Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Obituario:
José Miguel Doods Laspiur QEPD, Rambo, o Pichini, como se le conocía en los viejos tiempos fue encontrado muerto en su casa, aparentemente por un problema cardíaco. Lo conocía desde niño, en 1969, tal como todos los ariqueños antiguos.

Tres hermanos, de los tres locos Vadulli solo sobrevive Ricardo, Juan Carlos y José Miguel ya murieron. Mis condolencias para la familia y amigos. Claro que son varios hermanos más, aparte de los popularísimos tres: Yolanda Erika, Hermógenes Antonio, María Magdalena, Luis Enrique, Eugenia del Cármen y María Mercedes Doods Laspiur, en total nueve hermanos. En fin, el show debe continuar, pasemos mejor al

Refrito del lunes
Finalmente el gobierno de Bachelet aprobó un simulacro de gratuidad universitaria, se trata de una política tan estúpida e insostenible como el Transantiago así es que dedicaré un par de entradas al tema. Para partir, este refrito sobre los aspectos económicos que escribí hace tiempo.

La gratuidad de la educación universitaria se discute mucho dentro del plano ideológico, sin embargo se habla poco de los aspectos económicos en términos de costos, beneficios privados y sociales, eso es lo que deseo exponer en esta entrada, así es que sin más tramite, aquí voy:

1. Escenario con sólo educación privada
Si los servicios de educación universitaria se ofrecen sólo de manera privada, sin intervención del estado, la provisión de estos tendrá un precio de acuerdo a los costos y la posición relativa de mercado, es decir la disposición a pagar de los alumnos o sus familias. La disposición de pago estará a su vez determinada por expectativas de consumo tales como curiosidad  intelectual, vocación, el placer de aprender, prestigio, etc. Además existen en los estudiantes expectativas  de inversión, por los futuros mayores ingresos como profesional. El costo en este caso es financiado completamente por la recaudación de aranceles y el filtro de ingreso será fundamentalmente la capacidad de pago de los alumnos.

2. Por qué entra el estado
El gobierno por su parte, podría estimar que la educación universitaria produce externalidades sociales positivas tales como mejores ciudadanos, prestigio país, igualdad de oportunidades, incremento de la productividad, distribución más pareja del ingreso, etc. que no son apropiadas por el alumno sino por la comunidad en general. En este escenario, podría decidir subvencionar a aquellos alumnos que deseando estudiar en la universidad no tienen los medios para hacerlo. El estado en este caso utilizaría recursos de los impuestos para cubrir una demanda insatisfecha.

En cuanto a la forma de entregar el subsidio, el estado tiene dos alternativas,: puede subsidiar a la oferta, entregando recursos a las universidades por cada alumno matriculado, o puede subsidiar a la demanda, entregando un voucher a los alumnos para que estudien donde ellos elijan.

Otra definición que debe tomar el gobierno es si los alumnos deberán pagar parte de los aranceles o si se establece un arancel cero y todo es pagado con impuestos. Como los recursos que dispone el gobierno –obtenidos de impuestos- son limitados, esto tiene dos consecuencias importantes (i) El ingreso de alumnos debe limitarse por la restricción presupuestaria, por lo que se necesita un mecanismo de selección, que puede ser académico, socio económico, étnico o cualquier otro de acuerdo a las políticas de gobierno y (ii) Existe un costo de oportunidad social porque lo que se gasta en el subsidio se está dejando de gastar en otras necesidades sociales. 

3. Como seleccionar
La selección académica o meritocratica podría considerarse injusta o divergente con políticas gubernamentales, debido a la correlación negativa observada entre pobreza y rendimiento escolar. Lo usual es que el factor socio económico se defina como el más gravitante, pues existe la teoría que la educación universitaria puede ser una poderosa herramienta en la superación de la pobreza, debido a los mayores retornos económicos que recibirían los egresados en el futuro.

La limitación de los cupos se puede resolver con pruebas académicas, sorteos, antecedentes de vulnerabilidad social o una combinación de las anteriores. Como se dijo antes, la educación universitaria es un bien de consumo, excluyente y con apropiación privada de parte importante de los beneficios futuros, pero también presenta externalidades sociales positivas como las ya mencionadas ¿hasta qué punto y bajo qué criterios debe subvencionar el estado? Esta es una pregunta que no tiene respuesta sencilla.

4. Una espiral de decadencia

Porque gran parte de los impuestos afectan por igual, tanto a los que reciben el subsidio y se apropiarán de beneficios privados como los que no recibirán ningún beneficio. Otra situación complicada aparece cuando coexisten universidades privadas sin subsidio junto con otras subsidiadas, pues los que pagan por la universidad privada además pagan impuestos, es decir pagan doble. También está el caso de quienes no van a la universidad pero financian con sus impuestos a los que si van. El subsidio estatal, como en otros casos, distorsiona los precios y produce una sobre demanda creciente  en la medida que crece el subsidio. Necesariamente bajará la calidad del servicio educativo y precariza las profesiones creando el conocido fenómeno de los "cesantes ilustrados", es decir personas sobre capacitadas sin empleo o con empleo bajo su nivel de formación. Esto lleva a una situación espiral de desequilibrio, permanente, que baja cada vez más el valor de la educación que es financiada con impuestos.

Esta espiral es proporcional al aumento de subsidios del estado y la precarización crece a la par con el mayor acceso. Si los alumnos que se matriculan se dieran cuenta de la externalidad negativa general que produce la sobre demanda no estarían tan entusiasmados con la gratuidad. Aquí ocurre el dilema de "tragedia de los comunes", la educación es un bien que claramente entrega retornos privados, si tiene costo cero para el beneficiario y está disponible para todos, la demanda crece hasta que el bien se agota o se deteriora a un punto tal que a los usuarios deja de interesarles.

Claro que el agotamiento es una posibilidad teórica a la que rara vez se llega, más común es  que las universidades publicas alcancen un nivel importante de desprestigio y mucha gente prefiera estudiar en las privadas y pagar todo el arancel antes que ir gratis a una pública, que se supone de peor calidad, aún cuando esto signifique pagar doble como ya vimos antes, la solución de las personas que perciben estar pagando impuestos para financiar apropiaciones y beneficios privados de otros es evadir el pago de impuestos, en todo lo que les sea posible. La recaudación tributaria está ligada a la percepción del buen uso de los tributos.

5. Conclusiones
El análisis microeconómico del financiamiento universitario también se puede hacer usando las curvas de oferta y demanda para cada una de las situaciones con modelos de equilibrio de mercado, pero como yo  no creo que ese sea un método adecuado, preferí  hacerlo exponiendo la cadena de causas y efectos usando palabras, al final se llega a lo mismo. En todo caso en el trabajo del profesor Horacio Piffano de la Universidad Nacional de La Plata aparece todo esto analizado con las respectivas curvas, de allí saqué buena parte de las ideas para esta entrada.

En términos de eficiencia y maximización del bien social (la mayor cantidad de beneficios para el mayor número de beneficiarios) la mejor solución sería un subsidio estrictamente meritocrático, basado en rendimiento académico. Para eliminar la injusticia de subsidiar a los ricos, se podría usar algún mecanismo excluyente para los que tienen ingresos suficientes para pagar por si mismos. Todas las demás soluciones son socialmente ineficientes, es decir favorecen de manera arbitraria a algunos  y el resultado es más caro para todos. Lo peor de las demás soluciones es que el sistema como un todo se precariza y la educación universitaria subvencionada o gratis cuesta más y vale menos a nivel individual así como social.

Todo esto es un análisis general, no se refiere a situaciones específicas –por ejemplo al caso chileno- que comentaré más adelante dentro de este mismo marco general.

17 Comments:

Blogger EDO said...

Al final en unos años mas la reforma educacional sera modificada. El cagazo es tan grande que muchas ues privadas moriran y muchas ues quedaran en pesimo estado. Ademas del cagazo en calidad de toda la educacion en general.

Ya se esta viendo que todos quieren modificar la reforma tributaria puesto que esta dejando la cagada.

Podrias hacer un analisis de la RT `para que muchos de los politicos que leen este pasquin tengan unas ideas de lo que debe hacer el proximo presidente.

5 de marzo de 2017, 21:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...


El que tiene clarísimo el asunto de los impuestos es José Piñera, la solución al actual desastre se llama Flat Tax para el impuesto a la renta, 17% parejo sin distinción entre personas y empresas, a partir de cierto monto de rentas. No solo se simplifica enormemente el sistema sino que recaudará más y fomentará la inversión

5 de marzo de 2017, 21:51

 
Anonymous Anónimo said...

Vaya preparando el obituario de un famoso que tiene las horas contadas...
¿Quién es? Adivina adivinador...

https://www.youtube.com/watch?v=6Hs60_o_Yv0

https://vimeo.com/87357405

6 de marzo de 2017, 08:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El tío Agustín tiene más años que una banda de loros, debería estar descansando -en el cielo, claro- hace rato

6 de marzo de 2017, 10:14

 
Blogger Ulschmidt said...

Que buen poster ese con Perón eliminando los aranceles ! No recuerdo haberlo visto por acá - y eso que debo haber absorvido toneladas de propaganda peronista, desde mi mas tierna infancia, por todos los medios posibles.
No logró nada Perón con eso: los universitarios de aquel entonces lo odiaban. En los 70, cuando pasó de sintonia franquista/facistoide (que es la impronta original del peronismo) a revolucionario-zurdita (un rato, para que los guerrilleros forzaran una negociación tendiente a su regreso / y apenas regresó ordenó liquidar las facciones de izquierda como Montoneros) bueno, en los 70 digo una facción de universitarios de izquierda se mas o menos peronizaron - aunque son repugnados por el peronismo clásico. Serían los precursores del kirchnerismo.
Pero por una cuestión aspiracional, clasista o lo que sea, el universario en un 80% tiende a ser antiperonista. No vale de nada que le regales la matrícula. El gobierno de Bachelet debería entender que los que se reciban en sus universidades gratis trabajarán para forjarse un futuro, se comprarán el auto, la casa en un barrio lo más burgués posible y cuando tengan más de 35 años votarán en contra de sus ideas. Y les parecerá horrible pagar impuestos para solventar el ascenso ajeno.

6 de marzo de 2017, 10:31

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Exactamente Ulschmidt. No existe nada, pero NADA más ferozmente anti-igualitarsta que el deseo de educarse. Los que terminan su educación lo que menos quieren es que haya más gente con su mismo título, mucho menos a sus expensas!

Mientras son unos chibolitos que están estudiando, o si son unos vagos que hacen carrera política en las aulas no les interesa, pero los que estudian en serio son ferozmente anti igualitarios

6 de marzo de 2017, 10:47

 
Anonymous Anónimo said...

Tomás:
Lamento la pérdida de un integrante de tu gabinete, José Miguel Dodds Laspiur, como escribió mi hija en fb, sin duda que fue recibido en el cielo por mi suegra. Era de aquellos miserables a quienes ella se dedicó a servir en el comedor abierto en la población Sica Sica.
Un abrazo.
Scejas

6 de marzo de 2017, 15:40

 
Anonymous Anónimo said...

Sr. Ulschmidt una pregunta sobre la realidad argentina. Trabajé un tiempo en Buenos Aires en una gran empresa multinacional. Ninguno, o nadie de los que eran cercanos a mi, había estudiado en una universidad pública. Todos de universidades privadas en un lugar que ofrecía los mejores salarios y condiciones laborales. Después alguien me comenta que no es necesario incluir el nombre de la universidad al momento de postular a un trabajo. Si esto es cierto, cómo es que los mejores trabajos, según mi reducida muestra, los consiguen quienes fueron a las entidades privadas. Gracias.

6 de marzo de 2017, 15:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Chago, me quedé sin Director de Seguridad Pública. Ya no podré ser alcalde, el pichini era pieza clave del gabinete

6 de marzo de 2017, 16:16

 
Blogger Ulschmidt said...

Anónimo, yo trabajé en una empresa grande argentina hace unas décadas, Welbers SACIFIA, cotizaba en el breve panel de la Bolsa nacional. Agroindustrial, con plantas en el interior, los "técnicos locales", la gente encargada de lidiar con el personal sin capacitación, de vivir en pueblitos al costado de la fábrica y de fregarse desde abajo, eramos todos técnicos de universidades públicas del interior. La alta gerencia, la gerencia media y un variopinto de asesores y consultores que caían con cierta regularidad, eran todos de Buenos Aires y todos de universidades privadas. Y agregaría que no de cualquier universidad privada. Era una cosa casi más social que profesional, esa gente pertenecía a un escalón social superior al nuestro, algunos tenían relaciones de parentesco con el directorio.
Así que en base a esa única experiencia con firma grande diría que idealiza el compatriota que le dijo que no importa de qué Universidad viene Ud. Claro que importa.

6 de marzo de 2017, 17:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es algo que se ve en todo el mundo, universidades Ivi League y cosas así. Pero me parece que no es un asunto de "status" ni de relaciones como mucha gente lo cree. Años atrás se lo comentaba a un amigo de familia muy encopetada y el me decía que no tenía nada que ver con que "los ricos se ayudan" o "hacen amistades en el colegio, en el MBA", etc. sino que era más bien un asunto de confianzas.

Por ejemplo cuando hay que elegir a un gerente general o al director de una empresa (lo que se llama "alta gerencia") lo único que se necesita de él es que sea alguien confiable, que no te va a cagar, porque son puestos de mucho poder y mucha responsabilidad. Puede ser un bruto pero debe ser leal, alguien en que se puede confiar a ojos cerrados y por eso normalmente esos cargos son llenados por la familia. En todas las empresas hay uno que pone el billete gordo y ese debe tener un goma, ese goma debe ser alguien en quien confía ciegamente.

Me comentaba que es ridículo esos padres que mandan a los hijos a colegios caros, o los profesionales que se meten a un MBA de universidad cara con la esperanza de hacer amigos que después los ayuden, porque la amistad prácticamente nunca se mezcla con los negocios, nadie medianamente inteligente comete ese error. Por el contrario, los amigos con plata muy rara vez se ayudan entre si.

Esto yo lo se de primera mano porque he tenido varios amigos millonarios y bastante poderosos y justamente son amigos míos porque saben que jamás se me ocurriría pedirles un favor. Tengo harta experiencia en ser el amigo pobre y el pariente pobre, puedo dar fe que no sirve para nada, absolutamente nada.

Cuento corto: el que cree que va a sacar alguna ventaja haciéndose amigo de los ricos o si su hijo se hace amigo de ricachones es un idiota. Para los que viven en Chile les recomiendo que estudien la historia de Hugo Bravo López, el contador de Penta, que se hizo amigo de los ricos, fue el goma resentido por muchos años y finalmente los traicionó, los Carlos cometieron el error Nº1 de los negocios: confundir la amistad con la confianza.

6 de marzo de 2017, 17:37

 
Blogger Ulschmidt said...

..además, "los de abajo", hacemos pandillas y círculos de confianza tanto como los de arriba. Y en cuanto tienes un "núcleo" de 4 o más tipos de gerencia baja y media que se entienden muy bien entre sí, hace años que manejan la cosa diaria de la empresa, o la sucursal o la planta, conocen cada recoveco, se entienden con el sindicato, etc.. etc.. removerlos es complicado y dejarlos también.
Para hacer cambios, introducir variantes, nuevos sistemas, nuevos métodos, nada es más conservador y retrógrado que la gerencia intermedia. Por eso el bombardeo con asesores externos, auditores, consultores de esto y aquello, contrato de terceros para introducir modificaciones en los circuítos habituales y elegir la gerencia alta desde otro sustrato profesional y social... todo se entiende por parte de Directorios que no quieren quedar presos de la burocracia interna.

6 de marzo de 2017, 18:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esa es la Ley de Hierro de las Burocracias según Jerry Pournelle, siempre tienden a convertirse en oligarquías monolíticas.

Por eso la deformación profesional de los "consultores externos" es encontrar que todo se está haciendo mal, todo debe cambiarse, mientras la burocracia se resiste. No se cual de los dos es peor jaja!

6 de marzo de 2017, 18:52

 
Blogger Ulschmidt said...

y si, todos encuentran su nicho en la ecología! Jerry Pournelle, buscando dí con su gráfico político "racionalismo/estatismo", simplificador pero interesante.

6 de marzo de 2017, 19:45

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El verdadero guru, el único que no es bamba (inventor del blog, entre otras cosas)
https://www.jerrypournelle.com/chaosmanor/
https://www.jerrypournelle.com/

6 de marzo de 2017, 20:10

 
Anonymous Wilson said...

Parece ser que aun hay un diferencial de ingreso entre educacion superior mas o menos seria (obviando musicos, bailarines, o antropos, sicos, sociologos y bichos asi) y el perraje con solo educacion media. Sin embargo debe esperarse que disminuya el diferencial, como dices, y tenderan a quedarse con conocimientos obsoletos y a ser reeemplazados por la automatizacion.
Me tinca la idea que los paises no suelen crecer y hacerse desarollados via la educacion planeada, sino que es probable que sea al verre o muy al menos es un proceso que se potencia mutuamente

6 de marzo de 2017, 23:36

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Para mi es claro que no existe una relación lineal entre educación y desarrollo económico, me atrevería a decir que tampoco existe relación de causa-efecto, para que fuera así la educación debería ser un sistema diseñado y enseñado por clarividentes capaces de adivinar como será el mundo en 15 a 20 años más. En realidad la educación formal es solo un trámite que a medida que pasa el tiempo se va haciendo cada vez menos útil

7 de marzo de 2017, 00:26

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas