Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Domingos ariqueños: medicina en la U de Tarapacá

domingo, 20 de diciembre de 2015

No hagas tus necesidades donde mismo estás comiendo
Hoy iba a despotricar contra la Universidad de Tarapacá, pero mejor que no. Mal que mal yo estudié allá y todavía tengo algo que ver con ella. La vi nacer en diciembre de 1981 como estudiante cuando se fusionaron las antiguas sedes universitarias de la Católica del Norte con la Chile, en fin, tengo muchas razones para quererla, y de verdad le tengo un cariño enorme tal como se quiere a un padre feo y con defectos. No podemos renegar de nuestra familia ni de lo que somos, yo soy en buena parte producto de la UTA, con todas sus virtudes y defectos. Pero tampoco puedo ser ciego.

Mejor comentaré de manera positiva -aunque crítica- la decisión de abrir la carrera de medicina que empezará a dictarse en uno o dos años. Partamos por el diagnóstico:

Arica no es buena plaza para un médico
El diagnóstico dice que faltan médicos especialistas en nuestro hospital público y en los consultorios municipales. Resulta que a los especialistas formados en otras regiones no les interesan establecerse en Arica porque consideran que económicamente no les conviene. Es así de sencillo, solo unos pocos médicos buenos con especialización se quedan en la ciudad, como los dos doctores Aguirre y un puñado más que son enamorados de la ciudad y prefieren la calidad de vida a costa de un pasar relativamente modesto para la profesión. Lo mismo ocurre con dentistas y oftalmólogos, hay poquísimos.

La razón que Arica no sea una buena plaza es bastante obvia: vivimos a 60 kilómetros del Perú que históricamente ha tenido un costo de vida mucho más bajo, por lo tanto los precios de todo son más bajos y se ha creado una enorme industria de servicios médicos y dentales destinada a atender a los chilenos. Se hacen muchas bromas sobre el "doctor Tacna", pero la verdad es que hay buenos y malos igual que en Arica, no existen los médicos infalibles y la tradición ariqueña de recibir servicios médicos en Tacna a un menor precio será inmutable. Por otra parte la mayoría de los médicos peruanos son muy hábiles comercialmente, saben cobrar y por un precio ridículamente bajo enganchan a sus clientes, luego van recogiendo la línea. La sabiduría comercial del aimara, que los chilenos estamos a años luz de alcanzar.

Además, igual que en Chile, se pueden encontrar médicos excelentes a precios mucho menores y los ariqueños por prueba, error y recomendación boca a boca llegan a conocerlos, como ocurrió en mi caso con el dentista Gonzalo Lostaneau (ya retirado) y con el dermatólogo doctor Sakuray, a quien siempre recomiendo.

En estas condiciones nunca será atractivo para un especialista joven establecerse en Arica, es la peor plaza de Chile donde venir, por la cantidad limitada de establecimientos públicos para hacer "horas" y la enorme competencia de la medicina privada en Tacna.

Que pasará con los médicos egresados de Arica
Primero, una escuela de medicina nueva tendrá restricciones de presupuesto obvias, por más que la subsidien tardará muchas décadas en entregar médicos con competencia parecida a los de las grandes universidades de Santiago, si es que llegan. ¿Quienes serán profesores? No enseñarán profesores tipo Aboitiz ni existirán los más de mil docentes de prestigio que enseñan ad-honorem en la Universidad de Chile. Lo más seguro es que traerán un par de "nombres" para hacerse cargo de cargos directivos y las clases las harán médicos locales, que sean políticamente correctos y no pongan nervioso al rector de turno. Es decir, casi todos los buenos médicos locales quedarán excluídos.

Esto no es malo per-se, toda nueva facultad parte con cuerpos docentes más o menos famélicos y presupuestos limitados, sería aceptable partir en el modo "echando a perder se aprende" en el caso que se tratase de una necesidad urgente de la región, que genere una alta demanda local de profesionales. Pero no es el caso de Arica. En nuestra ciudad, los médicos egresados se largarán en cuanto les sea posible a establecerse en ciudades más rentables, desde Iquique al sur, eso se los doy firmado, no existirá ley que pueda evitarlo. Estaremos subsidiando a un costo enorme a un pequeño grupo de egresados para que se vayan a forrar en plata a otra parte.

Carreras sin futuro
Una de las cosas más difíciles de predecir es el futuro que tendrán las profesiones. Muchas carreras universitarias son creadas porque a algún iluminado se le ocurrió que era "la carrera del futuro" de acuerdo a algún crecimiento accidental de la demanda. Así pasó a principios de los años setenta con la carrera de ingeniería electrónica, a la que yo entré a estudiar en 1978. En esos años era una carrera mucho más "segura" que medicina o derecho, era la carrera del futuro y de las armadurías existía una demanda enorme por ingenieros electrónicos. Pero la electrónica cambió y hoy se forman en una de las especialidades de la ingeniería más difíciles que existen, profesionales que terminan haciendo trabajos administrativos.

Ha existido muchas veces esa percepción equivocada en cuanto a las necesidades del mercado laboral que ha llevado a crear carreras de informática (que teminan como programadores, armando o reparando PC), ingeniería comercial (que terminan como vendedores de créditos en los bancos), ingeniería en minas (que empiezan estudiando las piedras y terinan pateándolas), en fin, hay muchos ejemplos. Es imposible predecir el futuro laboral, pero antes las universidades trataban deresponder de manera rápida -con carreras de 4 años- a necesidades urgentes del mercado local, así se aseguraban que quedaran trabajando en la ciudad. Luego llegó la locura de las "carreras del futuro" y todo eso se fue al diablo.

En fin, yo le veo un futuro oscuro a la futura Escuela de Medicina de la UTA. Medicina es una carrera muy difícil, larga y sobre todo demandante, los pocos estudiantes locales que tienen dedos para el piano como futuros médicos, mejor que los becaran a la Universidad de Chile y luego los mandaran a sacar un postgrado a la John Hopkins en Maryland, el estado -más bien nosotros, los contribuyentes- ahorraríamos mucha plata y formaríamos médicos mucho mejores que en una escuela local de medicina. Al menos esa es mi opinión.

Carreras con futuro
Y si me preguntan por nuevas carreras, me basta mirar un poco alrededor y ver como se está construyendo. Yo apostaría en corto plazo por construcción civil, arquitectura e ingeniería civil en obras civiles, a una fracción del costo de medicina.

Y si me apuran más todavía yo pondría todas mis fichas en una buena Facultad de Arte y Estética, a partir de la actual Escuela de Diseño Multimedia con carerras como diseño, arquitectura, música, una buena escuela de teatro universitario, pintura, escultura e historia del arte. No hay nada que cree más valor que las carreras artísticas y son las más baratas de implementar. Pero eso es para gente con visión estratégica, capaz de darse cuenta para donde irá la micro en unos años más. Para la gente que tenemos hoy eso es chino o una fantasía ridícula, que mejor prueba de que se trata de una muy buena idea.

20 Comments:

Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

No puedo dejar de meter mi cuchara y no voy a ser breve. Cuando escucho hablar de la Escuela de Medicina en Arica me dan ataques de lipiria calambienta y eso desde hace como 30 años o más cuando un colega masón enfermo de figurón y sin ropa para ser tan ambicioso quiso crear la carrea en la antigua y rasca Universidad de Chile-masónica de Arica. En buena hora yo tenía harta ropita en Santiago y paré seco a esa estupidez.

Sigue siendo una estupidez por las razones que expusiste y muchas otras que omito porque basta con ellas. A un costo inmenso, con mucha suerte y poco-honestos pactos con el diablo y muchos demonios conseguirían sacar unos 20 médicos rascas en 7 años y como no tienen cómo quitarles lo rasca (es obvio que el sistema de salud de Arica no puede hacerlo, ni siquiera con el enorme porcentaje de rascas nacionales jóvenes y la casi inmensidad de los extranjeros no especialistas y sí dejo claro que entre los ecuatorianos hay varios médicos buenos, pero poquitos y ya especializados), no podrán luchar contra el predominante (no globalmente incluyente) rasquerío de Tacna y migrarán a hacer daño a otra parte.

Pero hay algo en lo que estoy absolutamente en desacuerdo contigo. En Arica NO FALTAN médicos y, dada nuestra singular forma de vida, el temita del número de médicos por habitantes no es válido para nosotros (otro tema que no fundamentaré). Y si es que faltan especialistas, son situaciones muy puntuales en algunas areas del amplio ámbito de la medicina y otras que tienen tan escasa demanda que un super-extra fraccionado "especialista" no se justifica ni puede sobrevivir con una población de menos de 300.000 habitantes. Tal vez en Tacna sí, porque allí, con gloriosas excepciones, es la farsa lo que predomina (en Arica es la ineficiencia la que manda).

Ditto, en Arica hay un complejo problema de ineficiencia. El fisco no funciona bien y los consultorios municipalizados fueron el veneno de medicina ariqueña y de las ciudades no-grandes de Chile (fea caída de tu ídolo Pinochet, pero peor la de los zurdos que la han mantenido por un par de décadas). Y en el área privada los médicos "generales" tienen (en general, poquitas dignas excepciones) tal falta de conocimientos y tanto amor por lo bonos Fonasa que uno no puede encargarles que manejen, por ejemplo, a un diabético en forma integral, como director de orquesta y con cierto nivel de conocimientos para que recurran oportunamente al especialista sólo ante situaciones que se escapan de la rutina. No, eso no se puede ni aquí, ni en Iquique ni creo que en todo el país por la mala calidad de los que egresan y se quedan con el"cogote pelado", con lo que creen que aprendieron y que de nada sirve si no hay un servicio clínico (pediatía, medicina interna, ginecología-obstetrica, cirugía-traumatología-urología [aquí excluyo a no-sé-si-todos los ecuatorianos que invadieron a la especialidad]) que te apoye, te corrija, te ayude, te muestre las buenas o malas consecuencias de tu gestión. Eso ya NO EXISTE en Arica y es una aberración, es transformar al médico de cabecera en un ente que daña por omisión, agurria o simple ignorancia ¡Cuántos médicos "generales" y cierto supuesto "especialista" ecuatoriano emiten recetas de polifarmacia sin siquiera tocar a quien los consulta por un dolor abdominal! (y podría pomer miiiiiiles de ejemplos más).

Sigue...

20 de diciembre de 2015, 15:09

 
Anonymous Renato Aguirre Bianchi said...

Pues eso mata a los buenos especialistas, pues en vez de derivar la rutina a los mádicos generales, tienen que quedarse atados al paciente crónico que sólo necesitaría muy de vez en cuando recurrir a él. Y así se atiborran de horas pedidas hasta con meses de anticipación y cuando otros especialistas necesitamos que nos ayuden con un caso que se escapa de nuestro ámbito, pues no hay caso, están todos colmados de consultas intrascendentes. Los cirujanos, quienes practicamos la más compleja y amplia especialidad de la medicina, no tenemos ese problema de atochamiento porque no podemos permotírnoslo en aras de la decencia y porque sólo somos un accidente en el tránsito de la vida de un paciente. Y debo decir que en Arica hay por lo muy menos 6-7 cirujanos que ya los quisiera tener el resto del país. Yo mismo me he operado 2 veces en Arica y si a principios de este año tuve que recurrir a Santiago para una compleja cardiocirugía se debe, en parte, porque yo mismo, cuando era Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital, me negué y opuse enérgicamente a los intentos de colegas militares con poder que desubicadamente querían instalar un servicio de cardiocirugía encabezado por mí. Ese tipo de cirugía, al igual que las escuelas de medicina, debe concentrarse sólo en ciudades grandes con una gran demanda porque el "operador" ocasional no tiene espacio decente en la medicina moderna. O sea, no confundir cirugía compleja de poca demanda (es para Santiago, Valparaíso, Concepción, etc) con cirugía compleja no precisamente excepcional, la cual en Arica se puede hacer de manera tanto o más eficiente que en los lugares mencionados (eso sí que quisiera que alguien me obligara a fundamentarlo). Por ahora, remítanse a una cauta descripción de cómo los militares destruyeron la gloria de la cirugía ariqueña y un peculiar masón trató de hecharle tierra a esa prolongada instancia y glorificarse a sí mismo, en https://www.facebook.com/notes/renato-aguirre-bianchi/el-servicio-de-cirug%C3%ADa-del-hospital-juan-no%C3%A9-entre-los-a%C3%B1os-1972-y-1984/876226905744440?pnref=lhc

Y bueno, que la Universidad le aporte unos cuantos medicuchos (porque eso es lo que evacuarán) a la ciudad, no hará más que empeorar ese círculo vicioso.

En resumen, hay un inmenso error del estado (incluye municipalidades) en la política de atención primaria de los pacientes no privados. En lo privado, el tal vez 60-80% de los médicos "generales" cuya pega es trascendental para mantener el equilibio, es tan deficiente, a menudo tan angurrienta e irresponsable, que liquidan a todo el sistema.

Gracias por el piropo, pero los 2 Aguirres no somos ninguna excepción. Para no tener que diculparme ante un olvido no los identificaré, pero tenemos traumatólogos, internistas, cirujanos del área fiscal, y otros especialistas DE LUJO. Nadie de mi descendencia ni de mi extenso ámbito familiar (3 matrimonios, igual número de suegr@s, 7 hijos o hijastros, 2 nietos, caleta de otros parientes cercanos) ha nacido o se ha operado o ha necesitado recurrir a colegas de Santiago. Tampoco varios anestesistas, esposas de colegas especialistas y etc. Conocemos bien las fortalezas y debilidades de la medicina ariqueña y si fuera creyente le agradecería al cielo lo que el Dr. tal o cual ha hecho cuando algunos de mis seres queridos estaban en graves aprietos, a la vez que muchos de nosotros vivimos angustiados al constatar el daño que una inmensa mayoría de los médicos no especializados y otros "peudo" y/o falsamente "especialistas" le hacen a la comunidad.

20 de diciembre de 2015, 15:27

 
Anonymous r said...

Todo eso se arregla volviendo a barajar el naipe, siendo las autoridades honestas y sólidas en sus apreciaciones, teniendo poder y visión y siendo dignos, o sea no dependientes de la política y los buitres que la pululan. La solución es fácil de planificar, pero ya casi imposible de aplicar. La escuela de medicina de la U. de Tarapacá es sólo una espina más en el zapato y un grandioso agujero en el bolsillo. Pero será una fuerte aunque efímera dosis de endorfinas para el ego de ciertos personajes. Maldita sea, antes eso era privativo de los masones de la U de Chile-Arica, pero ahora eso se ha extendido al ámbito de lo "normal" con más "eficiencia" que el SIDA...

20 de diciembre de 2015, 15:28

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Que bueno contar con la opinión de unod enuestros grandes médicos en este humirde Templo del Ocio, es un lujo que agradezco. El comentario cubre casi todo el problema, solo haré unas apostillas.

Oiga doctor, no me golpee a mi Capitan General -sin pecado concebido- porque eso es como pegarme a la altura del paracaídas de emergencia pero sin paracaídas puesto. Grande don Augusto José Ramón. Dicho esto es cierto que la salud y educación municipalizada fueron dos enormes fracasos. Yo creo que es porque fueron diseñados para alcaldes honestos y eficientes, no la banda de ladrones y payasos que ocupan o ambicionan ocupar el preciado sillón, al principio las alcaldías las ocupaban los chupamedias de la Secretaría de la Juventud, lo peor que tuvo el Gobierno Militar y que terminaron refugiados en la UDI, en fin, don MAnuel Castillo Ibaceta fue la notable excepción.

Mi opinión sobre buenos y malos médicos ya la he escrito antes, creo que la medicina en el mundo pasa por un mal momento, porque la gente está cada vez más aterrorizada con la muerte y las enfermedades, al tiempo que somos cada vez más ricos (aunque no nos demos cuenta) eso abre una oportunidad de negocio enorme. Para mi un buen médico es el que tiene una buena filosofía de vida, anima al paciente y -en la medida de lo posible- lo repara. Pero la mayoría de las personas creen que ser sano y curarse de enfermedades es solo cuestión de lucas "la mejor medicina que el dinero puede comprar", tal vez sea así, yo lo dudo porque hasta los más millonarios terminan poniéndose el terno de palo. No hay manera ni lucas que valgan.
Creo que los malos médicos son solo producto de los malos enfermos, que han incentivado toda esta burbuja de tratamientos costosos.

100% de acuerdo con el problema de la ineficiencia de la salud pública, en Chile es espantosa. Lo peor es que bastaría con n puñado de buenos administradores y control férreo sobre los grupos de interés, claro que es más fácil decirlo que hacerlo.

Hola r, en estos tiempos poner "autoridades" y "honestidad" en una misma frase es un oximoron, una contradicción cási biológica como dijo el Chicho Allende. Efectivamente, en Arica parece que hay una epidemia de egos hinchados, especialmente entre los políticos y autoridades, difícil que legue a controlarse

20 de diciembre de 2015, 16:02

 
Blogger Frx said...

Si en muchas regiones lo que busca la gente es irse para Santiago, son pocos los casos que no.
Curiosamente yo también habría apostado por carreras artísticas, después de todo en esa área igual hay auge ya sean en industria de la animación o los videojuegos.

20 de diciembre de 2015, 16:25

 
Anonymous Wilson said...

Tal como vamos especialista en impuestos parece ser una profesion con futuro, habra demanda creciente y son pocos. Claro salvo que la galla deje de pagarlos...

20 de diciembre de 2015, 17:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

FRX si, el arte clorece cuando la sociedad se enriquece y hoy somos más ricos que nunca antes en la historia, aunque ni nos damos cuenta.

Wilson, si no queremos pagar impuestos com mayor razón es indispensable el especialista. Por eso a mi contador yo lo tengo en un altar ¡hasta trabajo para él cuando me los pide!

20 de diciembre de 2015, 17:52

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Creo que los árboles no les dejan ver el bosque. La facultad de medicina de Arica servirá principalmente A LOS SUREÑOS, los que no quedaron en otra universidad, algunos de los cuales parten a Bolivia, Argentina o Uruguay a cumplir su sueño (o el de sus mamás). Esas docenas de jóvenes serán más médicos para Chile, y que mientras estén estudiando en Arica elevarán varios promedios que aquí es urgente mejorar. Dejen que lo bueno llegue a Arica.

20 de diciembre de 2015, 18:10

 
Anonymous Anónimo said...

Practicamente todas las carreras tienen futuro, conozco un par de sicologos de la usach que les ha ido la raja. Y carreras como electronica, computacion y otras similares, aun mas. En gringolandia los programadores estan entre las carreras mejor pagadas. Etc. S

El problema es otro. Chile es un mercado pequen~o, bastante alejado y muy poco diversificado. Ademas hay trabas culturales, politicas y economicas a la "innovacion y emprendimiento". Todo sso hace que basicamente la gente estudia para trabajar en algo muy especifico, en vez de usar esos conocimiento para abrir nuevas avenidas.


Mi consejo mirando mis exitos y fracasos: Estudiar lo que te gusta y tratar de desarrollarte a partir de eso.

Algunas cosas que hacer

- Ocupa bien el tiempo en la Universidad, aprende, has cursos de otras carreras (ojala de manera formal, e.g. minors), has amigos y contactos

- Empieza con practicas desde lo mas temprano posible.

- No te preocupes tanto por las notas o cuanto te demoras en sacar la carrera, preocupate por aprender y adquirir experiencia. Trata de no echarte cursos, eso si.

- Trabaja, incluso antes de la Uni. Trabajar en lo que sea para aprender el valor del $$. Y darte el lujo de gastar tu dinero en lo que te gusta.

- Has uno o dos semestres de intercambio, o anda a hacer un master/Phd afuera, o por ultimo has un viaje largo por cualquier parte. Mira, escucha y aprende como se hacen las cosas en otras partes.

- Vive solo, al menos por un tiempo, aunque pases peladurias

- Aprende idiomas, al menos ingles, pero otro tambien sirve, frances, aleman, italiano, ruso, chino, japones, vietnamita o esperanto. Lo que sea.

- Antes de eso, aprende tu idioma, aprende a hablar y a escribir (yo hice clases a puntajes nacionales que no sabian escribir una carta o informe).

- Por eso mismo, lee, lee de todo, reportes tecnicos, wikipedia, filosofia, ciencia ficcion, la condorito, el blog de bradanovic, etc. Lo que sea pero lee. Tambien escucha, siempre se aprende algo.

- Aprende a manejar computadores, que estudies agronomia y te la pases entre chanchos y choclos no es excusa. Cada vaca va a llevar un computador en el lomo en el futuro.

- Ten hobbies, ojala alguno que se pueda mezclar con trabajo, no solo disfrutas mas el trabajo pero tambien lo puedes enriquecer. Los sicologos que hable arriba, se conocieron en una clase de yoga y ahora mezclan el yoga y la sicologia. Adivinan cuanto cobran. A otro amigo se salvo del hambre gracias a su guitarra cuando no le llegaba la beca.

- Disfruta la vida

Por supuesto que nada de eso garantiza el exito, pero te va a ayudar a que te distingan del resto o a valerte por ti mismo en otros casos.

MV










20 de diciembre de 2015, 18:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah claro Miguel. Al hablar de "carreras del futuro" me refería a la absurda idea que obtener ciertos títulos garantizan escalar socialmente y tener prosperidad económica. Eso no existe, como dices no hay garantías para nada. Y lo mejor que alguien puede hacer es estudiar lo que le guste y le divierta, disfrutar de la vida es lo principal sin ninguna duda. Excelentes consejos.

Ahora esto tiene otra arista que es el "valor social" que le atribuyen a ciertas profesiones, es decir lo que algunos iluminados suponen que es "lo que necesita la sociedad", siempre se chingan, eso si que me consta.

20 de diciembre de 2015, 18:49

 
Anonymous Carlos said...

Me encanta cuando pones el dedo en la llaga, Tomás, y tan bien puesto.
Saludos

20 de diciembre de 2015, 19:14

 
Blogger EDO said...

Medicina en chile aun es grito y plata ya que la mafia del colegio de medico controla los egresados en las disntintas especialidades por ende la oferta de medicos siempre sera menor a la demanda.

Sabian uds que Medicina es perdida economica en todas las ues?....todas las ues salen para atras dictando medicina pues a lo caro de los insumos, hay que sumarle los honorarios de profes, pagar para que te pasen un recinto medico, ademas de infraestura y demases. Solo vean el caso de la USACH cuando abrio medicina hace muchos años...siempre tuvieron la carrera a medio morir saltando hasta estuvo a punto de ser cerrada junto a locologia y periodismo. Este año abrieron kinesiologia pa cagarla mas. Otro caso es la PUC que tuvo que vender sus clinicas para salvar el deficit. El costo de estudiar medicina es muy alto sino vean los aranceles que empezaran a cobrar ues como la UDD.

Sobre las carreras de electronica e informatica hoy en dia el curriculo completo se encuentra en EDX, COURSERA...si este pais fuera como USA, SINGAPUR te forras de una con esas carreras pero como estamos en chilito no mas empezaria a dudar...eso.

20 de diciembre de 2015, 19:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Carlos, es que acá en Arica parece que no usan mucho la neurona. Debe ser el agua con boro, si la cuestión es re-evidente!

20 de diciembre de 2015, 20:20

 
Anonymous Anónimo said...

Arica no tiene ningún médico destacado. La formación de la nueva escuela es un gran avance para la ciudad y la calidad de esos profesionales será buena. La usach apoyará la formación. Lo No necesariamente los médicos que estudiaron en stgo son los mejores. Yo creo que el mercado cautivo que tienen algunos médicos en Arica con se terminará. Hay que documentarse más respecto de la carrera

20 de diciembre de 2015, 23:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¿Arica no tiene ningún médico destacado?
Vaya, leí hasta ahi nomás y me fui a ver otra cosa. Saludos

20 de diciembre de 2015, 23:13

 
Blogger Gaston Fernandez Iglesias said...

Pucha!, el único, que aunque no se identifica, corre conmigo, y el jefe lo apabulla. No hay salud!

21 de diciembre de 2015, 05:19

 
Blogger Claudio Lagos said...

teniendo un poco de experiencia en atenciòn primaria, en santiago, quiero agregar lo siguiente: muchas veces los mèdicos ( y dentistas en mi caso) se ven atados a problemas derivados de la administración, por ejemplo, aunque las canastas GES y las guias clinicas recomiendan o dictan protocolos a seguir, los insumos no estàn...entonces, por ej, qué pasa con el diabético que necesita varias hemoglobinas glicosiladas en un año pero resulta que solo hay disponibilidad de 1 al año???
tambièn las famosas metas que pone el MINSAL para "asegurarse" de la productividad de los trabajadores, han atentado contra el modelo de salud que el mismo MINSAL intenta promover, es decir, no dejan horas para realizar educaciones y seguimientos de poblaciones para evitar que se enfermen y por ende, tengan que ir a "especialistas".

22 de diciembre de 2015, 10:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claudio, toda la razón. La organización de la atención primaria es una completa locura, de la atención compleja también pero yo diría que es mucho menos mala porque pese a su nombre, administrativamente el manejo de los hospitales parece un poco menos complicado que el de los consultorios. Hay unas ineficiencias enormes en todo el sistema como las ya descritas también por el doctor Aguirre.

Creo que si externalizaran todo puede que salga más barato, aún si las clínicas cobraran a precio de oro. Y sin duda sería más eficiente.

22 de diciembre de 2015, 10:53

 
Blogger Claudio Lagos said...

Hay consultorios que en manejo de fichaas, citaciones, etc son muchos mas ordenados que los hospitales. Tambièn con el respeto de las horas contratadas, ya que en muchos hospitales los médicos son los únicos que aun no tienen que poner el dedo para marcar y solo firman, con los chanchullos que se han mostrado por la prensa (ej, salen a las 13 del hospital pero magicamente a las 12 ya están en la clinica o la consulta).
respecto a las externalización, siempre debe ser cuidadosa, ya que sobre todo en procedimientos médicos, la variable "paciente" es muy relevante, ej: historias de compra de servicios para operar caderas por el GES, en que el paciente tuvo algun problema y nadie responde por ello, quedando peor que antes.

26 de diciembre de 2015, 16:10

 
Anonymous Anónimo said...

Porqué arica no tiene oncologo. Cuántos cardiciruganos hay. Cuántos traunatologos se fueron a arica ya que en stgo les fue mal. Etc. Cuántos endocrinólogo existes. Neurocirujanos. Etc. La atención primaria por ley es municipal y no depende del servicio

4 de enero de 2016, 00:26

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas