Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Feliz 11 de septiembre

jueves, 10 de septiembre de 2015

Hoy, 11 de septiembre celebro muy contento los 42 años de golpe militar que transformó a Chile, sacándolo de la espiral de mediocridad en que estaba atrapado desde 1920. Así como escribí una serie con relatos sobre "La República Socialista de Chile" como llamé al período 1920-1973, uno de estos días me animaré a escribir "La República Pinochetista de Chile", espérense nomás.

El Gobierno Militar -que en poco tiempo se transformó en Gobierno del General Pinochet- realizó una serie de reformas y transformaciones estructurales muy audaces y ambiciosas. Esas reformas hasta el día de hoy hacen llorar sangre a los izquierdistas, que recibieron la paliza aquel 11 de septiembre de 1973. Yo creo que lo que más les duele -mucho más que los abusos de derechos humanos- es el éxito que tuvieron todas esas transformaciones que causaron una derrota duradera a las ideas de izquierda que podemos ver hasta el día de hoy.

Cuando Bachelet y sus tontitos creyeron que habían consegiudo una victoria aplastante en la presidencia y el congreso, que les permitiría pasar la retroexcavadora que "arrancaría desde las bases el modelo neoliberal impuesto por la dictadura" ni se imaginaban la antipatía y desprecio que iban a cosechar. La antigua concertación, astutamente reconoció la derrota haciendo un ejercicio de refinado gatopardismo durante 20 años. En el corazón de la gran mayoría de los chilenos la retroexcavadora fue el símbolo de los chanchos invadiendo el invernadero, aplastando y comiéndose las flores. tal como en el cuento de la inefable Mariana Callejas.

Quiero conmemorar las reformas estructurales, todas revolucionarias, arriesgadas y exitosas, que cambiaron al país, partamos por la:

1.-Libertad de precios y salarios. Hoy parece algo obvio y solo a un chiflado se le ocurriría pedir que el estado vuelva a fijar los precios por decreto, sin embargo en esos años fue la medida más revolucionaria de todas, porque en buena parte del mundo los gobiernos imponían controles de precios. Cuando se decretó la completa libertad, todos pensamos que el gobierno se había vuelto loco y los empresarios se agolpaban en el ministerio de hacienda pidiendo que derogaran esa locura. Bueno, hoy vemos que la libertad de precios es un estandar en todos los países civilizados y prósperos, solo unos pocos bárbaros mantienen controles de precios. Pero Chile fue de los primeros, no lo olviden-

2.-Impuestos bajos y parejos. Partiendo por los aranceles de importación que se unificaron y bajaron a un mínimo, esto no solo nos abrió la puerta a bienes importados, baratos y de mejor calidad, sino que obligó a todo el aparato inductrial chileno a reconvertirse en empresas competitivas, hasta 1973 las industrias chilenas parasitaban de innumerables subsidios y protecciones estatales que habían venido consiguiendo con el pasar de los años. Al principio del Gobierno Militar, el general Pinochet dijo que todos los trabajadores chilenos iban a poder comprar una bicicleta, sosa que a muchos les pareció imposible, pocos años después el automovil era común en la mayoría de los hogares de Chile. Se eliminaron multitud de impuestos específicos y fueron reemplazados por un impuesto al consumo parejo para todo, el IVA. En esto Chile también fue pionero y prácticamente todo el mundo lo siguió con los años.

3.-Prochile. Fue una revolución para la industria chilena, con ejecutivos retirados de la ITT crearon la noción de "marca país" y la hicieron funcionar. Buscaron mercados para industrias emergentes totalmente nuevas como las agroindustrias frutales, salmoneras, industria del vino, etc. Prochile fue el creador del ahora robusto sistema de exportaciones no tradicionales que ha reforzado enormemente la economía chilena y ha mejorado las condiciones e ingresos de trabajadores en todo Chile.

4.-Reforma del sistema de pensiones. Seguramente una de las más geniales y audaces reformas que ha sido copiada en muchos otros países del mundo. Diseñada por José Piñera arregló el inmenso problema de un sistema previsional completamente quebrado, que sacaba a los trabajadores el 20.89% de sus ingresos y terminó fundido cuando el gobierno de Allende se gastó hasta el último centavo de los fondos pagados por los trabajadores. Si quieren ver una comparación técnica entre el sistema antiguo y el nuevo, lean esta nota de Victor Ramió, está muy buena.

5.-Códigos Minero y de Aguas. Diseñados por José Piñera y Hernán Buchi, produjeron una avalancha de inversiones mineras que nos dieron siete años corridos de crecimiento a tasas igual o mayor al 7%, el Código de Aguas por su parte es modelo promovido por el Banco Mundial y muchas agencias de desarrollo, ambos han sido copiados en muchos otros países ¿por qué? solo miren las cifras de cobertura y calidad del suministro de agua potable y servicios sanitarios en Chile, es lejos el más avanzado de toda América Latina y están cerca de los niveles de países de alto desarrollo.

En fin, hay varias más pero creo que estas fueron las vigas maestras sobre las cuales se sustentó la situación que tenemos hoy en Chile,que se puede vissualizar aquí:

No quiero ser odioso, pero igual voy a poner los cinco mayores fracasos de los gobierno que vinieron desspués. También fueron reformas profundas, audaces y cada una de ellas resultó un espantoso y carísimo fracaso, aquí van sin más comentarios

1.-Reforma Procesal Penal
2.-Estatuto Docente
3.-Reformas tributarias (destacando la última, que iban a pagar "los poderosos de siempre")
4.-Reforma al transporte urbano en Santiago (Transantiago)
5.-Reforma educacional (en camino)

Creo que ni hace falta comentarlas. Que tremendo contraste. Yo me alegro mucho por el gobierno de Baahelet, por la retroexcavadora, el senador Girardi y por toda la manga de ladrones e hipócritas que forman la política chilena de izquierda a derecha.

El truinfo más grande del general Pinochet se refleja en el nivel de desprecio, odio y desprestigio que sentimos casi todos los chilenos hacia los "señores políticos". Muchos podrán estar en desacuerdo con el general, pero en ese punto creo que el 90% de los chilenos debe estar de acuerdo: los políticos son la peor basura que existe y su profesión es una cloaca.

Solo me queda, para terminar, desearles un feliz 11 de septiembre a los muchos que admiramos y recordamos con agradecimiento lo que fue el gobierno de los militares. ¡Felíz 11 de septoembre y gracias general Pinochet!

42 Comments:

Anonymous Viva Chile y Pinochet said...

Que habría sido de Chile si Pinochet hubiera gobernado hasta 1997, o mas aún ... hasta 2005 ? Pinochet y su gobierno fue un 'administrador', patron de fundo, para decirlo sin escrúpulos.

En estas latitudes latino americanas, la democracia es el 'bien' de los políticamente correctos, donde el orden político contamina el orden social entrópicamente. Motivo por el cual los políticos ya ven su imagen por los suelos.

Ya es hora de que algún líder se ponga los pantalones (opino que debería ser un lider mediático y carismático, no tan técnico ni de credenciales académicas, más bien tipo Moreira) y defienda el modelo de prosperidad que llevó a Chile donde está. Y que tenga los pantalones de denunciar como el actual gobierno (y el de SP, por cierto) atentan de manera populista contra ese exitoso modelo

10 de septiembre de 2015, 23:43

 
Blogger EDO said...

Yo creo que el mayor exito del pinocho fue haber puesto la gente correcta en los puestos correctos. Te falto mencionar como gran exito la normalizacion del pais pues ibamos derechitos a una guerra civil...ahora muy luego iremos a lo mismo. El problema es que fue una dictablanda no mas y debio haber sido dictadura y haber terminado bien el trabajo...asi parasitos como bachelet y lagos y asociados ni siquiera existirian. Bueno ojala que siga quedando la grande no mas para que muchos empiezen a ver las diferencias entre el gobierno militar y estos gobiernos igualitarios que tenemos...eso.

10 de septiembre de 2015, 23:48

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que fue mucho más un gobierno de estrategia que de buena administración, habían objetivos nacionales claros que se persiguieron contra viento y marea... Y se alcanzaron

11 de septiembre de 2015, 00:02

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que fue mucho más un gobierno de estrategia que de buena administración, habían objetivos nacionales claros que se persiguieron contra viento y marea... Y se alcanzaron

11 de septiembre de 2015, 00:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que fue mucho más un gobierno de estrategia que de buena administración, habían objetivos nacionales claros que se persiguieron contra viento y marea... Y se alcanzaron

11 de septiembre de 2015, 00:03

 
Anonymous Viva Chile y Pinochet said...

Hay que azucararle de alguna manera al populacho bárbaro (los que les compran toda la pomada a los grupos de presión) y no tan bárbaro (apólítico) que la política vale hongo para gobernar... y que el único gobierno que funciona de verdad es la zanahora y el garrote al mando de un país.

De no ser por la presión mediática izquierdista internacional a fines de los 80... hubiera habido menos tentación por soltar facil el poder. Habrían retrasado la putrefacción en 7 a 15 años, insisto...

11 de septiembre de 2015, 00:15

 
Anonymous Anónimo said...

deleitense con el rigor de la corneta, como le gusta al marical daniel lopez

11 de septiembre de 2015, 01:12

 
Blogger Paola Monti Kopp said...

Ay, Tomás... Cuánto me gustaría que un día vinieras a Santiago y te sentaras a conversar un vinito con mi madre. Nosotros vivimos una realidad tan distinta. Mi madre era revolucionaria, pero de esas revolucionarias consecuentes, que persiguen y defienden sus ideales con el corazón. Ella creía, pero la usaron. ¿Te acuerdas del "mayoneso"?, el hijo de puta que movió los hilos? Bueno, mi madre pertenecía a ese círculo que trabajaba para el mayoneso en cuba. ¿Te acuerdas del atentado a Pinochet en el Cajón del Maipo? En ese atentado participó la mayoría de la gente que estuvo vinculada con mi mamá. Recuerdo que en el año 80 y algo, el chico "Lucho" (uno de los "cercanos" de mi madre que conocí) -después de mamarse 5 años de cárcel- salió muy bien acomodado; con plata, auto y casa. En ese tiempo, mi mamá no quería saber nada de ninguno de esos guerrilleros de cartón que consideraba sus "amigos" porque al final de la historia resultó un mal chiste con un asqueroso propósito. Bueno, un día equis, el chico Lucho (guerrillero entrenado en cuba) después de salir de la cárcel, buscó a mi mamá hasta que la encontró. En ese momento nosotros estábamos pasando por un bajón económico grave y apareció este weón con una suculenta oferta. Le ofreció a mi mamá una casona -en el sector alto de la ciudad-, auto y efectivo con la condición de que falsificara documentos -pasaportes específicamente- en el sótano de la casona que sería acondicionado con toda la maquinaria necesaria para tal propósito. Se lo ofreció a ella porque conoce cabalmente el trabajo de imprenta y serigrafía.

11 de septiembre de 2015, 03:03

 
Blogger Paola Monti Kopp said...

Mi mamá lo pensó durante una semana, estábamos muy mal económicamente. Pero durante esa semana no pudo evitar recordar lo que aconteció posterior al golpe militar. Este hecho, a mi madre le cambió radicalmente la vida y su visión. Esa mañana, salió a trabajar como todos los días a la bodega de vinos que pertenecía a uno de sus amigos guerrilleros. Llegó, abrió la bodega y se dispuso a revisar unas listas que tenía que despachar. Antes del mediodía, sintió un estruendo en la puerta de entrada. Luego, quebrazón de botellas y ruido de gente. Allanaron la bodega esa mañana. Mi mamá recuerda que antes del allanamiento recibió una llamada extraña de una conocida preguntando por su "mejor amiga" (la secretaria personal del mayoneso en cuba) y ella le respondió que no había aparecido por la bodega, aún. A ella ya la habían agarrado en la mañana; la bajaron de una micro en un operativo. Al chico Lucho y su pareja los detuvieron en su domicilio, también esa mañana. Los demás, arrancaron. Mi mamá estuvo prisionera casi 24 horas por la CNI. No sabíamos nada de ella; si estaba viva o muerta. Su mayor preocupación éramos nosotras, sus hijas, pues no estaba segura si nos volvería a ver, pero No le tocaron un pelo y recuerda, hasta el día de hoy, las últimas palabras del jefe del operativo: "DAMA, PUEDE RETIRARSE". En ese momento le temblaron las piernas y llegó a la casa, como pudo, después de estar desaparecida casi 24 horas. Nos venían siguiendo desde hace harto tiempo -el servicio de inteligencia era sumamente cuidadoso- y sabían perfectamente a quiénes tenían que agarrar.
Después de pasar todo esto por la memoria, nuevamente, mi mamá mandó a la concha de su madre al chico Lucho y su oferta. Esos pasaportes eran para la manga de terroristas que entraron al país, los que atentaron contra Pinochet en con junto con el FPMR, el 7 de septiembre de 1986 en la cuesta Las Achupallas, camino al Cajón del Maipo. Guerra Civil era lo que querían.

Mi desprecio es total hacia esta gente de pacotilla, sedienta de poder. ¡Ya basta de medias verdades! Mi madre no arrancó como sí lo hicieron estas ratas de alcantarilla. Nos quedamos aquí, apechugando, como los valientes. Y para los que nos quedamos no hubo ningún beneficio ni consideración alguna; no nos regalaron nada ni nos instalaron muy bien acomodados en algún país. Para nosotras, sus hijas, no hubo universidad gratis, ni salud, ni nada. Pero sí hay algo de lo que puedo jactarme hoy, con el corazón henchido de orgullo y la frente en alto; tengo una madre ÍNTEGRA que no se vendió por una cochina chaucha.

11 de septiembre de 2015, 03:03

 
Anonymous Anónimo said...

Muchas gracias y feliz 11 de septiembre para usted también. Y a celebrar como corresponde, con un cartoné o un buen tinto. Salud.

11 de septiembre de 2015, 08:47

 
Blogger Jose Cornejo said...

Tomas, En casa celebramos el 11 cantando el himno completo (con la estrofa que le pica el culo a los zurdocarroñas)

"Nuestros hombres, valientes soldados / que habeis sido de Chile el Sosten
Vuestros pechos lo llevan grabado / lo sabrán nuestros hijos tambien.
Sean ellos el grito de muerte / que lancemos marchando a lidiar
que lancemos marchando a lidiar
y sonando en la boca del fuerte / haga siempre al tirano temblar
y sonando en la boca del fuerte / haga siempre al tirano temblar"

la primera linea de esta estrofa, es una gran verdad, pues a lo largo de nuestra historia, han sido los militares quienes han sentado las bases de nuestro país, precisamente arreglando los cagazos que se mandan los políticos. No sé si será por su formación, pero como que tienen ese "toque" para aplicar las estrategias y llevarlas a cabo.

Feliz 11 de septiembre libertario!

11 de septiembre de 2015, 09:19

 
Anonymous Wilson said...

Chile nacio parado.
Si en lugar de un modelo de libertad los milicos hubiesen seguido el"desarrollismo",ya sea cepaliano, o hacia adentro o cualquier otro sabor intervencionista, estariamos aun con costureras arreglando ropa o zapateros poniendo media zuela, al menos seriamos mas flacos ;-)
Una serie de circunstancias azarosas confluyeron, solo espero que la buena estrella se mantenga en la proxima vuelta, cuando sea que se produzca...
No sera tan pesado como para repetir mi mantra.

11 de septiembre de 2015, 09:32

 
Blogger Gonzalo Montefinale said...

Feliz 11 de Septiembre !!!

11 de septiembre de 2015, 10:21

 
Blogger Pablo said...

Es realmente impresionante el radical cambio que significó el 11 de septiembre en Chile. El país giró 180 grados gracias a Pinochet y Merino (los principales responsables del éxito), y miles de otros chilenos comprometidos. El lavado de cerebros ahora ha sido exitoso y el gobierno transformador es despreciado, pero estoy seguro que los datos objetivos, como as transformaciones innovadoras, radicales y exitosas que nombra Tomas (y hay más, como la reforma del.sistema de salud, la carretera austral, Etc,) van a ser más fuertes que el odio, y esos 17 años de prosperidad van a estar en el lugar de la historia que se merece.
Esta noche haré lo que seguramente mi papa y mis tíos hicieron hace 42 años: tomar un buen whisky a la salud de la Junta.

11 de septiembre de 2015, 10:41

 
Blogger Pablo said...

Es realmente impresionante el radical cambio que significó el 11 de septiembre en Chile. El país giró 180 grados gracias a Pinochet y Merino (los principales responsables del éxito), y miles de otros chilenos comprometidos. El lavado de cerebros ahora ha sido exitoso y el gobierno transformador es despreciado, pero estoy seguro que los datos objetivos, como as transformaciones innovadoras, radicales y exitosas que nombra Tomas (y hay más, como la reforma del.sistema de salud, la carretera austral, Etc,) van a ser más fuertes que el odio, y esos 17 años de prosperidad van a estar en el lugar de la historia que se merece.
Esta noche haré lo que seguramente mi papa y mis tíos hicieron hace 42 años: tomar un buen whisky a la salud de la Junta.

11 de septiembre de 2015, 10:41

 
Anonymous Anónimo said...

si viva pinochet y sus cambios reformadores en chile!! que importa que haya muerto personas, se los merecian...no hay mal que por bien no venga...o era alrevez!! viva chile y si hay que matar gente de pueblo ignorante, hay que ahcerlo, mejor hagamos una limpieza etnica total mientras la economía sea la mejor y la educacion sirva para mantener a los borrejos en la neblina, no importa a cuanta personas hay que matar y violar (ironia)

11 de septiembre de 2015, 11:05

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Paola, yo vi con mis propios ojos casos parecidos o peores, soplonaje desacarado entre gente del MIR, traiciones de toda clase, los buenos murieron todos, los que quedaron fue la escoria, algunos de esos los tenemos hoy día en el gobierno de Bachelet. Me hiciste acordar de "el Gutemberg" mirista que imprimía los panfletos durante los militares (un trabajo arriesgadíssimo en esa época) desde que llegó la democracia los más vivos aprovecharon de colocarse en el gobierno, inventando que fueron torturados y que "luchaban en primera fila contra la dictadura", hoy al Gute -que sigue trabajando de gásfiter y no tiene donde caerse muerto- ni siquiera lo saludan en la calle. Hubo una descomposición muy grande en buena parte de la izquierda, especialmente los que entraron a la política en los 90s.

Para que hablar de los exiliados que volvieron haciéndose pasar por héroes y contando mentiras, solo para subirse al carro del poder. Muchos se arrancaron por miedo y otros porque vieron la oportunidad de salir a vivir en un país desarrollado sin gastar ni uno. Yo tengo hartos amigos exiliados que hicieron su nueva vida afuera y nada que decir contra ellos, pero los que volvieron a Chile con el cuento de la política son la basura más grande. Hoy ostentan altos cargos y son los culpables en gran medida de la mala imagen de los políticos en Chile, ladrones e hipócritas como pocos.

En fin, así nomás es la cosa, que hacer.

11 de septiembre de 2015, 11:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Anónimo, José, Wilson, Gonzalo, Pablo, 100% de acordeón, especislmente en que tuvimos mucha suerte con Pinochet y Merino, hubo una visión estratégica y objetivos nacionales bien claros que se mantuvieron contra viento y marea. Suerte que fueron buenos objetivos: hacer el país más libre y mucho más próspero que en las deécadas pasadas,se cumplió en una buena proporción. Como dice Pablo fue un cambio de paradigma que parecía imposible por el camino que iba Chile. Yo pienso que no fue casualidad, es cosa que está en la manera de ser de los chilenos, en el ADN, pese a lo que digan mocosos y pelmazos todos tenemos más o menos la misma visión de país que tuvieron los militares en esos años: un país con amplias libertades y próspero. Sin libertades políticas eso si, porque equivalían a dar libertad para robar.

Hoy tenemos el ejemplo de Venezuela, Cuba, Bolivia y Ecuador ¿a que chileno le gustaría vivir en un país así? , a ninguno con dos dedos de frente. Bueno, ese era el proyecto país de la Unidad Popular y es el sueño húmedo de un grupito minúsculo de chiflados que llegaron a la moneda con Michelle Bachelet, por eso están como están.

11 de septiembre de 2015, 11:33

 
Blogger Jose Cornejo said...

Un brindis con un sabroso moonshine, a la salud de la junta!
salúd!

11 de septiembre de 2015, 14:23

 
Blogger pavezwellmann said...

Hola Tomas, hoy nos tomaremos un buen Gato Negro por el "dia del pico" y por la salida del "bigote blanco" de La Moneda.
A don Chicho se le habia acabado la plata, por lo cual se le quebraron todas las lealtades de los "compañeros", y si bien se preveia un golpe (el "Tacnazo" habia sido un aviso) practicamente tomo a todo el gobierno de la UP de sorpresa. No se sabia si se iban a pagar los sueldos a los funcionarios del estado, menos a los militares. Eso puede explicar porqué no se tuvo la menor sospecha del golpe ese mismo dia, ya que buena parte de los "compañeros" que eran autoridades fueron a trabajar y fueron pillados de inmediato. Es notable que se consiguiera una coordinacion casi perfecta de las Fuerzas Armadas y de las lineas del mando a lo largo del pais, ya que en la historia no habian sido precisamente muy unidas en estos casos (1891 y 1931), y entre los uniformados habian muchos comprometidos con la Unidad Popular; hacia poco se habia cambiado el comando del Ejercito (de Prats a Pinochet) y varios generales habian formado parte del gobierno de Allende como ministros.

Hoy los politicos se han cuidado de mantener al estado bien gordo y de alli el festin de reparto de bonos y subsidios, los politicos han mantenido muy bien pagadas a las Fuerzas Armadas y les aseguran una jubilacion muy jugosa a traves de la Capredena.

11 de septiembre de 2015, 14:24

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Losmilitares siempre han sido determinantes en la política chilena, lo bueno es que nunca hemos tenido a un típico gorila sino más bien caudillos que han entrado a arreglar cuando el país está en crisis o vacíos de poder. No recuerdo ni un solo presidente militar que haya tratado de eternizarse en el poder y siempre han visto su intervención como una "transición": O´higgins renunció cuando vió que perdía apoyo, Bulnes participó en elecciones y se fue tranquilo para la casa después de terminar su mandat, igual Prieto y otros. Para el "Ruido de Sables" de 1920 los militares, guaripoleados por Ibañez, nunca usaron prácticas gorilas.

Las dos grandes revoluciones políticas del país (en la historia moderna) fueron la República Socialista y los gobiernos que siguieron hasta Allende y el gobierno del General Pinochet, en ambasfue decisiva la partici`pación de las FFAA y ninguna de las dos fue de corte gorila, aunque la primera fue un gran fracaso y la segunda un éxito.

En los vacíos de poder en Chile siempre han aparecido y aparecerán los militares, para bien a veces, otras para mal.Si el general Pinochet le hubiesepasado el poder a los políticos en 1973 se habría repetido el ciclo de la Repúlica Socialista de los 20s. Tuvimos mucha suerte y el general tuvo una visión estratégica excelente.

11 de septiembre de 2015, 14:57

 
Anonymous Anónimo said...

En la época de Pinochet los peruanos andaban contento porque los chilenos iban muriendo poco a poco: y cómo muchos pocos hacen bastante, feliz. Yo creo que el fin no justifica los medios pero que critiquen que hayan muerto 3,000 chilenos es cuestión de Uds, en Perú los senderistas asesinaron 60,000 peruanos. Conclusión tenemos un país fragmentado.

11 de septiembre de 2015, 15:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Si, en Perú lo de Sendero (PCP) y Tupac Amaru fue terrible. La unidad nacional ha sido siempre un gran problema en el Perú por su diversidad geográfica, cultural y demográfica. Es por lo menos tres países en uno.

11 de septiembre de 2015, 16:22

 
Blogger Carla Vanessa said...

Yo no creo que un país necesite una dictadura con miles de muertos a cuestas para llevar a una exitosa reforma estructura como la de Chile con Pinochet. Tampoco creo que se trate de izquierda contra derecha. Sino, lo mismo podríamos decir por acá de Fujimori, antes de él el Perú era un caos y ahora nuestra posición es diferente y para mejor. Tanto el chino rata como Pinochet amasaron cuantiosas fortunas, ambos, con sustanciales diferencias, tienen muertos a cuestas, miles de millones invertidos en sobornos y muchos actos de corrupción. No, no veo mucho que celebrar y tampoco creo en eso de que el fin justifique los medios. Finalmente, aún si los gobernantes hubiesen sido buenos, yo no creo en eso de que tengamos que agradecerles. Es su obligación hacer bien su trabajo, una vez que se sientan en el sillón de mando, elegidos o no.

11 de septiembre de 2015, 16:32

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Carla,
En mi opinión tienes varias ideas equivocadas en un solo párrafo. La principal es plantear esto como un asunto de costos y beneficios: los que murieron en Chile en los setentas no fue el "costo" de las reformas ni mucho menos, son dos cosas que ocurrieron en paralelo y no tienen relación entre si. De hecho los que crearon e implementaron las reformas no tuvieron relación con los que cometieron abusos, nunca se ha mostrado algo de eso.

Eso de que no tenemos que agradecer a los buenos gobernantes porque "es su obligación" es otro error del porte de un buque que desconoce la realidad de la política, los que tienen el poder no tienen mayores obligaciones que las que ellos mismos y el entornoles imponen. En la escuela cuando chicos nos llenan la cabeza con esas fábulas de que los gobernantes deben ser hombres buenos, honestos, etc. etc. ese es un cuento de hadas para domesticar a las masas, los gobernantes son como cualquiera de nosotros con virtudes y defectos, los gobiernos ofrecen enormes oportunidades de corromperse y de arruinar un país, cosa que la mayoría de los presidentes hacen. Por eso hay que agradecer -y mucho- esas MUY RARAS ocasiones cuando llega un presidente que cambia la dirección y el destino del país para mejor.

No hay nada peor que las clases de "educación cívica" que meten toda esa fantasía y propaganda en la cabeza de la gente, eso explica buena parte del comportamiento irracional de los que votan.


11 de septiembre de 2015, 16:42

 
Anonymous Renzo G. said...

Mi familia apoyó firmemente el golpe y lo pasó bastante mal con la UP. Mi padre participó en los dos paros de camioneros contra Allende, incluso le escribieron amenazas de muerte cerca de su casa. Siempre he aplaudido las reformas radicales que impulsó el gobierno militar y que dieron un giro de 180 grados al país.

Dicho todo lo anterior, no comparto para nada el culto a la personalidad de Pinochet que a veces raya en la irracionalidad. Recuerdo cuando murió el 2006 una chiflada Pinochetista con un bate de beisbol rompiendo los vidrios de unas oficinas, protestando no recuerdo bien por qué. A ese nivel de estupidez puede llegar el culto por la personalidad de quien sea. A Pinochet le reconozco que tuvo buena visión estratégica y supo rodearse y asesorarse por gente inteligente y capaz, como De Castro, Cauas, Jaime Guzmán, José Piñera, etc. Pero las ideas detrás no eran ideas suyas, no se le ocurrieron a él. De hecho si no hubiera sido por la buena asesoría vaya uno a saber qué habría hecho. Por eso me quedo con las buenas ideas que había detrás de las transformaciones y le aplaudo al hombre que haya sabido asesorarse bien y colocar a la gente indicada en el lugar indicado y en el momento indicado. Pero el culto a la personalidad, a la basura nomás.

Y lo del supuesto triunfo, no sé realmente de quien es el triunfo. Supuestamente el 90% del país aborrece a los políticos y los considera escoria pero ese mismo 90% les financia su vida de príncipes y parte de ese mismo 90% los reelige una y otra vez. Parece que el triunfo es de los políticos. Si yo fuera uno de ellos me mataría de la risa viendo como supuestamente me aborrecen pero me siguen reeligiendo y financiando para vivir como príncipe. Al final el triunfo es de ellos.

11 de septiembre de 2015, 17:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Esa es la diferencia entre táctica y estrategia. Los políticos siempre han sido muy hábiles en conseguir victorias tácticas pero con cero visión estratégica. Claro que se mueren de la risa y piensan que el truinfo es de ellos, pero mira a Rossi o Tombolini, muchos vienen en la lista de espera. A mi me tocó ver a los políticos sin tener que comer durante los militares haciendo pololitos, veo muchos hoy en la calle, los que me saludan es porque están cesantes, cuando estaban en buenos trabajos en el gobierno de Piñera cuando me veían de lejos se cambiaban de esquina ¡no les fuera a pedir un trabajo! hoy cruzan la calle para saludarme.

La política es como el tráfico de drogas, un negocio rentable pero muy volátil donde unos pocos se apernan por buen tiempo y la mayoría andan muertos de hambre cuando no los reeligen o no los escogen para algún puesto. Por algo nunca me ha entusiasmado la política, si pensara que vale la pena yo estaría feliz robando con ellos.

11 de septiembre de 2015, 17:50

 
Anonymous Renzo G. said...

El problema de los políticos es que se engolosinan y terminan masticando más de lo que pueden tragar. Si no se engolosinaran tanto aprovecharían de robar por tiempo limitado y rentabilizar al máximo y luego se retirarían. Pero no. "El hambre baja comiendo" decía sabiamente mi difunto abuelo. Por eso terminan masticando más de lo que pueden tragar.

Y respecto a la antipatía hacia Bachelet y la NM y sus reformas desvariadas, yo que tú sería más cauto en la lectura del rechazo. Si te fijas bien hay un discurso que se ha puesto en boga, incluso entre adherentes "de derecha", y es que "Las reformas han sido mal implementadas". Si te fijas bien lo que se está rechazando no es la idea detrás de las reformas sino que la mala implementación. Es como si dijeran "Las ideas detrás de las reformas son buenas pero la implementación ha sido mala". Si el rechazo fuera a las ideas que hay detrás te creo, pero si el rechazo es hacia "la mala implementación" no hay mucho que celebrar. Las malas ideas van a seguir dando vueltas mientras el populacho crea que puede aparecer un iluminado para "implementar bien las reformas".

11 de septiembre de 2015, 18:04

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Mira, a mi los discursos y las interpretaciones que se hacen en los círculos políticos me valen un huevo, todas las multiplico por -1 porque es seguro que son inventadas para justificar algo real que es exactamente lo contrario. Es una especie de onanismo político. Yo opino solamente como huelo la cosa en base a lo que veo y lo que he vivido, las explicaciones políticas creo que ni hay que escucharlas, son puras racionalizaciones.

11 de septiembre de 2015, 18:16

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Obvio que puedo estar 100% equivocado, pero como criterio para analizar algo nunca me fijo en lo que "se dice" porque la realidad invariablemente es todo lo contrario a lo que se dice. Claro que nadie sabe que puede resultar del agregado de todas las opiniones delos que van a ir a votar, pero yo tengo esa impresión por simple tufómetro. Es como mi idea que el dólar sube y que China se cae, son cosas que nadie puede afirmar con seguridad y no hay explicaciones ni métodos racionales para pronosticar.

11 de septiembre de 2015, 18:18

 
Anonymous Renzo G. said...

Quien sabe. Lo que yo si creo es que las votaciones son parte del problema y no parte de la solución, también por simple tufómetro, igual que tú. Al fin y al cabo es gracias a las votaciones que las cosas están como están hoy en día. Eso de esperar que aparezca el mesías a arreglar el entuerto es como jugar a la ruleta. Si el mesías no aparece, cagaste.

11 de septiembre de 2015, 18:24

 
Blogger Carla Vanessa said...

Para mí la cosa es sencilla y no me la enseñaron en educación cívica ni nada: Si alguien se sienta en la silla presidencial es porque desea encargarse y conducir los destinos de un país, desea hacer este trabajo. La presidencia es como un puesto de trabajo, prestas un servicio y a cambio obtienes una ganancia. Al firmar el contrato estás obligado a hacer bien tu trabajo, para eso se te contrata. Eso mismo pasa con un presidente o un ministro, están obligados a hacer bien su trabajo porque está allí sentado manejando los recursos que nosotros le damos a través de nuestros impuestos. Nosotros financiamos su sueldo el de todos quienes trabajen con él conduciendo un gobierno y todo el aparato que van a manejar. Si el presidente hace bien su chamba, nos beneficiamos todos. Eso de que llaga un mesías a transformar un país y luego que nosotros tengamos que vivir rindiéndole pleitesías, como aquí sucede con Fujimori me parece completamente fuera de foco. No veo que sea tu caso respecto a Pinochet, pero igual hago mención pues esto existe en Chile una polarización entre quienes lo "aman" como aquí con el chino, y entre quienes lo odian.

Ahora honestamente, respecto a que los crímenes y demás en la era Pinochet eran hechos que ocurrieron en paralelo me suena igualito a los que dicen por aquí que todo el aparato de crímenes que manejó Vladimiro Montesinos iba en paralelo con Fujimori y que este último no sabía nada. Lo veo, lo leo como una característica intrínseca a todas las dictaduras y gobiernos de facto. Y de hecho, si pasara realmente que una cosa no tuviese que ver con la otra, ocurriría como ocurre en toda empresa que un jefe, director o gerente dirige: él sería políticamente responsable aunque no supiera o no tomara parte, pues su actuación deficiente permitió que todo ese aparato de hechos negativos existiera. Tanto Fujimori como Pinochet tuvieron suficientes años como para saberlo y hacer algo al respecto.

Ahora, también ocurre que muchos gobernantes creen que las verdaderas reformas ocurrirán una vez que se saquen del camino a todo lo que creen las entorpecen, creen que ese es el ideal de un "buen gobierno". Así, se sacan del camino a la burocracia, sindicatos, políticos tradicionales, oposición y un largo etcétera; pero esa visión al final y siempre termina saliéndose de control y se convierte en excesos. Esto sumado a la "borrachera del poder" del que la mayoría se infesta, no hace más que convertirlos en lo que son: dictadores autócratas.

Yo no creo en la política como se presenta ahora porque lo que es ahora no es más que una pampa en donde se hace negocio, por eso, hace décadas mi voto es nulo. AL menos en este país, la política está más enviciada que nunca y yo ya no me trago el cuento de ninguno.

11 de septiembre de 2015, 19:14

 
Blogger Maximo said...

Si, el problema de la izquierda es el exito del Gobierno Militar. Los DD.HH. son solo la forma de desprestigiarlo y de paso ganar un billetito que nunca cae mal al bolsillo.

Feliz "11" a TODO EL MUNDO.

Y los 17 anos fueron pocos.

11 de septiembre de 2015, 19:27

 
Blogger e said...

Pinocho, con sus 17 años , fue igual de mediocre que la concertacion con sus 20 años.

Con esa cantidad de tiempo, debiesemos ser un pais desarrollado hace rato.

Pinocho sin congreso, con poder absoluto, por falta de méritos, transitó entre la cagada , la prosperidad, la super-super cagada, y el repunte, en períodos consecutivos

La pobreza llegó al 40%, la extrema pobreza al 20%. ¿Es para quebrarse.?

En su epoca, para que recuerden, todo llegaba atrasado. Me acuerdo que llegó el 90 e inmediatamente estabamos en la órbita internacional.

Quizas eran mas honrados que los que estan ahora eso, sí. Pero pa que estamos con cosas , milicos en todas las altas dependencias del estado, como que no funca.

Pero quebrarse porque el pais esta mejor que con Allende, es como quebrarse que en Fútbol la selección de Australia es mejor que la selección de Tonga; o sea Allende no lo pudo haber hecho peor.

Los concerta, un esfuerzo de hacer bien las cosas con Aylwin, luego completamente corrompidos. Vamos concentrando todo entre 3 grupos economicos, llegando a un punto climax con Lagos, que ha sido lejos, el peor pdte de Chile desde que volvió la democracia (la Bachelet se salva nada mas por la instauracion del Auge).

Así que nada que celebrar el 11/09.

Pd: COMO PONEN COMO GRAN OBRA, LA INSTAURACION DE LAS AFPS.

SI LES PREGUNTAS A LA GENTE QUE PREFIERE, SEGUIR EN AFP, O AL ANTIGUO DE LA INP, POR "GOLEADA" TODOS PREFIEREN EL SISTEMA ANTIGUO

12 de septiembre de 2015, 00:50

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que refuerzá el argumento de Renzo que mientas hayan elecciones estamos fritos, porque el electorado es muy tonto, básico, ignorante y sobre todo están convencidos que son unos pequeños Einstei por la seguridad con que repiten sus lugares comunes.

Yo soy más optimista, creó que la gente puede educarse, desarrollar pensamiento crítico e ir más allá de lo superficial. Toma su tiempo BBN pero creo que vamos avanzando, en fin, las elecciones que vienen dirán si fue Enzo o yo quien tenía razón

12 de septiembre de 2015, 01:18

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo que refuerzá el argumento de Renzo que mientas hayan elecciones estamos fritos, porque el electorado es muy tonto, básico, ignorante y sobre todo están convencidos que son unos pequeños Einstei por la seguridad con que repiten sus lugares comunes.

Yo soy más optimista, creó que la gente puede educarse, desarrollar pensamiento crítico e ir más allá de lo superficial. Toma su tiempo BBN pero creo que vamos avanzando, en fin, las elecciones que vienen dirán si fue Enzo o yo quien tenía razón

12 de septiembre de 2015, 01:29

 
Blogger Ulschmidt said...

Carla Vanessa tiene razón: no hace falta una dictadura para hacer un giro a la derecha. De hecho, aquí, los militares siguieron aferrados a esquemas nacionalistas - como un montón de empresas del estado - y el gran giro neo-liberal lo hizo Menem, un peronista que subió con un discurso populista y luego hizo todo lo contrario. Y lo volvieron a votar, porque les gustó el resultado.
Además la nostalgia de la solución mediante el hombre fuerte con un poder discrecional es paralizante, porque no ocurrirá nunca más - o ocurriría en un marco involutivo nada deseable.
Un tipo de derecha moderado, politiquero, que haga las concesiones populistas que haya que hacer, es lo posible y real. Piñera, por caso, que en una de esas vuelve a ser el Presidente allá.

12 de septiembre de 2015, 08:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Bueno Ulschmidt, las opiniones políticas uno las puede formar sobre bases morales -es decir lo que uno considera deseable- o sobre bases observadas, viendo como ha sido la historia y suponiendo cierta regularidad. En la escuela desde chiquititos nuestra sociedad latina nos inculca la historia sobre bases morales, que es lo que lleva a que lospaíses y los votantes se equivoquen una y otra vez.

A mi que me gusta la historia, especialmente la historia de Chile, creo que tenemos patrones que si bien no se repiten exactamente tienen bastante regularidad. Chile ha tenido períodos de unos 10 a 20 años de prosperidad y tranquilidad alternados con otros parecidos de pobreza y desorden social. Durante Bulnes, Prieto y Manuel Montt Chile tuvo liderazgo económico y progreso social mientras la mayoría de América Latina se convulsionaba en anarquía.

Luego tuvimos gobiernos liberales de Errazuriz, Anibal Pinto, Santa María y Balmaceda, que fueron como la "derecha moderada" que mencionas (parecidos a los actuales partidos políticos en Chile) que ganaron la Guerra del Pacífico y terminaron con una guerra civil que debe haber sido la más sangrienta de nuestras guerras. Después vino la "República Oligarquica" más de 10 años de una derecha impersonal y mediocre con gobiernos tranquilos pero sin prosperidad. En fin, la política en Chile siempre ha sido muy regular alternando entre gobiernos de orden (bastante antidemocráticos) y la pandilla democrática, al menos en lo formal.

El gobierno del general Pinochet fue una vuelta al gobierno portaliano en casi todo, fue seguido por un refrito de los antiguos liberales y este gobierno de Bachelet se parece bastante en algunas cosas al de Balmaceda. más que nada en la debilidad de la figura del presidente. Yo creo que tenemos una regularidad histórica desde nuestra independencia.

Ahora que va a pasar en detalle no lo sabe nadie, pero las tendencias grandes en Chile son esas y probablemente los ciclos van a seguir igual porque tienen que ver con nuestra manera de ser y con la memoria histórica. Yo que Piñera no me postularía ni muerto, tiene muy mal pronóstico de salir presidente, en mi opinión.

12 de septiembre de 2015, 10:13

 
Blogger Luis Brito said...

Yo fui de izquierda hasta ver la obra de la Democracia el robo sistematico y la mediocridad en vez de la meritocracia

13 de septiembre de 2015, 10:10

 
Blogger Luis Brito said...

Yo fui de izquierda hasta ver la obra de la Democracia el robo sistematico y la mediocridad en vez de la meritocracia

13 de septiembre de 2015, 10:11

 
Anonymous er lusho said...

no se tomás, yo prefiero democracias malas a dictaduras perfectas..

slds

13 de septiembre de 2015, 22:22

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

"La sociedad puede ejecutar, y ejecuta, sus propios decretos; y si dicta malos decretos, en vez de buenos, o si los dicta a propósito de cosas en las que no debería mezclarse, ejerce una tiranía social más formidable que muchas de las opresiones políticas, ya que si bien, de ordinario, no tiene a su servicio penas tan graves, deja menos medios para escapar a ella, pues penetra mucho más en los detalles de la vida y llega a encadenar el alma.”

(John Stuart Mill, Sobre la Libertad)

13 de septiembre de 2015, 23:11

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas