Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La carrera presidencial

miércoles, 1 de marzo de 2017


Falta un año y unos pocos días para las elecciones presidenciales y la carrera recién está empezando, en estas fintas previas aparece ese juego de engaños e ilusiones llamado "elecciones primarias" una completa farsa, porque los candidatos con posibilidades ya están bien definidos: Alejamdro Guillier por el oficialismo y Sebastián Piñera por la oposición, el resto es poesía, challa y vanas ilusiones.

¿Alguien cree en serio que Ossandon o alguno de los Kast tienen una probabildad, aunque sea remota, de ser presidentes? ¿O que Ricardo Lagos, algún demócrata cristiano o (ja-ja) Atria tienen alguna chance? Bueno, soñar es gratis, pero yo pienso que las probabilidades que tienen son despreciables. Igual puedo comentar lo que opino de ellos, al menos de los más notorios.

Me gusta la posición que tomó José Antonio Kast respecto de los militares perseguidos y otos temas que apoya la derecha dura y pura, sin embargo creo que no tiene suficiente apoyo, ni equipo, ni maquinaria electoral, sobre todo no tiene estatura para presidente. Ignoro si es hijo de Miguel Kast, me imagino que si, pero eso mostraría como "nunca segundas partes son buenas", se trata de alguien de consignas más que de ideas y ni me lo imagino como presidente por más que me gusten muchas de sus posturas,

Ossandon es un tipo que encuentro bien básico, torpe, ambicioso y demagogo de derecha. Es el clásico "tonto pillo" bueno para armar frases irónicas y con habla campechana, pero se le nota el oportunismo y demagogia a kilómetros, para mi, sería un insulto a la inteligencia darle mi voto. Del otro Kast ni siquiera tengo idea quien será, me parece un don nadie y de lo que le he escuchado tengo la idea que es incluso con menos estatura que José Antonio.

Por el oficialismo me sorprende el poco apoyo que ha podido levantar Ricardo Lagos, "el estadista" otrora llamado "Ricardo I" ahora no marca ni para Ricardito. Sic transit gloria mundi, la gloria del mundo es transitoria y hoy Lagos parece un viejito sin ningún peso que no despierta simpatías en nadie. Su poca convocatoria debería ser mirada con espanto por la izquierda seria, que gobernó a Chile por 20 años, creo que esta es la señal política más inquietante de todas.

Del resto de los candidatos oficialistas ni siquiera merecen comentario. Otros como Enriquez Ominami y Franco Parisi simplemente no existen, lo mismo cualquier demócrata cristiano o lo que sea, son ceros a la izquierda.

Veamos los candidatos serios, es decir los que tienen posibilidades según las encuestas. Alejandro Guillier por el oficialismo llegó a alcanzar en una encuesta (Adimark) a Piñera, duro poco, porque en las siguientes encuestas sigue distanciado lejos. Creo que es tan difícil que lo alcance como que Bachelet revierta su actual impopularidad. Porque Bachelet es la mochila de plomo de Guillier, ya lleva tiempo en campaña y ha mostrado algo que probablemente va a aterrar a los votantes: se parece muchísimo a la actual presidente. No tiene carácter, no tiene equipos, no tiene ideas y para rematar le vino un amor repentino hacia los comunistas, que no son muy populares que digamos por estos días. Creo que Guiller ya no tiene más que mostrar y es probable que de ahora en adelante se estanque o baje.

Sebastian Piñera debería ganar aunque corra de espaldas. Su gestión pasada tuvo muy buenos resultados administrativos, económicos y una comparación -punto a punto- resulta devastadora para el actual oficialismo, en Chile siempre se ha votado con una mano en el bolsillo y creo que por esa sola razón debería tener el triunfo asegurado. La gente común tiene ideas simples y hacen asociaciones básicas, les da lo mismo el superciclo del cobre o cualquier discusión técnica, simplemente asocial Piñera con progreso.

Pero ese mismo éxito es su Talón de Aquiles y el de sus seguidores, pues los ciega a la multitud de defectos, errores y torpezas que cometió como presidente junto con el enorme daño que su anti-liderazgo le ha inflingido a la derecha. Piñera y su entorno están sumamente expuestos al sindrome de Hubris, un orgullo o confianza en si mismo muy exagerada por efecto del poder, donde se cree saberlo todo y se ponen ciegos a los propios defectos.

Piñera siendo muy buen administrador y con mucho sentido de la oportunidad, es en cambio un pésimo político y un anti-líder, tiene características de anti liderazgo parecidas a Bachelet que lo hacen mal político, es conocida su falta de principios o -al menos- su disposición a transarlos cada vez que lo estime conveniente. Es buen táctico y pobre estratega que prefiere navegar con la corriente para ganar batallas, aunque sean a lo Pirro. Esta falta o plasticidad de principios por lo menos da esperanzas de que haya aprendido de sus errores, el mayor riesgo es que crea que lo hizo perfecto el mandato anterior y ahora quiera repetirlo, sin superciclo y con una situación política mucho peor que en su primer mandato.

Aunque sin duda voy a votar por Piñera -si es que llega a estar en el voto- lo haré con pocas esperanzas. No tiene estatura, coraje, principios ni liderazgo, pero sobre todo le falta carisma político como tuvieron en su momento, Alan García, Hugo Chavez, o Nestor Kirchner, sin esa habilidad para conectar con la gente jamás será un buen presidente, a lo más un administrador.

Como siempre lo van a atacar con saña, querellas, insinuaciones e insultos por sus negocios. Pero todo chileno sabe -en su fuero interno y con una mano en el corazón- que no busca la presidencia para enriquecerse ni para robar. Claro que los resentidos lo repetirán como un credo, pero ellos mismos saben que es mentira, comparado con otros corruptos como Eduardo Frei Montalva, Ricardo Lagos Escobar y Michelle Bachelet Jeria, Piñera -como presidente- es una blanca paloma.

Para que hablar de los equipos, que en la Concertación y la Nueva Mayoría han funcionado como verdaderas asociaciones ilícitas, es un chiste que pongan en duda la honestidad de Piñera precisamente ellos, los más ladrones.

Si Piñera fuese medianamente habil -que no lo es- no entraría en esas discusiones, ni siquiera les haría caso, como hace Bachelet cuando le preguntan por su título de médico. Si fuera medianamente pillo contestaría con bromas en lugar de indignarse, pero eso es pedir peras al olmo.

Y si tuviese una mínima estatura política para ser presidente -no la tiene- estaría hoy por todo Chile difundiendo y defendiendo un programa de mejoras y reformas, como el Ladrillo 3.0 que presentó  José Piñera, eso es tener estatura política, dirigir el debate, llevarlo a las cosas que importan e imponerlo por convicción, eso es lo que hace un líder, Sebastiàn Piñera no lo es. Pero bueno, es lo que hay. Esa ha sido nuestra desgracia histórica desde hace muchísimos años.

13 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

como está Chile, le conviene la reelección por un término. Así un administrador con buena opinión tiene su segundo turno de inmediato y puede "terminar su obra" (o terminar desilusionando, esto es más probable) , y luego se va sin poder presentarse a un tercer turno inmediato, y luego es medio difícil que pueda aparecer otra vez de candidato exitoso dado los desgastes, la edad, etc..
Caso contrario, la rotación alternada de los principales candidatos de cada alianza los tiene más de una década dando vueltas frente al electorado, sin hacer una obra continuada, obturando el ascenso de otra gente en su propia coalición.

1 de marzo de 2017, 09:29

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Podría ser una alternativa Ulschmidt, yo creo que lo mejor eran las presidencias de 6 años sin reelección, como era originalmente, cada vez que introducen un cambio arruinan todo, en 4 años sin reelección un presidente no alcanza a hacer nada y terminamos con estas presidencias saltadas sin lograr nada tal como comentas

1 de marzo de 2017, 10:37

 
Anonymous Anónimo said...

Por eso me gusta el sistema de USA 4 años + 4 de reelección y chao para la casa.
Tienes tiempo para dejar tu huella en el pais y mas aun si tienes un sucesor de mejor calidad.

El problema, por lo menos acá en Chile, debes sacar toneladas y toneladas de parásitos de empleados fiscales y con 4 años , es imposible manejar la maquinaria si te sabotean tu proyecto de gobierno....llamese huelgas.

En cambio en USA, ya hay un aparato estatal que funciona a pesar que arriba hay un demócrata o republicano.

Si la diosa fortuna o los astros se alinean, un crisis o desastre natural potente llegue y Piñera de muestras de liderazgo y de como hacer las cosas., dejaría sin base a los funcionarios públicos para que realicen paros.

Terminada la crisis se aboca en desmantelar todo esa porqueria de aparato estatal que drena y drena recursos fiscales a los bolsillos de la NM.

Expulsa o no renueva contratos de todo personal reclutado hace 5 años, elimina subsecretarias y ministerios, elimina el subsidio transantiago y los fondos "espejos", DD.HH, y su cáfila de abogados, por decreto se prohibe personal familiar en el aparato estatal y ojala con efecto retroactivo.

Elimine donaciones a fundaciones o institutos chantas, se salvarian los que protejan a niños o ancianos o bien de enfermedades largas y costosas.

La idea es cortar los recursos financieros a toda esa manada de cafiches de ONG inútiles y ojala publique los dineros pagados a esos panfletos de el The Clinic, el Ciudadano...etc.etc.

saludos

1 de marzo de 2017, 10:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Claro Anónimo, esa sería parte fundamental de la "reingeniería del aparato del estado" como yo la entiendo. Entre otras cosas prohibición efectiva a los empleados públicos para hacer huelgas. El que hace huelga se va despedido.

1 de marzo de 2017, 11:00

 
Blogger Frx said...

De todos los mencionados, el que más me convence (que tampoco es decir mucho) es José Antonio Kast pero lamentablemente no es tan popular como Guillier o Sebastian Piñera y la verdad es que me da lata buscar cuál de los dos es menos malo porque no se diferencian mucho en eso que digamos. Ya el hecho de que el Alejandro quiera continuar por la ruta de Bachelet es pésima señal y los mismo la falta de pantalones de Sebastián ante la corrección política.

1 de marzo de 2017, 11:19

 
Anonymous Anónimo said...

Y eso que no saque filo a mi hacha....jajajja

Marcelo

1 de marzo de 2017, 11:20

 
Blogger EDO said...

JAJAJA. De cual fumaste cuando escribiste el articulo???....me quedo con una frase de tu texto que lo dice todo: "Pero todo chileno sabe -en su fuero interno y con una mano en el corazón- que no busca la presidencia para enriquecerse ni para robar"......que onda??'...el piñata te esta pagando algo por hacerle campaña??.

Otra cosa que aparecio en tu articulo es que la gente vota con el bolsillo. Las pelotas...si fuera asi chile seria un pais rico y del primer mundo. La gente vota segun el wn que le de mas cosas sin mucho esfuerzo. El chileno es flojo y por eso el socialismo reina en chile.

Este año si que los candidatos estan rascas. Hasta la rosa miranda tiene mas conviccion de lo que pasa en chile.

PD: Las elecciones creo que son en diciembre y falta menos de un año para elegir nuevo ladron.

1 de marzo de 2017, 12:11

 
Blogger EDO said...

Se me olvidaba mencionar que el empresariado esta con el poto a dos manos con la opcion de guille. En una de esas Piñata se baja de la carrera y chile se va a la mierda. Ojo que Piñata se ve bastante demacrado al parecer esta enfermo. Les dejo link con la info.

http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/03/01/vulnerabilidad-de-pinera-se-toma-la-agenda-de-sanhattan-y-comienza-a-preocupar-al-mercado/

1 de marzo de 2017, 12:19

 
Anonymous Wilson said...

Piñera tiene la pifia de la ansiedad de ser querido, respetado y el mejor. Lo que seria normal en cualquiera el lo tiene al 500 por ciento, eso lo hace ciego a la manipulacion de sus enemigos, y al odio que le tienen y lo hace insensible a aplastar a sus amigos.
Esperemos que haya aprendido, aunque la fabula del escorpion y la rana, dice otra cosa...

Pasando a las hipotesis, ¿estaran los fiscales dispuestos a botarlo? no pocas monedas les pasaria la N.M. por un favor asi, Guillier podria ganar y eso es muchisima plata. Si eso falla, ¿estaran dispuesto a a matarlo?, hay suficientes restos de terrucos que estaran dispuestos a seguir esas instrucciones, especialmente si vienen del extranjero.
En mi opinion nuestro lindo paisito esta en peligro de irse al hoyo y eso lo huelen las ratitas, en estos periodos especiales aparece todo tipo de chiflados, la wiki lista 21 pericos, hasta Mayol"acepto" ser precandidato.
Si siguieramos una tactica leninista y agudizar las contradicciones fuese decente, habria que elegir a Atria...

1 de marzo de 2017, 18:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buena idea, a mi me encantaría ver a Atria de presidete, con el populacho embadurnándolo con brea y plumas para colgarlo de los pies en el segundo año de gobierno.

Lo bueno es que en Chile todos somos tibios, revolucionarios pero nunca tanto. Dime si Tellier no es el más perfecto retrato del señor burgués, incluso los mas picantes de la izquierda sueñan con una vida burguesa, pacífica y confortable.

1 de marzo de 2017, 18:43

 
Anonymous Renzo G. said...

Buen comentario de Ulschmidt sobre los períodos presidenciales y las reelecciones. Si Piñera sale elegido el 2018, al año 2022 se habrán completado la friolera de 16 años en los ciclos Bachelet-Piñera-Bachelet-Piñera. Casi la misma duración del gobierno militar pero con resultados funestos. Eso de permitir una reelección posterior en vez de inmediata se ha prestado para que primero Bachelet y ahora Piñera, lo peor de ambos lados, sigan merodeando después de ser Presidentes a ver si le dan el palo al gato otra vez. En total son 12 años que se ha tenido que soportar a Bachelet, primero sus 4 años de Presidenta, luego su sombra durante 4 años más, y luego 4 años más de Presidenta por segunda vez. Piñera va por las mismas. Era mucho mejor con 6 años sin reelección y para la casa, aunque con gobiernos malos 6 años se hacen muy largos. Imagínate 6 años de Bachelet, para que tuviera más tiempo de destruir lo que no alcanzó por falta de tiempo. Los políticos cambiaron el período de 6 años a 4 años el año 2005 porque la lista de espera es larga, muchos tienen la ambición de que les toque su turno, y 4 años de espera son menos que 6. Esa fue la razón del cambio.

Por otro lado ya veo que no tienes muchas expectativas con Piñera, lo que me parece bien. Si te equivocas será porque lo hizo mejor. Y si no te equivocas por lo menos no te vas a defraudar. Así están las cosas por estos tiempos.

2 de marzo de 2017, 04:24

 
Blogger Pablo said...

Yo me aburrí de votar por alguien para "no perder". Prefiero votar por alguien que represente mis ideas, aunque no tenga posibilidades de ganar. Al menos sirve para poner las ideas en la palestra. Por eso voy por JA Kast, aunque no tenga la más remota posibilidad de ganar.
José Antonio es hermano de Miguel, y Felipe es hijo de Miguel.
Me encantaría que, igual que el 93, fuese Piñera (el bueno), pero creo que este país no ha hecho méritos para merecer semejante premio.

2 de marzo de 2017, 19:11

 
Anonymous José Jirón said...

No cantar victoria don Tomás...Este mes se presentarán oficialmente los candidatos a la presidencia y primarias y puede dar vuelta a las encuestas, yo rezar para q no salga Guiller o lagos(hay mucha gente q dice q debe irse derechito al asilo jajajaja) lo de la reelección inmediata no sé porque me acordé de portales y la constitución de 1833 saludos

2 de marzo de 2017, 20:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas