Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Una solución obvia para la educación superior

miércoles, 13 de julio de 2016


Lo que voy a colocar a continuación es una serie de cosas obvias, pero curiosamente nadie las dice, parece que a nadie se le han ocurrido aunque cualquiera con dos dedos de frente, que conozca medianamente el sistema debería tenerlas claras. Es porque toda la discusión está oscurecida por cortinas de humo, lanzadas por los sinverguenzas que protegen uno de los negocios más lucrativos y abusivos que hoy existen en Chile: la educación superior.

Lo fundamental
Antes de entrar en detalles hay cosas básicas que decir, las que rara vez se reconocen.

1. Primero que nada la educación debe estar al servicio de los estudiantes, y no de los intereses de políticos, profesores, religiosos o quien sea. Nada debe anteponerse al beneficio e interés personal de los estudiantes, ni siquiera el cacareado bien común, que es algo que ni siquiera existe como escribí tiempo atras. Si la educación beneficia más a otros que a los propios estudiantes, no sirve para nada.

2. Hay que volver -de manera urgente- a la meritocracia. Si hay algo corrosivo que estamos sufriendo desde 1990 es el montón de argumentos absurdos y resentidos para descalificar el mérito del esfuerzo personal. Es cierto que la meritocracia no siempre es "justa", al menos en el sentido que entienden la justicia algunos colectivistas, pero es indispensable. Estudiamos para diferenciarnos, nadie estudia para ser igual que los demás porque eso se puede lograr de una manera mucho más fácil: no haciendo nada.
   
3. La educación universitaria debe ser selectiva por varias razones: la principal es que se necesitan muy pocos profesionales universitarios en relación al total de puestos de trabajo, masificar la universidad equivale a fabricar miles de cesantes ilustrados. Otra razón no menor es que la masificación deteriora la calidad profesional de los egresados. Finalmente en la vida real no a todo el mundo le gusta estudiar, la mayor parte de la gente prefiere actividades donde el conocimieto no es importante y al final van a la universidad a perder tiempo y plata. Hay varias otras razones pero creo que estas son las importantes.

En la práctica: universidades estatales
Las universidades estatales tienen que volver al esquema de financiamiento que tuvieron hasta los años setentas: 100% gratuitas, pero exclusivamente para los alumnos de mejor rendimiento académico. El esquema de selección al primer año debe ser la PSU con un puntaje de corte mucho más alto que el actual, digamos unos 700 puntos. Dos oportunidades para aprobar cualquier ramo y luego para afuera. Así, tendrán una matrícula pequeña y completamente financiable por el fisco y sus egresados puede que no sean los más inteligentes pero seguro que serán gen te de esfuerzo.

Se debe terminar el sistema de rectores elegidos y de profesores en cargos directivos, que son el cáncer que las corroe moral y económicamente. Todos los profesores deben dedicarse exclusivamente a sus actividades académicas, nada más. La universidad debe ser regida por juntas directivas nombradas por el estado, con participación de asociaciones profesionales, de empresarios y comunidades locales. La junta directiva toma todas las decisiones estratégicas, asesorada por un departamento de estudios. Contrata a un rector para administrar y directivos que están sujetos a despido en cualquier momento por ser cargos de confianza.

La docencia e investigación deben estar separadas administrativa y financieramente, sin perjuicio a que alumnos y profesores puedan pasar de un lado a otro. Para investigación las universidades pueden tener institutos afiliados bajo su nombre, pero con contabilidad separada y financiados solo por fondos concursables o por la industria. Las categorías de docente e investigador deben ser idénticas en cuanto a rango y remuneraciones, los profesores deben trabajar y rendir en base a su producción, como cualquier otro profesional.

Todos los egresados de universidades estatales deben estar sujetos a un examen habilitante, tomado por una entidad independiente que reemplaza al actual sistema de acreditación. Los exámenes serán específicos para cada universidad y carrera de acuerdo a sus perfiles de egreso. Las universidades estatales -obviamente- no deben tener ninguma postura oficial en lo ideológico ni religioso. Mucho menos ser organizaciones de fachada de la masonería.

En la práctica: universidades privadas
En universidades privadas se deben entender también las "tradicionales" como la Católica, Concepción, Santa María, etc. terminándose la actual confusión de estas organizaciones que son privadas. La principal modificación que necesitan estas universidades es que se eliminen todas las actuales trabas para la creación de nuevas instituciones, los requisitos para creas nuevas universidades deben ser mínimos para respetar el principio de libertad de enseñanza y -al contrario- se debe fomentar el surgimiento de pequeñas universidades garage con muy pocos recursos.

Otra modificación importante es que las universidades privadas deben ser empresas comerciales como cualquier otra, sujetas al pago de impuestos y todas las demás regulaciones exigidas a cualquier empresa comercial, pero sin ninguna clase de tutela o revisión por parte del estado.

Las universidades privadas no están sujetas a ningún otro requisito de ingreso, deben ser todas pagadas por sus alumnos, aunque puede existir perfectamente un sistema de créditos con aval del estado. Las universidades que quieran acceder a este sistema de crédito deberan aceptar someterse a los mismos exámenes habilitantes de los egresados que las universidades estatales y los créditos deben cubrir montos equivalentes a los aranceles estatales, cualquier diferencia debe ser pagada por los alumnos. Obviamente el crédito se pierde si el alumno reprueba dos veces una misma asignatura.

Becas
Puede darse el caso que alguien de excepcional rendimiento académico no quiera estudiar en una universidad estatal y prefiera hacerlo en la Católica, la Santa María, la UDEC o culquier otra privada. En ese caso, si alguien tiene un resultado en PSU que le permita ingresar a una estatal pero no quiere hacerlo, el estado lo debe becar automáticamente para que estudie donde elija, la beca será en términos similares al crédito fiscal en cuanto a cobertura y requisitos, salvo que no será reembolsable. 

No es nada de otro mundo
Son todas cosas de sentido común, Chile es un país tremendamente meritocrático a pesar de lo que dicen las viejas ignorantes, influenciadas por los socioslistos y su basura ideológica. La gente sabe perfectamente que solo el mérito y el trabajo duro dan ventajas sustentables, la gente está dispuesta a premiar el trabajo duro, dar premios de consuelo a los que no les va tan bien y sobre todo a castigar a los vacunas. Si hay algo que tiene a todo Chile indignado es ver como los chantas son premiados mientras a la gente valiosa se los posterga.

Hoy vivimos en un mundo al revés dominado por los mediocres. Las cucarachas se unieron, mediante miles de cuchufletas ahora tienen poder y no lo quieren soltar. Los jóvenes van creciendo cínicos, convencidos en que todo vale callampa y que es el más vivo el que la hace, comprenden el sistema pero no les gusta. A nadie le gusta excepto a las cucarachas. Pero bueno, para eso están los insecticidas.

34 Comments:

Anonymous Wilson said...

Voto por los insecticidas, creo que nos llora una repasada :-)
Si se que es de mal gusto mencionar eso en chilito, es como"mentar la soga en casa del ahorcado", pero que diablos,parece que cada tanto no queda otra...

12 de julio de 2016, 20:15

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La historia es cíclica, cada cierto tiempo se repite con una regularidad asombrosa

12 de julio de 2016, 20:17

 
Blogger Rolando el furioso said...

No hay nada nuevo bajo el sol.

12 de julio de 2016, 20:39

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así es, tropezamos muchas veces con la misma piedra!

12 de julio de 2016, 20:50

 
Anonymous Renzo G. said...

Hay algo que no queda claro. Eso de "La educación universitaria debe ser selectiva por varias razones: la principal es que se necesitan muy pocos profesionales universitarios en relación al total de puestos de trabajo, masificar la universidad equivale a fabricar miles de cesantes ilustrados. Otra razón no menor es que la masificación deteriora la calidad profesional de los egresados" vale para las Universidades estatales? Para las privadas? Para ambas? Porque si vale para las privadas entonces es incompatible la selectividad con el brote de Universidades garage como callampas. O lo uno o lo otro, o se deja que broten Universidades privadas como callampa y que se deteriore la calidad profesional de los egresados como dices, o se les pone algún tipo de trabas para que no se produzca ese deterioro. Falta aclarar.

12 de julio de 2016, 21:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es una observación interesante, existen modelos por ejemplo en los países escandinavos donde solo existen universidades selectivas y otros donde prácticamente no existe selección.

Las razónes a favor de la selectividad solo cuentan para las universidades del estado que son financiadas por impuestos y pueden ser sujetas a ciertas restricciones prácticas (la restricción presupuestaria, más que nada. Las universidades privadas siendo pagadas por los alumnos, de una u otra manera, no pueden tener ninguna restricción, absolutamente ninguna, porque son servicios entre privados que no pueden ni deben estar sujetos ni restringidos a regulación estatal.

Es conveniente recordar por que durante los militares se produjo la reforma que abrió el mercado de educación superior: la producción de profesionales de las universidades "tradicionales" era insuficiente por su alta selectividad y eso estaba frenando el desarrollo.

Finalmente tenemos algo básico e intransable que es la libertad de enseñanza: nadie puede prohibir que se enseñe algo, en USA y muchos otros países venden títulos por correo sin ir un solo día a clases y nadie se escandaliza por eso. Son países que tienen internalizado el valor de la competencia y en lugar de un estado regulador tienen un buen sistema de acreditaciones y exámenes habilitantes. Puedes estudiar leyes en Harvard o por correspondencia, pero en ambos casos tienes que aprobar los examenes habilitantes de la barra de cada estado, lo mismo con otras profesiones.

Ese es un cambio de mentalidad importante: no es el "diploma" lo que importa sino que debes además demostrar tu cometencia ante un ente imparcial. Y si no puedes demostrarla igual tienes el diploma, pero no estarás habilitado o acreditado para ejercer. Nadie te lo impide pero pocos van a confiar de tu competencia. Eso funciona sumamente bien, Linus Pauling no llegó a acreditarse en nada y sin embargo fue cristalógrafo, biólogo molecular e investigador médico y ganó 2 premios Nobel, las acreditaciones vinieron después, claro.

"Ser antes que parecer"

12 de julio de 2016, 21:18

 
Blogger FitoNitroso said...

sumale a tu idea, someter a un adelgazamiento de los planes de estudio de ciertas carreras... es cosa de ver como te meten ramos como "introduccion a la vida universitaria", "responsabilidad social", "electivo obligatorio de formacion en la vida religiosa" y asi...

Finalmente, que no se permita que las universidades creen carreras asi como asi, que no exista tanta libertad como para permitir la existencia de carreras raras como "ingenieria en parvulos", "ingeniero en actor comico" y similares... y darles algun grado de responsabilidad respecto a "fallas" en su oferta (ahi tenis los que estudiaron criminalistica en la utem.... hasta la corte suprema les hizo tapa).

sobre las estatales, claro... actualmente son universidades gobernada por 4 o 5 pelagatos que hacen lo que quieren, metiendose a todo el resto de la humanidad por el trate (incluido el gobierno, los funcionarios, los alumnos y la sociedad). El sistema de dirección de la UDEC por ejemplo es interesante, dado que en lo formal, cualquier vecino podria participar de dicha gestión.

Eliminar de una vez esos carteles universitarios como el "consorcio de universidades estatales", que lo unico que hace es llorar y llorar por plata, pero no tienen niuna pero niuna responsabilidad de las cagadas que se mandan.

Finalmente, armar una estructura de universidades estatales que tenga cobertura suficiente a nivel nacional, pero sin solapamiento (es ridiculo que universidades estatales compitan entre si.. ahi tienes a la u de valparaiso, a la u de talca, a la u arturo prat y la u de los lagos ofreciendo carreras en santiago, siendo que su ambito de competencia está fuera de la metropolitana).

Por otro lado, sería bueno contar con examenes habilitantes.. habemos muchos que hemos preferido aprender por las de uno, y no le interesa comprar una educación cara y defectuosa para obtener la certificación para ejercer y producir.

En derecho si me dejaran dar examenes de conocimientos estaría en las cortes hace rato, pero ni ahi con perder 7 años de mi vida en volver a esas ligas.

Saludos

12 de julio de 2016, 21:45

 
Anonymous Renzo G. said...

Hay una precisión más que hacer con respecto a las Universidades privadas y es que estas (todavía) están segmentadas entre Universidades selectivas y exigentes, como la UTFSM o la PUC, y Universidades no selectivas ni menos exigentes que no se diferencian mucho de las Universidades garages que dices salvo que los edificios son más grandes que un garage. El asunto es que hacer con los alumnos que quieren ir a esas privadas no selectivas ni exigentes y no tienen como pagarselas. Supongo que no estarás pensando darles becas y créditos a esos prospectos, o no? Si las becas y créditos deben ir asociados al mérito y competencias entonces los beneficiados por lo menos tendrían que ir a una Universidad privada que sea selectiva y exigente. Los que no quieran ni selección ni exigencia que se la paguen sus familias y si no tienen como pagar entonces que vean como pueden conseguir algún crédito SIN AVAL DEL ESTADO. Y si no pueden conseguir un crédito entonces no van a la Universidad nomás y se dedican a otra cosa.

12 de julio de 2016, 22:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Fito, no estoy de acuerdo en que nadie tenga autoridad para fijar los planes de estudio, tampoco que prohiban carreras: si una universidad desea dictar "ingeniería en actor cómico" y hay gente dispuesta a pagar por eso me parece perfecto, nadie debería tener un monopolio o poder regulador sobre los nombres.

Cuando yo entré a estudiar solo existían universidades "tradicionales", al llegar la reforma nos horrorizamos de saber que iban a haber universidades garage que iban a formar gente sin dar pruebas de ingreso, seguramente iban a regalar las notas y se iban a llamar "ingenieros" igual que nosotros. Cuando empezaron a apare er las ingenierías civiles muchos que entraban a esa carrera se escandalizaban porque nosotros con solo 4 años de estudio nosllamábamos "ingenieros" igual que ellos.

Bueno, no pasó nada terrible, al contrario, tenemos más competencia y en la cancha se ven los gallos. El miedo es pésimo consejero, yo no me preocupo por que existan "ingenieros en párvulos" si son buenos se ganarán su espacio y si no harán el ridículo, me preocupa mucho que haya gente que pretenda prohibirlos. Todo lo contrario, la competencia es excelente solo le temen los que no les gusta medirse y pretenden que el diploma sea una especie de escudo que los proteja. Eso ya vale cada día menos, gracias a la masificación, entre otras cosas y me parece muy bien.

12 de julio de 2016, 22:12

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Renzo, el diseño original de la reforma en los ochentas previó todo eso. Los que van a universidades no selectivas ni exigentes y "compran un título", digamos universidad Arcis para ponerle un nombre, tienen que meterse la mano al bolsillo y pagar si o si.

La compra de un título me parece perfectamente legítima, de hecho lo puedes hacer en cualquiera de los miles de universidades no acreditadas de USA y el resto del mundo, por eso la importancia de los exámenes habilitantes que te permiten la diferenciación.

A todo esto yo hice clases en una universidad garage en Arica que fue cerrada por el gobierno por los medios paupérrimos con que funcionaba y te puedo asegurar que los titulados hoy son excelentes profesionales que trabajan mano a mano con los de otras universidadesa en el gobierno regional, en la prensa e incluso algunos que salieron a trabajar a USA y Europa. Eso me da mucho que pensar sobre la "calidad académica", yo la miro con bastante desaconfianza.

Ni la Santa María (que reconozco que es muy exigente) ni la Católica ni ninguna universidad del mundo puede garantizar que algunos de sus egresados sean chantas, hasta pueden sacar generaciones enteras de chantas y vice versa. La reputación es solo una referencia. Por eso la importancia de los exámenes habilitantes o acreditaciones independientes.

12 de julio de 2016, 22:21

 
Anonymous Renzo G. said...

No hay que confundir la parte con el todo. Así como pueden salir algunos buenos profesionales de Universidades garage y algunos profesionales chantas de Universidades prestigiosas, eso no quiere decir que todos los egresados de Universidades garage sean buenos profesionales ni que todos los egresados de Universidades prestigiosas sean chantas. Una golondrina no hace verano. Al final son los alumnos que van a la institución los que hacen a la institución, no al revés.

12 de julio de 2016, 22:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hay un aunto más de fondo en eso. La enseñanza universitaria es siempre ex-ante y la situación está cambiando muy rápido. A veces vas a una universidad muy exigente y cuando sales no sirves para trabajar porque la formación ya no sirve. Cada vez es más importante ser adaptable y en algunos programas muy exigentes producen profesionales muy rígidos, es un problema de la educación que no toqué en esta entrada pero si lo he comentado por alguna parte: es prácticamente imposible anticiparse hoy a lo que va a ser importante profesionalmente mañana.

Yo aprendí electrónica con tubos de vacío y luego con transistores, nada de eso existe hoy. Entré a una carrera cuando los aparatos electrónicos se reparaban, eso tampoco existe. Lo mismo se puede aplicar a todas las profesiones, los principios de admisitración, los análisis de Porter que hace 3 años se enseñaban como la biblia, el balanced score-card, los océanos azules, los métodos de casos y muchas otras cosas que enseñaban los gurus de turno hoy son anticuados y fiambres.

Por eso yo no me meto mucho con la "calidad" porque probablemente la única calidad que existe es si después de algunos años de titulao piensas que valió o no la pena haber estudiado. En mi caso yo creo que valió mucho la pena todo lo que estudié aunque ni una sola cosa me sirve, pero estoy satisfecho así es que tuve una formación de calidad. Creo que no hay nada más subjetivo ni más groseramente manipulado que la calidad académica.

12 de julio de 2016, 23:14

 
Anonymous Carlos C. said...

Estimado Tomás,

Ya que en tu blog se puede soñar, yo iría un paso mas allá sobre el financiamiento por parte del estado, de las carreras. Estoy completamente de acuerdo contigo de que sólo se debe becar a los talentosos, pero como soy un acérrimo colectivista considero que si utilizaremos dinero de todos nosotros, este debe ser gastado en la forma mas racional posible (sé que ahora te estas riendo a carcajadas).

Mi idea (increíblemente impopular) sería la siguiente:

No tiene sentido subvencionar cualquier carrera, independiente de lo brillante de los alumnos, el país tiene necesidades de determinado número de profesionales en cantidades mas o menos conocidas. Entonces, por ejemplo, digamos que de aquí a 5 años necesitaremos 1000 nuevos Ingenieros en Ecoturismo (utilizando el ejemplo de Fito), lo razonable entonces es becar a los mejores 1100 postulantes a esa carrera (tomando una deserción aproximada del 10%) y dejando que ellos elijan en donde estudiar, siempre y cuando la institución escogida esté acreditada. Para el resto que quiera estudiar esa carrera, pero no le alcanzó el puntaje, puede a) Pagársela de su bolsillo o b) Endeudarse con un crédito SIN aval del estado.

Con esto se estimularía que los estudiantes cubrieran las necesidades de mano de obra calificada y se dejaría de tirar dinero en carreras tremendamente saturadas como periodismo, arquitectura, pedagogía en historia, etc, etc, etc. Que no sólo son un desperdicio enorme de recursos sino que, peor aún, son fábricas enormes de gente frustrada que nunca encontrará trabajo para lo que se preparó durante 5 o 7 años.

Saludos.

12 de julio de 2016, 23:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Carlos C,
En algunas cosas coincidimos y en otras discrepamos radicalmente. Yo creo que anticipar que y cuantos profesionales de cada tipo se encesitarán en 10 años más es un ejercicio de ciencia ficción, esa no la hace ni Mandrake el Mago.

De hecho buena parte de esta "explosión de profesionales frustrados" se ha producido en base a estos cálculos, a ninguna universidad -pública ni privada- le conviene formar profesionales que no tendrñan trabajo o frustrados, sin embargo ese fenómeno se repite año tras año ¿por qué? ¡Porque es algo IMPOSIBLE de pronosticar!. Solo piensa que 10 años atrás se decía que Chile er un país minero y se iban a necesitar cientos de miles de ingewnieros metalurgicos y geólogos, esa era "la profesión del futuro". Resulta que ahora muchos que estudiaron las piedras tendrán que dedicarse a patear las piedras, porque a lo menos por los próximas 10 años habrá sobrestock de esos profesionales.

Ah, las "profesiones del futuro". Yo estudié una: electrónica y cuando terminé ya no tenía futuro. Luego estudié por mi cuenta computción y luego de un veranito de San Juan también se desinfló. Finalmente me metí a negociso pero esta vez solo por diversión. ya había aprendido a odiar toda clase de trabajo, menos mal.

Ahora hay un punto de fondo en que no dejas de tener razón, incsluso con esa imposibilidad es necesario evitar -en lo posible- crear carreras que serán inútiles, especialmente en las universidades estatales que funcionan con impuestos. ¿Como hacerlo? no tengo idea, yo creo que es imposible y solo se pueden dar palos de ciego.

Como anécdota una vez hice el plan de desarrollo para el Centro de Formación Técnica de la UTA y también el proyecto de la Escuela de Oficios. Entonces tenía que diseñar una parrilla de carreras y cursos de oficios para lo que estuve como 6 meses haciendo estudios de mercado, focus group y todas esas tonteras. Cuento corto, menos mal que no tomaron en cuenta mis recomendaciones, que ern perfectamente adecuadas para esos años pero hoy valen NADA, habría sido un desastre.

Solo tengo una muy vaga intuición que da más o menos lo mismo la carrera específica que se enseñe, pero creo que debería ser lo menos especifica posible y enseñar habilidades amplias mucho más que conocimientos. Las habilidades rara vez quedan obsoletas, los conoccimientos están perdiendo valor de manera acelerada. ¡Saluti!

13 de julio de 2016, 00:00

 
Blogger Nervio said...

Cosas tan evidentes. Son combatidas como la peste por gente como el dolape atria...


Y la gente le escucha.

En fin.

13 de julio de 2016, 00:56

 
Blogger FitoNitroso said...

tomás, mas allá del problema de fondo... quizá me expresé mal del fondo.

no se trata de prohibir el que quiera hacer algo, pero digamos que, existan mecanismos de control o de "rigurosidad" suficiente para que, no haya que esperar consecuencias nefastas tanto a nivel personal como nivel social.

simplemente digo que, el que quiera pagar y estudiar lo que quiera que lo haga.... si es con plata del estado, se haga en cosas que le den utilidad al país y no que terminemos todos como pobres cesantes ilustrados

13 de julio de 2016, 02:10

 
Anonymous Anónimo said...

No es mala la idea Don Brada, pero queda aún un tema pendiente.
¿Que pasa con los cabros de las comunas marginales que van a los colegios municipales?

Si la educación es tan valorada es porque la gente la ve como un medio para salir de la pobreza o mejorar su calidad de vida, entonces con un puntaje de corte en la PSU de 700 ptos así como están las cosas entrarían solamente los estudiantes de los colegios de elite en Chile o de esos que de cuarto básico que tienen a los cabros haciendo ensayo PSU y terminan saliendo sin saber nada.

Entonces ¿Como se podría mejorar la educación municipal? Que es justamente la más usada por la gente pobre por su falta de posibilidades

13 de julio de 2016, 05:09

 
Anonymous Carlos C. said...

Estimado Tomás muchas gracias por tu respuesta,

Admito que tienes razón en el hecho de que no sabemos cuales serán las carreras con futuro, aka bien pagadas, pero por otro lado sabemos perfectamente que carreras no tienen ningún tipo de futuro y el mercado ya está completamente copado con sus egresados, de hecho perfectamente podríamos cerrar esas facultades hoy y nadie los hecharía de menos. Carreras como periodismo, arquitectura, diseño gráfico, varias pedagogías y un listado enorme que todos conocemos (esencialmente la mayor parte de las carreras de tiza y pizarrón, que casualmente son las mas baratas de impartir) cada año sacan miles de egresados que terminan trabajando en cualquier cosa y aumentando la masa de frustrados. Sin problemas podríamos dividir su cuota de alumnos becados por 10 ó 20 y disminuir el daño producido al presupuesto de educación.

Estimado Anónimo:

La PSU está completamente vilipendiada y sé que no es el mejor instrumento de medición, pero como "profe" de cursos de ciencia en algunas universidades te puedo asegurar que: a) Un alto resultado en la PSU no asegura éxito académico ni que seas un genio b) Por otro lado un bajo resultado es garantía de que no posees las habilidades básicas de comprensión de lectura y razonamiento lógico, por lo tanto no estas preparado para la educación superior.

Además esos mismos "pobres cabros de las comunas marginales" cada vez me producen menos simpatía, a pesar de que yo también provengo de una. Como "profe" he sido testigo de que sistemáticamente (y salvo honrosas excepciones) esos "pobres cabros" son los que en clases se dedican a ver videos de youtube, dormir o conversar y su disposición al esfuerzo es mínima. Siempre me ha impresionado el nulo instinto de supervivencia y ganas de superarse de los jóvenes de estratos mas bajos de hoy día. Mejorando la educación municipal tampoco ganas mucho si ellos mismos no quieren esforzarse.

Saludos.

13 de julio de 2016, 08:09

 
Blogger Jose Cornejo said...

Al igual que Wilson voto por la fumigacion intensiva.

Todas y cada una de las ideas que propones, Tomás en cualquier país serio funcionarían a la perfeccion, pero esto es Chile y lo que menos hay es de serio. Más de sloganes y palabras cliché que elementos prácticos y aterrizados.

Comparto la opinion de Carlos C, respecto a los "pobres cabros de las comunas marginales" y no solo me causan menos simpatía. Son gente que no tiene el más minimo interes en superarse, viven llorando en las munis por bonos y mas bonos, mientras aspiran a vivir la gran vida de sus idolos reggaetoneros, con la ley del minimo esfuerzo.

13 de julio de 2016, 09:34

 
Blogger Rolando el furioso said...

Don Carlos C. su último párrafo me lo sacó del teclado. Vivo y trabajo en una comuna marginal (está en la periferia de la regiôn y relativamente aislada) donde sólo existe oferta pública de educación tanto básica como media. La realidad es que año a año cae la matrícula y no sólo porque la gente hace menos hijos, sino que también por la migración de estudiantes. Los cabros verdaderamente interesados y las familias que valoran la educación se esfuerzan por mejorar las posibilidades y los mandan a comunas cercanas con mayor "oferta" educativa, pagándo incluso transporte privado. El liceo de acá no es yan malo en "calidad docente", pero los estudiantes van por el camino de la "flaitización" y eso produce que los buenos alumnos se "echen el pollo" por mejores horizontes y más calmados. El empoderamiento de los derechos ha generado una creciente merma en los estándares de exigencia.

13 de julio de 2016, 09:54

 
Blogger EDO said...

Puras leseras. Teniendo una buena educacion basica y media ni siquiera es necesario ir a la universidad. Y los conocimientos que dictan en la universidad hoy en dia se pueden aprender en Coursera o Youtube. He conocido gente que tiene negocios con los conocimientos adquiridos en youtube.

Profesiones saturadas u obsoletas?. Todo depende de lo que hagas con el conocimiento. Si vas a ir a buscar pega en un escenario en donde ya no hay mas pega estas frito. Si creas un producto/servicio usando lo que aprendiste en la u puede que te salves.

Y respecto de las universidades. Las privatizaria todas y daria miles de becas para que los pobres meritorios puedan estudiar en ellas.

PD: Vieron el crecimiento de Irlanda?...26% el 2015....la cago como crecen estos tipos. Eso es para los zurdelis que dicen que chile no crece mas de 2%.

13 de julio de 2016, 11:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fito, Carlos C, es cierto que debería haber un mecanismo que evite tomar decisiones equivocadas, pero eso no existe en este mundo. Siempre hay el riesgo de equivocarse, muchas carreras que parecen "absurdas" pueden terminar siendo grito y plata. Hacer una parrilla de ofertas de carreras es un gran riesgo y nadie quiere equivocarse, pero la única manera de estar seguro que no te vas a equivocar es no hacer nada. Carlos C pone como ejemplo de carrera saturada e intil la de diseño y hay un gran consenso en que estudiar diseño es un fracaso, sin embargo yo estoy convencido que serán habilidades de enorme potencial en unos años más, nadie lo sabe, espero que el tiempo me de la razón. Ninguna universidad dicta "a sabiendas" carreras inútiles, así como nadie que entra a estudiar "ingeniería en párvulos" lo hace para fracasar y no tener trabajo, son decisiones que se toman en un mundo muy incierto. Y no hay que olvidarse que mientras más improbables, mayor es el lucro si le achuntan.

Anónimo, ese argumento de "la brecha" y una supuesta desigualdad de oportunidades es el que ha llevado al actual desastre. Lo vienen promoviendo desde hace más de 20 años y solo ha resultado en fracaso y profundizar las desigualdades.

El razonamiento es más o menos así: "los niños pobres tienen menos oportunidad, así es que hay que darles cuotas y poner un handicap a los ricos para evitar que se eduquen con plata del estado". Esa es una completa brutalidad que perjudica mucho más a los pobres que dejando intacta la desigualdad de oportunidades. Los pobres favorecidos con cuota se convierten en vacunas empoderados, tal como describen muy bien Carlos C y Rolando, si tu le repites todo el día a alguien que la culpa de sus problemas es de otros simplemente deja de esforsarze.

Somos varias generaciones que vencimos las desventajas de origen simplemente esforzandonos más, pero desde hace unos 20 años eso lo han venido revirtiendo con supuestos argumentos de "justicia social", la tendencia al mínimo esfuerzo que bien señala Carlos C es natural en todos nosotros, yo doy gracias a Dios que el estado no haya movido un dedo por mi cuando lo necesitaba, eso me evitó ser un vacuna empoderado de los que tanto abundan hoy. En fin, creo que Carlos C y Rolando ya dieron excelentes rgumentos sobre eso.

José, los seres humanos funcionamos en base a incentivos y hoy, con la famosa "ideología de la inclusión social" el mayor incentivo es a convertirse en flaite, ganar plata haciendo jugarretas o vendiendo drogas, ser prepotente y abusar de los "giles" que se esfuerzan. Ese ha sido el resultado de las ideas de justicia social y no vendría nada mal una fumigación, al menos en las elecciones yo lo veo bastante posible.

13 de julio de 2016, 11:48

 
Anonymous Carlos C. said...

Estimado Edo,

Comparto contigo la idea de que alguien muy talentoso siempre sabrá como salir adelante y encontrará alguna forma de reciclarse o armar un negocio. El problema es que el talentoso no es la persona promedio (por definición los talentosos son minoría). Si sólo se le diera educación superior a la gente excepcional, volveríamos la situación de escasez de profesionales pre 1980.

Hay que entender que ahora hay mucha gente promedio en el sistema y por consiguiente no tiene sentido esperar que cada uno de ellos funde un start-up exitoso. A lo mas podemos protegernos de los insensatos, obligándolos a auto financiarse una carrera en un campo que evidentemente no tiene futuro y minimizar el desperdicio de recursos estatales.

Saludos.

13 de julio de 2016, 12:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ese es un punto importante. La universidad no es solo para pequeños Einstin sino que gente común y corriente, sin ningún gran talento podemos ser por ejemplo igenieros, ese fue un cambio copernicano de los ochentas donde reinaba el antiguo modelo de la Santa María de altísima exigencia y resultó que con el tiempo muchos egresados de univrsidades menos exigentes en lo teórico eran mejores profesionales en el trabajo.

Las pocas veces que yo he hecho clases, siempre comienzo con "la arenga", donde les digo que -les guste o no- están pagando alrededor de 15 lucas por cada clase que asistemn (en efectivo, deuda o lo que sea) y que cada clase que pierden o de la que no sacan nada bueno, pierden las 15 lucas (saqué la cuenta, la cifra es real). También les digo que el curso así como la carrera no es para genios ni superdotados y que con bastante trabajo, el 80% o más del curso debería poder aprobarlo, que no hago preguntas de ingenio ni me intresa medir su inteligencia, si es que eso existe. El que reprueba es siplemente porque no se esforó. bueno, la arenga es más larga: que no le voy a dar la pasada a nadie, que para todo hay una sola oportunidad y muy excepcionalmente una segunda, etc...

Pero el fundamento de la justicia social, como yo la entiendo, es que a nadie se le da ventajas sobre otros. Por ejemplo no entiendo esa lógica de "los ricos no deben estudiar con plata del estado" ¿por que no? ¿acaso los ricos no pagan impuestos? ¡claro que deben estudiar con plata del estado si rinden lo suficiente!

Yo entiendo la exigencia como obligación de mostrar responsabilidad, puntualidad, orden y esfuerzo ¿para que me sirve un maldito inteligente que es seco en matemáticas si es un irresponsable o un mentiroso? Las matemáticas las puede hacer una máquina, pero la confianza solo se tiene en personas. Creo que por ahi va cambiando el paradigma. La exigencia siempre debe ser alta, pero no necesariamente en pruebas de ingenio o resolución de problemas ficticios muy complicados.

13 de julio de 2016, 12:42

 
Anonymous Carlos C. said...

Estimado Tomás,

Puede ser que en realidad la "Ingeniería en Completos" sea la carrera del futuro y los egresados se conviertan en millonarios en poco tiempo, pero junto con ellos hay montones de carreras sin campo directo de aplicación ¿Cuántas de ellas debemos financiar? Porque la mayor parte serán inútiles y sólo unas pocas serán exitosas. Además hablo de carreras saturadas donde hay montones de graduados jóvenes, que ya poseen los conocimientos, si en 10 años Diseño, por ejemplo, es muy bien pagado habrá todavía un montón de gente con los conocimientos, incluso si hoy mismo cerrásemos esa carrera. Quizás eliminar esas carreras de frentón sea exagerado, pero podría limitarse la cantidad de alumnos becados por el estado.

Sobre el campo de trabajo, estoy convencido que a la institución que imparte la carrera le importa un pepino si sus estudiantes encontrarán trabajo o no. Te puedes remitir a la carrera de Criminalística (que nombró anteriormente Fito) que simplemente no tiene campo o Periodismo que tiene una tasa de empleabilidad y salarios ridículos.

Saludos.

13 de julio de 2016, 12:48

 
Blogger Jose Cornejo said...

El tema de la "inclusion social" (alimentado por una falsa victimizacion) ya es un cacho para muchas entidades, pues eso obliga a bajar los estándares educacionales y provee de una masa profesional cada vez más mediocre, para que hablar de los "filtros".

Lo otro, eso de las "profesiones del futuro", yo me tragué ese cuento cuando me meti a estudiar Programacion de Apps. con la esperanza de que ocurriese el apagon cibernetico del 2000... un chiste. Cuando estudié Redes Comp. lo hice a conciencia de que no encontraría pega en eso, solo fue para tener otro titulo más, conocimientos y de paso un "bono" que jamás me dieron en la pega (XD).

13 de julio de 2016, 13:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah Carlos, no estoy de acuerdo. Pienso que el estado no tiene pito que tocar en la elección de las personas sobre lo que desean estudiar, por eso puse el "principio 1" en esta entrada que dice que el interés personal de los alumnos es lo primero que debe atenderse, por sobre cualquier otro interés social, de "bien común" o lo que sea.

Creo que es una tremenda distorsión pensar que "el estado" (que en la práctica es el gobierno de turno) tiene un mejor derecho a decidir sobre las elecciones de la propia gente. Eso lleva a otras distorsiones todavía peores, comolos que dicen que como el estado financia un cierto plantel de educación, tiene derecho a decidir sobre los contenidos que se enseñan.

Eso que parece tan lógico es una barbaridad, porque el gobierno de turno no pone SU plata, el presidente o los ministros no se meten la mano al bolsillo y no pueden imponer sus condiciones en asuntos tan importantes como que y como se enseña, por una razón muy simple: NO ES SU PLATA, es la plata de los contribuyentes y estos deben tener absoluta libertad para escoger lo que crean más conveniente.

Si a mi me gustaría estudiar ingeniería en completos, periodismo o diseño en algo con financiamiento estatal, si existen esas carreras en oferta y si cumplo con los requisitos académicos no hay ninguna razón para que deban restringirme.

Tenemos en Chile una desconfianza casi aborigen hacia la posibilidad de que la gente elija, todos opinan que la gente es tonta y va a elegir mal. Cuando aprecieron los colegios particulares subvencionados todos pusieron el grito en el cielo porque la gente iba a tener posibilidad de elegir y al final mira lo que pasó, resultaron mucho mejores que los colegios "planificados" por las municipalidades.

¿El mercado se puede equivocar poniendo de moda carreras inútiles? Claro que si. ¿Se pueden equivocar las "autoridades planificadoras con sus estudios de mercado? ¡RECLARO que si! de hecho se han equivocado una y otra y otras vez.

Yo prefiero que se equivoquen las personas a que se equivoque un funcionario, al fin y al cabo es su propia plata, el gobierno no pone un solo peso en realidad.

José, somos varios, jaja

13 de julio de 2016, 13:24

 
Blogger Frx said...

Me acordé de algo bien irónico de cuando tenía algunos años menos que ahora y es que yo siempre he buscado sobresalir, de modo que a veces decía que no quería ser otro abogado, médico o ingeniero del montón y pensando en lo que menciona de que uno entra a la universidad para diferenciarse, diría que perdió tal propósito.

13 de julio de 2016, 13:52

 
Blogger FitoNitroso said...

Pero si es por competir, que sea en serio con responsabilidades, deberes y derechos.

No puede ser que, la utem se cago literalmente a muchos estudiantes con criminalistica y hasta la corte suprema dijera que nunca engañaron a nadie y por ende no tiene fundamento, y con casos similares en privadas la misma corte determinó la devolución de la plata más reajustes y compensaciones.

14 de julio de 2016, 00:03

 
Anonymous Elás said...

Algo interesante que leí fue el tema de "certificarse" para poder ejercer. Me llama la atención que siempre que te leo, haces pedazos a los colegios profesionales y ahora dices que las profesiones deben "certificarse" para ejercer. No daría eso lugar a creación de verdaderas "mafias" que controlen quién se titula y quién no? ¿Quiénes serían los pares "evaluadores"?

14 de julio de 2016, 11:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Por supuesto que no podrían ser los "colegios profesionales" bajo ninguna circunstancia, eso sería como poner a los sindicatos a fijar sueldos obligatorios. Los ceritificadores o habilitadores debería ser lo más lejano posible a cualquier interés gremial o educativo, absolutamente independients ¿eso es imposible? Claro que no, es lo más fácil, deberían ser instituciones extranjeras de prestigio, por ejemplo universidades extranjeras o instituciones profesionales con el IEEE, barras de abogados, etc.

Se trata de garantizar de manera imparcial que la formación básica fue correcta. Cuando yo estudié para técnico electrónico en Inacap, la Universidad Santa Federico María solo entregaba los perfiles de egreso y sugerencia de contenidos, pero al final de la carrera venía la temida "comisión" y no venía cualquier profesor, sino de los mejores, en esos años cuando casi no habían doctores en Chile en la comisión mandaban a los mejores, tipos 100% prácticos además. Se iban con el hacha ensangrentada de tanto cortar cabezas, pero los que pasaban ese examen tenían el cartón sansano con el castillo y las vacas, los que les iba mal quedaban como egresados de Inacap. Me parece que era un excelente modelo, estuvimos los dos años preparándonos para esos exámenes.

14 de julio de 2016, 12:08

 
Anonymous er lusho said...

Tomas, una consulta fuera de tema: Que me recomiendas para ser un buen y excelente burócrata. Verás que me aburrí de trabajar en el sector privado. Soy flojo y las pegas de ahora en el mundo privado son muy inestables o por plazo... Quiero de verdad irme al vetusto, añoso y lento aparato estatal. Que me recomiendas? Que debo hacer y que NO hacer una vez dentro?.. Gracias guru, en serio!

14 de julio de 2016, 20:35

 
Blogger Nervio said...

para ser burocrata flojo buscate padrino politico... y que te apitute...

ni se te ocurra entrar por concurso... vas a tener que hacer tu pega y la de dos o tres zanganos ... el operador, el primo tonto y la amante del parlamentario

14 de julio de 2016, 21:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es muy fácil y difícil a la vez. Para entrar a mamar de la dulce teta del estado el camino más seguro es por parentezco o por política, así es que te recomendaría primero que nada casarte con una funcionaria municipal o hacerte incondicional besa-culos de algún político con acceso a nombrar cargos. Desde hace varios años casí toda nuestra administración pública en los tres poderes del estado está tomada por familiares y operadores políticos.

El camino es larguísimo, yo he visto durante décadas amigos que le llevan el maletín a un político, le consiguen minas, le encienden el cigarro, o sea son los perfectos perkins o gomas, hasta que finalmente su padrino, en un arranque de ondad o porque le sabes algunso secretos sucios, te coloca en algún rinconcito de la adminsitración pública. Si entras por casamiento tienes que aguantarle todo a tu mujer hasta que estés en un rango más alto que ella, entonces la puedes patear si sin ningún remordimiento, si así prefieres, en política se escala sobre los cadáveres de los demás. Esto también se aplica para el perkins o el goma, una vez que está colocado, llegado a cierto punto debe empezar a traicionar a su padrino, primero tomando distancia, luego atacándolo por detrás y cuando eres lo suficientemente fuerte le pegas de frente, hasta que cae y puedes tomar su lugar.

Primero entras a puestos miserables pero desde el principio tienes que aprender a hacer alianzas, en los servicios públicos se organizan mafias como los ratones, cualquiera que quiera correr solo está muerto. Obviamente hay que aliarse no con los que te caigan bien sino con los que tienen mejor posición de poder.

En la adminsitración pública hay que matar el ego, el empleado público no debe tener trazas de ego y debe estar dispuesto a sufrir las peores humillaciones calladito, jamás debe atacar de frente, siempre por el lado o por la espalda, por medio de otro que ponga la cara pos si la cosa sale mal. Debe dominar el arte de la intriga y estar siempre dispuesto a la traición, de otra manera no sobrevives. En el servicio público lo más importante es aprender a flotar en cualqier clase de agua, los hombres-corcho son los que duran y prosperan.

Esto no se aplica a todos pero si al 99% de los exitosos, yo pasé como 10 años en tribunales y estudié los mecanismos de la burocracias en detalle, son más o menos así como te describo, en pocas palabras. ¡Suerte y cundo estés adentro avísame, a ver si hacemos alguna jugarreta!


14 de julio de 2016, 21:02

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas