Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Dos universidades ideológicas

sábado, 4 de marzo de 2017


La más pública de las privadas
Que increíble lo de la Universidad Arcis. Partiendo por uno de sus accionistas, don Max Marambio -el que siendo guardia personal de Allende, en 1973 corrió a asilarse a la Embajada de Cuba al sentir los primeros disparos- que luego se hizo millonario al alero de Fidel Castro, cayó en desgracia (tiene una condena de 20 años de cárcel por estafa en Cuba), se arrancó por segunda vez en Chile, luego "se casó bien" con Esperanza Cueto, una de las herederas de Latam Airlines. En fin, cuando escucho la palabra tránsfuga me vienen a la memoria todas estas cosas.

Resulta que el talentoso señor Marambio fue uno de los accionistas orginales de la Universidad Arcis, junto con el Partido Comunista a través de dos de sus más notorias extensiones: el Instituto de Ciencias Alejandro Lipshutz y Ediciones ICAL. El esquema inicial era que Marambio y el Partido Comunista pondrían las propiedades, se las arrendarían a la Universidad Arcis, de la que eran socios y por ahí pensaban sacar el lucro, disfrazado de arriendos.

Pero llegó un momento que todo se les fue de las manos, nadie pagaba y no había lucro, entonces hicieron El Faenón o la Gran Estafa, es decir se retiraron de la sociedad llevándose todos los activos que entraban en sus bolsillos, maletas y bolsos, incluido un "aporte solidario" de 13 millones de dólares que les regaló Hugo Chavez, cuando Venezuela todavía tenía donde caerse muerta.

Es una historia de verguenza, infamia y cobardía, tal como la vida personal se sus principales protagonistas. Los profesores que hicieron clases como Gabriel Salazar y Tomás Moulian hoy echan pestes contra Marambio y los comunistas, mientras tanto los estafadores se hacen los locos y aseguran que nunca tuvieron nada que ver en el asunto, es todo un malentendido.

Hoy la universidad está quebrada y los pajaritos de sus alumnos, que se quedaron colgados a mitad de camino, alegan que se necesita "una decisión política", lo que en buen chileno significa que con plata de nuestros impuestos financiemos lo que se robaron  los socios y lo que perdieron por incapaces. Tontos y frescos, alegan que la Arcis tiene "un significado histórico que no se puede perder", bueno, tal vez en la Historia Universal de la Infamia tenga un lugarcito por ahí.

Los socios hoy están más forrados que nunca, Marambio con sus negocios inmobiliarios y el Partido Comunista también con sus arcas repletas, es -junto con el Partido Socialista- el que acumula el mayor patrimonio en nuestro sistema político. Mientras tanto, los militantes del Partido Comunista copan todos los puestos mejor pagados de la enorme Red de Apoyo Social en Chile, también se están forrando, claro que les va a durar bien poquito. Que todavía exista gente que cree en ellos muestra que la estupidez no tiene límites.



La Universidad de la Gran Logia
El año 1988, la Gran Logia de Chile inauguró su universidad privada que estaría fundada en los principios masónicos, sus carreras principalmente se enfocaron en ciencias sociales y políticas, derecho, filosofía y enfermería, entre otras, de acuerdo a la visión tradicional que ha tenido la masonería en Chile de formar cuadros con influencia social y política. Como curiosidad, entre sus directores estuvo Nelson Mery, quien fue director nacional de la Policía de investigaciones durante los primeros años de la democracia. Otra curiosidades que el nombre completo de Mery es Judas Nelson Lenin Mery Figueroa ¿que habrán tenido en la cabeza los padres para ponerle esos nombrecitos?

Al principio iba todo bien excepto que casi no tenían alumnos, hasta que aparecieron los famosos créditos Corfo para estudiantes que debían tener aval y garantías reales, antes que el presidente Lagos les otorgara graciosamente los créditos bancarios con aval del estado. Los masones entonces, de acuerdo con sus principios de solidaridad y todo eso, empezaron a avalar los créditos estudiantiles, con lo que subió mucho la matrícula pero después nadie pagaba un peso.

Para el año 2008 ya estaba el caos total, la universidad tenía un pasivo superior a los diez mil millones de pesos y los alumnos empezaron a hacer huelgas, tomas y protestas. En ese momento la Gran Logia de Chile emprendió la retirada, no sin antes expulsar a algunos de los hermanos, clamando por una disolución honorable.

Pero la universidad siguió funcionando, de hecho todavía funciona y tiene alrededor de 5.000 alumnos en varias ciudades de Chile, en Arica tiene una sede donde su rector es un viejo y buen amigo mío. Obviamente no está acreditada por lo que los alumnos deben meterse la mano al bolsillo para pagar las mensualidades y ya no existen las becas masónicas porque la logia alega que desde el año 2008 no tienen ninguna vinculación con la universidad.

Las dos universidades altamente ideológicas resultaron un fiasco, la Arcis porque estuvo manejada por tránsfugas, estafadores y ladrones, que se llevaron la plata para la casa, mientras que la República porque no fueron capaces de administrarla, cometiendo errores infantiles más dignos de adolescentes tontos que de los hombres que dedican su vida a la sabiduría como dicen a cada rato.

Claro que el problema de la Arcis fue peor y más inmoral, pero la decisión de la Gran Logia de Chile de salir arrancando cuando la cosa se puso fea fue -a mi modo de ver- muy cobarde, indigna de los grandes principios morales que ostentan, porque no tomó en cuenta de enorme daño social que hicieron. Si ellos la fundaron, ellos mismos debieron quedarse hasta el final para arreglar el problema. .

No hay problema sin solución
Sin embargo ambas universidades tienen la solución al alcance de la mano, a mi me encantaría participar en la reconstrucción de cualquiera de ellas si los comunistas que viven haciendo gárgaras de solidaridad, tal como los masones, estuviesen dispuestos a poner la plata donde ponen su boca.

La solución para ambas universidades es increíblemente sencilla: deben convertirse en las primeras universidades 100% online del país, donde solo los certámenes y exámenes sean presenciales. Eso significaría una baja de costos enorme y podrían ofrecer carreras como derecho, ciencias políticas, negocios, etc. a muy bajo costo. Con el sistema corrupto que se ha desarrollado al amparo de la Comisión Nacional de Acreditación, que ha significado un aumento enorme en el costo de las carreras universitarias, existe en estos momentos una gigantesca oportunidad académica y de negocio, recordando el sabio dicho que "mil monos cagan más que un elefante".

Existen muchos intelectuales de alto nivel, tanto en el Partido Comunista como en la Masonería, muchos de ellos deben sus ingresos a pertenecer a alguna de estas instituciones y lo menos que podrían hacer -ya que dicen ser tan éticos y morales- es grabar clases online y preparar exámenes gratis, para eso están más que forrados y no pocos por solo pertenecer al partido o a la logia. Sería bueno quese pongan la mano en el corazón -si es que tienen- y cooperen.

Como nos son universidades acreditadas están fuera de los beneficios fiscales del crédito, gratuidad y otras porquerías por el estilo, sus alumnos tendrán que pagar cash, pero si las carreras valen -digamos- un 30% de las demás universidades y además otorgan títulos perfectamente válidos, muchos alumnos preferirían esto antes que endeudarse, especialmente si de entrada tienen un bueno cuerpo de profesores y comienzan a ganar prestigio como universidades serias.

En el fondo estafaron a muchos miles de alumnos, unos por administración de ladrones, otros probablemente por incapaces, pero los alumnos perjudicados están allí ¿quien los compensa ahora? La "solución" de pasarlos a universidades tradicionales es la peor de todas las posibles.

Yo algo entiendo del asunto, he hecho flujos y estudios de costo de carreras presenciales, mixtas y online, esta última modalidad -bien hecha- sera la universidad del futuro muy cercano. Si las universidades ideológicas, que resultaron un fiasco en la modalidad presencial, tuviesen la audacia para pasar 100% online podrían convertir el actual desastre en una tremenda oportunidad.

7 Comments:

Blogger EDO said...

En realidad si los tipos del PC o la masoneria tuvieran la intencion de tener universidades para imponer sus ideas seria refacil; comprar un buen rector en el mercado y que dejara a la universidad tiqui-taca.....como eso no es asi vemos los resultados que vemos.

En general creo que hay muchas mas ues privadas que estan con el agua al cuello con todos los cambios que ha puesto el gobierno de izquierda. Al final todas estas reformas eran para las ues cabronas: UCHILE, USACH.....hasta a la PUC se la cagaron.

A las ues cabronas mencionadas anteriormente ser ideologicas les resulta de perilla pues se aseguran plata fresca del gobierno y con ello mantener su poderio

5 de marzo de 2017, 03:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Las universidades privadas, las isapres, AFP, colegios particulares subvencionados, etc. han estado bajo ataque en los dos gobiernos de Bachelet, esta ha sido otra de las muchas estupideces que ha cometido. No es otra cosa que el miedo que tienen grupos de interés dentro de las universidades públicas por la competencia, y la codicia de muchos burócratas políticos que sueñan con administrar toda esa plata que hoy administran privados, si arriesgar un peso. Trabajar con plata ajena es el sueño húmedo de la mayoría de los políticos.

Pero los caso de Arcis y LA República son distintos, en Arcis los dueños hicieron una estafa, se arrancaron con la plata y en La República tomaron decisiones estúpidas y cuando empezaron los problemas también se rrancaron. En ambos casos fueron problemas internos.

5 de marzo de 2017, 10:54

 
Blogger Ulschmidt said...

Acá hay una de esas, la Universidad Siglo XXI
http://www.21.edu.ar

pero todavía tiene un prestigio relativo

5 de marzo de 2017, 11:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Muy interesante Ulschmidt. Lo del prestigio o marketing, pasa por conseguir grandes nombres y asociaiones importantes (por ejemplo con alguna universidad grande de USA o Europa, planteándlo como un joint-venture social, con un par de premios Nobel y cosas por el estilo. Yo estoy seguro que si se plantea bien el proyecto sería exitoso en la búsqueda de socios de prestigio.

En Chile hubo una experiencia impresionante con el fundador de la Universidad Santo Tomás, que hizo alianzas con personajes de importancia mundial en la Iglesia Católica y tuvo un crecimiento impresionante, luego murió tratando de asesinar a un rival amoroso (era celópata) y todo se fue al diablo, pero el imperio ya estaba armado y hasta el día de hoy funciona muy bien. Es un modelo 100% factible.

5 de marzo de 2017, 11:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Una universidad para tener éxito solo necesita 3 cosas:
1.-Excelentes profesores
2.-Credibilidad (imagen, alianzas importantes, etc.)
3.-Un buen modelo de negocio que ofrezca educación costo-efectiva

La Santo Tomás en sus inicios tuvo todo eso menos excelentes profesores, pero tenía profesores decentes, lo que le permitió crecer en un ambiente donde nadie se preocupa mucho de eso.

5 de marzo de 2017, 11:15

 
Blogger Frx said...

La verdad es que es una propuesta muy interesante y no sabía lo de Tomás Moulian. Hablando de universidades online, entiendo que algunas de las tradicionales ofrecen cursos online.

5 de marzo de 2017, 16:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

La que está más avanzada en eso en Chile es la Universidad Adolfo Ibañez, que si no me equivoco externalizó y es una especie de franquicia. Igual está en pañales en comparación con otros países.

5 de marzo de 2017, 16:42

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas