Tomas Bradanovic

NULLA DIES SINE LINEA. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás.

Con plata baila el mono

viernes, 20 de septiembre de 2013


Aprenda Python en 10 días se llama el curso que estoy casi terminando para subirlo a Udemy. Había pensado hacer una versión de mi blog Python en 3 días, pero cuando empecé a hacer los videos me di cuenta que no era realista, creo que 10 días está bien. Yo aprendí en 3 días pero tenía experiencia en Visual Basic, creo que a partir de cero toma un poco más de tiempo, en fin, veremos como queda.

Hace tiempo escribí sobre si son malos los monopolios, ahora que estoy terminando el curso de microeconomía  me doy cuenta cuan perdidos están muchas personas cuando hablan de esas cosas.

La primera equivocación es pensar que se trata de un juego de suma cero entre productores y consumidores, claro que tienen interses encontrados y es obvio que el productor quiere vender al máximo precio y el consumidor comprar al mínimo, eso lo sabe hasta un niño. Pero solo un niño puede pensar que ese interés de ambas partes por maximizar sus resultados se pueda considerar un abuso.

La gente común tiene el iluso pensamiento que las empresas tienen cierta obligación de sacrificar ganancias por darles a ellos -los consumidores- un nivel de bienestar, a eso le llaman "el rol social del empresario" y es una de las ideas más ingenuas que he conocido, resulta increíble que exista tanta gente lo suficientemente estúpida como para creer algo así.

Especialmente porque todos somos a veces vendedores y otras compradores y si hay algo que jamás transamos es que siempre tratamos de obtener la mejor parte en una transacción. Los políticos, confiados en la estupidez de la gente, les hacen pensar que las empresas son malas porque tratan de maximizar sus ganancias, que abusan de los pobres e indefensos consumidores, que solo tratan de comprar al presio más bajo posible aunque eso signifique pérdida para el vendedor.

Las transacciones solo se materializan cuando ambas partes, comprador y vendedor, piensan que están ganando, es decir cuando hay excedente a los dos lados. Si alguien piensa que está perdiendo en una compra, y sin embargo la hace, entonces es un idiota, no merece ni una consideración.

Pero hay cierta clase de gente -y no son pocos- que se creen con una especie de derecho divino a satisfacer sus necesidades especialmente costillas de los demás, muchos "defensores del consumidor" piensan así. Y exigen, reclaman, se enfurecen cuando saben que una empresa tiene grandes ganancias ¡nos están robando! reclama, sin pensar ni un minuto que nadie está obligado a la fuerza a comprar algo.

¿Y que pasa con los artículos de primera necesidad, los remedios, el pan? Todas las necesidades que a otros le han costado deben pagarse al precio de mercado, no hay ninguna clase de intervención que pueda ofrecer una situación mejor que los precios de mercado libremente acordados. Si alguien tiene cáncer y no puede pagar un carísimo remedio, que es de una sola farmacéutica y le costó billones desarrollar simplemente o se consigue la plata o se muere.

Porque si la empresa invirtió esos billones fue justamente para vender el remedio, no para regalarlo ni darlo a un precio preferencial obligatorio. Supongamos que llega una revolución Cubana, epropia la empresa y reparte todos los remedios gratis ¿que pasará? Simplemente habrán matado a la gallina de los huevos de oro, porque nadie invierte dinero si no tiene esperanza cierta de recuperarlo. Solo miren el país miserable y corrupto en que se convirtió Cuba o Corea del Norte en unas cuantas décadas.

¿Eso quieren? ¿que para que no existan privilegiados, que con dinero pueden comprar salud, todos se mueran enfermos y sin remedios? Esa es la más pura expresión de la envidia y del resentimiento. Una persona con su cabeza sana y limpia sabrá que hay muchas cosas que no puede comprar, algunas pueden ser muy importantes, pero ese no es un problema social sino de si mismo: si quiere comprar y tener cosas primero debe ver modo de ganar dinero.

La envidia del dinero ajeno es la raíz del socialismo, fascismo, comunismo y todas las grandes ideologías colectivistas. Es el piño de ovejas que se enfurece porque algunas pueden tener lo que ellas no, esa idea es la que explotan los políticos con tanto éxito.

Y detrás de esa idea hay otra, más sucia y mediocre todavía, que mide el valor de las personas según cuanto dinero o bienes tienen. Cualquiera de estos que se creen idealistas o buenas personas, no tienen otra cosa que un maldito contador en su cerebro "tanto tienes, tanto vales" no lñes cabe en la cabeza que alguien pobre pueda tener algún valor. Se creen amigos de los pobres, eso dicen, pero los desprecian con toda el alma, aunque hay otros que aborrecen y temen mucho más: a los ricos porque le tienen envidia, que es uno de los sentimientos atávicos más fuertes en el ser humano.

Eso explica -en pocas palabras- por que las ideas colectivistas siempre han sido y serán populares, se basan en instintos naturales muy fuertes como el resentimiento, envidia, ambición de tener algo sin dar nada y que le arrebaten a otros para darle a ellos ¿habrán instintos más poderosos que la egolatría y la ambición? No creo.

9 Comments:

Blogger Maximo said...

En este tema incurres en un error. Los monopolios solo se pueden crear en base a regulaciones estatales, a leyes que favorecen esa condición. Esto no lo digo yo (aunque se de lo que hablo), lo dice el mismo Hayek en sus libros.

Es decir, su tu inventas algo que nadie más hace, y que no se puede reemplazar por nada, eres un monopolio y te haces millonario. Todo esto está bien.

Pero si tú te dedicas a producir o vender algo refugiado en preferencias que otros no tienen, estamos frente a un monopolio creado en base a la corrupción e intereses del Estado y algún particular. Ejemplos: Altos aranceles de importación; practicas anti competencia; patentes restringidas; etc.

Las personas que defienden esto, no me han podido explicar nunca la razón por la que tienen que existir tres cadenas de farmacias coludidas, sería más fácil dejar una sola cadena de farmacias. Siguiendo esa línea de análisis, esta tendría que ser más eficiente, por lo que podríamos fusionar el Jumbo y el Lider; y Paris, Ripley y Falabella (por ejemplo). De hecho, podría existir solo una cadena de cada cosa en el mundo. Esto no es así, es el sistema el que está diseñado así.

21 de septiembre de 2013, 00:28

 
Anonymous Kirill said...

Es la naturaleza de la psicologia humana. Nunca cambia. Mucha gente siempre quiere vivir de la cuenta y de la productividad de lo demas. Y para justificar todo este inventan los "derechos". Convencen los giles que los servicios privados, el labor de otras personas, son en realidad sus derechos. Los politicos lo aprovechan porque es lo mas facil ser elegidos prometiendo los provechos a la gallina. Nunca se dan cuenta que ellos mismos lo pagan y pagan demaciado puesto que el gobierno no puede manejar los asuntos de la economia efectivamente.

En lo que se refiere a los precios, en el mercado libre, los precios se establecen por las reglas de demanda y oferta nada mas. Esto incluye los sueldos (tu sueldo es el precio de tu labor). Si interfiere el gobierno (regulan los precios, mandan el salario minimo etc) este siempre nos lleva a una alza de los precios y escasez de la mercancia y los servicios. O en caso de salario minimo , un gran tasa de desempleo.

Muchos piensen que el vendedor solo puede hacer sus negocios sackando provecho de los compradores. Pero no es asi. El comprador siempre tiene la opcion de no comprar. Aqui se llama votar con su cartera. Un buen ejemplo es lo que paso despues de huracan Katrina en EEUU. Mucha gente necesitaba generadores para producir electricidad pero los almacenes se quedan vacios. Entonces algunos sujetos viajaban unos 600km para comprar generadores en otro estado y los vendian 3 a 5 vecez mas caros en los sitios de destruccion por huracan. El gobierno interferio y prohibio la venta con los precios tan altos. Resultaba que desaparecieron los generadores por completo y nadie podia comprarlos por ningun precio. Sin duda alguna gente se murio por la falta de energia. Es como funcciona la ayuda del gobierno y la interferencia en el mercado. Pero las intenciones eran buenos !

Deje funccionar el mercado libre. Es la unica herramienta economica que responde en la manera adecuada y resulta en los mejores precios con mejores calidades. La desvia nos lleva a DOLOR y miseria.

21 de septiembre de 2013, 00:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Maximo, nos soy muy experto en Hayek pero lo que he leído de e´l dice que muchos monopolios son artificialmente creados por regulaciones del estado, eso es clarisimo (desde el monopolio de ciertas armas hasta monopolios económicos) pero los monopolios en términos económicos (no hablo de política) son simplemente una de las tres posibles estructuras de mercado y pueden existir perfectamente sin ninguna intervención del estado, hay inumerables ejemplos como los monopolios llamados "naturales" porlas grandes inversiones requeridas y la utilidad marginal cercana a cero de replicarla ¿cuanto ganaría una empresa replicando el sistema de alcantarillados u ofreciendo un sistema alternativo?.

Existen muchas estructuras de mercado que naturalmente confluyen en monopolios, en los ochentas (creo) se desregularon las comunicaciones cableadas en USA, desapareció la AT&T y surgieron miles de pequeñas empresas, con el tiempo se volvieron a fusionar y concentrar, porque la estructura del mercado es monopólica, la mayoría de los servicios públicos (transporte de electricidad por ejemplo) y muchos privados como los productos farmacéuticos o las semillas se concentran en muy pocas empresas, tu dirás que están protegidas por patentes pero aún sin patentes serían muy pocas, por el monto de las inversiones y el largo plazo en recuperarlas.

En fin, está lleno de ejemplos, las compañías mineras son pocas y muy grandes, aunque la naturaleza de sus productos (comodities) les hace imposible controlar el precio, sí es que son oligopolios.

Si yo mañana invento un remedio para curar cualquier cancer, podré cobrar lo que quiera, al menos mientras se demoren en copiarlo. En fin, hay muchísimos ejemplos que los monopolios no son una externalidad ni un "efecto negativo" de los mercados, sino simplemente una de las estructuras de mercado que ocurren cuando una empresa es dueña de un producto al que -por ser único proveedor- puede colocar el precio.

Ahora ningún monopolio en el mundo puede colocar el precio que quiera, tiene muchas limitaciones partiendo por la rstricción presupuestaria de los compradores. Simplemente tiene un mayor poder para colocar el precio.

21 de septiembre de 2013, 00:55

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así mismo es Kirill, la gente vota todos los días con su billetera y los tontos creen o tratan que el gobierno obligue a fijar precios y regulaciones sin darse cuenta que cada uno de los precios fijos y regulaciones tiene un costo que los mismos tontos tienen que pagar, de una u otra manera.

Pero está la naturaleza humana, querer tener algo de los demás sin pagarlo, ayudado por papá estado. Y los políticos hacen todo lo que pueden por alimentar esa ilusión porque les da votos, "vote por mi y yo hare que el estado obligue a venderle las cosas más baratas", un completo engaño.

En Chile en los sesentas habían listas de "artículos de primera necesidad" cuyo precio fijaba el estado y los tontos juraban que el pan era más barato porque el precio lo fijaba el gobierno. Cuando se liberaron los precios todos se pusieron histéricos, hasta los políticos de derecha iban a los ministerios a decir que se habían vuelto locos, que si dejaban que los panaderos vendieran el pan "al precio que se les antoje" nadie iba a poder comprar pan.

¡Que imbéciles! es similar a la ignorancia de los que dicen que si el gobierno no castiga la colusión de precios o no persigue a los monopolios "van a cobrar lo que quieren" esa es una completa estupidez.

Al final los precios de mercado a mediano plazo son siempre menores que los precios regulados, incluso con todos los monopolios y colusiones de precios que se les ocurra formar a las empresas.

Los únicos monopolios que pueden poner precios en mediano plazo son los que protege el estado y ni esos pueden cobrar lo que quieran, pero si pueden cobrar lo que les dice el estado, que normalmente es más del precio de mercado, incluso dejando tranquilos a los monopolios privados o naturales.

21 de septiembre de 2013, 01:05

 
Anonymous Claudio said...

Es increíble como en todo el mundo entró con fuerza el concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Si hasta será una norma ISO (26.000 creo).

Si todas las empresas deben cumplir un rol social, entonces muchos ministerios de los gobiernos debieran desaparecer.

En general, encuentro muy estúpido todo esto. Otro concepto más para el diccionario de lo "políticamente correcto".

Ahora las empresas tendrán que declarar más o menos lo siguiente: "Nuestra empresa es socialmente responsable, ecosustentable, respetuosa con el medioambiente, los pueblos originarios y los monumentos nacionales, promoviendo acciones de movilidad social que apunten a obtener un índice de Gini igual a cero". Con semejante slogan debieran quedar todos emocionados. ¡Qué hipocresía más grande!. Me dan náuseas.

21 de septiembre de 2013, 12:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Es en verdad una postura muy hipócrita que viene del auto engaño, de creer que todo es gratis y se puede conseguir cualquier cosa sacándosela a otro con la fuerza de leyes y reglamentos.

La gente tontamente no se da cuenta que cada medida ecologica, sustentable, respetuosa de los pueblos originarios y etc. etc. tiene costos que pagan ellos mismos, incluso los propios pueblos originarios, creen que son cosas gratis y que los malvados empresarios son obligados por el gobierno a pagar de su propio bolsillo, que ilusos.

Si fuesen capaces de darse cuenta de los costos que sin querer están pagando se medirían mucho más en las estupideces que reclaman.

21 de septiembre de 2013, 12:30

 
Blogger Nervio said...

es cosa de escuchar cuantas veces una persona repite la palabra "indigno" para ver

(a) si mide a la gente por lo que tiene
(b) si es envidioso

los sueldos pueden ser bajos o insuficientes, jamas indignos porque mi dignidad no me la quitan ni aunque tenga los bolsillos pelados.

21 de septiembre de 2013, 20:17

 
Blogger EDO said...

A todo esto tomas....¿has vendido alguno de tus cursos online?.....en una de esas te llega platita y empiezas a bailar...jjjaj....

saludos

21 de septiembre de 2013, 22:11

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Nada de NADA, tengo 800 alumnos en los dos cursos gratis, pero el que coloqué a 39 dólares no tiene ni un solo alumno.

Claro que todavía no me lo publican en Udemy, de puro flojo no lo he subido a tareasplus, creo que me da miedo empezar a ganar plata.

Ahora estoy terminando otro que se llama "Aprenda Python en 10 días", lo voy a poner a 19 dólares a ver que pasa. Ya viene, ya viene.

21 de septiembre de 2013, 22:16

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas