Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Escribir puede cambiar tu vida ¿o no?

martes, 13 de septiembre de 2016



Leo el divertido artículo Como escribir 750 palabras cada día puede cambiar su vida, una idea de Julia Cameron que dice que  escribir diariamente sobre cualquier cosa puede dar beneficios equivalentes a la meditacón. Rediablos.

Los lunes y martes son los días que este Club de Ociosos tiene más visitas -unas 400 en promedio- así es que los reservo para colocar cosas que me parecen importantes. Pero si no comento ahora sobre esto después se me va a olvidar. Aunque no sea nada muy importante, hace tiempo que quería poner un meta-comentario: escribir sobre escribir, así es que sin más trámite, aquí voy.

Julia Cameron lo presenta como una especie de terapia personal y habla de escribir sinceramente acerca de cosas que nos ocurren, una especie de strip-tease espiritual que podríamos guardar como un diario de vida secreto o algo por el estilo, dice ella: "una vez que volcamos todos esos tristes, rabiosos y confusos pensamientos en una página podemos encarar el día con una visión más clara, somos más honestos con nosotros mismos, más centrados y tenemos mayor paz espiritual".

Bueno, no es mi caso, aunque hay unas pocas cosas en que coincido. Por ejemplo, tal como empezó Julia Cameron yo también escribo por pasatiempo, solo para pasar el rato en mi aburrida vida. Y así he seguido por más de diez años escribiendo diariamente entre unas 700 y 1.500 palabras. Nunca lo he entendido como un asunto de terapia personal ni nada de eso, en verdad la mayoría de las cosas que escribo están llenas de engaño, exageraciones y bromas, algunas abiertas y otras medio escondidas. Aunque de vez en cuando se me cuela alguna verdad.

Yo no escribo para mi mismo, ni le encuentro gracia jugar al solitario. Partí escribiendo el blog durante unos años en que tenía que hacer muchos informes (creo que fue en 1999) y me costaba soltar la mano para redactar con facilidad. Entonces recordé que en los años 80 escribía casi todos los días un informe a los japoneses de la Casio y eso me había ayudado mucho para redactar mejor, por lo que supuse que publicar cualquier tontera todos los días, podía ser un buen entrenamiento.

Entre los años 1999 y 2002 enpecé a usar los guestbook como medio improvisado de publicación. En el año 2003 hasta parte del 2005 usé Blurty y desde marzo del 2005 hasta hoy vengo usando Blogger. En total llevo 16 años en esto que puede parecer un asunto extravagante y medio ridículo, aunque a mi me parece muy divertido.

Al poco tiempo de estar publicando encontré una ventaja adicional, en que varias personas colocaban comentarios, lo que me permitía saber que me estaban leyendo y conversar con ellos haciendo nuevos amigos. Desde los tiempos de Usenet yo venía con un grupo de amigos por Internet y varios de ellos, con el tiempo se convirtieron en regulares de este Club de Ociosos.

Volviendo a lo de Julia Cameron, creo que a mi no me serviría hacer una especie de diario de vida, que es tan aburrida como la de la mayoría de las personas: paz espiritual ya tengo y las cosas que a mi me afectan no tienen interés para nadie más, además soy bastante reservado y no me gusta ventilar mis tontos problemas. Si es por introspección, tengo bastante con el caldo de cabeza que me tomo muchas veces cuando ando con insomnio, con eso basta y sobra.

Cameron dice que nada es demasiado banal y que hay que escribir todo lo que uno siente. A mi no me parece, pero igual a veces escribo trivialidades, aunque trato que sean cosas que puedan interesar, al menos residualmente, a los regulares que leen casi todos los días: el cliente siempre tiene la razón. Bueno, no siempre.

Sin embargo me gusta contar a veces experiencias de mi perra vida, aunque exagere o las maquille, es algo que me permite entender mejor algunas cosas que pasaron. A veces, con unos tragos demás en el cuerpo, no solo las ideas se me aclaran, sino que escribo mejor por eso de tener menos frenos. Claro que todo en exceso es malo, para mi es imposible escribir sin frenos: una porque a nadie le interesa saber de mis malditos problemas y otra porque me aterroriza reconocerme a mi mismo, como en un espejo, parecido a esas confesiones llenas de egocentrismo que a veces veo en Internet. Vargas Llosa explica bellamente esta cosa en "La verdad de las mentiras"

Desde que escribí mi primer cuento me han preguntado si lo que escribía "era verdad".  Aunque mis respuestas satisfacen a veces a los curiosos, a mí me queda rondando, vez que contesto a esa pregunta, no importa cuan sincero sea, la incómoda sensación de haber dicho algo que nunca da en el centro del blanco.
Si las novelas son ciertas o falsas importa a cierta gente tanto como que sean buenas o malas y muchos lectores, consciente o inconscientemente, hacen depender lo segundo de lo primero.
(...) Porque no es la anécdota lo que en esencia decide la verdad o la mentira de una ficción. Sino que ella sea escrita, no vivida, que esté hecha de palabras y no de experiencias concretas.

A mi me identifica bastante. Muchos de mis recuerdos seguramente no fueron como los cuento, es probable que cuente algunas cosas como me habría gustado que fueran y eso los hace más verdaderas que la exactitud anecdótica, que es poco importante y menos interesante. ¿A quien le interesa un maldito recuento histórico? Sin contar que la objetividad es imposible por el monton de filtros y sesgos que tenemos.

En fin, bajar a mi cuchitril y cerrar la puerta. Ponerme audífonos para no escuchar si me llaman o alguien golpea la puerta de calle, entretenerme un rato aporreando el teclado, tal vez revisar alguna tesis. Después abrir el blog y empezar a escribir la primera estupidez que se me ocurre ¡esto es vida! Creo que pocas veces la he pasado tan bien como ahora, lo malo es que no siempre nos damos cuenta.

9 Comments:

Blogger EDO said...

Escribir no. Conocer gente a traves de internet y compartir experiencias y datos si.

Y conocer gente en persona mucho mas. Al final estar encerrado en tu casa escribiendo no tiene ningun brillo.

12 de septiembre de 2016, 21:26

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Saludos estimado Tomás!! Estoy esperando que cierre un archivo grande, así que saliéndome un poco del tema de la entrada, aprovecho de enviarle esto, que sé que será de su interés, y del interés de los lectores de este blog.

https://www.youtube.com/watch?v=Uaq6ORDx1C4

Saludos cordiales,
David Orellana Fuchs

12 de septiembre de 2016, 23:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola David! que extraño el programa, hablan en español y después en inglés. a mi los ateos me caen tan mal como los fanáticos religiosos, no los trago, especialmente al pelele presumido ese de Dawkings. Creo que el ateismo entra dentro de los fanatismos religiosos.

El chiste que dicen de entrada lo tengo en mi página de "los ingenieros explicados"

13 de septiembre de 2016, 00:33

 
Blogger RaúlG said...

Apostaría un six pack a que el Tomás que escribe es muchisimo mas entretenido que el Tomás sin internet.
El poder reescribir, borrar parrafos y repensar una idea, le da poder a ese alter ego que todos tenemos.

13 de septiembre de 2016, 09:01

 
Blogger Jose Cornejo said...

Asi es Tomas:
Estuve con depre entre el 2004 al 2009 y buena parte de mis dramas los escribia en un "diario" que mantenía en el computador, con la intencion de imprimirlo y desahogar mis penas.

Pero después vi que era una terapia interesante, primero escribiendo de mi campo (informatica) y ahora de Airsoft en El Rincon del Airsofter (blog de mi autoria), pero cada dia veo que cuesta más hablar de esto ultimo, asi que busco articulos en inglés y pongo a prueba el traductor de Google que sigue siendo como las reverendas. Lo bueno de escribir no solo te relaja, sino que también te sirve para aprender mas del tema.

13 de septiembre de 2016, 09:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Efectivamente Raúl, en persona soy más aburrido que un acuario de almejas. Cuando estoy curadito soy un poco más simpático, los primeros 15 minutos, después olvídate.

José, redactar es una actividad muy entretenida y también puede resultar muy útil a veces.

13 de septiembre de 2016, 12:22

 
Blogger Frx said...

Yo sólo escribo una vez a la semana desde hace varios meses. Ultimamente he estado retomando más el dibujo con resultados satisfactorios. En cualquiera de los dos casos, lo hago con el afán de que sea mostrado y ojalá apreciado, pues no le veo la gracia a hacer algo y luego dejarlo por ahí en el olvido. Sin embargo, debo admitir que hace algunos meses me estaba preguntando sobre si era demasiado utilitario para mis cosas.

13 de septiembre de 2016, 13:33

 
Blogger Ulschmidt said...

Usted escribe muy bien. El blog le sienta de maravillas, parece su métrica propia - pero le digo, como ya le dije otras veces, que me gustaría verlo abordar algún trabajo más largo, como una novela o crónica.
usted debería reescribir las crónicas de Indias relativas a Chile, así como John Steinbeck reescribió las aventuras del Rey Arturo y sus caballeros. Leyéndolo uno se da cuenta que necesitaba a un escritor moderno reescribiendo esas viejas sagas. las viejas historias de Arica, su antepasado tesorero, esas cosas.

13 de septiembre de 2016, 14:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, lo bueno de los blogs es que pasan muchos años en que no los lee nadie, así uno puede escribir muy mal y no pasa nada, como el consejo de Andrés Bello "escriba joven, sin miedo, que en Chile no lee nadie"

Ulschmidt, me acomoda mucho el formato de blog, sobre todo porque tengo harta práctica con eso. Dudo que alguna vez vaya a escribir algo más largo que eso, soy demasiado flojo. Igual debo reconocer que para mi es la entretención ideal, es como hacer deporte sin moverse de la silla.

13 de septiembre de 2016, 14:38

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas