Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Obituario: Marat-Sade

domingo, 12 de febrero de 2017


Obituario
Tenemos el desagrado de comunicar el sensible fallecimiento de Marat-Sade III, gato semi-doméstico que trabajó en nuestra casa más o menos fielmente desde su tierna infancia, matando ratones y cualquier otro bicho que se moviera cerca. Sus funerales ya se efectuaron de manera rápida y relativamente limpia. Que el dios gatuno lo tenga en su santa gloria.

Marat llegó a la casa solo, debe haber tenido una semana o menos de vida. Un día yo estaba preparando el asado para año nuevo, se me quedó abierta la puerta de calle y entró a la casa, revisó por todas partes y una vez que estuvo satisfecho se instaló en el sillón que fue su puesto de mando favorito durante algún tiempo. Desde chico se destacó por su crueldad, no contento con perseguir y matar los pocos ratones que se atrevieron a andar cerca, después las emprendió con los pajaritos y polillas, algunos días el living aparecía lleno de plumas con algún pájaro destripado en el patio.

Entre las características notables de este gato era extremadamente limpio, pasaba casi todo el día durmiendo y cuando no dormía se dedicaba a acicalarse cuidadosamente. Jamás nunca hizo el uno ni el dos dentro de la casa, ni hubo necesidad de enseñárselo. Los primeros años era cariñoso pero con el tiempo se fue poniendo arisco, le aburría incluso que le rascaran la nariz y las orejas, cosa que le encanta a la mayoría de los animales.

Con el tiempo empezó a engordar de tanto alimento balanceado y tanto dormir, a los tres años estaba gordo como foca. Vivió un par de años feliz de la vida hasta que llegó otro gato a la casa y empezó la guerra, las peleas fueron sangrientas, donde se sacaban pedazos completos de cuero a mordiscos y el que perdía se desaparecía de la casa por buen tiempo, finalmente aceptaron alguna convivencia pero nunca se tragaron realmente.

En el inverno pasado Marat se enfermó, se puso flaco como gato de callejón y no lo vimos por bastante tiempo, hasta que descubrí que estaba escondido en la bodega, en esa época en que le dejaba agua y pellet se dejaba rascar las orejas, de mala gana y solo por un momento. Después desapareció completamente. Anduvo como tres meses perdido y el otro gato también desapareció, es bien sabido que los gatos cuando sienten que se van a morir se esconden, porque les gusta morirse solos, en fin, ya nos habíamos olvidado de los gatos cuando unos dos meses atrás Marat apareció de nuevo, venía flaco y más lleno de cicatrices que nunca, luego estuvo un par de meses dándose la buena vida hasta que ayer apareció muerto.

De haber estado yo en la casa le hubiese hecho un funeral vikingo, en una gran hoguera, pero el Tomás Jr. se me adelantó y lo enterró en el cerro sin ningún miramiento. Recuerdo que cuando murió Marat I, en 1968, le hicimos en Santiago un funeral de estado, con desfile, discursos y todo eso. Después de su muerte me cayeron los peores 10 años de mi vida, uno tras otro. Espero que esta vez no sea el caso.

En fin, simpático Marat, negro como carbón, feo como el diablo. Era un gato salvaje que jamás se dejó domesticar, pero igual tuvo sus años buenos. Ahora me buscaré otro gato negro, porque a gato muerto, gato puesto. Antes de que los ratones se den cuenta y vuelvan a la casa.

Una NAS casera
Cuando viajé a Lima me llevé prestado un netbook Acer Aspire One D255E, es pequeñisimo y parece de juguete, pero tiene en tamaño ideal para mi, me permite hacer clases, presentaciones y todo eso es del porte de un cuaderno pequeño y no pesa casi nada. Fue un amor a primera vista así es que le dije a la susy que se lo compraba en unos 77 dólares (cincuenta mil pesos), me dijo que bueno y le puse un disco de estado sólido con lo que quedó rápido como avión y a precio de huevo, casi nada.


Y así mi queridísimo Lenovo, que usaba desde el año 2005, cuando me lo mandó mi gran amigo Stephen se quedó en el olvido y empezó a juntar polvo. Es más grande, muy antiguo, le fallan las puertas USB y varias teclas, en fin, estaba en un estado más o menos calamitoso. Pero no lo quería dejar de usar por ningún motivo. Hasta que me encontré la solución, el programa FreeNas que es una versión de Open BSD manicurada para actuar como servidor de archivos en la red.

Enpecé a instalarlo en la mañana y -entre el Tomás Jr y yo- lo dejamos operativo como a las 9 de la noche, ya se me había olvidado trabajar con Linux (desde el 2005 que no veía el Open BSD, recuerdo que transpiré sangre cuando tuve que levantar unos servidores virtuales y cortafuegos desde cero con eso).

¿Y para que sirve una NAS? Bueno, es un Netkork Attached Storage, en palabras simples es como tener un servicio de Dropbox, Google Docs o cualquiera de esos en "la nube" pero en nuestra casa, nos permite tener una nube al lado del router, con varias ventajas sobre los servicios comerciales, al menos si uno lo quiere para respaldar y compartir archivos en la casa.

Primero que podemos tener cuanta capacidad de disco queramos, un Terabyte, cinco Teras, lo que se nos antoje, luego el acceso es rapidísimo, sobre los 10 Mb/s es decir leer o escribir se hace a la misma velocidad con que se accesa un pendrive de USB, tampoco debemos preocuparnos que nuestra colección de porno o nuestros secretos de estado estén en servidores ajenos, los archivos nunca salen de casa, etc. etc.

Estoy más contento que perro con dos colas, mi viejo Lenovo sigue prestando valiosos servicios, ahora encendido las 24 horas del día. Miren como lo tengo produciendo

20 Comments:

Blogger schuarz said...

Que lastima por tu gato( mi perro se murio el pasado 8 de diciembre a los 14 años...y pucha que se siente).
De todas formas, como diria el pastor Soto,debe haber sido un castigo divino por lo inmoral y pecador de tu gato no??( jaja); porque parecia que tenia sintomas de la leucemia gatuna( que es como un tipo de SIDA casi igual al humano, que le da a los gatos por transmision sexual). Pero bueno; parece que tu gato le hizo honor a su nombre y murio con las botas puestas!!

12 de febrero de 2017, 08:07

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

¡Así es que se murió de una especie de SIDA! Ah, bien muerto entonces, eso le pasa por libidinoso, castigo del pulento nomás, era simpático el felino aunque yo las muertes no las siento mucho.

12 de febrero de 2017, 12:59

 
Anonymous Anónimo said...

Marat Sade III se encontrara en el cielo de los gatitos con mi Baci quien partio a casi fines del 2016 ya habiendo cumplido 17 anos de vida. Lo que compartes acerca de Marat Sade, Tomas, me hace pensar en lo maravillosamente interesantes que son los gatos. Cada uno con su personalidad distinta, mantienen su independencia primero que nada -algunos mas otros menos- sin dejar de lado sus roles de protectores del espacio que comparten con nosotros -sus companeros humanos.

Un gran abrazo para ti estimado Tomas,
Lilian ~

12 de febrero de 2017, 13:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El problema Lilian, es si el cielo de los gatos será el mismo de los perros y si se llevarán bien allá, porque acá pasan peleando. Los gatos son fascinantes porque permanecen salvajes (bueno, unos mucho más que otros) y no se domestican nunca, por otra parte no son peligrosos para las personas, así podemos tener un animal salvaje sin peligro en la casa, un verdadero tigre en el jardín.

Sin contar que sus hablidades cazadoras son super valiosas para nosotros. Creo que el próximo fin de semana me consigo un gato de repuesto, sin falta.

12 de febrero de 2017, 13:14

 
Blogger pavezwellmann said...

Tomas: En honor a los gatos y en referencia al porque han sido venerados desde el antiguo Egipto y Persia, te puedes entretener leyendo este blog para comer ente gatos, como se estila en el Medio Oriente -sin un SEREMI de Salud que te joda la vida-.

https://amazighen.wordpress.com/2013/05/03/comer-entre-gatos/

Como ves, gracias el Marat Sade III y su alma pura tu tienes ganado el acceso al paraiso...

12 de febrero de 2017, 13:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Alejandro, ¡que buen blog! Me das una excelente noticia. Sin contar con que el paraíso musulmán es MUCHO más entretenido que el católico, partiendo por lo de las 70 vírgenes. Espero mi premio con ansias, ahora, dudo mucho que Marat-Sade se vaya al paraíso porque tuvo una vida cruel y licenciosa.

12 de febrero de 2017, 14:08

 
Blogger Ulschmidt said...

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.
Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño

A un gato - J L Borges

12 de febrero de 2017, 16:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"Tu lomo condesciende"... "el amor de la mano recelosa"... Ah ese Borges si que sabía encontrar le mot juste!

12 de febrero de 2017, 16:43

 
Blogger Frx said...

Mis condolencias por Marat-Sade. La verdad es que las mascotas que llegan solas son las más especiales del mundo, siempre dan de qué hablar.

Hablando de computadores, mi Packard Bell va a cumplir 7 años en unos meses más, le está quedando poco para la década, así que aprovecho de preguntar por la vida útil de los computadores en promedio.

12 de febrero de 2017, 19:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Depende para que lo uses, el Lenovo lo tengo desde 2006 más o mnos, o sea tiene 7 años y sigue en servicio (ahora intensivo, 24x7) por eso depende mucho de las aplicaciones

12 de febrero de 2017, 19:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Errata: más de 10 años

12 de febrero de 2017, 19:39

 
Blogger Frx said...

Creo que aún le queda para rato entonces XD.

12 de febrero de 2017, 20:18

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás: Saludos y mis sentimientos por la partida de Marat a la otra vida gatuna. Ya llegará otro ejemplar felino a acompañarlos. Un abrazo. Pedro L.

12 de febrero de 2017, 22:11

 
Anonymous Anónimo said...

PD: También todos en casa envían sus saludos y de nuestra gata Isis. Pedro L.

12 de febrero de 2017, 22:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Pedro! ya tengo uno ahora mismo, a gato muerto gato puesto. En tu nombre y saludos correspondidos! :D

12 de febrero de 2017, 22:24

 
Anonymous Wilson said...

Los gatos no son mascotas, nosotros lo somos de ellos,y debemos pagar ese privilegio manteniendolos.

12 de febrero de 2017, 23:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A mi me desagrada la idea de tener mascotas, creo que los chiflados por los animales tienen muchas veces algo enfermo en la cabeza. Con los animales de trabajo en cambio no tengo ningún problema, el perro mientras cuide y el gato mientras caze/espante ratones se ganan honradamente su alimento, eso de ver a los animales como una especie de "niños" me parece una especie de perversión.

13 de febrero de 2017, 00:10

 
Anonymous Anónimo said...

Mi Baci era una gatita muy simpatica y cariñosa, chiquita, y asombrosamente inteligente. Yo estoy alimentando a un gato "salvaje" que escogió mi casa y hace unos 3 o 4 años que nos viene a visitar. No se deja tocar y huye de la gente, es como un fantasma. A pesar de los pesados inviernos con hielo y mucha nieve, sigue sobreviviendo. Recorre todo el vecindario haciendo guardia. Yo lo bauticé como Batman y reconoce su nombre. Realmente, son geniales.
Lilian

13 de febrero de 2017, 02:34

 
Anonymous Anónimo said...

Que maravilla! Gracias, no lo conocía
Lilian

13 de febrero de 2017, 02:38

 
Blogger Jose Cornejo said...

Mi mas sentido pésame. sé lo que se siente perder a un fiable camarada. cuando murió mi gato Gary, luego de dos meses de intensiva recuperacion tras una agresion que lo dejo muy a mal traer, llamamos a un servicio veterinario para que dispusiera de sus restos mortales, envueltos en su shemagh, mientras yo cantaba "yo tenia un camarada".

Honor y Gloria en el Valhalla felino!

13 de febrero de 2017, 08:58

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas