Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Como un tesoro escondido

martes, 15 de enero de 2013

El verano transcurre plácido en Lazytown. Este año he visto pocos turistas latinoamericanos, tal vez sea porque salgo menos. Pero siempre que bajo al paseo 21 de Mayo veo turistas gringos en medio de la gran cantidad de gente que se dedica a caminar de un lado para otro o ven pasar a la demás gente, sentados en una banca, un café o shopería. El otro día ví a un asiatico muy confundido tratando de entender un mapa de Arica escrito en japonés. Me acordé que igual de perdido me sentía cuando me tocó viajar por el mundo en 1983 y me dieron ganas de echarle una mano, pero la reserva fue más fuerte así es que pasé de largo.

Hace un rato estaba en el computador, al lado de la ventana y veo que un vehículo de Carabineros de Chile se estaciona frente a la casa, un carabinero se baja y golpea la puerta. Pensé que tal vez alguien se había muerto, o que al fin habían descubierto alguno de mis crímenes inconfesables y venían a meterme a la jaula. Pero nada de eso, el sargento con una sonrisa de oreja a oreja quiería preguntarme si vendo la casa rodante. Me contaba que el tiene una Traviller en el sur y la mía se veía buena como para arreglarla. En fin, se la mostré por dentro y le dije que no la vendía porque espero arreglarla yo mismo apenas me gane la lotería. Algo interesante salió de la conversación, me dijo que el había eliminado el baño de su casa rodante por inútil y me dejó pensando, tal vez yo haga lo mismo cuando llegue la ocasión.

Me gustó la descripción de Kirill acerca de Arica, en lo malo "está alejada de todo, no hay infraestructura, el sistema bancario no es suficientemente sofisticado, la energia es muy cara, el agua es escasa, no hay nada que hacer, solo se ve arena por todas partes" y en lo bueno “Arica seguira siendo un lugar tranquilo, perezoso y ocioso. Un lugar donde nunca pasa nada, nunca cambia nada. La belleza de Arica es su fealdad. ¡Que siga fea siempre Arica! No necesita ningún estatus que la destaque, es un tesoro bien escondido". Me gustó tanto que la usé como base para mi columna en La estrella de Arica de este miércoles.

Creo que es un signo de madurez cuando uno acepta sus limitaciones y cualidades de manera más o menos realista. Recuerdo que hasta los veintitantos años yo vivía atormentado por mis defectos y mi falta de voluntad para superarlos. Llegado a un punto, me di cuenta que algunas cosas ya no iban a cambiar y que tal vez nunca iba a conseguir ciertas cosas que ambicionaba, en lugar de deprimirme eso me trajo una especie de tranquilidad. En adelante me dediqué a cultivar mis defectos como si fueran excentricidades y a tratar de sacarles provecho, o simplemente olvidarlos.

Con la apariencia física es parecido, hay personas feas que se atormentan por su apariencia y gastan montones de plata en ropa cara y cosméticos, que obviamente no ayudan mucho. Sin embargo -este es un ejemplo y opinión personal nomás- muchas de las mujeres más atractivas que he conocido están lejos de ser físicamente perfectas, pero se las arreglan para ser atrayentes. Creo que ser feo o fea asumido tiene la ventaja de vivir libre de preocupaciones sin gastar una fortuna en tratar de arreglar lo que no tiene arreglo, convirtiendo de paso las debilidades en fortalezas.

Volviendo a Arica, eso es lo ridículo que tienen proyectos como el Parque Acuático y muchas otras genialidades que andan dando vuelta por los escritorios de los burócratas, son patéticos porque tratan de aparentar lo que no somos. Arica debe ser primero que nada una ciudad buena para nosotros que vivimos acá. Limpia, pintada y sobre todo con buena onda y libertad en un país repleto de malditas prohibiciones. Las buenas ideas nunca saldrán de una oficina del gobierno ni de sus protegidos, porque allí no están las mejores personas, nunca estarán por la naturaleza de la política. en fin, si no quieren leer el diario mi columna es esta:

Un tesoro bien escondido

Un amigo me escribe sobre Arica desde el extranjero, describiéndola de la siguiente manera:: "está alejada de todo, no hay infraestructura, el sistema bancario no es suficientemente sofisticado, la energia es muy cara, el agua es escasa, no hay nada que hacer, solo se ve arena por todas partes". Sin embargo dice que la ciudad le encanta “Arica seguira siendo un lugar tranquilo, perezoso y ocioso. Un lugar donde nunca pasa nada, nunca cambia nada. La belleza de Arica es su fealdad. ¡Que siga fea siempre Arica! No necesita ningún estatus que la destaque, es un tesoro bien escondido".

Creo que las ciudades, tal como las personas, tienen que conocer y asumir sus defectos. Si alguien trata de vender Arica como un paraíso tropical solo conseguirá visitantes desilusionados y furiosos. Cuando muchos ariqueños pensaron que el Parque Acuático "le cambiaría el pelo" a la ciudad solo mostraban lo pretenciosos, ignorantes y provincianos que somos. Muchas de las obras de infraestructura turística que se hacen son copias de bajo presupuesto de otros lugares, ideadas por algún ariqueño que conoció Disney y quedó fascinado.

Por eso creo que las fotos manicuradas que aparecen en la web o en folletería turística no le hacen ningún favor al turismo ¿por que mejor no mostrar la ciudad tal como es? El turista que viene de países ricos no se va a impresionar con las malas copias, lo único que puede llamar la atención es lo auténtico: el caracter relajado, tradicional de la ciudad y las bellezas naturales del Altiplano. Años atrás se pintaron las principales fachadas del casco viejo en uno de los proyectos más interesantes para nuestro turismo, pero después todo quedó botado y hoy vuelven a estar cubiertas de grafittis y suciedad. Y se siguen construyendo obras millonarias, feas y pretenciosas.

A propósito de nada, encontré esta buena cita de San Agurtín: "Mala tempora, laboriosa tempora, hoc dicunt homines. Bene vivamus, et bona sunt tempora. Nos sumus tempora: quales sumus, talia sunt tempora" (Agustín de Hipona - siglo IV).

Ah, olvidé que tal vez alguien no domine el latín así es que la pongo en español: Los hombres dicen que son malos tiempos, tiempos difíciles. Vivamos bien y los tiempos serán buenos. Porque los tiempos somos nosotros. Tal como seamos, así serán los tiempos.

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Tomas, no puedo estar más de acuerdo contigo, Arica tiene cuento propio, hay un dicho de un amigo que dice: "el que más mira, menos ve", algunas autoridades sufren de ese mal, el cuento de nuestra ciudad está a la vista, y todos sus "defectos" son muy apreciados para los turistas, nuestro refugio natural debe venderse sin ningún maquillaje importado, de hecho nuestros más apreciados antepasados (chinchorros) son mundialmente conocidos por sus humildes cuerpos, que han sido conservados gracias a nuestra tierra salina y seca, que hace milagros, viva Arica, tal como es.

Patricio.

15 de enero de 2013, 11:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así nomás es Patricio, nuestro aburrido pueblucho tiene virtudes y defectos, para mi son muchísimas más las virtudes pero cada cual tiene sus preferencias. Además es sencillo: al que no le gusta se viste y se va, ojala nunca se replete de gente la ciudad como pasó con Iquique y Tacna.

Creo que tiene todas las características para mantenerse como "ciudad piola"

15 de enero de 2013, 11:46

 
Blogger Eva Morano said...

Me gustó la cita! Me la apropio para twitter..

15 de enero de 2013, 12:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Está re buena, apropiada para los tiempos que corren ;D

15 de enero de 2013, 12:20

 
Blogger Marcelo Poblete said...

hola .. a mi en lo personal no me gustaria vivir en arica o en cualquiera ciudad del norte ... demaciado calor para mi jaja me gusta el sur parcialmente nublado estos dias ..

pasando a otro tema .. algunos de los participantes de este templo a revisado www.felicesyforrados.cl lo acabo de descubrir donde tratan de dar ideas para mejorar el sistema de AFP y ofrecen una especie de metodo matematico que mejora la rentabilidad o algo asi ..
saludos de coronel

15 de enero de 2013, 15:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola MArcelo, yo pienso que cualquiera que pretenda tener una "fórmmula matemática" para predecir rentabilidades futuras solo puede ser un estafador. Las mejores fórmulas las tienen los propios departamentos de estudio de las AFP y los corredores de bolsa cuyo mayor interés es obtener altas rentabilidades.

¿Por que aparecen tipos prometiendo eso entonces? Para desplumar a la gente en una especie de trabajo hormiga, es una estafa sicologica bien sencilla: simplemente apuestan a la mejor rentabilidad basados en datos de la historia reciente, lo que podría tener algunos aciertos a corto plazo pero en mediano y largo plazo es una estrategia muy mala porque se van acumulando los costos de transacción.

La estafa (a mi modo de ver es una estafa porque promete algo que nadie puede asegurar, es como si te cobraran por pronosticar el número ganador de la lotería) se basa en varios mecanismos psicologicos conocidos: la gente tiende a exagerar los buenos resultados y minimizar los malos cuando "cree" en algún sistema y rara vez hace un cálculo minucioso de los resultados en mediano o largo plazo.

Hay varias cuentos del mismo tipo que se ponen de moda de tiempo en tiempo ¿recuerdas los economizadores de combustible en base a potentes imanes? Bueno, esa era una estafa muy parecida y durante un par de años estuvo lleno de gente que "se atrevió" a comprar los aparatos y aseguraba que su auto rendía más con los imanes, la gente ve lo que quiere ver.

15 de enero de 2013, 17:19

 
Anonymous vrebolledo said...

este podría ser el himno:

https://www.youtube.com/watch?v=03IQ33XSoOk&feature=youtube_gdata_player

15 de enero de 2013, 17:56

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

jajaj buena Pequeñin, quedó FILETE!

15 de enero de 2013, 18:19

 
Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Hace año, poco más o menos, en la TV vi un reportaje de inmigrantes colombianos. Tomaron el caso de uno que hacia un tiempo trataba infructuosamente de entrar a Chile por Arica. Quiso tratar con burreros peruanos para que lo pasaran a Chile por la frontera boliviana a la altura de Iquique, pero como andaba con un reportero chileno lo sorprendieron y el sujeto entró en problemas. El chileno intercedió frente al funcionario de inmigración y, cosa sorprendente para mí, lo dejaron pasar.

Todo fue filmado, incluyendo el feliz epílogo cuando el colombiano ya se vio en Arica, embelesado admirando sus ordenadas calles y lo atractivo de la ciudad que comparada con la realidad del lado peruano, de verdad hacía un tremendo contraste.

Quizás para otros estándares Arica es fome y aletargada, pero para la latitud en que se encuentra es la perla del sector: atractiva, tranquila y con un paisaje humano muy distinto del que se ve desde Chacalluta al N.

Saltándome varias anécdotas que tengo de esa ciudad, creo que Arica podría encontrar con facilidad el cauce para sus potencialidades si no fuera que en nuestra república ha mutilado a las comunidades reales para auto gobernarse. El mismo mal frena a todas las ciudades, pueblos y poblados de Chile.

15 de enero de 2013, 18:53

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ciro, Benjamín Subercaseaux describió perfectamente la cuidad "si venimos del norte, la ciudad desborda chilenidad. Si venimos del sur nos sabe a tierra extranjera. Pero Arica tiene algo de mito, y los que la visitan nunca saben donde se encuentran en realidad (...) A pesar del trabajo intenso de una zona agrícola y el ajetreo propio de los puertos de tránsito, la gente no parece tener prisa ni estar sometida a graves problemas. Reina una despreocupación general y alegre en esas caras nacidas para sonreir en las partidas, y para amar lo que puede durar una noche. Quizá si su optimismo proviene de la inocencia que comunica la premura y que impide conocer lo que el tiempo deja". Algún día Arica tendrá un gran puerto -su bahía sin vientos se presta para ello, entonces acudirán las gentes, construirán hoteles, demolerán la iglesia de Eifell, los árboles floridos de su plaza serán reemplazados por un prado inglés y la riqueza correrá por los bolsillos, y las lágrimas por las mejillas. Arica será una ciudad como todas las demás" (Chile o una loca geografía, 1940). Dime si no le apuntó medio a medio.

Del autogobierno no confío mucho, las "fuerzas vivas" de la ciudad están formadas por una manganada de ladrones y frescos que dan miedo. Es una idea que me asusta bastante, incluso la elección de los CORES creo que sería nefasta.

15 de enero de 2013, 20:06

 
Blogger Ulschmidt said...

"..si venimos del norte, la ciudad desborda chilenidad. Si venimos del sur nos sabe a tierra extranjera." que interesante observación sobre las graduaciones!.Geografía o geometría analítica. Como escribió - si, yo exageradamente cito a Borges - un texto que mas o menos dice que en la Gran Muralla el Emperador mandó plantar banderas que van del blanco junto al mar al morado junto a las montañas. La variación de color de una bandera a la siguiente es imperceptible al ojo humano y aún quien tomara distancia y observara unos cientos de ellas no diría que son diferentes una de la otra. Hay que recorrer decenas de kilómetros para observar un leve cambio de tinte, pero en ese caso el jinete ya no tendrá a la vista las primeras banderas. Así pues si parte del extremo morado no podrá decir que dejó de ver morado nunca y si parte del extremo blanco, tampoco.

16 de enero de 2013, 12:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es muy buena esa imagen de Borges, bien kafkiana tasmbién, me acuerdo de "la muralla China" de Kafka con una serie de historias fantásticas sobre las proporciones de la muralla.

Entre Arica y Tacna el ojo poco entrenado ve enormes diferencias, pero son la mayoría muy superficiales, lo que hay en realidad -en las cosas importantes- es una progresión de "100 tonos de gris", muy parecido a las banderas que dice Borges.

16 de enero de 2013, 15:51

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas