Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Esto si que es maldad

jueves, 14 de abril de 2016

¿Que pasaría si a los estudiantes de educación básica y media no se los evaluase y fuesen promovidos de curso solo cumpliendo con un porcentaje de asistencia? Pocos se dan cuenta, pero esto que parece un disparate es lo que se hace en la práctica en Chile y en muchos países del mundo. Es consecuencia de una ideología que se ha venido abriendo camino más o menos desde los años noventa, llamada la "inclusión social", que es fuertemente promovida por organismos internacionales.

En palabras simples, la inclusión social apunta a eliminar la selección y competencia, puesto que la considera injusta y excluyente. Esta ideología dice que, como existen "desigualdades de inicio", cualquier sistema basado en selección y competencia resulta injusto, por lo tanto una educación inclusiva debe promover a todos los alumnos de manera independiente a su aprendizaje y rendimiento académico.  

Leí por casualidad un reportaje de El Mercurio sobre el alto rendimiento de un liceo municipal de Ñuñoa, cuyos alumnos superaron al Instituto Nacional en los puntajes de Prueba de Selección Universitaria. Nada muy novedoso, solo que se destacaba como al dar autonomía a los directores los liceos de Ñuñoa habían mejorado mucho sus resultados de rendimiento académico en pruebas estandarizadas como SIMCE y PISA.Lo que en realidad me llamó la atención fueron los comentarios de algunos lectores, como por ejemplo este:

"Yo hice una práctica ahí. Los niños son máquinas. A los nuevos les hacen como 6 pruebas de Nivel al año. Ensayos Simce obligatorios cada semana fuera del horario de clases. Sistema piramidal, que va eliminando a los que se van quedando atrás, división de los alumnos por rendimiento (lo que se marcaba con la letra del curso. Es decir, el A era el mejor, el B un poco menos...etc) y estigmatización de los niños que estaban en el curso de la letra menos aventajada, niños que sabían que serían "eliminados" del colegio. Muchos se iban a mitad de año porque no aguantaban la presión. Además hacían prueba de selección. ...Así cualquiera tiene puntajes nacionales. Hagan lo mismo con niños que cueste que aprendan y los motiven y saquen de su flojera y ahí los aplaudo"

O este otro:
"Yo tuve un buen puntaje PSU. Pero en la media tuve problemas y tenia un bajo rendimiento e incluso repeti 3ro. En estos colegios de "excelencia" me hubieran echado. En el mio me apoyaron y pude mejorar. Buenos puntajes no es sinonimo de buena educacion"

Me asombra esa manera de pensar. Es cierto que buenos puntajes no es sinónimo de buena educación, pero mucho más cierto es que malos puntajes son invariablemente una muestra de mala o ninguna educación, partiendo por una tendencia al esfuerzo nulo, donde los alumnos de mal rendimiento se quedan esperando que algún otro resuelva sus propios problemas. ¿Quien no ha visto a esos padres que van furiosos a reclamar al profesor por el mal rendimiento de sus hijos?

Los resultados de la educación inclusiva los venimos viendo hace tiempo: una gran masa de mediocres, flojos y quejumbrosos que "exijen" vanamente al gobierno y se quejan con amargura contra la sociedad y el modelo por sus desventuras, las mismas que son inevitables, por su incapacidad de hacer nada útil.

Pero hay un segundo resultado todavía más inquietante: un pequeño grupo de padres más vivos, no se tragan el cuento de la inclusión y -con el dolor de su bolsillo- pagan para que sus hijos vayan a esos colegios particulares, moledores de carne, donde la competencia y la selección son feroces. Habiendo tal masa de inútiles y amargados producidos por la educación inclusiva, a estos otros, que se formaron en educación exclusiva, les resulta mucho más fácil acaparar lo mejor, en terminos laborales y de vida.

Si se hacen pruebas ridículamente fáciles y todos aprueban los cursos casi por presencia, como es la tendencia que los gobiernos vienen promoviendo de hace varias décadas, esto tiene varios resultados lógicos e inevitables:

1-El nivel de aprendizaje también cae a su mínimo. El segundo comentario que decía que tuvo buen puntaje en la PSU pese a que tuvo bajo rendimiento e incluso repitió un año me merece una reflexión especial: aunque no especifica si llegó a titularse en la universidad, en el caso que lo haya hecho es muy probable que sea uno de los miles de profesionales malos que van de tumbo en tumbo, quejándose por la basura de trabajo que apenas logran conseguir.

2-La idea que los profesores deberían "apoyar" y "sacar de su flojera" a los alumnos, por medio de alguna especial clase de persuación es absurda, porque los alumnos son racionales y si saben que pueden aprobar sin esfuerzo jamás se esforzarán. Ni yo, ni nadie con dos dedos de frente lo haríamos.

3.-Los mejor dotados intelectualmente se amoldarán al esquema del mínimo esfuerzo convirtiéndose en unos pillos mediocres, la mayoría de estos son los que se ganan la vida en la política. Los peor dotados obtendrán certificaciones por habilidades que no tienen y se quejarán el resto de su vida porque nadie valora sus diplomas, esos son los que salen a protestar y los hacen cholitos cada dos o cuatro años, en las elecciones.

Eliminar la selección y la competencia se convierte -de manera inevitable- en un desperdicio de talentos y una fábrica de mediocres, es lo lógico porque los seres humanos respondemos a los estímulos e incentivos y solo la exigencia y la competencia nos puede incentivar a mejorar.

La inclusión social es una de las ideologiás más venenosas que hoy existen, porque perpetúan el fracaso de manera mucho más efectiva que la feroz competencia liberal. Le han vendido al pueblo la falsa idea que con educación masiva y entrega incondicional de diplomas todos serán millonarios y famosos, esa es la estafa más grande que existe. Solo vayan a Cuba para que vean como los médicos o ingenieros nucleares ganan más plata ordeñando vacas o manejando un taxi.

Creo que el legado del gobierno de la presidente Bachelet será la estafa, la venta de promesas falsas disfrazadas de "bien público" y que en el fondo han sido pretextos para enriquecer al grupito que tiene el poder. Bachelet ha estafado muchas veces a los chilenos, con la reforma tributaria, la reforma laboral, la reforma a la constitución y tantas otras cuchufletas para esconder el provecho propio detrás de un supuesto "bien público", pero la estafa más malvada y mala leche es la que están haciendo en la educación.

Están condenando a los pobres porque al eliminar la meritocracia los ricos seguirán mandando a sus hijos al Nido de Aguilas o cualquier otro colegio de altas exigencias, pero le están quitando a los pobres la oportunidad que tuve yo, de ir a colegios públicos competitivos y exigentes. Esto si que es maldad.

14 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ojo, que el Instituto Nacional era famoso exactamente porque era una 'moledora de carne' y el mayor reclamo es que nadie nunca se sacaba un siete.

14 de abril de 2016, 13:00

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahora de vuelta a ser una fábrica de mediocres, resentidos y lo que es peor...activistas de la política del fracaso

14 de abril de 2016, 13:20

 
Blogger EDO said...

El peor problema es que pasan a cabros de curso y el resultado es que en 4 medio tenemos a una persona con conocimientos y habilidades de niño de 8 años...y ni eso. Luego como no tienen el suficiente puntaje para entrar a una universidad ni un trabajo terminan pobres y excluidos del sistema.

Lo peor es que la inclusion ha llegado a las universidades en donde tenemos ues que bajan puntaje de corte, ingresan a reos a us aulas, aplican propedeticos y cosas por el estilo para dejar entrar a gente que no tiene las habilidades para estar en la universidad.

14 de abril de 2016, 14:28

 
Blogger Jose Cornejo said...

El temita este de la "inclusión social", ha traido más problemas que beneficios. De partida es incluir "por lástima" a quien no reune las condiciones para seguir a la par con los demas alumnos del curso. Aqui hay mucho "complejo de culpa" metido por la iglesia cagólica (porque de católica, Apostolica y Romana solo tiene el nombre) y el solo hecho de que un profe evalue mal a un alumno mediocre o porro y este quede expuesto ante sus pares, es un pecado.

Es por lo mismo que tenemos la clase politica que tenemos, seudoeruditos al peo, profesionales "de cartón" que jamás han ejercido sus profesiones y solo sacan sus credenciales académicas con tal de obtener un respeto que jamás lograrían en el mundo real, aun cuando tienen que arrimarse a la politica de turno y seguir bailando y haciendo el ridículo (un ejemplo es tu columna anterior)

La naturaleza, ha sido siempre sabia y al final siempre termina teniendo la razón. aun en su perfecta "coexistencia" los animales compiten por su supervivencia, quienes son los depredadores y quienes son los depredados. no existe ONG de mierda que les ponga freno... y aun asi funciona perfectamente.

Los derechos se ganan, cumpliendo los deberes. no por el solo hecho de existir. y lo que se gana, jamás se te quita, ni por decreto.

14 de abril de 2016, 14:48

 
Blogger Jose Cornejo said...

Por ultimo, y aunque suene conspiracionista: este "pequeño plan", no es más que uno de los engranes del plan maestro del zurderío gobernante. crear en el fondo una republica socialista en donde todos seremos igualmente mediocres, unos más que otros, pero mas mediocres que quienes nos gobiernen.

14 de abril de 2016, 14:50

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Tanto la derecha como la Izquierda han bajado la exigencia para entrar a las universidades, y luego se quejan como de lo que ocurrió en la Universidad de Viña del Mar.

El peor error que es que las autoridades se pongan en el mismo nivel que los representantes de los estudiantes secundarios, y que éstos últimos exijan, cuando ni siquiera están formados. Ayn Rand critico eso en uno de sus libros. A igual que el gobierno universitario, donde alumnos están en el mismo nivel que los profesores.

14 de abril de 2016, 15:22

 
Blogger Frx said...

Yo he estado en un par de colegios de alta exigencia y del último se pintaba una caricatura bien espantosa que al final no era tan así. Recuerdo que en el colegio que estaba antes era de los mateos pero aquí perfectamente podía pasar por porro, sobretodo en física y matemática. Con todo y de hecho varias veces me he preguntado si será que fui bien suertudo por todo lo que he sabido de este colegio, igual me apoyaron bastante y si bien igual pude remontar bien, igual en las asignaturas que mencioné (sobretodo física) tenía dificultades. Quizás al final depende del proceso y de las partes involucradas en el desempeño de cada alumno como por ejemplo los padres y el propio alumno. Yo igual me esforzaba aunque no me fuera bien y quizás por eso eran más buena onda conmigo, aunque me sorprende porque fue de entrada.

14 de abril de 2016, 15:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Amigos, puede que hayan conspiraciones ideológicas y cosas así, pero yo lo dudo. Personalmente creo que son intereses muy mezquinos y personales: los políticos de la NM quieren reelegirse o mantener el poder y para eso necesitan el apoyo de los gremiso, no tanto por los votos que necesitan sino por miedo a que hagan huelgas y protestas.

Creo que esa es la verdadera razón por la que han armado todo este tinglado de "ideologías" y discursos que parten por los consensos internacionales políticamente correctos (que obedecen a las mismas motivaciones pero a nivel global) pero la verdad, en mi opinión es que son fachadas para esconder los verdaderos motivos: intereses económicos de profesores que piensan que siendo empleados del estado ganarán más y trabajarán menos, intereses de los alumnos que esperan tener diplomas de mucho prestigio sin la fastidiosa obligación de someterse a pruebas o exigencia académica, intereses económicos de los padres que creen que los políticos le darán a sus hijos una educación similar a la del Nido de Aguilas pero sin pagar un solo peso.

Etc. etc. etc. Es en el fondo una estafa circular: todos se cagan los unos a los otros y al final terminan engañandose a si mismos

14 de abril de 2016, 16:57

 
Blogger Jose Cornejo said...

Ahi está precisamente la maldad en todo esto. Se estan engañando todos y cada uno, pero lo peor es que lo saben. Saben que "se los estan mandando a guardar" y aún así se dejan sodomizar.

Solo los mediocres creen que "perteneciendo al estado" ganarán más y trabajarán menos, lo cual es una garrafal mentira. los que estamos metidos en esto, sabemos que el fisco es el peor patron de todos, pues los beneficios y las ganancias las agarran solo los mediocres que nos gobiernan y ese es un circulo cerrado. el perraje mediocre con suerte agarra una migaja, y eso es mucho.

Son estos mismos mediocres quienes fijan los mediocres planes educativos para los estudiantes de basica y media, mientras los mediocres profesores con su formación mediocre, no solo entrega las materias sin preocuparse de la calidad de educacion que entrega, sino que tambien sobrecargan al alumnado con tareas para la casa (un buen profe, le saca el jugo a sus alumnos en el cole, y hace todo para que el alumno aprenda EN CLASE)

No hay nadie "que le ponga el cascabel al gato".

14 de abril de 2016, 17:35

 
Anonymous John said...

Apropósito de la mediocridad:

"..De todas formas, Chile se sitúa en el primer lugar de los países con menor brecha educativa entre los alumnos que obtienen buenos y malos resultados. No obstante, el investigador del Centro de Investigación Avanzada en Educación (Ciae) de la U. de Chile, Juan Pablo Valenzuela, dice que el puesto obtenido en la brecha puede resultar engañoso, "porque un gran número se encuentran en un bajo desempeño". "No es tranquilizante que seamos equitativos en el mal desempeño", dice el experto."

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/04/15/798179/Chile-es-el-pais-con-los-peores-resultados-en-educacion-de-la-OCDE.html


15 de abril de 2016, 11:38

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola John, es muy difícil medir cuantitativamente los resultados de la educación y creo que ni siquiera las pruebas estandarizadas como SIMCE o PISA son indicadores de calidad. Dicho esto, creo que la educación debe ser competitiva y exigente, aún haciendo evaluaciones absurdas. Esto porque en la vida real, al momento de trabajar, somos sometidos de manera permanente a evaluaciones y exigencias que también pueden ser absurdas pero de ellas dependen que tengamos para comer y satisfacer nuestras necesidades económicas.

Lo nefasto es bajar los niveles para vender la idea de un (falso) buen desempeño, "igualando" los resultados. No es el instrumento (la prueba) lo importante sino los hábitos y voluntad de superación, el espíritu de competencia que se adquiere, esa es la verdadera educación: hacer bien algo difícil, duro o aburrido.

De la misma manera que para el que se ejercita levantando pesas lo que importa no son las pesas sino los músculos que desarrolla. El ansia igualadora es lo que ha creado las actuales generaciones de mediocres, flojos, que se quejan por todo y siempre encuentran a quien echarle la culpa por sus propias desgracias.

15 de abril de 2016, 12:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Y obviamente, hablar de disminuir "la brecha" en educación como si fuera una meta es una tremenda estafa porque nos educamos para diferenciarnos, no para ser iguales. Basta que todos dejemos de aprender y ahi seremos mucho más iguales. El propósito de la educación (al menos para el trabajo) es diferenciarse y tener ventajas comparativas sobre los demás.

La "otra educación" valores y cosas por el estilo, en eso la burocracia estatal no tiene ningún derecho a meter sus narices, eso es asunto de cada uno y -a lo más- de su familia más cercana

15 de abril de 2016, 13:02

 
Blogger Ivo Jara said...

Mucha razón Sr. Bradanovic, mucha razón. Pero recuerde que no hay peor sordo...

10 de junio de 2016, 02:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lamentablemente Ivo eso de la "educación inclusiva" vende mucho, cuando un tipo saca su título sin ningún esfuerzo y sale a buscar trabajo, recién entonces se da cuenta que lo estafaron y que esu famoso "título" es un pedazo de papel que no vale nada

10 de junio de 2016, 09:45

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas