Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Chile, Perú y La Haya

miércoles, 28 de noviembre de 2012


"Yo creo que el gobierno de Chile no podría permitirse cambiar límites que ya están establecidos y con dominio efectivo desde hace muchos años. Lo que diga cualquier corte en este caso tiene muy poca importancia, eso muestra la estupidez de haberse sometido a jurisdicción de cortes internacionales que solo puede significar perjuicios sin ningún beneficio.

Si dejan pasar esto quedará la puerta abierta para toda clase de reclamos y revisionismos históricos que al final no se van a resolver en ningún tribunal".


Esto lo escribí acá mismo en el Templo del Ocio, el 19 de enero del 2008, cuando recién Alan García había anunciado que acudiría al tribunal de La Haya y el gobierno de Chile aceptó su juridisciión. Lástima que Bachelet no leía este blog, o tal vez lo leyó y pensó que era una majadería, quien sabe. Ahora que acabamos de ver un fallo que despojó de territorio a Colombia, estoy más convencido que nunca del enorme error que cometió el gobierno de entonces al aceptar someter a Chile a ese tribunal.

¿Podría haber rechazado el gobierno la demanda ante La Haya? Aparte de que era soberano para comparecer o no, habían dos razones de peso para negarse a la jurisdicción del tribunal. Una es el principio de intangibilidad de los tratados de fronteras, aunque Perú hubiese insistido que se trataba de acuerdos de pesca y no tratados, Chile es soberano de considerarlos tratados y negarse a discutir o acudir a cualquier corte basados en ese principio. El otro es parecido aunque de menor peso: la existencia de acuerdos previos conocidos por ambas partes.

La cosa es que el gobierno de Bachelet aceptó voluntariamente la jurisdicción de La Haya, lo que dio un punto importante a favor del Perú, como dijo el embajador peruano Hugo de Zela Hurtado: con el hecho que Chile haya aceptado someterse a la jurisdicción del Tribunal de La Haya, implícitamente está aceptando que los acuerdos de 1952 y 1954 están referido a la pesca artesanal y no son un tratado de límites. O sea Perú 1, Chile 0 solo con aceptar ir a la corte.

Pero el asunto va más allá del problema puntual con Perú. Desde lo de Laguna del Desierto, Chile no tiene reclamaciones territoriales con ningún país vecino, por lo que resulta estúpido que acepte a la corte de La Haya con jurisdicción sobre asuntos limítrofes, que se deberían resolver bilateralmente. Eso deja al país en manos de la opinión discrecional e inapelable de 15 jueces de distintos países del mundo sobre asuntos tan graves como la integridad de nuestro territorio.

En fin, el mal ya está hecho y el gobierno Bachelet cometió una estupidez irremediable (una más). Creo que este fallo  -en caso de ser adverso-  no será importante en términos de pérdida de territorio, pero dejará la puerta abierta para otros reclamos sobre el territorio nacional, al capricho de los presidentes de turno. Ya está el precedente y eso es lo peor.

Finalmente no tengo dudas que si el fallo es adverso Chile lo va a acatar como corresponde, no me imagino a un gobierno chileno negándose a aceptar un fallo del tribunal al que voluntariamente se presentaron, eso no sería compatible con la idiosincracia nacional, extremadamente legalista.

Si la demanda peruana no es acogida tampoco será una gran pérdida para el Perú, simplemente las cosas quedan como están así es que creo que este juicio no trae ningún peligro de conflicto.

Y después de este arranque de patriotismo quiero contarles por qué coloqué el video de la polka Tacna Hermosa, que canté tantas veces empinado el codo con una cuzqueña, en los felices tiempos aquellos:

"Ciudad hermosa ¡Tacna!
tierra preciosa ¡Tacna!
vas derramando ¡Tacna!
heroicidad"... etc.

Bueno, resulta que hoy se celebra el centenario del compositor de esa música que es el segundo himno de la ciudad: Eduardo Pérez Gamboa el Tacneño Neto. Los invito a que vean este recuerdo de mi gran amigo don Fredy Gambetta sobre Pérez Gamboa. No pasa nada vecinos, seguiremos amigos a pesar de los tarados que a veces nos mal gobiernan.

12 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Sin saber pregunto: Si esos tratados eran acuerdos pesqueros y no soberanos, pues entonces siguen vigentes como tales, entonces ¿se puede correr la línea soberana y de un país seguirán pescando en aguas que serán del otro? ¿y el poder de policía lo ejercerá la marina de cual país sobre la pesca?
Esto de no ser capaces de hacer un arreglo - o aguantarse no hacer ninguno - y terminar en manos de terceros es bien latinoamericano.

28 de noviembre de 2012, 07:57

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno Ulschmidt, es que estas cosas no siguen la lógica sino la conveniencia. Supuestamente un fallo favorable al Perú dejaría nulos los acuerdos respecto a la pesca, que fueron tomados en conjunto hace como 50 años. Quien lo entiende.

28 de noviembre de 2012, 09:16

 
Blogger Pp Valdivia said...

en el supuesto caso q Perú ganase el caso en la Haya y conociendo tambien la tipica idiosincracia peruana, estoy seguro q se firmaria un acuerdo para q los pescadores artesanales de Arica puedan seguir pescando en esas aguas, pero resaltando q solo seria para Embarcaciones Artesanales y no para barcos pesqueros de gran calado..
Interesante seria q se llegara a una homogenizacion de los criterios de las Instituciones Cientificas q velan por el Mar y los recursos pesqueros de ambos paises, en temas como de las vedas y preservación de especies marinas..
Saludos.

28 de noviembre de 2012, 14:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

PpValdivia, yo pienso qu el gobierno chileno de ningún modo desconocerá el fallo aunque sea adverso, lo que no obta para creer que fue una estupidez aceptar la competencia de La Haya. Debió haberse discutido bilateralmente a mi modo de ver.

Si, es posible que hayan acuerdos post fallo, en cualquier caso el valor económico de esas aguas es muy poco porque la mayoría de las especies están agotadas hace rato, no queda jurel y muy poca anchoveta en esa zona (si es que queda), es más que nada un asunto de orgullo nacional, o sea puras tonteras.

Lo malo son las consecuencias a futuro sobre posibles reclamos, por ejemplo de Bolivia.

28 de noviembre de 2012, 16:15

 
Anonymous Wilson said...

Siempre hay una primera vez, Chile puede desconocer el fallo retorciendo algun argumento para salvar la cara. Colombia ya lo esta haciendo.
Por lo demas en el mismo chilito, supuestamente ultra legalista, cada vez que hay un asunto de indole politica los tribunales se ponen super "creativos" en sus argumentaciones para quedar bien con el poder o con la calle.

28 de noviembre de 2012, 22:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que hay muchos motivos por los cuales Chile aceptará el fallo sea cual sea.

Y creo que así debe ser, no solo por motivos prácticos (se trata de una disputa simbólica, principalmente de orgullos nacionales, no hay grandes intereses en juego, etc.) creo que hay un motivo mucho más importante y es de orgullo nacional.

El país tiene que hacerse cargo y honrar las estupideces que cometen sus gobernantes, aunque duela. Bachelet cometió una enorme estupidez aceptando ir a La Haya, con una miopía tan increíble como cuando alentó al gobierno boliviano con esperanzas que les podía dar una salida al mar. Esa clase de idioteces deben pagarse, aunque duela.

Yo creo que lo correcto sería que Chile acate el fallo sea cual sea y después se retire del pacto de Colombia y deje de reconocer la jurisdicción de La Haya para futuros conflictos. Cualquiera que sea el resultado, favorable o desfavorable, cuestiones territoriales no pueden quedar en manos de un tribunal extranjero.

29 de noviembre de 2012, 00:01

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Quise decir "pacto de Bogota"

29 de noviembre de 2012, 00:03

 
Anonymous Anónimo said...

No creo que se olviden del lema "Por la razón o la fuerza" tan interiorizado en los chilenos, triunfadores nunca vencidos en las guerras. Sospechoso tanta calma chicha.

2 de diciembre de 2012, 13:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que en general Chile gana o pierde en guerras, no por secretaría. Y este asunto definitivamente no da para una guerra. Bachelet nos metió estúpidamente en el embrollo y si perdemos habrá que pagar callados.

Al menos así lo veo yo.

2 de diciembre de 2012, 14:07

 
Blogger Carla said...

No creo que, en caso de ganar Peru, esto sea una puerta abierta para otros reclamos; por ejm cuando se firmó el tratado con Ecuador en el tiempo de Fujimori, ahí quedó todo. No han vuelto a darse conflictos ni reclamos de ambas partes, aun cuando ambas partes no quedaron del todo satisfechas, sobre todo nosotros que cedimos algunos km2, más lo que nos comimos del "falso Tiwinza", en fin, tal vez tendría que temerse a cómo lo tome Bolivia que iría a querer tomarse parte en el pastel.

4 de diciembre de 2012, 13:20

 
Anonymous Anónimo said...

Bueno señores, el problema es mayor de lo que parece, si chile pierde en el fallo de la haya, lo que habrá es un frontera muy caliente al norte de chile y sur de peru.
Lo que seguirá es la liquidación de las empresas chilenas y peruanas en territorio enemigo.
El detalle esta que la cancillería peruana desde hace mas de 20 años ha tenido una estrategia de invitar a inversionistas chilenos a peru, actualmente hay inversiones chilenas en peru por alrededor de 50 mil millones de dólares.
Asimismo se vera afectada la línea área subsidiaria de LANCHILE, me refiero a LAN PERU, y como consecuencia de aquello LANCHILE entraría en quiebra, por la magnitud de la inversión en el país del norte.
Chile piso el palito, las fichas de ajedrez se movieron hace 20 años y cayeron. Como retirar toda la inversión en PERU, en caso de conflicto las empresas chilenas tendrán que liquidar y salir de PERU.
MENUDO LIO SEÑORES... A VER QUIEN RESUELVE EL LIO DE PULPOS.

12 de enero de 2014, 15:08

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

No entiendo que significa eso de "frontera caliente", si te refieres a que habrán más incidentes que ahora lo dudo bastante, no hay motivo. Hay que recordar que la soberanía real es efectiva hasta las 12 millas solamente, el resto es zona exclusiva económica y Perú ha aceptado los tratados de pesca vigentes, no veo que problema podría haber.

La posibilidad que el gobierno del Perú expropie inversiones chilenas es remotíssoma, hay tratados de protección a las inversiones extranjeras firmadas por ambos países y si un país se atreve a desconocerlas las consecuencias económicas son graves, especialmente para países que dependen del comercio exterior como Perú y Chile, con el CIADI no se juega y existe precisamente para prevenir esas situaciones

12 de enero de 2014, 15:20

 

Publicar un comentario

<< Home