Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.


Un discurso profético
El nombre "Complejo Militar-Industrial" lo puso el presidente Dwight D. Eisenhower, en su discurso de despedida del 17 de enero de 1961 y que hoy está casi olvidado. Eisenhower fue un presidente decente como pocos, cuando Estados Unidos estuvo en el tope de su grandeza. Además había sido comandante en jefe de las Fuerzas Aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, así es que sabía muy bien de lo que hablaba. Este discurso fue tan bueno que vale la pena copiar algunos párrafos:

"Hasta el último conflicto mundial los Estados Unidos no tenían una industria armamentista. Fabricantes americanos de arados podían, en el momento y caso necesarios, fabricar también espadas. Pero ya no podemos más asumir el riesgo de improvisaciones de emergencia en materia de defensa nacional. Nos hemos visto obligados a crear una industria armamentista permanente de vastas proporciones. Sumado a esto, tres millones y medio de hombres y mujeres están directamente empleados en el sector de la defensa. Anualmente gastamos en seguridad militar por sí sola más que los ingresos netos de todas las corporaciones de los Estados Unidos.

Ahora bien, esta conjunción entre un inmenso sector militar y una gran industria de armamentos es nueva en la experiencia americana. Su influencia total: económica, política, incluso espiritual, se siente en cada ciudad, en cada Estado, en cada oficina del gobierno federal. Reconocemos la necesidad imperativa de este desarrollo. Sin embargo, no podemos dejar de comprender sus graves implicaciones. Nuestro trabajo, nuestros recursos y medios de vida están, todos ellos, involucrados. También lo está la estructura misma de nuestra sociedad.

En los consejos de gobierno, debemos protegernos de la adquisición de influencia injustificada, deseada o no, por parte del complejo militar-industrial. El potencial de un desastroso incremento de poder fuera de lugar existe y persistirá. No debemos dejar que el peso de esta combinación ponga en peligro nuestras libertades o procesos democráticos. No debemos tomar nada por sentado. Sólo una ciudadanía alerta y bien informada puede compeler la combinación adecuada de la gigantesca maquinaria de defensa industrial y militar con nuestros métodos y objetivos pacíficos, de modo tal que seguridad y libertad puedan prosperar juntas"

El fin de la historia que nunca fue
En esos años comenzaba la Guerra Fría, que duró hasta la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989 y había generado una carrera armamentista gigantesca con la Unión Soviética. El mismo año en que cae el Muro, Francis Fukuyama, director delegado del Cuerpo de Planeamiento de Política del Departamento de Estado de los Estados Unidos, escribe su libro "El Fin de la Historia" donde vaticina el triunfo global del capitalismo y una Pax Americana hegemónica y duradera en todo el mundo.

Pero el complejo siguió creciendo
Durante los años de Guerra Fría, el Complejo Militar-Industrial había crecido a niveles que Eisenhower jamás pudo imaginar y -esto es solo una conjetura mía- no les debe haber hecho maldita gracia la idea de una paz prolongada. El gasto militar, igual como la morfina, generó su propia dinámica de aceleración. Ciudades completas dependen hoy de la industria militar y son mucho más de los tres millones de personas de los tiempos de Eisenhower, su poder de influenciar en la política, los medios y la sociedad en general se ha vuelto enorme.

Desaparecido el gran enemigo, en lugar de paz universal los conflictos se multiplicaron y el gasto militar se siguió acelerando. El año 2015 Estados Unidos gastó 596 mil millones de dólares, seguido por China con 215 mil millones, el gasto del gobierno de Estados Unidos representa el 35% del gasto mundial y si bien ha bajado un poco, lo ha hecho con velocidad geológica, desproporcionada a la desaparición de las grandes amenazas.

Y los conflictos siguieron multiplicándose
La Guerra del Golfo, Somalia, Haití, Balcanes, Afganistan, Filipinas, Irak y ahora Siria, son los principales conflictos que se han sucedido desde el fin de la Guerra Fría. El más descarado e inútil fue probablemente la guerra de Irak, donde la tercerización de servicios con Blackwater y otras empresas significó enormes negocios, no solo para el complejo sino por la aparición de contratistas privados.

¿Hay guerras inventadas?
El problema es que existe la posibilidad que, ante la desaparición de la amenaza soviética, gobiernos corruptos se hayan dedicado a fabricar enemigos, apoyándolos en un principio para luego generar nuevas amenazas que mantengan las ventas del Complejo. Al Qaeda por ejemplo, fue financiada durante años por la CIA cuando combatían contra los soviéticos, Hussein fue apoyado al principio por USA en su guerra contra Irán. El Estado Islámico (Daesh o Isis) también fue apoyado por USA al comenzar la guerra civil en Siria. Los tres se convirtieron en "amenazas globales".

La fabricación de la amenaza Rusa, partió con el apoyo a las fuerzas políticas anti rusas en Ucrania, un acto equivalente a que Puerto Rico se independizara con el apoyo abierto de Rusia, intervenir en Ucrania fue un acto hostil inútil, tal como la guerra civil en Siria, todo cubierto con la hipocresía y pretextos de los derechos humanos y el sistema internacional de la ONU. Aunque pensándolo bien puede tener su utilidad para los intereses del Complejo.

No me gustan las teorías conspirativas, pero desde Bush Sr. hasta Obama ha existido un patrón que se repite de guerras e invasiones sin sentido, todas con participación de Estados Unidos y con enormes gastos militares, para no hablar de muertes. No parece haber mucha casualidad en esto, se viene repitiendo desde hace varios años.

Los políticos
Resulta que los políticos no han estado fuera del negocio, especialmente en las últimas guerras. La invasión de Irak parece inexplicable en términos lógicos, el pretexto de las armas de destrucción masiva de Hussein resultó ser un invento, pero los enormes negocios de los contratistas asociados a Dick Chenney fueron muy reales. Los costos de la guerra fueron a parar en buena parte al Complejo Militar Industrial y a la cadena de contratistas.

Mientras Hillary Clinton fue Secretaria de Estado de Obama, las exportaciones de armamento tocaron un techo histórico de más de 66 mil millones de dólares para países del Golfo y esas empresas rara vez trabajan sin pagar comisiones.

¿Donde entra Trump en todo esto?
Donald Trump hizo toda su campaña criticando el desempeño de Clinton, insinuando la vuelta a una política exterior más aislacionista y -para colmo- mostrando simpatía hacia el gobierno de Putin, que era el próximo gran villano que el gobierno estadounidense tenía en reserva para cuando se le terminaran los conflictos. Saquen ustedes mismos la cuenta e imaginen como le estará cayendo esta política al Complejo Militar Industrial de Estados Unidos.

El Complejo necesita guerras, ojalá limitadas y costosas o -mejor todavía- más amenazas globales. Un renacimiento de la amenaza rusa en el mundo les podría salvar la vida. Por eso Obama-Clinton hicieron gran escándalo cuando Rusia interviene en países que están en su esfera de influencia, como Ucrania y Siria, volcaron todo su esfuerzo político en presentar a Rusia en una amenaza militar peligrosa y así es como escaló la guerra civil en Siria. Una Rusia amigable podría ser sentencia de muerte para el complejo Militar Industrial, la necesitan como amenaza permanente, por razones de supervivencia.

Parece que no soy el único que ha tenido esa idea, para demostrarlo, los dejo con esta
Cita
"Antes de morir de cáncer, en 1977, el doctor Wehrner Von Braun, físico alemán naturalizado norteamenricano, considerado padre del Programa Espacial de la NASA, le dijo a la doctora Carol Rosin, su portavoz durante los últimos cuatro años de su vida, que se había creado un programa armamentista en el espacio para de esta manera controlar el planeta.

Von Braun le confió que la estrategia usada para someter a la gente es mantenerla atemorizada, y para lograr eso existía una maquinaria mediática, que es el complejo de inteligencia militar, industrial y de laboratorios encargado de mantener la psicosis en la población mundial.

Después de la guerra fría contra los rusos, que supuestamente tenían satélites asesinos, el plan siguiente sería el "terrorismo mundial"; luego habría que resguardarse de los locos de los países del Tercer Mundo; después habría qu tener armas para desbaratar otros enemigos, los asteroides. Finalmente la excusa sería una invasión "extraterrestre".

Fin de cita
(Lucy Asora, Batalla Cósmica) ¿Sera verdadera la cita? El libro no parce muy serio que digamos, pero la cita aparece por todas partes en Internet. Si alguien sabe de una mejor fuente, se lo agradecería.


20 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Werner Von Braun ? el de la rocketenplatzen ?? Su personaje en "El fatídico Dr. No" es maravilloso.
Ya está bosquejado lo de la guerra extraplanetaria: existe una posibilidad, remotísima pero cierta, de que un asteroide de proporciones grandes caiga a la Tierra, como aquel que jubiló a los dinosaurios. Habría que tener satélites observadores y misiles listos para hacerlos volar si se acercan mucho.
Una variante más moderna: arreglar el calentamiento global, si llega a hacer crisis, a bombazos nucleares. Versión 1) Provocar un "mini-invierno" nuclear, tal como el que hubiera ocurrido si la guerra fría se ponía caliente, arrojando unas bombas a desiertos que levantan millardos de toneladas de polvo, oscurezcan la Tierra y bajen su temperatura y 2) Desempolvar la Luna con explosiones nucleares también, para que un velo de polvo cósmico nos filtre los rayos del Sol.
Después que se usan estas soluciones siempre se despierta Godzilla y hay que combatirlo... con más armas nucleares.

26 de febrero de 2017, 22:17

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Godzilla es la última amenaza que está quedando. Me da la impresión qu las explosiones atómicas están sobrevaloradas, creo que en los años sesenta se experimentaron para hacer túneles y su efectividad no fue muy buena. Leo que un asteroide grande puede liberar 100 millones de megatones,, mientras que la bomba más grande en usada liberó 50 megatones.

"En total, la especie humana guarda unas 23.300 armas nucleares almacenadas en 111 lugares distintos repartidos por 14 países. Pero tal potencia sería capaz de eliminar a la humanidad no tanto por las explosiones como por los efectos secundarios de las mismas, como la radiación".

En suma, un terremoto mediano libera muchísima más energía que la más poderosa arma atómica que existe.

26 de febrero de 2017, 22:59

 
Anonymous Anónimo said...

Es interesante que todo el temor a las bombas atomicas se enfoca solamente en las personas que moririan en las explosiones, por la radiacion or por el invierno nuclear. Nunca he escuchado de los desastrosos efectos en la economia que tendria incluso un intercambio nuclear limitado.

MV

27 de febrero de 2017, 07:27

 
Blogger Ulschmidt said...

si, tal cual, en los sesenta le buscaban el "lado bueno" a las nucleares todo el tiempo. Hubo un proyecto de abrir un nuevo canal interoceánico por Nicaragua - mismo que ahora proyectan los chinos - pero a bombazo limpio. La revista Life lo publicó inclusive, en el esquema teórico los residuos nucleares quedaban enterrados en la misma explosión y arriba todo limpito.
Pero el complejo industrial-militar es mucho más. Ahora se enfocan en los drones punitivos, para tener capacidad de meterse en cualquier lado y castigar terroristas malos. Ya están en desarrollo dispositivos de todo tipo para no arriesgar vidas humanas: así los políticos podrán ordenar incursiones a cualquier lado, sin que la pérdida de vidas americanas haga impopular la intervención. Y para intervenir las comunicaciones en todo el mundo y estar bien informados ya sabemos que hay una agencia especial que le pinchó la comunicación hasta aliados como Merkel.

27 de febrero de 2017, 08:50

 
Blogger pavezwellmann said...

Trump necesita cortar gastos para que cuadre financieramente su plan de reducción de impuestos a las empresas y el plan de incremento de inversión en infraestructura. De algún modo ayudaría un incremento de aranceles (o impuestos fronterizos) pero la principal fuente de ahorro va a estar en la disminución de recursos destinados al complejo industrial militar. Tuve ocasión de hacer un viaje por tierra desde Miami a Nueva York en el tren AMtrak, atravesando los Estados de la costa este, y te comento que la mitad del territorio atravesado en Florida, Georgia, las Carolinas, Virginia, Maryland corresponde a instalaciones militares, bases, Campos de entrenamiento, ciudades donde viven los militares o trabajadores y de las empresas de fabricación de armas y pertrechos. Es una muestra del sideral gasto público en defensa que tiene Estados Unidos, por lo demás un gasto bastante improductivo ya que hoy existen métodos mucho más eficaces para garantizar la seguridad interna del país. El aislacionismo de Trump en política exterior también va por ese camino.

27 de febrero de 2017, 10:46

 
Blogger Frx said...

Recuerdo que cuando leí El Príncipe, se hacía mucho énfasis en la guerra como una característica de gobiernos poderosos. Quizás se deba a que en esa época muchas ciudades y posteriormente países tenían muchos deseos expansionistas, pero no pude evitar pensar en Estados Unidos cuando leí esa parte.

La verdad es que admiro a Trump por haber llegado donde está y dar una pelea que casi nadie estaría dispuesto a dar. Tener a todo el mundo e incluso órganos de gobierno encima tuyo y aún así dar la pelea, es como para quitarse el sombrero.

27 de febrero de 2017, 11:28

 
Blogger Ulschmidt said...

...repatriando regimientos que están en todo el mundo a casa, y que los soldados gasten sus sueldos ahí, y los gastos de logística, ya se nota. Trayendo la flota a anclar a puertos nacionales. Hasta puede achicar gastos en la proporción de los que repatria y no se va a notar en el consumo interno.

27 de febrero de 2017, 11:51

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Miguel, si, podría tener efectos enormes sobre la producción. Yo creo que las guerras del futuro más que destruir personas se tratará de destruir las economías. Ganar una guerra económica puede ser mucho más provechoso y menos cruento.

Ulschmidt, la guerra va cambiando como dices. Pero me imagino que para la industria de las armas todavía lo que más conviene es fabricar portaaviones, aviones caza, bombarderos, fragatas y sofisticados tanques. Ahi está el billetón.

Alejandro, en USA está lleno de ciudades que se llaman "Fort" (Fort Myers, Laudardele, Wayne, Worth, Braggs), tal vez sea un reflejo de lo que tu viste, claro que muchos deben ser nombres históricos, pero la mayoría de esas ciudades tienen bases militares importantes. Debe ser un gasto bestial.

Como dice Ulschmidt la desmovilización o despliegue de las tropas que están en el exterior sería un ahorro enorme. Mucho o prácticamente todo ese gasto es inútil o improductivo, solo por enforzar la política del internacionalismo que -como sabemos- a Trump no le gusta nada



27 de febrero de 2017, 12:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

donde dice despliegue debe decir repliegue: fe de RATAS

27 de febrero de 2017, 12:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Frx, Trump está gobernando contra enemigos internos muy poderosos, la tiene muy difícil

27 de febrero de 2017, 12:21

 
Blogger Ulschmidt said...

Pues claro. La OTAN debe ser el más grande club de campo y vacacional para las fuerzas armadas yankees: están ahí totalmente de balde. En Japón casi lo mismo. En Panamá y el Caribe: se dedican a cuidar un canal de paso cuyo mayor usufructuario es China. Y en el Caribe una serie de paraísos fiscales con sede real en Londres.
Cuando los europeos como Merkel promueven la política dura con Rusia muy probablemente están tratando de evitar la retirada yankee y sus billetes de la OTAN.

27 de febrero de 2017, 12:54

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cierto, hay enormes intereses económicos detrás del despliegue y del Complejo. Necesitan la amenaza

27 de febrero de 2017, 12:56

 
Blogger Ulschmidt said...


Fort Huachuca Ahi tenían a los soldados negros "bufalo soldiers" - ahora tienen un montón de antenas y espían a todo el mundo.
Fort Knox ahí tienen guardado el oro de medio mundo
Fort Laramie
Fort Yuma Estos ultimos aparecían siempre en las películas de cowboys contra indios.

27 de febrero de 2017, 16:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Fort Davis, Fort Rock, Fort Bend, Fort Worth ¡está repleto!

27 de febrero de 2017, 16:38

 
Blogger Ulschmidt said...

claro, esos también eran de las películas de caballería !
Acá hoy un montón de pueblos que se llaman o se llamaron "Fortín". Todas antiguas líneas de frontera con el indio al sur y al norte, en el Chaco. Aunque hubo una generalizada tendencia a cambiarles el nombre o quitarles el "fortín" en cuando dejaron de ser puestos de frontera militarizados. Ahora quedan pocos.

27 de febrero de 2017, 17:10

 
Anonymous Anónimo said...

Es interesante, lo que comentaron en la entrada anterior, sobre los enemigos internos de Trump.

Personalmente creo que el peor enemigo de Mister Donald, viene de la comunidad de inteligencia de su propio pais, llamase la CIA y el FBI.

Entidades que nacieron , crecieron o mutaron con el odio parido a la Urss y con su sucesor la Rusia de Putin.

Si le quitas la razón de ser a estas instituciones, es decir combatir a los rusos, estos tipos se lo van cobrar a Trump.




Lo mejor que puede hacer es una limpieza total a las cabezas de esos organismos, mal que mal, han dado jugo al combatir Alquaeda y secuaces.

Con los militares creo que tiene mucho mas respaldo, con la designación del Perro Loco Mattis...un tipo que se gano su reputación en los campos de batalla....algo que le encanta al soldado común y silvestre.

Sobre la relaciones del Complejo militar-Defensa, mientras le financies proyectos....los tipos estarán tranquilos, pero ya desde Eisenhower como bien lo indicaban, estos tipos prácticamente se comportan como un Estado dentro de un Estado.

Falta tipos como los capos de la The figther maffia....para entrar a la cordura las gigantescas corporaciones de defensa.

https://en.wikipedia.org/wiki/Fighter_Mafia

saludos

Marcelo

27 de febrero de 2017, 17:44

 
Anonymous Wislon said...

EL tipo es mas complejo de lo aparente goo.gl/vs9PWX y eso ya reboto en la apreciacion de las empresas inversionistas hoy.
Yo tambien creo que sus problemas estaran en el control de la comunidad de inteligencia y el sabotaje mediatico de los"progres", que en mi opinion, preparan el ambiente para que algun loquito atente contra el.

27 de febrero de 2017, 17:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Este presupuesto será de seguridad pública y seguridad nacional" una cifra alta este año que puede significar grandes ahorros a futuro al centrarse en la seguridad interna en lugar de tratar de manipular al resto del mundo por medio del internacionalismo. Me parece que es una muy buena estrategia.

Los gastos más grandes del presupuesto fiscal de USA son
1.- Las obligaciones previsionales (el sistema podría quebrar)
2.- Las prestaciones de salud pública
3.- El gasto militar

José Piñera tiene la solución para las dos primeras, concentrarse en la seguridad interna y salir del internacionalismo es la solución para la tercera

27 de febrero de 2017, 21:47

 
Blogger Javier said...

Lo que describes cambió de nombre, se le conoce también como deep state:
http://billmoyers.com/2014/02/21/anatomy-of-the-deep-state/

Suerte con que los gringos acepten las AFP...

1 de marzo de 2017, 15:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nunca he pensado que exsita un gobierno paralelo de las corporaciones, independientes de los políticos, siempre el poder real está en los políticos y en los militares en última instancia.

Pero las corporaciones si tienen mucho poder y trabajan muchas veces codo a codo con políticos,

Creo que la capitalización individual y el ahorro obligatorio de salud+seguro catastrófico son las únicas soluciones factibles, no solo en USA sino en todo el mundo

1 de marzo de 2017, 17:39

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas