino les dieron bola, tirando sus elaborados escritos al "archivador redondo". Cualquier otro con menos pantalones (Leigh por ejemplo) habría tirado para la cola. Solo por ese momento de firmeza, los dos principales de la Junta de Gobierno se merecen una estatua del tamaño de un edificio. Ese decreto fue la base de todo Chile moderno.

Vuelta a lo mismo
Han pasado más de cuarenta años y volvimos a lo mismo ¿Alguien puede creer que a Jorge Awad, Andrónico Luksic, o a Angelini les gusta la idea de una economóa abierta y desregulada?  Claro que no, todos han hecho su fortuna al alero de negociados con el estado, por algo Awad (el malo) dijo clarito antes de las elecciones "Bachelet es mi candidata". Era que no, todas esas fortunas se han hecho y sobre todo se sostienen al alero de negociados y prebendas del estado.

Caso de estudio: el papel tissue
Unas pocas palabras sobre la "colusión" de las empresas de papel tissue. ¿Cual es el "daño" generado a los consumidores por un precio "sobre lo normal"? Ninguno, en absoluto, siempre existieron en Chile empresas que fabricaban los mismos productos a mitad de precio o menos, para consumo industrial ¿por que la gente no les compró a ellos entonces? Simplemente por comodidad, poque las dos marcas mayores invirtieron en asegurar canales de distribución en los supermercados, hacer costosas campañas de propaganda, agregar toda clase de elementos diferenciadores (gofrado, envases en cuatritomía, etc.).

Es obvio que conversaron constantemente para evitar guerras de precios que podrían haber resultado desastrosas, y curiosamente, en los mail que mostraron los gerentes se quejaban "que no se estaba cumpliendo con lo conversado" es decir que precisamente no había colusión efectiva. Porque para evitar la colusión no hacen falta leyes, la tendencia natural es que los acuerdos de precio son siempre inestables, basta dejar los precios tranquilos y que el mercado funcione. Porque los precios justos no existen, eso lo sabe cualquiera, menos un bruto o un político, los precios de mercado no tienen nada que ver con la justicia, absolutamente nada.Si alguien no me cree lo invito a ver mi video para que sea un poquito menos ignorante.

La libertad es el enemigo
Porque los grandes empresarios piensan que no les conviene, ganan más diciendo "Bachelet es mi candidata" (podrían decir "Piñera", "Matthei" o quien sea, es lo mismo) y arreglarse con el poder político de turno. Ese es el método fácil y seguro. La libertad absoluta para formar precios, sin que ningún burrocrata "defensor de la libre competencia" meta sus narices, es una idea que los aterroriza porque es riesgosa. Allí si que hay "caiga quien caiga", solo recuerden que para la crisis de 1982 el hombre más rico de Chile, don Javier Vial, cayó a la cárcel. Con políticos en el poder eso hoy es impensable. Por eso no les gusta la libertad y piden fiscales, juicios y más intervención del estado. Todo para "defender la libre competencia" (please, blow me this eye...).

15 Comments:

Blogger Frx said...

A mí todo este escándalo por los papeles higiénicos me olió a cortina de humo desde el principio, apuesto a que lo que ocurrió ahí pasa en muchos rubros más pero como nadie le da foco y cámara, todos felices. Además no veo que afecte tanto considerando que todo está más caro que antaño.

12 de noviembre de 2015, 23:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Seguramente, pero lo peor es cómo aparece gente de la derecha económica chillando por regulaciones para "defender la libre competencia" que estúpidos

12 de noviembre de 2015, 23:26

 
Blogger Luis Brito said...

Es lo mismo que creo los gob democraticos q tenemos han producido los oligopolios en farmacia esucacion papel etc los politicos son la plata mas mal gastada de chile no hacen la pega teorica de representar mantener la libertad etc y ahora hablan de refrmas constitucionales estamos sin salud sin seguridad BASTA YA HASTA CUANDO PRESOS TODOS

12 de noviembre de 2015, 23:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es muy difícil meter presos a los que hacen las leyes y mandan a la policía, habría que quitarles el poder primero

12 de noviembre de 2015, 23:42

 
Blogger EDO said...

Mucha gente ignorante señala que este es el resultado de las politicas de Pinochet y cia cuando en realidad lo del cartel se sabia hce mucho....el otro cartel es el de los detergentes y los farmacos y todas las leyes como por ejemplo la Ley de patentes de invencion lo que hace es defender a las grandes empresas que si saben como usarla a su favor para poner barreras de entrada a los pequeños competidores.

El caso de la colusion del confort es rebonito pq muestra muy bien como una empresa toma ventaja competitiva usando el canal de venta de su producto los cuales son los supermercados.(podrias hacer una entrada sobre el canal de ventas).

13 de noviembre de 2015, 02:39

 
Anonymous Anónimo said...

Lo cual no quita que limpiarse el poto en Chile cuesta mas que en Alemania, donde entre otras cosas, la ley dice que el papel se tiene que deshacer en contacto con el agua, asi no se te tapa el WC.

Veo en Lider.cl que el precio del papel por rollo cuesta entre 150 y 650 pesos el rollo, con la mayoria entre 300 y 450 pesos.

Al cambio de hoy en rewe.de el precio es entre 150 pesos y 375 pesos, con la mayoria a 220-250 pesos.

Supongo que la caca es diferente por estos lares.
MV

13 de noviembre de 2015, 06:36

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Copresidente:

De lo que he visto sobre el tema colusorio, al parecer el acuerdo no era para fijar precios, sino para dificultar la entrada de competidores, cuyo "premio" era la cuota de mercado artificialmente fijada. Sin embargo, no parece haber habido un efecto precio muy importante; baste notar que el precio del competidor no coludido (Scott) era igual o más caro que el de los que sí participaban en el acuerdo (si se compra en supermercados, claro... como bien dices, la gran ventaja estaba en el control de los canales de distribución).

Y estoy completamente de acuerdo con que a muchos empresarios (siempre hay que suponer que existen honrosas excepciones) les gustan las regulaciones y no la libre competencia. Me consta. Por ejemplo, uno de los grandes carteles, pero que está absolutamente legalizado, es el del cabotaje marítimo, donde POR LEY se prohíbe hacerlo a naves con bandera extranjera; en la práctica eso significa "empresas chilenas", aunque la misma restricción deja fuera a los buques con banderas de conveniencia que son propiedad de las mismas navieras chilenas. "El que tenga oídos, que oiga"...

Cuando algunos gobiernos tímidamente han intentado quitar esas restricciones, o sólo relajarlas un poco, salta de inmediato la jauría hidrofóbica completa a decir que el mundo se va a acabar, apoyados por los trabajadores, por supuesto (normalmente son la primera línea de defensa).

Recuerdo que, por ahí por los años 2010 a 2012, el gobierno de la época sacó un paquete de medidas económicas, conocidas como "Agenda de Impulso Competitivo", entre las cuales estaba la apertura del cabotaje y la eliminación de la cuota fija para agentes de aduana. La reacción fue feroz y finalmente no se hizo NINGUNA de las medidas. Guess who...


Saludos,
El triministro.

13 de noviembre de 2015, 11:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Miguel, lo que dices no tienen ningún sentido, el papel tissue no tiene por que valer lo mismo que en Alemania o cualquier otra parte, son mercados distintos y sería rarísimo que valieran lo mismo, yo que vivo en la frontera puedo ver todos los días esas diferencias de precios. Por ejemplo en Arica mi porquería de casa, que está a medio terminar y en un barrio ahí nomás, la podría vender sin problemas en 80-100 mil dólares (mi ex vecino vendió la suya que es muy parecida en ese precio) ¿Sabes que con esa plata te compras un departamento estupendo en un condominio en Miami? Así, hay toda clase de diferencias porque los precios dependen de los mercados en específico. Los tomates en Arica en verano se pueden comprar a US$ 0.20 el kilo o menos incluso por caja ¿eso significa que en el resto del país donde pueden valer 10 veces más están todos coludidos?, es absurdo.

La comparación que tu haces de "precios promedio" tampoco tiene sentido por las variabilidaddes de 100% o más entre el más barato y el más caro, lo que solo indica que son mercados que funcionan perfectamente. Lo anormal sería que no existan precios altos, siendo Chile probablemente el país más caro de América del Sur, entre otras cosas porque tiene los mayores ingresos promedio. O sea, nada que ver tu ejemplo.

13 de noviembre de 2015, 11:26

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Triministro, las barreras de entrada legales le encantan a las grandes empresas y a los políticos, pero todo el mundo está muy piolita con eso. La ley que prohibe el cabotaje de naves extranjeras (bajo amenaza del poderoso gremio de los camioneros para empezar) es uno de los muchos ejemplos escandalosos de arreglín entre políticos y empresarios.

No son más regulaciones las que se necesitan, todo lo contrario, lo que se necesita es que desaparezcan las regulaciones, que la Fiscalía NAcional Económica, inútil y nociva para el libre mercado baje la cortina y que manden a toda la manganada de parásitos y picapleitos (muy bien pagados por cierto) para la casa. Esos "defensores" de la libre competencia son los que le hacen más daño, al final terminan como un brazo armado del gobierno de turno, protegiendo a sus amiguitos, como siempre.

13 de noviembre de 2015, 11:32

 
Anonymous Anónimo said...

Hubo hartas cosas simpáticas en esa discusión. Por ejemplo, los camioneros casi no se inmutaron con el tema: los que más gritaron fueron los sindicatos de tripulantes de naves chilenas y obviamente los navieros beneficiados (pero más piolita). A nivel gremial, a muchas navieras chilenas les convenía mucho esa apertura, porque no tienen buques con bandera chilena (!). Ejemplos: la Sudamericana de Vapores (CSAV) y la Compañía CHILENA de Navegación Interoceánica (CCNI); de este modo, se omitieron de la discusión, para no quitarle el piso a los que sí tenían intereses.

Es un tema bien entretenido y da para largo.


Saludos,
El triministro.

13 de noviembre de 2015, 11:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sobre el cabotaje he escrito varias veces acá mismo, por ejemplo en
http://bradanovic.blogspot.cl/2010/04/el-individualismo.html
Lo mismo Gabriel Abusleme en
http://abusleme.blogspot.cl/2006/07/ariqueos-vs-ariqueos.html

Es un tema increíble, escandaloso diría yo.

13 de noviembre de 2015, 11:54

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Cuando liberaron los precios, los empresarios estaban horrorizados.

La llamada 'derecha económica' no le gusta libre competencia. Por eso, apoyaron a Bachelet. Y antes dijeron 'Los empresarios aman a Lagos', quien fue él que creo los oligopolios al eliminar el decreto, que los llevaba a la cárcel.

13 de noviembre de 2015, 13:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La idea de penar con cárcel el "delíto" de colusión es una de las cosas más ridículas, ignorantes y demagógicas que existen, en eso Lagos hizo lo correcto y lo defiende hasta hoy, esa idea solo se entiende por la extrema ignorancia/estupidez de la gente común

13 de noviembre de 2015, 13:31

 
Anonymous Renzo G. said...

Por qué supones capaces de pensar a derechistas? Un derechista no piensa, solo lee gráficos y estadísticas.

14 de noviembre de 2015, 19:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Naa, todos somos capaces de pensar, derechistas e izquierdistas y la estupidez (o sea pensar equivocadamente) está distribuída de manera bien pareja en todo el espectro ideológico

15 de noviembre de 2015, 02:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas