Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

El enemigo está adentro

viernes, 21 de enero de 2011


Parece que me vieron cara de revolucionario, Hermann Mondaca Raitieri, ariqueño neto, me invita a ver su nuevo grupo de Facebook La Batalla de las Regiones donde, en pocas palabras, plantean que si Punta Arenas consiguió doblarle la mano al gobierno con una paralización general ¿por que no Arica?.

Tengo enorme simpatía por Hermann, Pato Barrios, la Verónica Pino, Fernando Nuñez y varios otros amigos que aparecen en el grupo, sé que todos son grandes ariqueños, pero la idea no me gusta. No pretendo convencer a nadie y ojalá que les vaya bien, pero me gustaría explicar lo que yo pienso sobre el asunto.

Recuerdo varias protestas en Arica, por ejemplo el año 1990 cuando vino Aylwin y le gritaron ¡Arica se muere Presidente!. Después lo declaráron persona no grata en la ciudad, lo que enfureció tanto a S.E. que no asomó sus narices por estos lados durante el resto de su mandato. Gobernó como si Arica no existiese.

Unos pocos años más tarde vino otra gran protesta y -de manera muy ariqueña- toda la ciudad se paralizó, nadie salió a trabajar y cerraron todos los negocios menos uno: el del chinito de Li Shan Zou que ese día se hizo la América. Si no tlabajo no como, decía el chinito con su sabiduría oriental, ahora es uno de los tipos con más plata de la ciudad. A consecuencia de esa protesta vino el presidente Frei y en el estadio anunció la anhelada ley milagrosa: la Ley Arica que nos iba a sacar de la postración y bla-bla-bla ¡Arriba los corazones! dijo Frei para cerrar el discurso, y los giles le creyeron, cantando el Himno de Arica emocionados hasta las lágrimas. Ni que decir que la ley resultó más inútil que un cenicero de moto.

Esa es una de las razones por las que no me gustan esas protestas: por lo general no sirven para nada o los remedios que traen son peores que la enfermedad. El año 2008 cuando trabajaba en la Municipalidad de Tacna me tocó estar en medio de uno de los mayores alzamientos de la ciudad, donde incendiaron la gobernación, hubo muertos y grandes destrozos, al final la ciudad terminó ocupada por los militares con tanques en cada esquina hasta que las cosas se calmaron. Después de esa protesta se le terminó el cánon minero y la plata dulce a Tacna, fue lindo mientras duró.

Otra cosa que no me gusta de estas protestas -aparte de los muertos, incendios, destrozos e incomodidades- es la aparición de caudillos ambiciosos y oportunistas. En todas las ciudades existen Napoleones de bolsillo, llenos de ambición y resentimientos. que sueñan toda la vida con llegar a una posición de poder. En esas protestas ven su oportunidad y si tienen algunos discursos lo suficientemente encendidos el gilerío no tarda el elevarlos. Después no hay como sacárselos de encima.

Supongamos que la causa sea tan buena que justifique todos los sacrificios y riesgos, pero a ver ¿cual es la causa para que hagamos una protesta masiva o un paro? Leo algunas de las quejas en la página de Hermann:

-El centralismo, la concentración de recursos y poder político en Santiago
-Poca autonomía regional, autoridades designadas, no electas en la región
-Diputados y senadores nombrados por las cúpulas en Santiago
-La excelente experiencia que fue la Junta de Adelanto de Arica
-Que parte de los impuestos generados en la región queden en la región

En verdad estoy de acuerdo en todo, menos en las soluciones que se proponen. Muchos de esos problemas han sido generados por nosotros mismos y por nuestras decisiones estúpidas a la hora de votar.

Veamos ¿que hayan más recursos en la región para gastar de manera autónoma y más autoridades sean elegidas localmente? Bueno, pienso en el ex alcalde Carlos Valcarce, ariqueño neto que no pudo terminar su segundo período por un juicio de fraude al fisco, el mismo que ahora fue elegido presidente de Renovación Nacional, el partido del presidente Piñera. También pienso en nuestro actual alcalde Sankan, que también está encausado en un juicio por fraude al fisco. Ambos fueron electos con muy buena votación.

También pienso en los CORES que tanto han enfurecido a la ciudadanía, parece que nadie recuerda que los escogieron los concejales, los mismos que fueron electos por nosotros los ariqueños hace un par de años. Hay un buen dicho en inglés para esto: fool me once shame on you, fool me twice fool on me (algo así como: si me engañan más de una vez es porque yo soy el estúpido).

O sea, si elegimos dos veces seguidas autoridades que terminan enjuiciadas por estafar al fisco. Si elegimos concejales que nombran a su señora, al hijo o cualquier personaje similar para las vitales funciones del consejo regional ¿de quien es la culpa? Elegir mal una vez puede ser inocencia pero elegir mal dos o más veces ya es estupidez. Tenemos lo que merecemos, nada menos.

Lo mismo con la Junta de Adelanto, claro que fue una experiencia maravillosa, pero ¿existen hoy ariqueños de la talla de Juanito Guillén o Luis Valente Rossi? No que yo conozca, ni uno remotamente cercano entre los políticos o los tantos líderes-wannabe que tenemos. No digo que sean todos sinverguenzas pero dudo que exista hoy un solo ariqueño con la voluntad de servir que tuvo Juan Guillen, por dar solo un ejemplo.

Entonces yo creo que hay que empezar a protestar contra nosotros mismos, contra nuestra propia estupidez, ambición y deshonestidad, como yo lo veo el enemigo más peligroso lo tenemos adentro. Hasta mañana.

Etiquetas:

12 Comments:

Blogger Nervio said...

En todas partes es lo mismo... en concepcion escuchar a los de corbiobio o al flaco eguiluz que muy simpatico es pero.. sobre sus ideas de regionalizacion... elegir presidentes regionales entre los core para el gobierno regional para administrar las platas que vienen de sankk... no me cuadra ni me cierra

para mi la mejor forma de "descentralizar" es tomar un factor de los dos modelos exitosos de america, usa y canaculandia

romper el paradigma un hombre un voto, sino volver a los grandes electores

una region un punto electoral para el primer mandatario

asi arica y santiago valen lo mismo electoralmente para el presidente ... y las politicas publicas deben ser coherentes... la población va tras la infraestructura y no al reves.

El sistema de mas infraestructura donde hay mas votos que llama mas gente que requiere mas infraestructura es inestable... tiene polos en el semiplanoderecho!!!!

21 de enero de 2011, 07:21

 
Blogger Ulschmidt said...

Buen planteo Don Nervio. Latinomarica se saca el peor lugar en el tema de más ifnraestructura donde hay mas gente que provoca la llegada de mas gente que requiere mas infraestructura.... Ciudad de Mexico, Sao Paulo, Buenos Aires, Caracas, Santiago. Algunos de esos tienen organización federal y lo mismo ocurre.

21 de enero de 2011, 08:05

 
Blogger Ulschmidt said...

dije Latinomarica? quise decir latinoamerica !! ... aunque latinomarica puede tener todo un significado... qué me estará pasando...

21 de enero de 2011, 08:06

 
Blogger Nervio said...

Eso es el problema de un federalismo para repartir plata como plantean los de la corpbiobio pero no para elegir al "jefe supremo".

En iberoamericana los presidentes se eligen por mayoría de votos, no por mayoría de puntos territoriales. Después los caciquillos pelean las chauchas con el gobierno central.

En Chile yo dejaría al gobierno centralizado pero con elección de jefe supremo distribuida. Asi si el jefe supremo solo se preocupa de un territorio el resto le pasa la cuenta.

Saludos!!!

21 de enero de 2011, 08:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Buen punto Nervio eso de como se reparte la plata en función de los habitantes. Las regiones con poca población que hacen aportes importantes al fisco (aportes no-IVA para dejar tranquilo al Wilson) sienten que están siendo "afiliados" de alguna manera.

Pero creo que el problema más que de plata es la calidad de la gente, especialmente los metidos en política o los que quieren meterse, hay un tremendo problema ahí que es lo primero que habría que solucionar.

¿COmo? de verdad trato de imaginarme algo pero no se me ocurre. Tal vez fomentando más participación donde se trabaje ad-honorem y que se separe de una vez la política de los altos ingresos. Los consejeros de la Junta de Adelanto de Arica TODOS trabajaban gratis, solo por el honor y las inversiones estaban en manos de los técnicos. Si hicieran eso hoy desaparecería un montón de pericotes de nuestra política.

Ulschmit ¡como que latinomarica, jaja! no somos muchos pero somos machos! no os preocupeis, nuestro presidente dice esos lapsus a cada rato y es billonario, en una de esas es un buen presagio. Como dices la concentración de la inversión en mega ciudades es un gran problema, claro que yo creo que a lo que más perjudica es a las propias mega ciudades porque la calidad de vida en çCiudad de MExico, Buenos Aires, Lima, etc. no es nada envidiable.

Ah Nervio, regiones electoras es buena idea, claro que a los políticos les costaría tanto tragarla como una reducción en sus dietas (que es otra buena idea)

21 de enero de 2011, 11:42

 
Blogger Nervio said...

estoy muy claro que los puntos electorales vendras solo despues de pin9

21 de enero de 2011, 16:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jaja, cierto, en una de esas Pin9 lo instala!

21 de enero de 2011, 17:10

 
Anonymous Anónimo said...

Crei que propondrias dejar hacer y reclamar cuando ya estan hechas las cosas..........

21 de enero de 2011, 19:35

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No es mala idea. A veces la gente solo aprende a golpes ;)

21 de enero de 2011, 20:01

 
Anonymous Wilson said...

Disculpen el centralismo, pero hay un asunto de masa critica tambien.
Ceteris paribus, una region con poca gente, tendra menos probabilidades de tener lideres de buen nivel. Siento que eso se traduzca en que deban ser generalmente "afiliados" a las decisiones centrales

21 de enero de 2011, 22:40

 
Anonymous Anónimo said...

El problema mas serio mas que el centralismo es, como se puede ver, quienes estan a cargo de las politicas publicas y de ejecutarlas, mucho politico rastrero y 0 vista al futuro, mejoremos los controles al estado mira que estan robando como locos.

26 de enero de 2011, 23:34

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, el asunto es muy complicado, tampoco tiene que ver con el argumento de la "masa crítica" (que he escuchado infinidad de veces) y que menciona el maldito centralista de Wilson. El problema es otro parece.

Un buen indicio es leer la prensa online y leer los comentarios, no solo de provincias sino que en El MErcurio, La Tercera o cualquier otro medio. Creo que es muy instructivo leer la cantidad de idioteces que se postean, la mala leche, el montón de complejos personales que se reflejan en las estupideces que ponen.

Yo creo que es un problema de ambiente a nivel mundial, la gente que participa en política son lo peor, bien sea políticos o militantes. Ninguna de las personas valiosas que conozco, bueno, muy pocas, para ser justos se interesan por la política y les da exactamente lo mismo todo el circo.

Parece que la gente que se interesa en esas cosas son de lo peor: trepadores, tontos, ignorantes, sinverguenzas. Los demás no se molestan ni se interesan en participar.

Y la gente común vota por cualquier bufón que les parezca "gente como ellos", así han salido presidentes como Frei, Lagos, Bachelet, Obama y... bueno, mejor lo dejo hasta ahi nomás

26 de enero de 2011, 23:45

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas